Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3? AÑO CUATRO. NUM. 56 y. CRÓNICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. SEMADRID, a DB AGOSTO DE J 906. NUMERO SUEL TO, 5 CÉNTIMOS ca negra. Este hecho evidente, amargo como un remordimiento social, debería influir de modo eficaz, para que en la villa y corte se diera capital valor á la educación moral y física de las nuevas generaciones. Sin embargo, el señalado antes es el más descorazonador de los datos. Lo que unos cuantos hombres de buena voluntad han hecho y hacen, dentro de un marco desgraciadamente reducido, en favor de esta raza desmedrada, ¿por qué no había de hacerlo la sociedad madrileña, ya que no su Municipio, en grandes proporciones, sobre el ejemplo citado, como sobre el boceto se pinta el cuadro, sin más diferencia que la de las dimensiones? E! sistema educativo, del cual forman parte estas colonias veraniegas, que en las orillas del mar ó en las laderas de los montes se compenetran con la naturaleza, fortalecen sus músculos y ensanchan su espíritu y sus pulmones, lo puede establecer y practicar por sí misma la sociedad entera, y así se reconoce y se practica ya dondequiera que hay energías colectivas y afán positivo de mejoramiento. Donde ello no existe no hay más que un egoísmo quejumbroso é inerte, dispuesto á todo, resignado á todo, con tal de que no le obliguen á pensar y actuar por sí mismo. Este es el que pide, á cualquier hora que se presente y actúe el hombre providencial, que le ha de ahorrar aquellas molestias; que se encargue de todo el Gobierno, ó el gobernador, ó el alcalde, pagando él esos servicios coro el abandono más completo de sus derechos y libertades. Seguro se puede estar de que, -al leer la interesante descripción, que de la Colonia Escolar en San Vicente de la Barquera- hace el brillante escritor aludido, algunos lectores sensibles al bien habrán preguntado por lo que hace el ministro de Instrucción pública, quien no da disposiciones para la constitución de tales colonias veraniegas. Mas, en estas cosas entra una cantidad de cariño, que jamás pondrá en ellas la mecánica gestión oficial. Así, no hay para qué echar sobre el ministro más cuidados. Es la sociedad, quien debe tomar éstos sobre sí, dondequiera que se sienta con vitalidad para la obra. Por lo menos, donde la sienta, el Municipio, esta primera manifestación orgánica general del espíritu colectivo, debe acometer ía empresa. La cual en Madrid, por las consideraciones ya expuestas, ha venido á ser de todo punto indispensable. Si ya se antoja algo tardía, siquiera no lo sea, proyéctese algo para el año venidero. ¡A ver si de esta suerte hay tiempo para que el propósito madure! Lo que es factible en Barcelona y en Bilbao ¿por qué no habrá de serlo en la capital de España? MANUBJ. TROYANO EXTRAORD 1 NARÍ 0 DE A B C -Kf estro numero de mañana tendrá ca rácter de extraordinario; estará esmeradamente impreso en magnífico papel satinado, y contendrá, además de amplia información gráfica y de noticias, el número XXI del periódico para niños Gente Menuda, con arreglo al siguiente SUMARIO Conclusión del cuento para niños La Muñeca ilustrado por Medina Vera. LA CIFNCIA AL ALCANCB DE LOS NIÑOS: E agua y el hielo, ilustrado con figuras. BELLAS ARTES: Zas hilanderas (cuadro de iVelázquez) E L TEATRO DE LOS NIÑOS: Pepito Trá CRÓNICA TELEFÓNICA Q A N S E B A S T I Á N A la hora de tr Dl A A LAS 1 s N restas líneas, no 1 -se tiene noticia de 7 4 PALABRAS ingún nuevo desaguisado automovilista, cosa que ha producido extrañeza porque ya se iba acostumbrando la gente á salir á desgracia diaria. Además, no crean ustedes que esas catástrofes de los días pasados han servido de advertencia ni de estímulo á las autoridades; los vehículos de la muerte siguen caminando á la cuarta velocidad, por no haber quinta, y adiestrándose en el arte de reventarnos con toda equidad y aseo. Allá ellos, porque el espíritu de represalias va tomando alarmantes vuelos. Agosto ha comenzado para San Sebastián con un contingente de 15.000 forasteros, sí hemos de creer en la sinceridad de las estadísticas municipales, y la cifra ha de aumentar, porque ahora comienza á venir la gente que visita antes los balnearios. Los Reyes, según informes que tengo por muy seguros, aunque no coinciden con los del Gobierno- -el peor informado en el asunto, como lo ha demostrado varias veces, y la última en Santander- -regresarán aquí antes del día ao. Para el a i irán á Bilbao y después á El Ferrol. Este viaje se prolongará á las rías bajas de Galicia, y en los primeros días de Septiembre estarán de nuevo en San Sebastián, donde además del concurso hípico, fiesta muy del agrado de S. M habrá algo que es igualmente de su gusto. Este algo será prácticas de artillería desde el fuerte de Guadalupe, para lo cual vendrán de Burgos y de Vitoria fuerzas de Artillería de tiro rápido y de montaña, que juntamente con las que hay de la misma arma aquí, y con las de Ingenieros de esta guarnición, harán simulacros de combates de mar y tierra. Con este objeto se arma en el Parque una perfecta imitación de acorazado, que se echará al agua aquí y se situará á seis millas del puerto. Se simulará un desembarco, y en este ejercicio se emplearán blancos imitando soldados, que surgirán mecánicamente, en sitios desconocidos por las fuerzas defensoras, á fin de dar el mayor carácter de realidad á los ejercicios de artillería de las diversas clases que constituyen el arma. Estas prácticas revestirán gran importancia, se verificarán en la primera quincena de Septiembre, y en ellas tiene puesto mucho interés el Rey. De la visita del Kaiser á España no hay nada oficial, según me ha dicho esta noche el ministro de Estado, á quien, por cierto, pregunté portel tratado de comercio con los Estados Unidos, del que tantas veces se ha dicho en Madrid que estaba ultimado y hasta firmado. Mañana a las diez y medía se firmarán las bases, me contestó D Pío. Del arreglo comercia con Suiza, me dijo que no se hace ilusiones, ni aun con el principio de inteligencia entre suizos y franceses. Hemos hecho todo lo posible para arre glarnos con Suiza, y Suiza todo lo imposible para que no nos arreglemos. Sin embargo, el cónsul general de la Fedeción Helvética- -y esto no me lo dijo D Pío, lo digo yo por habérselo oído al propio cónsul- -cree que el arreglo con Francia puede ser base de una inteligencia con España. pala. El paraguas maravilloso (historieta cómica par Xaudaró) Este número se venderá en toda Espa ña ai precio de DIEZ C É N T I M O S a c o o n i a escolar, q Ue j o san tiguos alumnos de la Institución libre de Enseñanza envía todos los años á la costa del Cantábrico, ha regresado ya á Madrid. De ello ha hablado en un periódico importante un escritor brillantísimo, que ha sido testigo presencial de la permanencia de dicha colonia en San Vicente de la Barquera. En su hermosa carta están luminosamente reflejados la vida de los escolares en la playa, sus ejercicios, sus. juegos, la salud, la robustez y la alegría, que los muchachos han almacenado para la vuelta á los estudios y á la labor. En algunos de ellos la temporada ha causado efecto maravilloso. Hace veintiún años que sé verifican estas higiénicas excursiones tan en boga hoy en toda Europa. En tamaño lapso (de tiempo, en Madrid no se ha propagado esa costumbre, que en el extranjero es ya un hábito social; sin duda el medio ambiente se presta poco á la propa. gación. En España mismo, solamente Bilbao ha organizado este año ocho colonias, y Barcelona muchas más. Esto es un indicio cierto, una muestra elocuente, de cómo se vive aquí y allí la vida moderna; de qué modo los pueblos de intensa vitalidad ven que lo primero de todo es hacer hombres, hacer ciudadanos, los cuales luego han de hacer la patria, y para ello hay que formarles un alma fuerte, dentro de un cuerpo fuerte también. En parte alguna es esto tan necesario, como en Madrid, donde la raquitis parece haber establecido su cuartel general. En organismos desmedrados, en cuerpos deformes, se determinan fatalmente deformidades morales, que á diario surten de tristísimas hazañas Ja cróni- CRÓNICA POLÍTICA O BRA SOCIAL