Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 20 DE AGOSTO f E 1906. PAG. 4. EDICIÓN 1 Lo de las vaquerías l acuerdo del Ayuntamiento, adoptado por mayoría de votos, para que continúen abiertas cincuenta y tres vaquerías que un dictamen técnico firmado por el Dr. Chicote, por el arquitecto Sr. Urioste y por e) Dr. Reboles, médico de la Beneficencia, declara fuera de la ley, desprovistas de condiciones higiénicas y amenaza para la salud pública, entraña Verdadera gravedad. No somos ni seremos nunca sospechosos de tultivar las campañas violentas de Prensa tan expuesta á errores de consecuencias irremediables cuando llegan á formar un estado de opinión. Pero precisamente porque procuramos en todo trance y ocasión poner la mayor sinceridad en los puntos de la pluma para servir los intereses del público, venimos obligatíos en este caso á poner en nuestras advertencias un vigor y una precisión absolutas. El acuerdo adoptado por el Ayuntamiento para que continúen abiertas esas vaquerías, condenadas á desaparecer por un dictamen técnico formulado con todo género de fundamentos científicos, no puede prosperar. Es función que compete al gobernador de a provincia la de suspenderlo ó revocarlo, y no se nos oculta la seguridad de que apenas advertido el Sr. Alba de la enormidad del caso, cumpla con su deber, salvando así la salud pública de este malaventurado pueblo de Madrid de tan gran peligro. No es eso lo que nos inquieta, penetrados como estamos de que el gobernador civil de la provincia no ha menester excitaciones para el cumplimiento de tan elemental proceder. Lo que en estos momentos, en que por las columnas de la Prensa periódica de todos los matices corre á diario el análisis de las pésimas condiciones en que vivimos, de la mala condición de los alimentos, del agua, de la leche, del suelo y del subsuelo de Madrid, en estos momentos en que el ministro de Gracia y Justicia ha creído necesario excitar en una circular el celo fiscal contra Ja adulteración y falsificaciones alimenticias, no se concibe, tanta es su gravedad, que haya habido concejales que en el Ayuntamiento de Madrid, posponiendo los intereses que les están confiados á una equivocación de concepto ó á un error de criterio, hayan votado contra un dictamen pericial que delataba como atentatorias para la salud pública esas 53 vaquerías. Demasiadas sombras, creadas por la maledicencia, obscurecen el cargo concejil, cada vez más penoso de ejercer en lucha con el prejuicio caiumnioso, para que errores tan grandes, torpezas tan insignes como ese voto y ese acuerdo vengan á robustecer el apartamiento de la estima pública para toda iniciativa que proceda del Municipio. A nadie como á los concejales que han votado ese acuerdo interesa aclararlo, justificarlo, si fuera posible, con amplias, diáfanas explicaciones que puedan devolverles la confianza que en ellos depositó e) pueblo de Madrid, en suspenso ahora mientras no se sepa por qué han sido capaces de autorizar que sigan abiertas esas cincuenta y tres vaquerías que un dictamen facultativo condenaba á desaparecer en nombre de la salud pública amenazada. E La noticia ha producido aquí ma! efecto, aunque todo el mundo reconoce que se trata de un hecho aislado, sin otra importancia que la que pueda darle la incultura que revela. CRÓNICA TELEFÓNICA C A N SEBASTIÁN, DÍA 9, A L A S E N -616 PALABRAS Ante todo debo hacer DE RUSIA POR TELÉGRAFO I os anarquistas. San Petersburgo, 19, la m. Los telegramas últimamente recibidos de Odessa dicen que allí continúan los desórdenes, siendo los encargados de sostenerlos los anarquistas, que arrojan bombas y cometen todo género de atropellos para mantener el imperio del terror. POLÍTICA RECREATIVA Ya marchó á Cauterets el señor ministro de Hacienda... Durante los días de su forzoso mutis, los queridos compañeros encargados de la información política, tendrán un número menos en el programa de sus diarias distracciones. La palabra elocuente y sugestiva del Sr. Navarro Reverter solía llenar todos los días una hora, hora y cuarto, á veces hora y media, del terrible veraneo periodístico, disipando el tedio profesional, hijo legítimo de! tedmm vita... Muy amable y muy ameno, D Juan servía á los chicos de la Prensa de ayuda y de consuelo en sus tareas. Mas, el Sr. Navarro Reverter necesitaba tomar unas aguas, como casi todos los españoles que han sido ministros, y ha emprendido ya su i idispensable viaje. Celebraré que vuelva pronto y que se encuentre con a cabal salud que yo para mí deseo. Celebraré, asimismo, que su viaje no tenga otro tropiezo que ese ligerísimo retraso de que ayer hablaban los periódicos. El señor ministro de Hacienda tuvo que retroceder hasta Yillalba y cambiar de vía, á causa del descarrilamiento de un tren de mercancías en la estación de Gómeznarro. No pudo pasar por Avila de los Caballeros, y se vio forzado á pasar por Segovia para continuar su marcha. Y este cambio de vía, este retroceso, retrasó, naturalmente, su viaje y retrasó también su conferencia con el Sr. Gullón para el consabido cambio de impresiones Este suceso no tiene ninguna importancia, al parecer... Un descarrilamiento, una detención, un cambio de vía, un retroceso... ¿No es todo esto natural en los viajes. Pero el cronista que, como yo, presuma de sutil, está obligado á ver en los hechos insignificantes un símbolo perfecto, ó, cuando menos, una saludable advertencia para lo porvenir. Hay un misterioso poder, una fuerza extraña á lo humano, que hermana las ideas con los hechos, según observaba Paolo Giraldíni en su Maraviglioso possttivo... Y esta fuerza, este poder, se han manifestado una vez más en el suceso que motiva estas cortas líneas... ¿No tiene en el telar el Sr. Navarro Reverter entre otros proyectos, el de la transformación del impuesto de Consumos... ¿No se sospecha que la reforma se retrasará algún tiempo todavía y que no será tal como se había pensado en un principio... He aquí, pues, un admirable proyecto que iba en el expreso, que ha tenido que cambiar de vía, precisamente por el atasco de las mercancías que interrumpen la circulación, y que sigue su marcha con el retraso consiguiente. Y aquí es donde ve el cronista la saludable advertencia para lo porvenir, el símbolo perfecto que ha traído á su memoria la sagaz observación de Paolo Giraldini, el olvidado pensador italiano, á cuya memoria debemos dedierr un recuerdo con tan plausible motivo... -Gil U N SÍMBOLO Un tren apedreado POR TELÉGRAFO ueva York 19, 7 m. Un telegrama que acaba de recibirse en ésta dice- que el tren que conducía á M r Root y á su séquito filé apedreado por los huelguistas de Buenos Aires, en las inmediaciones de aquella capital. Algunas piedras penetraron en el interior de los coches, hiriendo á varias personas, entre las cuales figura el ministro de Agricultura. N tor, la gratitud de A B C á los periódicos de la localidad La Voz de Guipúzcoa, El Pueblo Tasco, El Correo de Guipúzcoa, La T egión Vasca, La Constancia, La Ultima Horay El Diario Mercantil, que al dar cuenta de la fiesta celebrada anoche en honor del director de La Prensa, de Buenos Aires, fiesta en que nos honraron con su presencia, le dedican expresivas frases de afecto. El día, como de toros, ha sido animadísimo. Sobre la mucha gente que aquí veranea, ha traído buen contingente el cartel de ¡os Miuras. Hl tiempo se ha mantenido entre clara y entre yema. Entre la gente nueva que por aquí he visto, figuran el general Polavieja y el simpático cofrade Paco Barber. He visto también á ¡as bellas y en Madrid populares Amalia Molina y Julita Fons. Ha habido gente para todo: para la corrid de toros, para el partido de pelota y para el monte Ulía, donde se ha inaugurado un nuevo y divertido juego: el de los conejos. La cuestión es jugar, y esta vez no se trata de máquinas en miniatura, sino de conejos de carne y hueso. Trátase de un juego de apuestas mutuas, en el que determinan la ganancia los conejos que, puestos en línea, dentro de un determinado espacio, entran los primeros en las madrigueras numeradas, en favor de las cuales han apostado los jugadores. La diversión, según los que han asistido á ella, es de Jas más amenas. Es probable que Antonio Casero la dedique un romance de los de su género. La fiesta taurina ha tenido público, mucho más del que podía esperarse, teniendo en cuenta que hoy empezaban las corridas de Bilbao; pero la presencia de Fuentes, Jllgabeño y Montes ha llenado la Plaza. Fuentes ha dado gran prueba de su aprecio á este pueblo, pues herido y todo en un pie y casi cojeando ha matado dos toros y ha lidiado en cuatro, por cierto con mucha fortuna. Bien le ha correspondido la Plaza, aplaudiéndole en la muerte de sus dos toros y haciéndole una cariñosa despedida cuando se retiró del redondel, después de arrastrado ei cuarto Miura. Montes, dando buenos pases, incluso de rodillas, á su primer toro; no tuvo igual suerte en la estocada que le dio, censurada por los buenos aficionados, aunque agradó mucho á la gente forastera, especialmente á la francesa; para la cual, matar pronto á un toro, aunque sea por la persuasión, es un gran mérito. Mientras Fuentes estuvo en el ruedo, ía corrida marchó muy bien. Luego fue necesario el consabido pon pon para alegrar la Plaza, porque los últimos toros alargaban mucho la gaita y el pánico se alargaba también. La corrida no ha sido como la del día i 5 ni mucho menos. Como que de éstas entran pocas en libra! La animación ha continuado esta noche. En el parque de Alderdi Eder se han quemado fuegos artificiales. La música ha tocado un obligado de cornetín, que ha habido que repetir en medio de atronadores aplausos; después tocó una página de música descriptiva, una cacería con diana coreada y simulacro de jaurías de perros y tiros, y el pueblo ha coreado hasta las jaurías. Finalmente, Jos iziganes han ejecutado obras de su repertorio, dando intervención al público, que también las ha corzado. En suma, el concierto de la noc n e ha sido una prolongación del popuiar pon pon de! a tarde. AEAILC 5 aquí, en nombre de nuestro direc-