Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 23 Dñ AGOSTO D E 1906. PAG. 11. E D I C i O N 1. POSTALES EUROPEAS UERRA AL SOMBRERO... IVI VA LA MANTILLA. Este es el clamor general que hace tiempo se extiende y se oye por todas partes en París. Así gritan escritores, artistas, sabios y burgueses. Y ya no es sólo el gran Teófilo Gautier quien canta las gracias y los encantos de la clásica mantilla española. Ya no es él sólo en asegurar que íes preciso que una mujer sea más fea que los siete pecados capitales para no parecer bella bajo las blondas de tina mantilla de Barcelona ó de un vaporoso velo de Murcia A la opinión de Teófilo Gautier se une hoy la de otro notable escritor francés: la de Jean Frollo. Oid su admiración, su entusiasmo y las recomendaciones que hace á las mujeres parisienses en favor de nuestra prenda nacional. ¿Podéis imaginaros algo más gracioso y adorno más estético que una mantilla? pregunta á las parisienses el popular escritor. De mí puedo deciros que encuentro ideal ese modo de adornar con encajes vuestras cabelleras morenas ó rubias. Jos rostros bonitos, los ojos, cuyo fuego aviva ó extingue según los deja aparecer caprichosamente ó los oculta... Mas no creáis que son esos solos sus encantos. ¡La mantilla... ¿Que esas líneas son imperfectas? ¿Que su misión es la de rodear un rostro algo atormentado, ó la de cubrir una cabellera avara... No importa; la mantilla es discreta y sabe cumplir su papel; que con razón se ha comparado al del antifaz de nuestras abuelas... ¡Engañadora mantilla que no dejas ver más que aquello que conviene á tus designios dejar descubierto... Digan lo que quieran los detractores de la mantilla, yo no encuentro nada tan lindo como un bouquet de mujeres elegantes, cubriendo sus rubias cabecitas con una mantilla. ¿Quién no recuerda con deleite aquellas galas de Trianon, de las que fíferon desterrados los sombreros... ¿Quién no recuerda el efecto delicioso que producían aquellos encajes fijados con gusto sobre los bucles de tanta hermosa cabellera? Yo he visto en Roma pasar por las altivas galerías del Vaticano un grupo de damas admitidas á una audiencia papal; todas iban vestidas de negro, con mantillas y sin un solo diamante, y os juro que el efecto era digno de un utadro, único, incomparable. En España ha recibido la mantilla el homenaje más grandioso que jamás pudo pensarse. La Reina Victoria la paseó triunfalmente sobre su linda cabeza rubia, y todo un pueblo, entuliasmado, aclamó calurosamente ese gesto, que significó para él, más que todos jos actos de las (Cancillerías, la naturalización completa. ¿Pero la protección de una Soberana será suficiente para persuadirá nuestras recalcitrantes coquetas, las que jamás quieren rendirse á (a evidencia... Y Jean Frollo espera que las reinas de la moda parisiense tomarán pronto la audaz ini ¿iativa, inspirándose en el ejemplo real. ¡Esa lera Ja victorial. exclama lleno de entusiasta convicción. Y, en efecto, sus palabras han tenido eco, u voz ha sido oída, y ya no es él solo, son muchos Jos que le siguen en esa campaña conxra el odioso y tiránico sombrero, contra esos monumentos de plumas y flores que, además de ser ridículos, son antiestéticos, feos é incómodos. Jean Frollo cree también que los días del sombrero están contados, y en un momento de mal humor exclama: Nohay que hacerlegracia. Las que lo defienden no tienen piedad de nosotros. La aparición de la mantilla se impone. Este es el momento, el instante, como dicen los financieros, de- destruir al terrible adversa- rio. iQué mujer no pretenderá ser más bella que lo que es? Pues ahí tenéis la receta, lectoras mías. ¡La mantilla os embellecerá! El guante, como veis, está arrojado. ¿A quién la primer mantilla... ¡Yo conozco alguna que si se decidiera... F. MORA I a enfermedad de Trepoff. Parts, 22, 10 m. Un telegrama recibí do de San Petersburgo dice que el general Trepoff padece una angina de pecho y se encuentra moribundo. Los médicos han perdido j a todas las esperanzas. iAiaje en proyecto. ¿Otra vez Witte? París, 22, 11 m. Dicen de San Petersburgo que la familia imperial irá en un crucero á las costas de Finlandia. La noticia ha sido acogida con incredulidad. Vuelve á hablarse de Witte como candidato seguro á la presidencia del Consejo de ministros. H L ATENTADO DE LA CALLE MAYOR POR TELÉGRAFO Valladolid, 22, y n. A raiz del atentado de la calle Mayor se dictó, por uno de los Juzgados de esta capital, auto de procesamiento contra un viajante catalán, al que se acusaba de haber hecho la apología de Morral en el café de Lenzo, ante buen número de personas. Hoy se ha celebrado la vista de la causa, siendo el resultado altamente satisfactorio para el viajante. El fiscal, que en su escrito pedía para aquél la pena de dos años de prisión, retiró la acusación al terminar la prueba, por haber sido en todo favorable al procesado. Todos los testigos, incluso el jefe de los municipales que le detuvo, declararon no haber oído las palabras que se atribuían al presunto apologista de Morral. EL MUN 1 CJPJO MADRILEÑO F 7 n la sesión que celebrará eí Ayttnta miento es de esperar que Jos concejales que votaron en pro del acuerdo ya famoso á favor de las vaquerías malsanas, aprovechen la oportunidad para dar al pueblo de Madrid, justamente sorprendido, explicación amplíe y terminante de los móviles que guiaron su extraña conducta. Ya lo hemos dicho días pasados: demasiadas sombras creadas por Ja maledicencia obscurecen el cargo concejil, cada vez- más penoso de ejercer en lucha con el prejuicio calumniosa para que errores tan grandes, torpezas tan insignes vengan á robustecer el apartamiento de la estima pública de toda iniciativa que proceda del Municipio. Sobre el Ayuntamiento de Madrid flotan. desde hacejmuchos años jirones de indecisas brumas, que jamás lograron disipar completamente ni la honradez acrisolada, ni el celo prestigioso de tanto alcalde y de tanto conceja! digno de loa y de respeto como por aquella corporación han pasado. Acaso haya en la lentitud del expedienteo, en los arranques de la premiosa organización de sus sermcios y en otras causas internas, que no son del caso, motivo bastante para justificar la desconfianza, los temores ó la indiferencia con que los madrileños contemplamos la gestión municipal; pero con motivo ó sin motivo 1 fenómeno es cierto y evidente. El asunto de las vaquerías no es un caso aislado en la historia de los errores cometidos en la Casa deja Villa. La negligencia y el olvido tienen allí suntuosa morada, y es ingente des uciar tales huéspedes de un edificio que habría de ser modelo de saneamiento. Es de suponer, por lo que se refiere i las 53 vaquerías en cuestión, que no habrá ya nadie tan osado que entorpezca el cumpiim: enío del informe técnico. Es de creer asimismo qus la suspensión del acuerdo se trocará en rápida orden de clausura inmediata, urgentísima con arreglo á la ley, evitando así nutv? s complacencias que pudieran prolongar un peligro y un oprobio para la salud pública. Es de pensar, en fin que gracias al clamoree de la opinión, no prospere, por esta vez, abuso tan manifiesto; pero eso no basta. Como somos de una raza que por efecto de una impresión momentánea que excité nuestros nervios, en un instante seríamos capaces de las mayores energías y de las más ejemplares justicias, á cambio de olvidar Juego frivolamente el agravio recibido, nuestros furores y Ja más santa indignación sentida, debemos huir con igual tino de la exageración y de la falta de memoria, persistiendo con serenidad! y cen mesura vigorosa en el intento de cuanto contribuya á modificar el ambiente de la C sa de 1 Villa Y por lo que á A B C toca, deslaramos nuestro propósito de continuar atentos la pista de este y otros asuntos análogos qae puedan surgir, porque creemos que solo así. non per- EL DÍA DE HOY CULTOS. Santos de hoy: Santos Felipe Benicio, Zaqueo, Teonás, Víctor, Flaviano y Sidonio, obispos y confesores; Restituto, Donato, Valeriano, Quiríaco, obispo; Máximo, presbítero; Claudio, Asterio, Neón, Timoteo, Apolinar, Minervo, EJeázaro, Bernardo y Lupo ó Lope, mártires, y santas Fructuosa, Donvina y Teófila, martires. La misa y oficio divino son de San Felice Benicio, con rito doble y color blanco. Se gana el jubileo de las Cuarenta Horas en la iglesia de la V. O. T. de Servirás. Visita de Ja Corte de María: Nuestra Señora de Ja Soledad, en San Isidro, en San Marcos, en la capilla de la Paloma y en Jas Caiatravas. TIEMPO PROBABLE: Caluroso. Verano hasta el ai de Septiembre que empieza el otoño. La temperatura en Madrid en las últimas veinticuatro horas, ha sido: Máxima, 36, a grados. Mínima, 16,8. Duración deJ día: i3 horas 3o minutos. ¿ANARQUISTAS DETENIDOS? I OR TELÉGRAFO I ondres, 4 t. La censura ha dejado sin curso el siguiente telegrama dirigido á la agencia Fabra: Londres, 22. El periódico T (eynolds asegura que durante las regatas de Cowes fueron detenidos dos anarquistas que habían proyectado lanzar bombas contra los Reyes Alfonso XIII, Eduardo Vil y la reina Alejandra. DE RUSIA POR TELÉGRAFO allazgo de cadáveres. San Petersburgo, 22, 9 m. En los jardines de! palacio de Peterhof han sido encontrados dos cadáveres. Uno de ellos era de una bellísima joven, vestida con suma elegancia, y sobre él se encontró una tarjeta que decía: Ana Ribakoff. Daré la vida por la libertad de mi país. El otro cadáver parecía ser, por sus vestídos, de un estudiante de la Universidad. Registradas las ropas, se encontraron en ellas un oficio del comité revolucionario ordenando la muerte del general Trepoff, y un revólver de siete tiros con tres cápsulas descargadas y tres intactas. H