Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OS PALABEAS, CLASIácados en secciones. De una á diez palabras, X peseta. Por cada palabra más, 10 céntimos Las abreviaturas y cada cinco cifras se cuentan como una, palabra. Al importe de Onda inserción deberá añadirse diez oéntimos de peseta por el impuesto del Timbre. Los originales Be remitirán la Administración dé A B C, acompañados de su importe en metálico, sellos de correos, libranzas de la Prensa ú otro giro análogo, el dia antes de la fecha en que deban ser publicados. P Aftrtnscios DISCOS N FUENOAEB. AL, 26, 1. vendemos discos para Gramófono, de todas las marcas. ISCOS DE AETISTAS NOtables los vende Navarro. San Jerónimo, 10. E tres cuartos: Los picaros celos. A las diez y tres cuartos: El húsar de la guardia. -A las once y tres cuartos: El barauiUero. AEISH. -A LAS CINCO tarde y nueve y media noche: Dos grandes funciones. -El extraord inario transformista Donnini en su nuevo repertorio. -Theatre Varietés, por primera vez en España. -La Tournée cinematográfica Pathó, de la última carrera de automóviles celebrada en París el presente año. -Las fiestas reales. -Completa la corrida regia y la compañía de circo y varietés que dirige William Parish. EATEO DE CIUDAD Tcuarto: Felipe LAlas nueve Lineal. -A y segundo ó el pareja do baile Huri- Portella y la niña Clotilde. FONÓGRAFOS 1. EN FUENCAEEAL, 26, Fovendemos los célebres nógrafos y cilindros Pathé. UEEEIS GA. NUI 2 4 5 pesetas trabajando poco en Vxiestríi, casa? Escribir con sello para contestar, Silgue Martínez. Calle Alfarería, Sovilla. EUfiCTRICIPAP ENTILADOBESDESDE 25 pesetas; debe usted antes de adquirirlos visitar la casa TJreña, Barquillo, 14, y Prim, l V GRAMÓFONOS P E S A E DE H A B E E muerto el gran tenor Ta, magno, vive y puede oírsele cantar todos los diiis en los Gramófonos de la Casa Ureña: Barquillo, 14, y Prim, 1. (Se facilitan catálogos gratis. TJCEEClA ABASA, SOLO ha impresionado d i s c o s para Gramófono, y éstos, se 1 gún contrato con la Compañía, sólo puede venderlos en Madrid, Ureña, Barquillo, 14, donde se facilitan oatálogos gratis. A OEO CON M EDALLAcalado Josó y E l nombre fe cha 12 Febrero 191 5. Gratifica rán Cedacoros, i, 3. derecha! POSTAMS AEJETAS POSTALES Serie de 10 postalos. Coma se prende la mantilla poi Marina G urina, pesetas, 3. Serie de seis tarjetas, cEl Ion. guaje dol pañuelo por Bosa rio Pino, 1.80. Precios especia 1 les á los revendedores, á quiea se remite catálogo ilustrado. Casa Tkomas, Sevilla, 3. ESPECÍFICOS ITES DOS C O N Fsin dolor SUN producen una deposición natural diaria ni irri- C MLO ACIOKEg T bajo. LOS QUE DESEEN BAPIdamente colocarse deben anunciarse en esta sección. GOBEE 5 TACESANTE hijos, desea coloción, sin cación decente. Luciente, 5, ESAHUCIADO D E S E A colocación. Frente cuartel G- uardia civil, bajo arboleda (Bombilla) DESEA COLOCAJ OVEN Lista Correos, cédución. la 47.559. R SOZO OFRÉCESE PAEA IVI comercio, recados ó particular. Unión, 8, portería. tación. Pomo, una peseta. Gayoso. Arenal, 2 y farmacias. Por mayor: Pérez Martín Velasco. ALUD DE LA PIEL. EXtinción de insectos, picores, erupciones, salpullidos (Mundificante Santoyo) escociduras, erosiones, grietas, picaduras (Dermatógeno Santoyo) Eficacia, comodidad y pulcritud absolutas. Pidanse en farmacias, ó por correo. Doctor Santoyo. Linares. Prospectos gratis. NA DOSIS DE ESTOMAgo Artificial, tomada antes de comer, produce una perfecta digestión. Caja, 7,50 y i pesetas farmacias y Arenal, 2. segundo Felipe. -Eubio y Moreno. -Los d e m o n i o s en el ouerpo. -Escenario al aire libre. -De siete á doce noche: Secciones de espectáculo variado por todos los artistas. LAZA DE TÓEOS DE MAdrid. -A las cinoo: Corrida de novillos. Seis toros de Moreno Santamaría, estoqu eados por Bombita I I I Serranito y Posadas. IMPE AL (Concepción Jerónima, 8) C O L I S E O películas EyIdesInteresantes D P AETÍ TICAS POSTALES E llas personas que no pue- 6 platino inalterables, 3 penecesisetas. Totuán, 20, fotografía. tando una colocación dan satisfacer el importe de anuncio, publicaremos GRATUITAMENTE el que nos remitan, siempre que no exceda de diez palabras. Es condición necesaria que el interesado lleve personalmente el anuncio á, nuestras oficinas. IMR EPEEPENTACIONESsello portantísimas conseguirán los que hagan ofortas con GRATIS N OBSEQUIO DE AQUE- U de 0, L para la contestación, á o Sevilla, Lista de Correos, cédula núm. 59.978. COMPRAS ESPECTÁCULOS KAN TEATEO. -A LAS ocho y tres cuartos: El cabo primero. -A las nueve y C iOHPRO OEO, ALHAJAS, pago altos precios. Ciu aclEodrigo, 3, platería. G conooidas en Madrid. El notable ventriloouo Sr. Sauz y la pareia de baile Castro y Diana y la monísima niña Clotilde. Los notables excéntricos y malavaristas Mis et Morrisei. La MASAJES T EEAPÉUTICO POB PEEScripción é higiénioo. Profesor Marinélli. Mayor, 25,1. SIN VEH N Oy CALZAESEeconómicos. nuestros elegantes modelos precios Fuencarral, ¿6. PRUÉBENSE LOS CHOCOLATES D E L O S RR. P P BENEDICTINOS ÚNICO DEPOSITO EN MADRID: LHARDY, CARRERA DE SAN JERÓNIMO, 6 126 BJBLÍOTECA DE A B C LOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS 11 J Los otros tres barcos también aparecían empavesados y engalanados con flores? De tiempo en tiempo surgía bruscamente de una ú otra borda una nubecilla blanca, seguida de un estampido que repercutía sobre las olas. Los marineros, encantados de aquella diversión inusitada en su existencia monótona, quemaban cartuchos con entusiasmo, divirtiéndose como bienaventurados. El químico, dirigiéndose al segundo, que se paseaba con las manos á! a espalda, entabló en seguida animada conversación con el oficial. Entretanto, el joven Arturo, cuyas inquietudes se habian convertido en verdadera angustia, subía despacio la escalera y aparecía sobre cubierta lívido, verdoso y sudando de miedo. Al verle aparecer, su colega le llamó amablemente, y con una galantería poco común entre ellos, le invitó á tomar parte en su conversación con el oficial, añadiendo: -Aún tenemos una hora para vestirnos de etiqueta. He ahí al timonel que nos trae la orden del día, ¿A qué llama usted vestirnos de etiqueta? ¿A qué ha de ser? A! frac, al clac, á la corbata y los guantes blancos... N o conozco otra. Formamos ¿jarte del cortejo oficia querido. -Estaremos completamente ridículos en medio de esa gente... ¿Y qué le vamos á hacer? Es una orden del doctor. ¿Qué necesidad hay de esa mascarada? Nunca lo hubiera creído en un hombre de una inteligencia tan cultivada. ¡Oh! Ya sabe usted que el maestro no obra jamás á íz ligera. Nada nos prueba que no aproveche esta ocasión para romper la monotonía de la vida marítima; para herir con un objeto inexplicable para nosotros la imaginación de todos estos hombres supersticiosos y amigos del fausto como todos los orientales. Nuestra estancia aquí amenaza ser larga y conviene, en mi opinión al menos, demostrar á esta gente que no sólo somos manipuladores de cal hidráulica, envenenadores de zoófitos y fabricantes de rocas para acuarium. La ceremonia producirá excelente efecto, como todas aquellas que e! buen pueblo no entiende. -Pero... ¡Bah! querido. ¿Por qué ios reyes y ios emperador res se hacen consagrar con gran pompa y ostentación, cuando sería tan sencillo ocupar tranquilamente el sitio de sus predecesores? -Es cierto. ¿Por qué encuentra usted extraordinario que núes tro común patrón, después de realizar el precioso esfuerzo de síntesis química que acabamos de presenciar, tome posesión, con- cierto aparato, del pequeño continente improvisado por él? -Tiene usted razón. Habrá que resignarse. Habrá que revestirse con todos esos pingos de la elegancia mundana, tan desusada en estas latitudes. Y resuelto á hacer de tripas corazón, el profesor de zoología bajó á su camarote y se dispuso á embellecer su figura con el traje de frac, que todos abominamos sin decidirnos nunca á prescindir de él. Vistióse, pues, lentamente, adornó el ojal de su frac con una roseta multicolor, calzóse finos guantes y consiguió, en fin, dar á su elegante figura una distinción que destacaba mucho más junto á la del químico, torpemente endomingado. Pero apenas tuvieron tiempo de cumplimentarse mutuamente, una vez situados alrededor del palo de mesaría en donde el cortejo se iba reuniendo. La ceremonia se había preparado con gran fausto y esplende 1-