Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
X f awKf j Jísfc ÍÉÍpSESI e PUBLICIDAD SOLICÍTENSE TARIFAS Anuncios económicos. Reclamos. Anuncios por palabras. Noticias. Informaciones. 4 dminJstrac ¡ón: 55, Serrano, 55, Madrid SUSCRIPCIÓN PAGO A N T I C I P A D O yiadrid, por cada mes, i 5o pesetas. Provincias, 5 pts. trimestre. Trimestre: Portugal, 6 pesetas. Unión Postal, 8 francos. Administracjón: 55, Serrano, 55, MtdrU N. 564. MADRID, LUNES 3o DE JULIO DE 1906 NUMERO SUELTO, CINCO CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA C i i anaa tb Inimitable combatiendo d o l o r IC Cabcza, j a q u e e iiearalj nlas. Una dosis. 0,26 pe TM w- -iS Sv y setas. Caja 10 dosis, 2 pts. Madrid: Centros especííicos y farmacias. Barcelona, Rambla Floro TSílIbaó araiídiaTáñ 7 tr. a AlTcanTe, Mayor, 25. Toledo, PlazaZocodover, 43. Albacete, Mayor, 3. Reinos Mayor, 33. Murcia, S. Bartolomé, 10. Cádiz, Plaza Isabel II, 2. Santander, S. Francisco, 24. Logroño. Aíercado, 21. Avila, S. Segundo, 11. Oviedo, üria, 16. S. Sebastián, Hernani, 11. Valencia, dr, S. Antonio. La buena cconomia consiste en gastar lo necesario, y la practica higiénicamente el que, usando el l á c o r d e l P o l o dentífrico sin igual, evita gastos mayores en medicina ú operaciones bucales indispensables al que abandona su dentadura. Jareño y Compañía MADRID GRABíDEíi T A I X K R E S D E n 8 t r n c c i o u e H m e t á l i c a s y f u n d i c i ó n 44 ü i l e r r Armaduras, puentes, vigas armadas, soportes, columnas fandidas. calderería, cerrajería do construcción, etc. Dirección: Palal ox, 15. Teléfono 3.388 PRIMERA GASI EDEL 6 ALCALÁ 8 ALHAJAD Monte Benéfico Cadonas oro macizas 3 0 p t s Chapeadas 1 0 Bolsillos, Bastones. -Medallas, Dijes fantasía GARLOS DAL RE, ingeniero Barquillo, 6, Madrid M o t o r e s d e g a s y potról eo, m ¿quinas de vapor y cal deras, maquinaria para labrar madera, tuberías de hierro y accesorios. Bombas de todas clases. Motores eléctricos y dinamos. P r e s u p u e s t o s y c a t á l o g o s g r a t i s DISCOS para GRAMÓFONOS En F a c i i c a r r a l 3 6 l.o, hay inmenso surtido y últimas mpresiones de todas las marcas. Agua vegetal de A r r o y o premiada en varias Exposiciones oientificas con medallas de oro y de plata; la mejor de todas las conocidas hasta el dia para restablecer progresiTamente los cabellos blancos á su primitivo color; no mancha la piel n i la ropa. Se expende en todas las perfumerías y peluquerías de Madrid y provincias. P o r u t a y o r P r e c i a d o s 5 6 p r a l 12, Montera, 12 TTCjS! 1 catarros crónicos. l i u l O Informes gratuitos, se remitcgratis al que lo pida al Dr. Audet, Alcalá, 171, Madrid TAPAS para encuadernar la novela LOS SECRETOS DEL DR. SÍNTESIS. En la Tilla de Rentería (Guipúzcoa) contiguos á la estación del ferrocarril, y en inmejorables condiciones para la construcción de fábricas ó casas para obreros. Facilitará toda clase do detalles el abogado D. Ramón Soraíuce, San Marcial, 33. S A N S E B A S T I A N Dinero por Alhajas y Papeletas al 1 por 100 E N APEI. I ANI 1 y F U E N C A R R A I i 1 3 VALE NÚM. 30 I 72 BIBLIOTECA DE A B C OS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS se, -B a h ¿y eso q u é nos importa ahora? -Tienes razón, y no es p o r eso p o r lo que he ciC á punto de dejarme aplastar. -E n t o n c e s ¿por qué? -V a s á decirme que estoy loco. -Ya Jo he dicho antes. -Déjate de bromas. Q u e el diablo rae ahorque sí eí Príncipe no está á b o r d o ¿El Príncipe? ¿El Príncipe has dicho? -repuso el primer interlocutor sin poder dominar la emoción de su voz. ¿Qué dirá el otrol El otro que le cree m u e r t o su p o n d r á que nosotros le hemos hecho traición. Estamo perdidos! -E s cierto, estamos perdidos y no encontraremos urt rincón en la tierra para escondernos. ¡Huyamos y abandonemos la partídal- -Después de t o d o morir p o r morir, vale más lucháis hasta lo último. Cuidadol ¡Cuidado! -gritó un empleado q u e subido en el estribo agitaba un banderín rojo, mientras que el tren, retrocediendo siempre, hacía vibrar resonan tes las plataformas giratorias, dispersando á la muched u m b r e entre la cual desaparecieron los dos misteriosos personajes. Los barcos del D r Síntesis navagaban en conserva hacía una hora, dirigiéndose á alta mar. Los capitanes habían recibido órdenes de ruta m u y precisas, para el caso en que el temporal, la niebla ú o t r o incidente cualquiera dispersase la flotilla. P o r lo p r o n t o el Ana marchaba á la cabeza una milla p o r delante, y los otros tres le seguían espaciados con regularidad. El anciano doctor yla joven, a popa del ÚT, aspiraban plenos pulmones la brisa, conversando con animación. Q u é nueva f a n t a s í a del misterioso armadc eri Muéila? P e r o bien pronto todos estos comentarios cesaron ante un incidente completamente inesperado. El inciden jtf d e última h o r a U n prolongado silbido resonó sobre una de las vías j 3 ¿l camino de hierro, afecto al servicio de los muelles: jün tren de viajeros ¡cosa inusitada! se detuvo lentamente trente al Jína. C r a un tren especial, compuesto de tres furgones, ur sleping- car, un coche- salón y dos departamentos de primera clase. Apenas se había detenido ei tren, cuando cuatro caoa lleros, correctamente vestidos de negro, franquearon lentamente la pasarela que unía el na al muelle y se detu vieron ante la portezuela del sheping- car. Eran el cónsul de Suecia, el canciller del Consulado d o s secretarios. Abrióse la portezuela, y dos negros saltaron á tierra ayudando á bajar á un anciano de elevada estatura, de fisonomía imponente, ante el cual se inclinaron respetuosos los cuatro funcionarios. El anciano devolvió cortés su saludo, cambió con ellos algunas palabras y tendió la mano á una jovon de radiante belleza, que saltó á tierra con la graciosa agilidad de una gacela, mientras decía alegremente: ¡O h querido y buen padre! H e aquí la sorprcsu preparada, ¿eh? El mar, el mar que y o amo tanto. ¿Vamos á partir? -E n seguida, hija mía. T o d o está dispuesto, ¿no es ícrto? -preguntó al cónsul. -S í señor. -Perfectamente. D o y a usted las gracias, y hágame el favor de distribuir esto de mi parte entre el personal del Consulado. y