Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í- -i p ji- -MvusMíi 8 H, u fjwvwiiyi ií 1 w ih J 5 Jp i- c 7 5 í. rí Spí s 3 í 9 S SUSCRIPCIÓN PAGO A N T I C I P Á D C Vladrid, por cada mes, i,5o peseta Provincias, 5 pts. trimestre. Trimestre: Portugal, 6 pesetas. Unión Postal, 8 francos. administración: 55, Serrano, 55, Madrid PUBLICIDAD SOLICÍTENSE TARIFAS Anuncios económicos. Reclamos. Anuncios por palabras. Noticias. Informaciones. dminlstración: 55. Serrano, 55, Madrid N. 578. MADRID. LUNES i3 DE AGOSTO DE 1906 NUMERO SUELTO, CINCO CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA Inimitable combatiendo d o l o r d e c a b e z a j a q u e c a s n e u r a l g i a s Una dosis, 0,25 po setas. Caja 10 dosis, 2 pts. Madrid: Centros especííicos y farmacias. Barcelona, Rambla Flores, 4. Bilbao, Barandiarán y C. a. Alicante, Mayor, 26. Toledo, Plaza Zocodover, 43. Albacete, Mayor, 3. Reinosa, Mayor, 33. Murcia, S. Bartolomé, 10. Cádiz Plata Isabel TI, 2. Santander, S. Francisco, 24. Logroño, Mercado, 21. Avila, S; Segundo, 11. Oviedo, üria, 16. S. Sebastián, Hernani, 11. Valencia, dr. S, Antonio AGUAS y BALNEARIO DE CESTONA Clorurado sódlcfis- sulfatadas, variedad litínicas. Las únicas para el Hígado, Bazo, Estómago, Intestinos, etc. poseen mucha, mayor acción de radioactividad que las aguas de Carlsbad. La magnífica localidad Balnearia de Cestóna (Guipiizcoa consta do varios edificios con alojamientos para todas las clases sociales aprecios módicos, y gran confort. Se halla abierto del 15 de Junio al 30 de Septiembre. La fonda está á cargo del Jefe de cocina de la acreditada casa Lhardy, de Madrid, y todas las mesas redondas y elrestaurant con mesas particulares, son servidos con igual solicitud y esmero. Hay conciertos diarios en la espléndida Sala do fiestas, teatro, billares, tresillo, juego de Lawn- Tennis, tiro al blanco y otras diversiones para recreo de los señores bañistas. Pintorescos alrededores, Deva, Zumaya, Loyola, etc. El agua se vende todo el año, en botellas de 1 litro, en las Farmacias. I PRIRfiER ANIVERSARIO DEL EXCMO. SEÑOR DON ME DE LA CERDA y M i CONDE DEL VILLAR Falleció en Madrid el 14 de Agosto de 1905 AGUAS DE BORINES Gran Balneario en Asturias. Sin rival para el estómago, hígado y vías urinarias y respiratorias. Útilísimas en las Diabetes, catarros crónicos, anemia y convalecencias. I t i n e r a r i o F. C. por Oviedo y 25 minutos de coche que constituyen delicioso paseo. T e m p o r a d a de 15 Junio á fin de Septiembre. Venta de Aguas, Madrid, Farmacia Bonald. VINO D E NOBI 4 EJAS 6 p t a s a r r o b a liEiON, 7 R. I. F. MALETAS Ingls. ocasión. Monte Benéfico Su esposa, la Excma. Sra. Condesa iuda del Villar, madre política, la Excma. Sra. Marquesa de Eguaras; hermanos políticos, primos, sobrinos y demás parientes, RUEGAN á sus amigos no le olviden en sus oraciones. Todas tat misas que se celebren el día 14 del corriente en las iglesias de San José, Góngoras, Asilo de la Santísima Trinidad, San Pascual, La Magdalena y Esclavas del Sagrado Corazón, en esta corte y en Avila, serán aplicadas por el eterno descanso de su alma. Montera, 12, pral. CHOCOLATE HELADO OBAItí N O Y K D A D Puede tomarse á cualquier hora, pues fortifica al mismo tiempo que refresca. P r e c i o d e l a t a z a 3 0 c é n t i m o i S Se puede llevar á domicilio. Reléeseos ingleses. -AliCAIiA, 40 TAPAS para encuadernar la novela LOS SECRETOS DEL DR. SÍNTESIS. DISCOS para GRAMÓFONOS E ¡n F n c u c a r r a l 2 6 1 9 Iiay inmenso surtido y últimas impresiones de todas las marcas VALE NÚM. 44 Los Excmos. é limos. Sres. Nuncio do sii Santidad, Arzobispos de Valladolid y Burgos, y Obispos de Madrid- Alcalá, de Sión, de Astorga, de Orihuela y de Cartagena, tienen concedidas indulgencias por cada misa que oyeren, sagrada comunión que aplicaren ó parte de rosario que rezaren por el alma del finado. lio BIBLIOTECA DE A B C LOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS J 17 -Perfectamente. -E n cuanto á las ramillas recogidas ayer, son com pletamente blancas. -P o c o importa. Mi tierra será blanca en vez de roja D e s d e el día en que dejó escapar aquellas dos palab r a s mi tierra, el doctor evitaba toda alusión que pudiera anticipar alguna idea relativa al destino que había de tener el arrecife. Sólo los dos preparadores se perdían forjando conjeturas, que poco á poco les condujo i la más sencilla, á la única racional. Bien pronto iban á salir de d u d a s E n la mariana del sexagésímotercero día, el doctor no p u d o contener un movimiento nervioso, al oír las siguientes palabras, p r o nunciadas no sin emoción p o r el capitán: -Maestro: (los corales afluyen á la superficie de la laguna! tidad normal. Necesito un análisis r i g u r o s o Vea usted cómo la coloración de las arborizaciones es cada ver, más débil. -E s cierto. -L a base está completamente roja, p e r o á medida q u e la secreción se opera la materia calcárea palidece poco á poco- -C r e o que muy p r o n t o dejará de ser color rosa par convertirse en blanco- -E s o me es completamente indiferente, puesto que sólo me interesa el crecimiento del arrecife, cualquiera q u e sea el color. A d i ó s señores. Dejo el laboratorio á su disposición. Las predicciones de aquel hombre tan extrafio se iban cumpliendo. Había p o d i d o forzar, violentar las leyes de la Naturaleza, empleando, en suma, procedimientos q u e al menos en apariencia, no tenían nada de e x t r a o r d i nario. Los estudios del preparador de zoología no revelaban alteración alguna en aquellos organismos elementales que habían soportado el experimento admirablemente. T a n sólo sus tentáculos parecían haberse espesado y aumentado prodigiosamente la propiedad sorticaria de sus pestañas vibrátiles. La composición del esqueleto p é t r e o continuaba sien d o la misma. El análisis químico efectuado p o r Alejo, con absoluta precisión, tampoco acusaba modificaciones ni en la especie ni en z cantidad de sales. Únicamente pudo el químico apreciar que la substancia coralina tendía notablemente á debilitarse, y esto era un fenómeno perfectamente racional, resultante de la actividad y de la rapidez de esta hiperdecreción. Y como ambos preparadores, puestos de acuerdo p o r una vez. gracias á su mutua ignorancia, no sabían á qué atribuir la persistencia ds la materia orgánica, á pesar de