Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 9 DR AGOSTO DR if n 6. PAG. 7. EDICIÓN 1 JP ESDE SAN SE BASTÍAN. CHARIVARI Si el querer y eí rascar, iodo quiere principio, ¡ay, San Sebastián de mi vida! lo que es para esta segunda faena, que en lo del cariño ni entro ni salgo, eres insubstituible. Dichosas pulgasi Sí, dichosas, y está bien dicho, porque podéis realizar el sueño del proletariado y chuparle la sangre á los burgueses. Aunque los oprimidos, ios explotados también sufren lo suyo, que la pulga no respeta jerarquías, edades, clases ni sexos; elía parodia los conocidos versos: Yo doy guerra a! menestral al hijo de Carlos Quinto; el chupón será distinto, pero la roncha es igual. La estadística, que aquí se cultiva con benevolencia en verano, no sé á qué cantidad eleva la actual población flotante de San Sebastián; pero si fuese posible- -contando, desde luego, con el beneplácito de las pulgas matriculadas- -publicar la cifra existente de esos mortificantes insectos, á buen seguro que nos estremeceríamos; por lo menos, y calculando muy bajo; el picotazo, corresponden dos docenas á cada persona, v que aquí es inútil que cada cual tenga su manera de matar pulgas. Por cada víctima surgen cien compañeras decididas á vengar su muerte. No sirve, no, ser hombre de malas pulgas; las de San Sebastián se ríen de eso y en seguidita se hacen buenas. Las más acreditadas en la bella Easo son las que amenizan, en combinación con la banda, las noches del Bulevar. Estas son las pulgas de más circulación que. conozco. Van desde una silla del elegante y albo jVovelly al modesto banco de la Alameda, aprovechando el vehículo humano, ora la sonrosada y fina pantorrilla de la mujer galante, ya la vellosa y abultada del carnicero hs u so que viene de Madrid á cambiar de vinos, en vez de aguas, sí que también las respetables y augustas caníllejas de D. Pío Gu llón, aún más picoteado poi diplomáticos que por pulgas. Estas inquilinas de ll epidermis, como digoanteS) son eminentemente democráticas, y lo mismo desazonan á la marquesa de la Laguna que á la joven que os cobra la silla del Bulevar. Como el rascarse no es de buen tono, la gente sufre lo indecible para ocultar sus sufrimientos, y hay quien es un maestro en el arte del disimulo. CARTAGENA. VICENTE BUIGUES, PATRÓN DEL PAILEBOT cJOVEN MIGUEL QUE SALVO MAS DE 3oo NÁUFRAGOS DEL tSlRIO Fot. Haro Hermanos. TROUVILLH. LAS REGATAS DE CANOAS AUTOMÓVILES. LLEGADA A LA META, DE LA VENCEDORA LA RAP 1 ERE Fot. Branger.