Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LII 7- 4 ES 6 DE AGOSTO DE ior- 6. PAG. 5. EDIC 4O N i. 8 niños jamás llevan trajes que valgan cuatro cuartos; aquí las jóvenes v sten ya, antes de casarse, con verdadera riqueza, ¡cómo vestirán después! los niños son como maniquíes de carne y hueso que ostentan valiosos encajes y telas de gran valor. No existe, en lo tocante á derroche y lujo, más que un solo San Sebastián. Para mayor animación de este delicioso Bu evar hubo una simpática nota de fraternidad franco- española: la banda francesa de zapadores pontoneros de Tourges daba un concierto en el kiosco, y después de ejecutar varias obras de su repertorio tocó la Marsellesa; como este himno es de. los que conmueven aun á los más echados para atrás y como era testimonio de presencia de una nación querida y hermana, los aplausos y los ¡vivas! atronaron el espacio. El entusiasmo contagió hasta al elemento femenino, que aplaudía con sus manos chiquititas cubiertas con blancos guantes de punto de seda. Repitióse la Marsellesa, tocóse la Marcha Real española y se reprodujo el delirio popular. Cuando la banda municipal de la población sustituyó en el kiosco á la de Tourges, tocó de nuevo el himno francés y otra vez estalló una tempestad de vítores y palmas. La corrida de toros no ha pasado de reguiar; fuera de una buena estocada de Montes y dos ó tres toros que han dado juego, lo demás ha sido muy flojo. Blanquito, el ídolo madrileño en banderillas, ha trabajado mucho, pero con poco lucimiento; sacó de pila á Bazán, que nació en una cogida al poner un par de banderillas; pero mereció después justas censuras por ponerse á la derecha de los caballos y actuar de Barajas, metiendo el pie para obligar al toro á arremeter á los jamelgos. Pablo Romero no ha querido enviar toros como los que mandó á Madrid para la corrida de la Asociación de la Prensa. La nota saliente de la corrida ha sido la pre encia en ella de la Reina madre con sus hijos los Infantes. Érala primera vez que doña Cristina asistía á la Plaza, y como no es una indisjreción decir que no le gusta el espectáculo, resulta que al ir hoy á él ha hecho un nuevo favor á San Sebastián, contribuyendo al mayor esplendor de la fiesta. La Empresa se ha gastado los cuartos construyendo un palco Real, que no es ciertamente una jaula de cristales como el de Madrid, sino cosa de mucho más gusto, y sobre todo más regia. En el palco de al lado, que es el de la Diputación, estaban el presidente del Congreso, Sr. Canalejas, y los ex ministros García Ahx y Pérez Caballero. Hubo en un intermedio habanera del Pon Pon, coreada por el público, que de alguna manera había de divertirse, y después del último arrastre, la indispensable y ti adicional delirante: jota que la gente, del pueblo baila hasta de coronil a. Terminada la fiesta taurina desbordóse el publico por la Zurrióla y por la Concha; el mundo elegante fue á tomar el té á TVovelty y al Gran Casino; una novedad ofrecía hoy el ñve o clock tea de este centro: dos ceilandeses del color del bronce puro y encrespada cabellera, con moños y peinetas, dos legítimos hijos de Ceilán, especialistas en el arte de hacer el té, lo servían á la femenina y aristocrática clientela con la soberana distinción adquirida en los Tea T ooms más de moda en Inglaterra, donde es de rigor que sirvan el té los naturales de la isla productora del más rico té del mundo. La novedad ha caído bien; viniendo de donde viene, aunque hiciesen el servicio lamias disfrazadas, de las que es muestra el ejemplar pescado ayer en Pasajes. ¿Para qué decir que hoy no ha habido nada de política, ni de combinaciones diplomáticas, ni otro deseo que el de enviar á la Embajada del Vaticano al Algabeño? Hace un momento ha terminado! a quema de fuegos artificiales en el Parque de AlderdiEder, ante un mar humano. En el Gran Casino se bailó espléndido cotillón, y la terraza, con ser grande, es pequeña para contener la concurrencia. Hay en las salas una novedad: el juego de los automovilistas, semejante al de los caballitos, pero con más combinaciones y, naturalmente, con más velocidad. Son los únicos de los que no puede temerse accidentes de sangre; de bolsillo, ya será otra cosa. La jornada ha sido ai í nada. Lástima q le la haya empañado el horrible accidente ocuindo en Pasajes, donde un tranvía eléctrico ha destrozado materialmente á una criatura. A última hora me dicen que la Reina y los Infantes saldrán para Pau y Londres á las ocho de la mañana, y que la expedición durará dos días. ÁNGEL MARÍA CASTELL LA SALUD EN MADR 1 D A cerca Je ese importante asunto recibimos anoche la siguiente nota oficiosa, redactada indudablemente con arreglo á datos y referencias oficíales: Carecen de fundamento las abultadas noticias que circulan sobre la salud pública de Madrid. Ni la morbilidad ni la mortalidad acusan cambio notable alguno con relación á la misma época de años anteriores. De la relación que el Negociado de cementerios del Ayuntamiento de Madrid remite diariamente á la Inspección general de Sanidad interior, resulta que ayer, día 4 de Agosto, fueron inhumados en los cementerios de esta corte 5 y cadáveres y dos fetos. Aparte de que el número no resulta excesivo, debe tenerse en cuenta que los sábados y los lunes siempre es mayor, relativamente, el número de inhumaciones, toda vez que por evitar los entierros en domingo se aligeran los trámites de enterramiento los sábados, retrasándose por la misma razón los domingos oara efectuar las inhumaciones en lunes. De estos 5 y cadáveres pertenecen 1 1 al hospital Provincial, y fallecieron de enferme- dades comunes, crónicas en su mayoría; uno procedía del Depósito judicial, y 20 corresponden á niños que vivieron de seis días á cinco años, muriendo la inmensa mayoría antes del año de su nacimiento. Procede consignar también que i5 de estas inhumaciones recayeron en individuos mayores de sesenta años. De esta manera hay que examinar las cifras de mortalidad para interpretarlas debidamente. Por enfermedades del tubo digestivo, agudas y crónicas, figuran solamente ocho casos entre los 5 j fallecidos, correspondiendo uno solamente á fiebre tifoidea y los demás á afecciones gastro- intestinales variadas, ninguna de ellas diagnosticada de coleriforme. En los partes diarios de los subdelegados de Medicina no se encuentra tampoco ningún motivo de alarma. No hay que olvidar los rigores del actual estío, el abuso pernicioso que se hace de los helados, y sobre todo, del hielo de discutible procedencia, de las frutas y hortalizas poco sazonadas, y en general deben tenerse presente las transgresiones del régimen, que son en el verano frecuentísimas entre todas las clases sociales y singularmente entre las menesterosas. Respecto á los dos casos sospechosos de que se ha hablado, en la calle de Valencia, números 8 y 10, el inspector general de Sanidad en persona ha recogido informes directos de la familia, de los médicos y de los vecinos, resultando que se trataba de enfermedades comunes, ajenas completamente á sospechas de cólera, recayendo en personas trabajadas por enfermedades crónicas. De los expuestos datos resulta que existen dos factores, establecimientos de Beneficencia y mortalidad infantil, que constituyen, como se ve, el principal contingente de la cifra de mortalidad en esta época del año, la peor indudablemente para las criaturas de pocos meses y para los enfermos crónicos de los hospi tales. La mortalidad infantil de España es verdaderamente aterradora en esta y en todas las épocas del año, y lo mismo en Madrid que en provincias, debiéndose principalmente estas pérdidas á la miseria publica, á la inmoralidad, á la incultura, á los errores y prejuicios nocivos acerca de la alimentación de los niños, detestables condiciones de Hospicios y CasasCunas y falta de vigilancia sobre la lactancia mercenaria. Las autoridades sanitarias se preocupad hondamente de esta cuestión que constituye en nuestro país, donde tan fecundas son las mujeres, una verdadera sangría suelta; pero el problema más bien que médico es económico, educativo y social. Hay que fiar gran parte de su resolución á la ley de protección a la infan cia, hace más de un año promulgada, y cuya implantación definitiva conviene acelerar cuanto sea dable, tanto más cuanto que resulta más previsora y completa que á ley francesa, que sólo extiende su protección hasta los dos años de edad y la nuestra hasta los diez. La Virgen de Zocueca POR TELÉGRAFO tJailén, 5, 4 t. Hoy, mañana y pasado sej celebrará aquí la feria y los solemnes cul tos á su Patrona la Virgen de Zocueca, que lucirá en la procesión el manto riquísimo que le regaló doña Isabel 11 en el año 1 865. Lucirá también la banda y las condecoraciones que el general Castaños llevó á la batalla de Bailen. DE AGRICULTURA ercado de trigos. Los mercados de los centros produc tores, los castellanos sobre todo, se muestran al presente en una situación de indecisión que tiene en expectativa á los especuladores. Los negocios de partidas en Valladolid no han variado desde la semana anterior, habiendo ofertas vendedoras á 41, sin conseguir venderá este precio. Esta situación de pesadez y calma se manifiesta igualmente en todas partes, á juzgar por lo inalterable de las cotizaciones. Los resultados que ya se van pudiendo apreciar de la recolección, confirman las presunciones apuntadas en reseñas anteriores; el conjunto es bueno en cantidad, á pesar de no ser el grano, en bastantes casos, lo bueno que fuera de desear, ni tan abundante como prometían las perspectivas de hace poco mas de un mes. Las tormentas han seguido causando gran des pérdidas en el campo. En Barcelona otra vez presentan los trigos una gran calma; las transacciones escasean, pero la tendencia es, a pesar de todo, sostenida, pues ocupados los labradores en las operaciones del campo, las entradas del artículo en los centros exportadores son insignificantes. Esto hace que los negociantes no tengan tanta prisa por vender y que mantengan aún, muy fácilmente, la cotización dentro de la nota de firmeza. En Villada (Palencia) se han cotizado con tendencia sostenida: trigo, á 3 c reales fanega; centeno, á 3o; cebada, a 20. Los mercados extranjeros han presentado aspecto muy vario; mientras unos cotizan con regular alza, París, sobre todo, por recompras del descubierto, otros, Nueva York y Chicago, se muestran con alguna baja, efecto de las lealizaciones hechas.