Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 21 D E AGOSTO D E too 6. PAG. 6. EDICIÓN i. se ponga enfrente de! crítico y furioso le acometa. Pero se equivoca el pobre autor que escribe una piezs potque le ha salido mala en vez de saürle buena, pues la cosa, por lo fácil no es difícil que suceda, y entonces no hay quien le salve ni quien salga á su defensa, porque el respetable público, que no perdona al que yerra, pone al autor como un trapo su trabajo pisotea, da en un instante con todas sus ilusiones en tierra siendo un milagro de! cíelo que no pida su cabeza jY qué hace e! autor del crimen ante la protesta aquellas ¡Callarse, porque es al único que no le valen protestas! MANUEL SOR ANO MOTA GRÁFICA DALLA LÁCTEA ANVERSO E L PÚBLICO. ¡Tuera, fueral Esta leche es muy mala! NUESTROS GRABADOS p i e s t a de periodistas. Como ya saben nuestros lectores, e! SJP bado último se celebró en ei restauran? de! monte Ulía, en San Sebastián, un banquete ofrecido por nuestro director como manifestación de afecto y confraternidad al ilustre pe riodista argentino D Ecequiel P Psz, ditec tor de La Prensa, de Buenos Aires. De aquella fiesta, que describen con frases de elogio, que agradecemos, los diarios donostiarras, publicamos hoy dos fotografías. I f n incendio en Yecla. El hermoso edificio destinado á convento y colegio de los Escolapios en Ytxta, ha sido en gran parte pasto de las llamas, seguí? nos comunicó el telégrafo. Los esfuerzos del vecindario, que acudió desde los primeros momentos á trabajar en la extinción del fuego, no fueron poderosos á evitar que quedara totalmente destruida la parte superior del edificio. REVERSO Los SEÑORES DEL MARGEN. ¡Pues 4 nosotros nos parece muy buena! y olvidando que el artista tiene, por ley de la fuerza. que someterse á los juicios de la crítica severa, que sí le pega unas veces, otras, en cambio, lo eleva, retó al atrevido crítico, quien con suma diligencia al punto acudió al terreno donde. estas cosas se arreglan. Se le ocurre á un periodista dirigirle cuatro frescas á cualquier hombre político de los que ahora nos gobiernan ó afirmar que los canarios, que el general alimenta, á fin de que le distraigan y sus ocios entretengan, ó en vez de cantar, berrean; pues el fiscal le denuncia y luego el juez le procesa, y tras una larga serie de viajes á las Salesas, donde se malgasta el tiempo y se pierde ¡a paciencia, me lo zampan en la cárcel como un criminal cualquiera. ¿Qué más? Yo cené una noche en un café, ¡cara cena! -y por si dije que el vino era ó no de Valdepeñas, y hablé mal de la merluza que, por lo rancia y añeja, tenía muchos más años que la cuesta de la Vega, la emprendió conmigo e! amo, me puso de vuelta y media, é hizo venir á los guardias, los cuates, á viva fuerza, me llevaron detenido sin escuchar mis protestas... De todo esto se deduce y se saca en consecuencia que ni al descuidado sastre que cortó mal una prenda, ni al cómico, bueno ó malo, que hace mal una comedia, ni al político que nunca consiguió hacer cosa buena, ni al fondista desahogado que da la merluza vieja cobrándola como joven, ni á nadie, sea quien sea, se puede poner reparo, sin que, tomándolo á ofensa p l Kaiser y el rey de Inglaterra. Gran resonancia ha tenido la entrevista que acaban de celebrar Eduardo Vil y el Kaiser, á quien aquél fue á visitar, lino de nuestros grabados de hoy representa á ambos Soberanos cuando se dirigían en automóvil á Fiedrichschoff. I a catástrofe de Valparaíso. De la tremenda catástrofe de la ciudad chilena se ha de hablar mucho todavía. Lo d e j fectuoso de las comunicaciones telegráfica; ha impedido que se conozcan exactamente los pormenores del desastre, reprise de! de San Fran- cisco de California. Continuando nuestra mi formación gráfica insertamos hoy la vista de uno de los más risueños barrios de la ciudad antes del terremoto. p! fusilamiento de Torrijos. En la obra estrenada anoche en e! Gran Teatro, y de ¡a cual hablamos en el lugar correspondiente, figura una reproducción en cuadro plástico del famoso lienzo de Gisbert, E! fusilamiento de Torrijos. Publicamos hoy una fotografía del cuadro plástico de referencia, que es el final de la obra p i Dr. Behring. Por separado publicamos una informa ción referente al ilustre sabio alemán y al tras cendentalísimo descubrimiento que acaba de hacer público, para b en de la Humanidad.