Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VESTIDO DE ALPACA 7 0 SA, guarnecido de btesesy pliegues pespunteados. B! u say vuelillos de linón bordado. Como el traje es sencillo, la se la presta el corte, que debe ser irreproghable, resultando de ese modo un vestido sumamente práctico. También puede confeccionarse con alpaca de un tono más obscuro. pieza. Otra razón esencialísima es que si así no se hace, seguramente) a fetidez del aliento se hará notar en seguida. Cuando este defecto reconoce por causa una enfermedad, hay que compadecer al infeliz que lo padece. Pero si el aliento huele, y no á ámbar, á consecuencia de abandono y desidia, no debe compadecerse á los pacientes, pues el desaseo es culpa imperdonable. Para ser limpios y practicar la higiene, no se necesitan caudales ni estudios preparatorios: agua y constancia son los elementos principales de tan útilísima costumbre. Los helados son altamente perjudiciales para la dentadura, y más aún si se toman inmediatamente después de haber comido ó bebido algo muy caliente; y también los ácidos alcohólicos, el exceso de especias, el abuso de dulces y azúcar y la perniciosa costumbre de limpiarse dientes y muelas con agujas ó alfileres ó mascar por un solo lado. Por la mañana, al levantarse, se debe enjuagar muy bien la boca con agua tibia en invierno y fresca en verano, para limpiarla del moco bucal segregado durante el sueño, y cuya acumulación, junto con las sales déla saliva, hace que se forme eJ sarro ó tártaro. Además de enjuagarse la boca por la mañana y después de cada comida, conviene limpiarse diariamente la dentadura ccn un cepillo mojado en una disolución de clorato de potasa, á la cual se la pueden añadir unas gotas de esencia de menta; si las encías no pueden resistir el cepillo, tonifíqueselas, pasándolas cor frecuencia una esponjita impregnada en una mezcla á partes iguales de las tintura! de menta y ratania. ELEGJJNTE TOILETTE PAJtAVJSJTJl, de seda flexible, xerde mtrlo, adornada con arabescos ejecutados cor trencillas de sedo de un tono andlo go. Lascarterasdi las mangas y elca nesúdelcueiposor de guipure. Esta toilette modelo de elegancia, puede ser utilizada también como traje de paseo ó calle. La lengua puede limpiarse con un cuchillo de marfil ó simplemente con na ballena de las que usan las señoras en los cuerpos de los vestidos; después de limpia, se le pasa un paño muy fino, y luego se enjuaga la boca. Ya saben mis bellas lectoras á cuan poca costa pueden conservar la boca en perfecto estado; yo no aconsejo que se usen más polvos ni pastas dentífricas que lo que ya dejo apuntado; pero faltaría á mis costumbres de benevolencia si dejase de proporcionarlas otras recetas que tengo por beleficíosas. Contra laflojedady palidez de las encías. -Tintura ae pelitre, 18 gramos; tintura de guayaco, cuatro gramos; tintura de mirra, cuatro gramos; tintura tebaica, cuatro gramos; tintura de amapola, en cantidad suficiente. Mézclese y enjuagúese por mañana y tarde. En muchas ocasiones, al llegar á la edad media de la vida, las encías se reblandecen, y sin enfermedad aparente, expulsan los dientes; contra esta gingivitis expulsiva es muy bueno el tocar las encías una vez al día con un pincel mojado en tintura de iodo ó en la siguiente mezcla: Tintura de iodo, cinco gramos; éter nítrico, 10 giamos; alumbre, cinco gramos. Grietas de los labios. -Una parte de ácido bórico en 24 de glicerina; siete partes de lanolina anhidra y 70 paites de vaselina; aplicarlo sobre tos labios al acostarse. Polvos dentífricos. -Magnesia calcinada, 15 gramos; sulfato de quina en polvo, o,5o gramos; esencia de menta, tres gotas. Mézclese. fc uxir antiséptico. -Agua destilada de hinojo, cien gramos; tintura de guayaco, i3 gramos; tintura de mirra, cinco gramos; clorato de potasa, dos gramos. Mézclese DR. BENÉVOLO