Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 23 DE AGOSTO DE tao 6. PAG. 5. EDICIÓN 3. Seguir disparando, agitaron los pañuelos blancos, y al poco rato, viendo que no había nadie, salieron de detrás de las vigas para conducir á uno de sus compañeros herido. Llámase éste Ramón Vuela, y estaba dentro de un urinario cuando los disparos; el proyectil de uno de los cuales, atravesando la pared del urinario, le hirió en el vientre. Este herido está gravísimo. Cuando se enteró de estos sucesos el gobernador militar, que había ido á la estación para esperar al ministro de Marina, dispuso que una compañía de Infantería recorriera la calle de San Francisco para despejarla de huelguistas, y que con el mismo objeto fuese al puente de San Antón un escuadrón de Caballería. numerosísimo grupo de Jiueiguistas bajó del monte dispuesto á paralizar ¡os trabajos en los Altos Hornos. Se han enviado fuerzas del Ejército y de la Guardia civil para impedir que los alborotadores consigan sus propósitos. En el dique de Euscalduna están paralizados todos los trabajos. Ein los barrios altos la alarma es grandísima, pues á cada momento se repiten las colisiones entre los huelguistas y la fuerza pública. Casi todos los comercios tienen cerradas sus puertas, ante el temor de que ocurran desagradables sucesos. I legada del mi. iistro de Marina. A las once y media llegó el ministro de Marina. Le recibieron las autoridades, y en seguida celebraron una reunión en vista de la situación creada por los huelguistas. El Sr. Alvarado celebró una conferencia por teléfono con el ministro de la Gobernación, á Quien dio cuenta de lo que ocurría. p l estada de guerra. Los reunidos acordaron declarar el estado de guerra. El gobernador militar, Sr. Valenzuela, cumplimentó el acuerdo en seguida. Se ha suspendido la corrida de toros y otras fiestas. Tp i gobernadr sincerándose. Bilbao, 22, 8 n. Haolando con los periodistas el gobernador, Sr. Francia, ha procurado demostrar la poca ó ninguna responsabilidad que del presente conflicto oueda alcanzarle. Dijo que cuando él se posesionó del Gobierno, la cuestión estaba ya planteada y se abstuvo de intervenir en ella porque los obreros se entendían con el Sr. Aznar, el cual, por su doble calidad de propietario de minas y presidente de la Diputación, tenía autoridad y suficiencia sobradas para buscar una solución satisfactoria y justa. Después, viendo la actitua intransigente de los patronos y de los obreros, el Sr. Francia dice que previo las desagradables consecuencias que iba á tener el conflicto y así lo comunicó al ministro de la Gobernación hace buen número de días. El Sr. Francia na celebrado hoy una larga conferencia con el gobernador militar, señor Valenzuela, quedando de acuerdo acerca de Jas medidas que conviene adoptar para impedir en lo posible las coacciones y los disturbios. á los detenidos. Pretendiendo libertar conducidos á la cárcel Esta tarde eran varios huelguistas, y un grupo de obreros en actitud hostil se acercó á los detenidos pretendiendo ponerlos en libertad. Los guardias que conducían a ios presos amartillaron sos fusiles, y esto bastó para que los alborotadores se alejasen, no sin arrojar algunas piedras contra la fuerza pública H uelguistas pacíficos. se repiten con Aunque las coacciones bastante frecuencia, son muchos los obreros que recomiendan el empleo de procedimientos pacíficos y dan ejemplo, limitándose á aconsejar á los operarios que trabajan que secunden el paro, si gustan hacerlo voluntariamente. La actitud de estos obreros está siendo objeto de grandes elogios, pues tiende á contrarrestar la peligrosa propaganda y el lamentable ejemplo que vienen dando los partidarios de los procedimientos de violencia. T entativa frustrada. Un grupo de huelguistas intentó en las primeras horas de esta tarde cortar las tuberías que conducen el agua potable á Baracaide. Tan pronto como las autoridades tuvieron noticias del hecho, enviaron tropas y éstas dispersaron á los huelguistas, quedando luego allí para evitar otra nueva intentona. C uspensión de las regatas. El presidente del Sporting Club ha resuelto suspender definitivamente las regatas que debían verificarse el día 24 del actual. La noticia de la suspensión será comunicada á D Alfonso tan pronto como desembarque en San Sebastián. Ahora se considera como seguro que los Reyes no realizarán su anunciada visita á Bilbao, pues uno de los principales objetivos de la misma, era el de asistir á la fiesta náutica, que acaba de suspenderse. isitas de coirisiones. Bilbao. i 3 3 n. Ha visitado al gobernador militar una comisión de la Plaza de Toros para preguntarle si podría celebrarse la corrida anunciada para hoy. El Sr. Valenzuela dijo que volviesen por la mañana y en vista A e aspecto que hubiera tomado la huelga, decidiría lo que procediera. Otra comisión del Círculo minero le visito también para manifestarle su adhesión á todas las medidas que se adopten para reprimir los desórdenes, En la misma forma se expresóLotra representación de la Cámara de Comercio, que además, rogó al gobernador que dispusiera lo que juzgue necesario para garantizar la libertad del trabajo. f as fuerzas del Ejército. Encuéntranse en Bilbao con motivo de los actuales sucesos: En las calles había fuerzas 3 e Infantería convenientemente distribuidas para reprimir en el acto cualquier desorden que se intentara reproducir, A San Sebastián. El ministro de Marina ha manifestado que en vista de que ya no viene el Rey y de que la presencia de nuestros buques de guerra en estas aguas no es necesaria, la escuadra zarpará hoy para San Sebastián. Lo probable es que vaya en uno de Jos bar eos el ministro. p l estado de guerra. El Sr. Alvarado ha manifestado que A acuerdo de declarar el estado de sitio era cosa resuelta por las autoridades de Bilbao antes de qu: él llegara, y sólo por consideración que le quisieron guardar consultándole acerca del asunto, se aplazó unas horas la proclamación de la ley marcial. precauciones del alcalde. El alcalde, temeroso de desafueros que pudieran cometer los huelguistas, ordenó que fueran retiradas las bombillas de la iluminación del Arenal. f as fiestas. Renace la tranquilidad, como lo prueba el hecho de que anoche haya habido gran animación en las calles y en el paseo, donde dio un concierto la banda municipal. Los teatros también han estado llenos, notándose la presencia de muchas señoras. La Comisión de festejos del Ayuntamiento se reunió ayer tarde para tratar del aplazamiento de las fiestas. Probablemente, si no ocurre nada anormal, se reanudarán el domingo, celebrándose en días consecutivos el Coso blanco en la Gran Vía, el festival infantil, el concurso hípico y las regatas en el Abra. Pasado mañana volverá á reunirse la Comisión mencionada para tomar acuerdos en fir- me, si, como se espera, la situación se ha normalizado. R umores graves. un Dicen que p 1 pánico. Con motivo de los sucesos de ayer mañana, muchos forasteros han regresado precipitadamente á su procedencia. Al tren de Santander hubo que añadirle cuatro vagones. Han marchado también bastantes personas en automóvil; pero todo esto influye poco en la animación, pues como dejo dicho, ésta ha sid muy grande anoche en todas partes. 1 mpresiones de última hora. Mi impresión, fundada en datos ciertos, es que la huelga es un fracaso, pues la mayor parte de los obreros son opuestos á que continúe. Solamente hay unos cuantos que excitan y amenazan á los demás. He hablado del asunto del día con un importante minero, y al preguntarle si los patronos cederían de su actitud, me dijo que accederían á que se reanudase el trabajo si los obreros lo pedían á los patronos respectivos. Los patronos, por de pronto, consideran á sus obreros como despedidos, y ayer tarde estuvieron pagándoles los jornales. El mismo minero á quien aludo me ha dicho que muchos de los obreros de su mina le han escrito rogándole que influya cerca de su; compañeros para lograr el término déla huelgav Hay que tener en cuenta que por la clase de operaciones que hay que realizar ahora en las minas, y por la baja de los cambios, los patronos no ganan lo que antes, ni mucho menos; no les importaría cerrar las minas, y como esta lo saben los obreros, comprenden que no es la presente la mejor ocasión para insistir en 1? huelga. Un batallón de San Marcial, que ha venido de Burgos. Otro de Guipúzcoa, procedente de Vitoria; Otro de Andalucía, llegado de Calahorra; Otro de Cuenca, que vino de Vitoria; 1 Otro de La Lealtad, de Logroño; Otro de Careliano, que está en Baracaldo; Dos baterías del segundo regimiento de Montaña, procedente de Vitoria; Un escuadrón de dragones, de Vitoria, y Otro de Lanceros de España, que ha ido á Algorta. I a escuadra. A la una de la tarde llegó, procedente del Ferrol, la escuadra de Instrucción, compuesta del Cardenal Cisneros, el Extremadura y el J io de la Plata. Viene á las órdenes del contralmirante Matta. El ministro de Marina proponíase visitarlo; pero como la conferencia que celebró con Madrid á las cuatro de la tarde fue muy extensa, y cuando terminó el tiempo estaba amenazador, aplazó la visita para hoy por la mañana, enviando á bordo el oportuno aviso. D o r la tarde. La población ha estado ayer tarde en calma relativamente. Sólo de las minas llegaCarecimiento de dos obreros. ron rumores alarmantes, pero no fue posible j Bilbao, 23, 4 m. Han fallecido los obr comprobarlos ros Manuel Rodríguez y Lorenzo Calleja, he-