Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BEAÑO CUATRO NUM. 565. CRÓNICA UNJVERSAL ILUSTRADA. MADRID, 3i DE JULIO DE 1906. NUMERO EXTRA. 8 10 CÉNTIMOS) Mr. Stolypine, no toma en serio el manitos acertados hubo cosecha. Ahora, la cuestión está en que esos propósitos se fiesto de V ¡borg y cree que sus firmantes desearealicen. Cabe decir que la política de ban ser presos; pero él no ha querido darles hecho, de actos, la que la nación pide, ese punto de apoyo para conservar una popu que juzga decadente. ha empezado á manifestarse todavía, laridadcuanto al Ejército y á su fidelidad al En si no es en lo tocante á nombramientos. Zar, declaró que el gran duque Nicolás y los Y en ese punto la manifestación no ha demás generales responden de la inmensa mapodido ser más desdichada. Nuestro pue- yoría de las tropas, y terminó así sus declarablo se siente ávido de presenciar algo que ciones: Hay ahora en Rusia dos movimientos disignifique verdadera gestión liberal. Mas, hoy como nunca, el escepticismo s e ha ferentes. El primero es un movimiento social; apoderado de él, en tanto grado, que el segundo io es político. El primero tiene tohace preciso resoluciones prontas, hechos das nuestras simpatías y será objeto de especial En cuanto al segundo, de verdadero bulto, los cuales entren a! y detenido estudio. exijan las circunstancias. será tratado según lo público por los ojos; pues ver y cr, eer En todos los países es preciso apelar á la ha venido á ser la única máxima que la fuerza para reprimir la revolución, pero repito. opinión practica en todo lo aue á la po- y no me cansaré de afirmarlo, que la reacción lítica se refiere. no encontrará ecos en nuestro programa y que MANUEL TROYANO CRÓNICA POLÍTICA E R Y CREER Se hablaba ayer en estas columnas de los peligros de- una campaña diplomática, entablada con Roma en su propio terreno, sin contar con una gran fuerza de opinión y sin elegir con delicado acierto la oportunidad. En campañas tales, hay que tener presente todo lo que se tendría, si se abriera una marcial y cruenta, hallándose frente al Estado Mayor alemán- El símil no es exagerado. Se estudia este orden de asuntos en el Vaticano con aquel espíritu de previsión, aquella suma de datos, aquel conocimiento de causa y aquel reposo de juicio, con que se puede estudiar ese otro orden en Berlín, y además con tradiciones de un arte secular. Así se explica que, apenas se anunció el planteamiento de la cuestión religiosa por el Gobierno anteriort la Curia romana tomase la ofensiva y encargase de una agresiva maniobra al nuncio en Madrid. La nota referente al matrimonio civil y á los cementerios es un movimiento estratégico, para distraer la atención del punto capit. 1 y aun de aquellos oíros, donde el poder civil español tomaría quizá posiciones que fueran para él muy ventajosas, y que ya resultan comprometidas. El Gobierno actual acepta, Jo que llamaría cualquier técnico militar, una diversión. A la nota del nuncio, en lo reTativo al matrimonio civil, contesta el ministro de Gracia y Justicia, que es tal ez el espíritu más laico, que hay en el Gabinete; pero que ahora ha de limitarse á defender la posición atacada con dicho objeto. El ministro de Instrucción pública, un demócrata de verdad, penetrado de cuál es el punto de superior importancia y dónde puede tener mayor efecto la acción del poder civil, se dispone á operar sobre los establecimientos de enseñanza que dan al olvido las disposiciones vigentes, Jas cuales, en la parte que peor aguantan y cumplen aquéllos que dirigen los religiosos, fueron dictadas por el conde de Komanones. D. Amalio Jimeno, adoptando medidas enérgicas para que se cumplan los inobservados mandatos legales en la materia, entablará el combate en terreno favorable para el Gobierno é interesantísimo para el contrario. Ahí, mas no en las negociaciones anunciadas, donde se encierra el mayor de los peligros, es donde el Gabinete López Domínguez podrá hallar el tinte radical que busca, para tomar el aspecto, con que quiere presentarse hoy ante la opinión y mañana ante las Cortes. En el otro campo le espera una derrota segura. Nío fue, pues, infecundo el tan anunciado Consejo de ministros. De propósi- UNA INTERVIÚ CON STOLYPINE I os hombres de Estado rusos se modernizan rápidamente, poniéndose en comunicación directa con la Prensa. El corresponsal en San Petersburgo de la Agencia Reuter ha conseguido recibir las conñdencias del nuevo primer ministro. Hablando de la reciente disolución de la Duma, Mr. Stolypine dijo con viva emoción: (No ha habido tal golpe de Estado. Nada de io hecho deroga los preceptos constitucionales. El Zar tiene derecho, según las leyes fundamentales, á disolver la Duma, y no podía obrar de otro modo, porque la Asamblea era un cuerpo agonizante, y el mejor tratamiento que se la podía aplicar era el de poner término á su precaria existencia. Las recientes declaraciones del Zar, demuestran que el Manifiesto agrario de la Duma ha sido la gota de agua que desborda el vaso. Mr. Stolypine hizo después la crítica de los grupos en que se dividía la Duma, diciendo: a En estos momentos, tres distintas políticas son únicamente posibles para el Zar y sus consejeros: la política de reacción, la de pasividad frente á la revolución amenazadora y la política de reformas vigorosas. EI Zar se ha decidido por esta últim 2, y, por mi parte, estoy decidido á secundar sus esfuerzos, confiando en el patriotismo de la gran masa de la nación. Creo que el llamamiento del Zar á la masa neutra del país, apoyado en los testimonios constantes de buena fe y de honradez de la mayoría de los representantes, conducirá, seguramente, á la extinción de las revueltas ó, por lo menos, á reprimir eficazmente las fuerzas anarquistas. Interrogado después acerca de las prisiones verificadas en estos últimos días, el Presidente dijo: Las prisiones, las expulsiones y las demás medidas de orden administrativo son indispensables en las circunstancias actuales. Sin duda se suscitará un coro de protestas, pero en el período en que las amenazas y la intimidación del populacho están á la orden del día, no es fácil obligar á los testigos á presentarse ante los tribunales ordinarios. a Los periódicos suprimidos eran pura y simplemente órganos revolucionarios, cuya publicación no se consentiría en ningún país del mundo. todas, absolutamente todas las reformas inspiradas en el más puro liberalismo, serán aplicadas cuando el terreno esté dispuesto y la pacificación de los espíritus probada de un modo evidente. López Domínguez, literato l e Fígaro de París, recibido ayer en Madrid, publica en su suplemento literario, el primero de una serie de artículos dedicados á referir El sitio de Sebastopol, suscripto por el general López Domínguez que, como es sabido, asistió á la campaña de Crimea siendo comandante, como agregado al Estado Mayor del Ejército francés. El articulo, brillantemente traducido al francés por Mad. Charnant, está escrito coi elegancia y precisión poco vulgares. ECOS POL 1 T 3 COS I a situación. Por pocas dotes de sagacidad de que se halle revestido el observador, podrá notar, en la actualidad política, síntomas y señales que no son, ciertamente, aquellos que de ordinario informan los asuntos políticos durante las vacaciones del veraneo. Siempre fueron considerados los meses del verano, para la política, como un oasis en donde el Gobierno encontraba paz y tranquilidad, reparadoras de las luchas sostenidas durante la campaña del invierno y preparatorias de las que se propusiera realizar apenas el otoño refrescara la atmósfera con sus tonificantes brisas. Era el verano un statu quo, durante el cual el enemigo no tiroteaba á quienes ocupaban las posiciones oficiales. Este año no es así. La calma que se observa está únicamente en la superficie, y lo que es más doloroso, en la tramitación y estudio de los asuntos puestos i resolución del Gobierno, pero la intranquilidad adquiere carácter epidémico en el seno de la situación, y las luchas no cesan y la inestabilidad adquiere cartas de naturaleza. Nosotros hemos hablado con personajes perfectamente informados de lo que acontece en el fondo de la política, y vamos á sintetizar el resultado de nuestra información, refiriéndonos, en cuanto digamos, á las palabras de tas aludidas personas, y sin poner nada por núestra parte.