Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PUBLICIDAD SOLICÍTENSE TARIFAS SUSCRIPCIÓN I 4- i f Anuncios económicos. Reclamos. Anuncios por psUbrikS Jjj. Noticias. Inforraaciones. Administración: i5 j Serrano, 55, Madrid N. 58 s. MADRID, JUEYES i6 DE AGOSTO DE 1906 PAGO A N T I C I P A D O- i Madrid, por cada mes, i,5o pesetái Provincias, 5 pts. trimestre. Trimestre: Portugal, 6 pesetas. Unión Postal, 8 francos. Administración: 55, Serrano, 55, Madrid NUMERO SUELTO, CINCO CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA IBANICOS, SOMBRILLAS Y PARAGUAS AGUAS y BALNEARIO DE CESTONA Cloritrado- sódicas- salfatadaus, Tariedad litinicas. Las únicas para el Hígado, Bazo, Estómago, Intestinos, etc. poseen mucha mayor acción de radioactividad qae las aguas de Carlsbad. La magnífica localidad Balnearia de Cestona (Quiiecoa) consta de varios edificios con alojamientos para todas las clases sociales precios módicos, y gran confort. Se halla abierto del 15 de Junio al 30 de Sep 4i eml re. Lá fonda está á. cargo del Jefe de cocina de la acreditada casa Lhardy, de Madrid, y todas las mesas redondas y el restaurant con mesas particulares, son seryidos con igual solicitud y esmero. Hay conciertos diarios en la espléndida Sal de fiestas, teatro, billares, tresillo, juego de LawnTennis, tiro al blanco y otras dÍTersiones para recreo de los señores bañistas. Pintorescos alrededores, Dera, Zamaya, Loyola, etc. El agua se vende todo el año, en botellas de 1 litro, en las Farmacias. M. DE DIEGO P U E R T A D E L SOIi, 13 r DINERO DIRECTO Sobre muebles, retirando, sin retirar. A empleados in- amovibles. Artillería, Ingenieros, Banco España, Tabacalera, etc. y sobre toda garantía verdad que convenga. Horas: 5 á 8. Núñez de Arce (antes Gorgnera) 11, 3.o Único verdadero café torrefacto marca MALETAS Ingis. ocasión. Monte Benéfico LA ESTRELLA OA. h MONTERA, 32. Telen. CHOCOLATE HELADO especialidad de la easa. Se sirve ea la sucursal do la calle de (a M o n t e r a S I d u p l i c a d o Montera, 12, prai. tJII TOÍIC p a r a AWÜA. r I L 1 JlUlJ P r e c i a d o s 10 TAPAS para encuadernar la novela LOS SECRETOS DEL DR. SÍNTESIS. f MANO Agx UC es la C I T R O F E N I M A I T I I I E A S para el d o- VALE NÚM. 47 loi de c a b e z a j a q i i c c a y n c u r a l g i a í s t Una I Q A r r n p t a farms vdrogs. Alcalá O X V Í N X v y 88. P. a Ángel, iC. Madrid. 32 BIBLIOTECA DE IA B C LOS SECRETOS P. EL DOCTOR SÍNTESIS 129 decientes los ojos, con el brazo extendido sobre la laguna, exclamó con voz penetrante: Por mí voluntad, las fuerzas de la Naturaleza nan trabajado, y la fierra ha. surgido del seno de las aguasl A mi voz, esta tierra nueva, estéril aún, se poblará d e o r g a nismos vivos Toda la serie d e seres evolucionará aquí, desde la monera, la célula primera, hasta el hombre miS mol Aquí aparecerá la vida, como otra vez apareció s o b r e la tierral ¡Nacerán las especies, se transformarán y perecerán para renacer, transformarse y perecer otra vez, hasta fundirse en el hombre primordial, el hombre t i p o sin ascendientes, el h o m b r e de la síntesis... Aquí se cumplirá la obra magna! Y como si la brisa esperara sus órdenes, agitáronse los pliegues del estandarte, y en el centro de su tejido Tuerte, sin lulos y sin trama, un opulento r e g u e r o de enormes diamantes negros, que relucían al sol con des E l maestro había abandonado el traje e u r o p e o Magnífico, rejuvenecido, transfigurado, avanzaba lentamente, vestido con un maravilloso traje oriental q u e llevaba con incomparable majestad. E n aquel momento n o era el sabio austero, índírcfen! e y desdeñoso de toda exterioridad. Imagínaos sí podéis á uno de esos viejos rajahs ante ríores á la conquista y que personificaban la India antes de que los ingleses hubiesen introducido en ella lo cas eos de piqué blanco, las misses anémicas, la soda- waUr y el hwn- tennis. T o d a la India virgen y misteriosa, con sus leyendas, sus brahmanes, siis thugs, sus pagodas, su bárbara opu lencia, su fausto resplandeciente, sus crímenes, sus vírtu des y su prodigiosa originalidad. Tal aparecía el doctor, revestido con una larga túnica de cachemir blanco, y con la cabeza tocada p o r un t u r bante de armoniosos pliegues, sujetos p o r una piocha de pedrería, cuyo aspecto sólo enloquecería al más frío de nuestros j o y e r o s ¿P e r o á q u é seguir describiendo la inverosímil p r o fusión, la riqueza inaudita de las piedras preciosas q u e constelaban aquellos finísimos tejidos de su traje, cuando conocemos el secreto de los descubrimientos del doctor? C o m o decía pocos momentos antes el p r e p a r a d o r químico, aquello era un puñado de arena lanzado p o r el doctor á los ojos de los orientales, que no habían visto aún á su amo y señor revestido de todos los atributos de su r a n g o de su fortuna y de su p o d e r í o Y se advertía el efecto producido p o r tan hábil detcr minación en la expresión entusiasta y respetuosa de su; subordinados. E r a sin duda, el jefe omnipotente, incontestado, ante el cual t o d o tiembla, t o d o se aniquila y en el cual parecía revivir el alma impetuosa de los viejos sátrapas de Visa-