Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CONCURSOS DE FOTOGRAFÍAS Y DE ESPIGAS EN TOLEDO D. CARLOS V 1 LLALBA PRIMER PREMIO Fot. Garóes. D. CASIANO ALGUACIL, PRIMER PREMIO Y MEDALLA DE HONOR Fot. E. Rodríguez. D. CONSTANTINO GARCES, CORRESPONSAL DE A B C. PRIMER PREMIO Fot. Villalba. LA BOCA FEMENINA Trunca en dulzor podrá ser comparado con la boca de Filis... J- V, ÍVVj- f ASPECJ O- LA EXPOSICiON QUE SE CELEBRA EN EL PARANINFO DEL INSTITUTO Fot. C. Alguacil. T To afirmo que sea precisamente de Hornero la cita que antecede; pero convengamos en que desde los tiempos más remotos hasta nuestros días, una cantidad fabulosa de escritores han cantado en prosa y verso la du zura de los labios femeninos. Recordemos que la boca ha sido llamada rel trono del beso y otra porción de lindezas, y quizá haya sido la inspiradora de las mayores pasiones y de las más sublimes tonterías que los hombres han cometido en todas las épocas, aunque no las hayan exteriorizado siempre en estrofas más ó menos inspiradas. Vanitas vanitatum el omnia vanitas. ¡Oh, inestabilidad de las cosas humanaSi ¡Oh, ciencia! ¡Pícara ciencia que, descubriendo ó tratando de descubrir la verdad de la? cosas, te complaces en destruir una á una las ilusiones de la vida! Hace unas semanas, el periódico francés L Eclair publicó la siguiente noticia: Los americanos invitaron al renombrado profesor alemán Milles para que en el curso que acaba de terminar ocupase una cátedra en la Universidad Wesley del Connecticut, y entre las lecciones verdaderamente notables y originales que ha explicado, se cuenta la siguiente: El veneno de la mujer. Dicho veneno, dijo muy serio, existe, no figurado, sino rea! Y gravemente aseguró haber examinado la boca de las mujeres más bellas de Alemania, Francia é Inglaterra y haber hallado que mojando una flecha en la saliva de cualquiera de ellas, mata de manera más fulminante que las flechas de que se sirven ciertos pueblos primitivos, emponzoñadas en el veneno de las serpientes. Hasta aquí la noticia de L Ectair, el cua añadía, como comentario, que el catedrático alemán había obtenido un éxito colosal. Ya lo saben los enamorados: no solamentí se esconde el engaño y la perfidia en una linda boca, sino el veneno mortal. ¡Abajo todos los idealismos! El amor es el producto de un microbio, so gún dijo hace meses un sabio. Los besos deben prohibirse, porque sois vehículo de toda clase de enfermedades, según la ciencia. La boca de las DeHas encierra veneno, si he mos de creer al sabio profesor MiJles