Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S Líi SECOIOHE AKOM 3IO S COLOCACIONES URIOSIDADES GALANtes. Novedades incomparables. 50 muestras; 3 pesetas: 100, 5 pesetas, en sellos, con catálogo. Central Office 3 calle Cervantes, Madrid. OB PALABBAS, CLASILOS QUE DESEEN deben damente P iioados en secciones. De anunciarse encolocarse UAPI- C esta sección. nna á diez palabras, 1 peseta. Fot cada palabra más, 10 céntimos. Las abreviaturas y cada BIADO, EXCELENTES cinco cifras se cuentan COIPO referencias, coloc ríase una palabra. Al importe de casa, fonda, café. Zorrilla, 29, Cada inserción deberá añadir cuarto se diez céntimos de peseta por el impuesto del Timbre. ¡OVEN HACE FALTA Los originales se remitirán U p a r a ayudar escritorio Gra la Administración de A B G, fófonos. Carrera San Jeróniacompañados de su importe en mo, 10. metálico, sellos de correos, libranzas de la Pransa, ú otro ftflj A TBIllON 10 JOVEN SIN giro análogo, el día antes de la fecha en que deban ser pu- tVl hijos, desea portería. JS- azón: Caridad, 35, bajo. blicados. matique. Les Naris y nueva serie de cuadros por la tournée cinematográfica Pathe y la compañía de circo y varietés qwe dirige William Parish. DESDE 50 GRAMÓFONOS quoOfacilita pesetas con cuati discos. Pídanse catálogos C COJHPRAS OS QUE DESEEN ALQTIILcuantos necesiten sus lincas C lar rápidamente y un local para su habitación ó so. negocio, deben anunciarlo en efcta sección. OMPEO ORO, ALHAJAS, pago altos precios. CiadudKodrigo, 3, pLateiía. CORSESPOSfJ gX IA -FEATBO DE LA CIUDAD i Lineal. -A las seis de la tarde gran partido de pelota. A las ocho y media: Torear fino. -FelipelIó ei seN FUENCAE. EAL, 26, 1. por le Felipe. -El asistente g- ondo vendemos discos para Gradel coronel. -Chatsau Marmófono, de todas las marcas. gaux. RfOVEDAD. DISCOS CÓHII Veos de Fróg- oli, Cantalame ¿COLISEO I M P E R I A L sa y Maldacea en el deposito y (Concepción Jerómma. 8) fábrica de G- rafófonos. XavaInteresantes películas y desrro, San Jerónimo, 10. conocidas en líadrid. El notaSr. Sauz y la, TOKCHIO, CABUSO. SUS ble ventrílocuoCastro y Diana pareia de baile discos los vende Navarro, y la monísima niña Clotilde. fean Jerónimo, 10. Loa notables excéntricos y malavaristas Mis et Horrísei. La pareja de baile Huri- Portella y la niña Clotilde, ENTILADORES DESDE ¿5 pesetas; debe usted antes de adquirios visitar la casa Ureña, Barquillo, 14, y Prim, l gratis Ureña, Barquillo, 14, y Prim, 1. GRATIS N OBSEQUIO DE AQTTEllas personas que necesitando una colocación no puedan satisfacer el importe del anuncio, publicaremos GRATUITAMENTE el que nos remitan, siempre que no exceda de diez palabras. Es condición necesaria que el interesado lleve p rsoualmente anuncio á nuestras 1 oficinas. E E JSOVEOAKES AJ 3. A y ICOS JAPONESES r U) 6 todo hueso, tam w mtiy errafide y moy bien pe. fumados. 2 pesetas. Pai- Pai, palma Tonkin, á 50 oént. mos; docena, 5 pesetas. Casa Thonnas, Sevilla, S. V N ESTA SECCIÓN PUEden anunciarse económicamente todos los libros, en la seguridad de obtener un resaltado ventajoso 6 inmediato. E A E I S -A L A S NUEVE y media: El extraordinario transios: mista Donnmi en su nuevo repertorio. -El viaje de novios. -El aplaudido teatro Varietés. -Pa en Pierrot enig- P E N FUENCARRAL, 26, 1. rendemos los célebres Fonógrafos y cilindros Pathé. R S 5 AP. TO 8I1 S EGALAMOS FONÓfiRA- I O OALZAESE SIN TE K foSj no juguetes; nueva nuestros elegantes modecombinación. Escribidnos, So los y p r e c i o s económicos. cíete Edison, G- ijórt. Fuen carral, 26. N PRUÉBENSE LOS CHOCOLATES D EL O S RR. P P BENEDICTINOS v Carballo. Jl macén EL IMPARCIAL. Vic nrid. t llNiCQ DEPOSITO EN MADRID: LHARDY, CARRERA DE SAN JERÓNIMO, 6 ÚNICOS DEPOSITARIOS EN BUENOS AIRES 94 BIBLIOTECA. BE A, B C t- -Veo LOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS 95 Ei marinero colocó cuidadosamente sobre una níésa ia vasija, en medio de! a cual destacaba la más fresca, a más exquisita eflorescencia elaborada por el hada de las olas. Era una magnífica rama de corai de un color púrpura intenso, sobre ia cua! se abrían como corolas vivas, pequeñas florecillüs semejantes á las flores del azahar. Las encantadoras criaturas que, a! menos á primera vista, parecen participar más de la planta que de! animal, se dilataban con una especie de voluptuosidad á las tibias caricias de un rayo de sol que entraba por nnsi puerta abierta. ¡Cuánto daría yo- -murmuró en voz baja el doctor- -por poder producir una maravilla semejante! ¡Por hacer surgir de mis aparatos una partícula de materia animadaí espués, interrumpiéndose súbitamente, añadió con la entonación de frialdad que en él era natural cuando hablaba con su preparador de zoología: -Examine usted eso y defínalo, clasificándolo. Tal vez sepa usted entonces por qué ese coral crece tan rá? pidamente. Ei preparador, ai oir estas palabras, cogió Ja rama con precaución pjira evitar el contacto con los tentáculos- -se diría mejor corolas- -provistos de pestañas, cuyo pinchszo es tan desagradable como e! de las ortigas. ¡El encanto estaba roto! Apenas fuera de su etemen to, los zoófitos, como verdaderas sensitivas, se contrajeron, dejándose ver apenas á lo largo da la rama como informes prominencias. ES joven Arturo, como seguía llamándole desdeñosamente el profesor de materias explosivas examinó atentamente el ejemplar durante un cuarto de minuto, rompió i n pedazo y lo volvió á meter en el agua. Despi és añadió brevemente, como hombre s e g u r ó l e sus palabras: -Es una Gorgona abrotanoide... con placer que conoce usted esos po iperos- -dijo el doctor. -Sabrá usted cuáles son las propiedades de esa Gorgona. -Positivamente! a de segregar en mayor cantidad ia materia sólida que forma! a arborescencia. ¿De donde deduce usted... -Que los arrecifes producidos por la Gorgona ctbroianoiáe crecen infinitamente más de prisa que. los de las restantes variedades. -Muy bien. Ahora, usted, maestro Afejo; examine usted ese trozo que su colega acaba de clasificar zooló gicamente y díganos su composición química. Pero el preparador en vez de contestar con su lucidez habitual, manifestando un movimiento de vacilación, acarició con sus dedos huesudos las malezas de su barba, -j permaneció en silencio- ¿Vacila usted? -Sí, maestro- -respondió con entera franqueza. ¿Por qué? -Porque no estoy seguro de la exactitud de un análisis que data de más de medio siglo, único que yo sepa publicado. -s -Sí, ya sé: e! de Vogel de 1814. -Por lo tanto, me atrevo á rogarle que antes de pronunciarme categóricamente, me autorice á hacer otro De ese responderé. -No; es inútil por ahora. La fórmula de Voge! me basta. ¿La recuerda usted? -Sí, maestro; he aquí las cifras exactas: Acido carbónico, 0,27; cal, o,5o; agua, o,o5; magnesia, o,o3; sulfato de cal, 0,01; óxido de hierro, constituyéndola materia colorante, 0,01; materias orgánicas, 0,10. Debo añadir que, según M Fremy, esa materia colorante poco estable, no es el óxido de hierro. Mañana me aseguraré.