Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO CUATRO. f NUM. 579. CRÓ NICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. lEMADRID, 14 DE AGOSTO DE 1906. NÚMERO EXTRA. 10 C É N T I M O S Y ese es el tratamiento racional para los locos y para sus vecinos los neurasténicos. El silencio y la soledad los calma; el ruido y la contradicción los excita. Y sobre todo, el cauterio y la sangría están contraindicados. EUGENIO SELLES mejores, de la ineptitud de nuestros políticos y de su desaplicación para aprender lo bueno y corregirse lo malo? No; eso no sería por sí sólo novedad para naI os doctores de la gobernación españo- die. ¿A qué viene, pues, este repaso his -é la no han acertado todavía, ni llevan tórico de cosas añejas y manoseadas? A camino de acertar, con el tratamiento de traer á cuento una verdadera novedad: Ja enfermedad moderna, la neurastenia la de presentar el raro ejemplo de un espolítica, la exaltación de los partidos. El padista que ha aprendido y se ha enmenplan curativo no ha pasado de los méto- dado. Y huelga decir que no es español. dos tradicionales de la terapéutica anPor cualidades comunes de 1 la raza, la tigua. política portuguesa tuvo siempre seme Allá, en los primeros años del siglo janzas con la española. Y en la presente decimonono, comienzo revoltoso de nues- etapa la semejanza ha sido ya identidad tra actividad política, se adoptó el plan, y paralelismo perfectos. También en Pory todavía rige, á pesar de la experiencia tugal ha habido un Ministerio para pocas larga y desafortunada. semanas, como el último de Moret; tamSimilia simiUbus, dijo la ciencia de go- bién ese Ministerio solicitó de la Corona bernar, y á una exaltación aplicó otra la disolución del Parlamento; también la exaltación. Al terror blanco se aplicaba Corona, que ahora los Reyes van siendo el terror negro y viceversa. ¿Mandaban los maestros definidores de la doctrina Jos realistas? Palo á los liberales. ¿Man- democrática, negó la disolución, porque daban los liberales? Palo á los realistas. no parece en ninguna parte lícito dar el ¡De lo cual resultaba, naturalmente, que cuchillo matador al mismo padre que enla ira y el sufrimiento agravaban la exal- gendró las Cortes. Y aquel Gobierno cayó ción mutua, y las funciones del Gobierno y fueron llamados los liberales. ¿Presidise reducían al ejercicio alternado de la dos por quién? Por un antiguo conservenganza, al turno cruento de la perse- vador, un ultraconservador, un autoritacución. rio tan rígido que há pocos años formó Como platillos opuestos de una balan- una disidencia y se separó de su jefe por za desnivelada, cuando la libertad ascen- juzgarle demasiado transigente. día exajerando su ideal, -la reacción baAquel autoritario, expulsado de su parjaba exajerando su peso abrumador. Así tido, fue á entretener su caída á Suiza. se vivió casi todo el siglo. Si la exaltación También á Suiza ha marchado el señor carlista fusilaba sargentos, la exaltación Moret para entretener su cesantía. Pero Cristina mataba frailes. Si los moderados el viajero portugués aprovechó bien los deportaban, los progresistas arrastraban aires libres de los cantones helvéticos. jefes de policía. Los alfonsinos conspi- Se trajo el espíritu de los políticos suceraban, porque entonces no podían hacer sores de Guillermo Tell, y hoy es la esmás, y la partida de la Porra y los bata- peranza de los liberales y será mañana su llones de los gorros colorados los perse- jefe indiscutido. Y en aquellas montañas, guían y cazaban por calles y plazuelas. cuna de salud corporal y social, aprendió Es verdad que hoy el método de gue- el tratamiento de la exaltación política. rra se ha amansado entre los partidos En el Portugal de ahora la Prensa hamedios de España, porque tampoco han bla con libre claridad de todo y de tomenester armas de calibre superior. Unos dos, y nadie se enoja ni persigue ni apay otros saben que la bola del ministerio lea. Se celebran mitines populares en de la Gobernación ha de bajar á ellos á ciudades republicanas como Oporto, y el la hora prefijada en altos relojes. presidente del Gobierno los preside y es Y entretanto, para divertir el tiempo su orador de cabecera. No hay cuestión y cumplir con el formulario, les basta clerical ni tutela del nuncio. Los cultos con un simulacro de batalla, juego tea- anticatólicos practican tranquilos, porque tral puramente pirotécnico para llenar no hay frailes que azuzen á los poderes los palcos de las- Cortes y ejercicios de vo- contra ellos, ni ellos azuzan la opinión calización para conservar la voz oratoria. contra el clero, porque se ven respetados. Pero en asomando por una parte una Los republicanos viven teóricamente á exaltación verdadera, aparece seguida- sus anchas. Hablan, discuten, escriben, mente otra contraria por la opuesta parte. se reúnen, se asocian, se manifiestan. Y Así se vio que á la locura separatista sub- como no ven injusticias ni atropellos, ni siguieron las exaltaciones militaristas con tienen de qué quejarse, están ociosos y sus desafueros y violencias en cosas y per- creo que hasta ofendidos porque no se sonas. les dan las primeras materias de oposi Quiérese decir con esto que se deba ción, los motivos musicales para el canto descuidar el tratamiento de las demen- bélico. Y de este modo, las exaltaciones cias políticas, abriendo á la muerte las derechas é izquierdas, blancas y rojas, puertas de la sociedad? No; eso sería vegetan como mortecinas, enfriadas y igual demencia. aburridas, sabiendo que se les permite ¿Quiérese hablar, á falta de asuntos todo, todo. menos gobernar. EL TRATAMIENTO DE LA EXALTACIÓN DEL VATICANO POR TELÉGRAFO D o m a 13, 1 t. El Dr. Lapponi as ura que el Papa goza de buena salud y tra baja como de costumbre. El cardenal Oreglia se halla muy delicado. Dícese que el documento pontificio sobre la ley de separación de la Igiesia y el Estado en Francia rechaza dicha ley; pero invita indirectamente á los obispos i que no pongan obstáculos para su realización, dejando abierto el camino á una solución de concordia. LIBERALISMO EN MARCHA j p l embajador de Persia en París ha recibido un telegrama anunciándole que el Shah había concedido una Constitución á su pueblo. El despacho oficial afirma que el Shah, deseoso de lograr la prosperidad y el bienestar de su pueblo, ha resuelto invitarle á participar en la realización de las reformas necesarias y, al efecto, ha decidido convocar una Cámara representativa que estará compuesta de Príncipes déla familia Rea) de! alto clero, miembros de la aristocracia, comerciantes, industriales y representantes de todas las clases sociales La Asamblea elegida por sufragio entre cada una de las clases de la sociedad ya mencionadas, entenderá en cuantas cuestiones de gobierno le sean sometidas. Sus representantes gozarán de absoluta libertad de palabra y podrán presentar proyectos de ley. La Asamblea se regirá por un reglamento que ella misma discutirá y sus actas serán elevadas al Shah por conducto de! gran visir, para recibir la sanción imperial y ser piorr. uU gadas en forma de leyes. El telegrama oficial añade que la decisión del Shah fue acogida en Persia con delirantes manifestaciones de alegría, iluminaciones y grandes festejos en Teherán, capital del Imperio. La satisfacción general se explica fácilmente. Persia estaba desde hace algún tiempo en un estado de agitación revolucionaria, que exigía urgentes remedios. La última crisis ministerial, ocurrida hace diez días, ha resuelto el grave problema de un modo satisfactorio, tanto más necesario cuanto que la influencia de la revolución rusa, cada- vez más amenazadora, se dejaba sentir en- elr seno de los partidos radicales persas, desarrollados de un modo que en Europa no podemos imaginar. La decisión del Sl ah, cambiando totalmente de rumbo y de política en pocos días, mey jor dicho en pocas horas, se debe principalmente á la decisiva influencia que en su ánimo ha ejercido el talento político de Muchir- elDaholuch, ex ministro de Estado y actual gran visir- -desde el 1 de Agosto, -qlie ha tenido el valor y la habilidad de realizar desdi el Poder la revolución que Persia enterábame- con llevar á cabo violentamente