Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AE JUEVES 9 DE AGOSTO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN áiendo cantidades homogéneas por si encuentra un residuo para ofrecernos una escuadra... etc. etc. etc. Mas esas dos versiones de la noticia me sunen en la más amarga de las dudas... ¿Será rerdad que se trabaja en todos los ministerios en la confección de sus presupuestos respectivos, como asegura El Globo? ¿Será cierto que sólo se trabaja en uno ó dos, como sospecha La Época... Tal vez Eí Globo, fiel á su titulo, haya subido la cuenta y se balancee en los espacios de la esperanza ¡bonita frase! acaso La Época, conocedora de ésta en que vivimos, se ponga en la realidad para ponernos en cuidado... Lo cierto es que j o sencillo ciudadano, deseoso de aliviarse de estos calores con un poco de fresco de cualquier clase, no hago más que pensar en quién tendrá razón de esos dos comentaristas... ¡Y la duda me corroe el sima, como diría cualquier autor del género chico dedicado al memodrama por horas... 1 Y as! estarán también todos los españoles que vean las dos caras de esta moneda política, sin saber á qué cara quedarse. Un pequeño detalle, añadido por el órgano conservador, nos mueve á participar de su pesimismo. ¿Es, dice, que cada ministro hace én su departamento lo que tiene por conveniente, sin preocuparse de lo que los demás proyectan? ¡Cielos, qué sospecha! añado yo en nombre de los elementos sanos del país entre los cuales tengo la honra de contarme... Y cierro mi coletilla con las propias palabras ie La Época: Mucho tememos que sea esto último lo jue ocurra, y lo tememos porque, siendo asíc tos Presupuestos resultarán un cien- piés, del qué á última hora habrá que prescindir. El colega conservador pierde su seriedad tradicional en el colmo de su oposicionismo... lín cien- piés- Un dieciséis nada más... ¡No olvide el compañero que son ocho los minisrosl- -Gil, CRÓNICA TELEFÓNICA CAN SEBASTIÁN, DÍA 8, A L A S i i N Han hecho esta oche su reaparición en el Gran 9 o3 PALABRAS Cas ¡no Baüer y Casáis, el gran pianista y el inmenso violoncellista, y tenía su presentación el doble atractiva de la admiración y de la curiosidad. Un periódico local había publicado un misterioso suelto en el que se hablaba de un duelo, haciendo protagonistas del incidente á dos eminentes artistas, recién llegados á esta ciudad, á un joven literato, hijo de una ilustre escritora, y á dos amigos de cada una de las personas aludidas, poniendo como lugar de la escena una capital española donde los dos primeros acababan de ser objeto de unánime admiración, Las señas personales eran bastante claras, no tanto las de la capital, y el misterio de la noticia incentivo bastante para que mucha gente fuese, más que á oir la admirable labor de Baüer y Casáis, á saber lo que ocurría. CONSEJO DE MINISTROS p i celebrado ayer empezó á las cuatro y ter minó á las siete, siendo facilitada á la Prensa la siguiente nota oficiosa: Se aprobó la distribución de fondos deí mes, EI ministro de Gracia y Justicia sometió á ¡a aprobación del Consejo un expediente de conmutación de pena, que fue despachado de acuerdo con el dictamen del Consejo de Estado. Los ministros de la Gobernación y MariIB expusieron las medidas adoptadas con ocasión del naufragio del vapor Sirio. E 1 Consejo aprobó las medidas adoptadas, acordando manifestar al capitán general la satisfacción con que ha visto su conducta, la de las autoridades de todos los órdenes y los muy meritorios actos de caridad realizados por toda Cartagena. sEl ministro de la Gobernación informó al Consejo de la pretensión de una empresa extranjera de contratar trabajadores en España y de su negativa á tal pretensión, y su propósito de presentar á las Cortes un proyecto de ley regulando la emigración, sobre las bases propuestas por el Instituto de Reformas sociales. E 1 ministro de Instrucción pública dio detallada cuenta de las medidas adoptadas por el ministerio de Instrucción pública para hacer efectivas las disposiciones contenidas en el decreto del señor conde de Romanones sobre los requisitos que han de cumplir las Corporaciones dedicadas á la enseñanza, para ser incorporadas á los Institutos. El Consejo acordó que se exija desde luego y sin nuevos plazos el cumplimiento de todas las disposiciones que regulan la existencia de todas las instituciones dedicadas á la enseñanza. Requeridos por sus admiradores en un íntermedio de la fiesta, hubieron de explicar lo ocurrido, que, por fortuna, no ha tenido consecuencias, reduciéndose todo á un incidente personal, motivado tal vez por mutuo error, cuyo sitio de acción ha sido La Coruña y cuyos protagonistas fueron los dos insignes músicos y D. Jaime Quiroga, hijo de la señora Pardo Bazán. De cómo ha interpretado Casáis á Dvorak, Mozart y Keinslein, y Baüer á Saint Saens, é Beethoven y á Chopin, no tengo nada que decir, porque ambos ejecutantes son harto conocidos en Madrid y en España entera. De cómo estaba la sala de fiestas, puede formar juicio el lector, sabiendo como sabe que este año más que ningún otro, se muestra el sexo femenino devoto fervoroso del divino arte. El calor del verano, por lo que se ve, es, más que el frío del invierno, elemento que desarrolla la afición á la música. Entre los concurrentes, que eran todo el mundo de élite, se habió mucho, claro es que fuera del concierto, de los asuntos del día, entre los que no puede menos de figurar algo de automovilismo. El rigor, á todas luces saludable, que muestran los tribunales al entender de los accidentes ocurridos los últimos días, da no poco que hablar. Muchos lo aplauden, algunos lo discuten, y entretanto ocurre lo que era de temer: el espíritu de represalias hace estragos entre la gente inculta, y se dan sensibles casos, como el de anteanoche en el camino de Pasajes, de caer algunas piedras en un automóvil que regresaba de Francia, del que se tiene por seguro que había de traer moderadísima marcha, y al que por muchas razones se le debía guardar respeto y consideración. ber, por ejemplo, que las negociaciones comerciales con Francia están, en bastante buena disposición, y que el Gobierno de la República vecina desea que vuelvan á conferenciar con nuestro ministro de Hacienda y con el Sr. Sitges los comisionados que fueron en Mayo á Madrid; pero pide también que esta conferencia se celebre en San Sebastián, por lo que no será extraño que vengan pronto el Sr. Navarro Re verter y el citado director genera! de Aduanas. La noticia de que el Gobierno ha acordado conceder el título de duque de Tovar al marqués del mismo nombre, como prueba de reconocimiento por sus trabajos de embajador en el Vaticano, tampoco es oficia! aunque es cierta. Y la de que aunque el Rey no ha indicado todavía la fecha de su regreso de Inglaterra, es muy probable que vaya directamente á Bilbao, no es asimismo fruto de una expansión ministerial. El popular Quinito Valverde llegó hoy, y con Arniches, con García Alvarez y con Antonio Casero, casi completan el cabildo de la catedral de Apolo, de Madrid. Viajeros llegados de Francia esta noche relatan con lóbregos tonos el incendio espantoso que han visto desde el tren al pasir por las Landas, donde se ve en una extensión de pro ximamente siete kilómetros millares de pinos ardiendo, calculándose la superficie que comprende el siniestro en 5oo hectáreas. Hoy no ha habido detención de sospechoso alguno en la frontera. La gente tomaría ya esas cosas á pura broma, si no tuvieran de malo lo mucho que pueden perjudicar á poblaciones donde acude todo el mundo para hacer vida tranquila y agradable. En suma, que las autoridades harían mejor hablando menos y haciendo más. ÁNGEL MASÍA CASTELL LOS REYES EN INGLATERRA POR TELÉGRAFO De política se ha murmurado poco. Canalejas, al enterarse de que la Prensa de M- sdrid habla de nuevos proyectos de disolución, de conjuras y de suposiciones sobre su actitud, dijo que es poca cosa la calificación de fantasías de verano dada á esos inventos, porque resultan tan grotescos y bufos, que desnaturalizan el sentido de esa expresión. En el Casino he visto al ministro de Estado, que, como buen filarmónico, no podía faltar á la solemnidad. Me habló de las cartas políticas que publica A B C y me dijo que sin entrar á discutir los hechos que en ellas se enumeran, puede asegurar que lo que el Gobierno quiere POR TELÉGRAFO es dar un palo en firme y que por eso no vacip a r í s 8, 8 n. A pesar de los anuncios que la en retrasarlo con tal de lograr esa solidez. se habían hecho, no se ha publicado hoy De! viaje de García Prieto, dice que cree que el documento pontificio relativo á la separación obedece al deseo de descansar aquí dos días. de la Iglesia y el Estado en Francia. Como se ve, D. Pío se encierra en un discreLa Croix, órgano clerical, dice que es proto silencio y no seré yo el que intente que- bable que sólo se remita á los interesados. brantarlo. Añade que el Papa rechazará la formación En otras fuentes es preciso beber para sa- 1 de Asociaciones culturales. 1 ondres, 8, i t. De Cowes comunican de -rf talles de la estancia de ios Reyes de España D. Alfonso y doña Victoria, después de las regatas, pasearon ayer á bordo del Britannia con los reyes de Inglaterra y los príncipes de Gales. Después de almorzar las Reales personas, embarcaron en un torpedero con los almirantes Fisher y Douglas. Conducía el torpedero su constructor, mis ter Tarroso. D. Alfonso visitó detenidamente el torpedero, cuyo aspecto es semejante al de una cano? automóvil sin chimeneas. El torpedero no fue á gran velocidad, porque la reina Alejandra quiso evitar que pudiese marearse la Reina Victoria. En el canal de Salent, el torpedero se acercó al yate Real inglés, y en é ¡sub eron todas las Reales personas, menos la reina Alejandra y el príncipe de Gales, que fueron en el torpedero á la velocidad máxima de 26 nudos. Por la noche, el banquete que Yacht Squadron Club dio en honor de los cuatro soberanos, resultó soberbio. En el exterior del Palacio habia centenares de embarcaciones iluminadas. Francia y el Vaticano