Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO sc DE JULIO DE 9o6. PAG, n EDICIÓN íXíADO, 2 3 1 N. as regatas. El fallo que de las regatas detailadamene comunicado por nuestro corresponsal, señor Castell, ha dictado el Jurado, es el siguiente: cPremio de honor: al Sogalinda, de Bilbao, y los tres primeros premios de las tres series los han obtenido los yates ¡Ay, Jíy, Ay! de Bilbao; Ole, de San Sebastián, Y Sidora de Santander. En el balandro Queen X. que patroneaba el Rey, iban además su ayudante el Sr. Suances, Alvarez, segundo del Giralda v cinco marineros. Los Reyes han sido constantemente aclamados con gran entusiasmo. Con la Reina Victoria fueron en el vaporcito del Princesa de Asturias la duquesa de Santoña y el duque de Santo Mauro. L nación diplomática, los supuestos enojos entre los ministros de Estado y Gracia y Justicia y la importancia que se atribuye a! primer Consejo que ha de celebrarse, quedaron relegados á segundo término ante el interés que había despertado el fantástico duelo. El portero de la casa del generar Castelo se mostraba inflexible: obedeciendo órdenes expresas y terminantes, no dejaba subir á nadie, limitándose á contestar cortés y vagamente á las infinitas interrogaciones de que era objeto, Allí supimos algunos detalles que juzgamos de interés oara nuestros lectores. H 1 general Castelo. El general de brigada D José Castelo, que se halla gravemente enfermo desde hace tres meses, figura con el número 43 de los de su clase, perteneciente á la escala de reserva. Entre otros destinos, ha desempeñado el de jefe de la Inspección administrativa y mercantil de les ferrocarriles de Madrid, cuando estos cargos eran servidos por coroneles del Ejército, según lo dispuesto en la ley de si de Julio de 1 S 76, promulgada siendo ministro de Fomente ei difunto conde de Toreno. El genera) C stelo ignora todo lo ocurrido y escrito; pues sus deudos y amigos han tenido 1 acertada precaución de ocultarle la Prensa de estos días, especialmente la de ayer, para evitarle el disgusto que le hubieran producido las contrsíttictorias noticias que han circulado. CJI capitán Casteio. El capitán Castelo. supuesto protagonista del drama de Viilalba, presta actualmente sus servicios en la Escuela de Tiro de Cádiz. Y nuestro corresponsal én dicha capital nos comunicó anoche que el capitán Castelo pidió permiso á su jefe para marchar á Ecija, donde tiene un hijo enfermo, habiéndosele extendido el pasaporte con fecha 24 del actual, y para donde salió el día 26. T os telegramas. Un pariente cercano del Sr. Castef e! capitán de Caballería, D Sebastián Zanón Valdivieso, telegrafió ayer al coronel director de la Escueta de Tiro, de Cádiz, preguntando por aquél; y á las pocas horas recibió el siguiente telegrama, que concuerda con el de nuestro corresponsal: Cádiz, 28, 3,5o f. Castelo no está. Marchó Ecija por tener enfermo niño. Y á las siete de la tarde recibió la familia del S r Castelo un nuevo despacho, que dice así. Ecí a, 18, 4,3o Estoy aquí por estar níñ. o malo. Hoy está mejor. Tepeít fl l capitán Castelo sano y salvo. Esos dos telegramas, de cuya autenticidad respondemos, por haberlos copiado de los originales, desvanecen las sombras que envolvían este asunto, por ¡o que al capitán S r Castelo se re. ñere. astelo y Royo no se conocen. Además, nos dijo el Sr. Zanón, la posición desahogada de que goza el general Casteio y la acrisolada reputación de su hijo les pone á cubierto de toda sospecha y desvanecen la leyenda de que mi primo haya tenido negocios de préstamos con el Sr. Royo, quien por su parte ha declarado ante las autoridades y ante sus amigos que no conoce ni de vista á su supuesto advevsaíio. 1 ffltimas impresiones. Con los datos que preceden quedamos desorientados para seguir buscando Medios de indagar lo que como hecho exacto daban anteanoche varios estimados colegas y que tanto interés ha despertado en las gentes Pero deseosos de satisfacer la curiosidad Je nuestros lectores, acudimos nuevamente á los círculos militares, salas de armas y centros de El Rey y el alcaide. con el alcalde y los conHablando el Rey cejales que fueron á saludarle después de terminadas las regatas, dijo D. Alfonso que la Reina ha, bía tenido una gratísima impresión del paseo que había dado por la ciudad. Añadió el Rey que encontraba á Santander muy animado, lo cual le complacía mucho, porque era señal de que iba progresando. El Rey se mostró satisfechísimo del recioimiento que le había hecho el pueblo santanderino, siempre tan fiel y cariñoso con sus Reyes. Hablando D. Alfonso de los toros, dijo que sentía mucho no haber presenciado la corrida con ganado de Santa Coloma. El alcalde invuó al Monarca á la corrida, de msñana, en la que se lidiarán seis toros de Urcola, á lo que D. Alfonso contestó que no ¡ría por tener que hacer una excursión á Las Fraguas ó á Covadonga. -Segura. información, y pudimos notar que de antesmo che á anoche la situación de los ánimos había variado mucho, y así hemos procurado reflejarlo en los artículos que publicamos con los epígrafes Nota de actualidad y El día de! asunto. La lectura de algunos periódicos que anoche, admitían la posibilidad de que el supuesto lance hubiera ocurrido hace un año, y entre e) señor Royo y otra persona que nada tiene que ver con D José Castelo- -debiéndose todo o escrito y hablado sobre el asunto en los- dos días últimos á censurables ligerezas ó á inexplicable quid pro quo- -hizo reaccionar á muchos, que momentos antes consideraban indiscutible que hubo duelo. ¿Le ha h b do realmente? Algunos siguen creyéndolo así; pero la opinión predominante esta madrugada, por compíeto opuesta á la que predominaba en dichos casinos y círculos en la madrugada anterior, eí que no ha habido tal lance, pero sf procederé muy deplorables que han motivado grande disgustos en el seno de respetables familias, 1 nforraes oficiales. Ei. gobernador, Sr. Alba, prosiguió ayer las gestiones para lograr datos positivos que permitieran- desmentir la íevenda del suouest duelo. Telegrafió á los gobernadores de Cádiz y Sevilla pidiéndoles informes del Sr. Casteío, y en contestación á sus telegramas recibió los si gui entes: Cádiz, s 8, 8,40 txobernador á gober n dor Madrid: Í E I capitán de Artillería D. José Castelo, se ausentó de esta captt. it el lunes pasado, cor permiso que solicitó para ir á, Ecija, dond dijo lener un hijo gravemente enfermo. Sevilla, s 8, 8.3o n. Gobernador interinoá gobernador Madrid; Aicalde Ecrja telegrafíame lo siguientes Capitán Artillería Castelo se Cíicucntia ei? ésta sin novedad alguna. JV I anifestaciones deí Sr. Royo. Cumpliendo insistentes órdenes del go bernador íivil. el comandante del puesto de la benemérita de Villalba) ogró encontrar al señor Royo y que éste se acercase á la estaciór telefónica de dicho pueblo. El Sr. Alba rogó al Sr. Royo que le dijese lo que supiese sobre el comentado asunto, y así lo. hizo aquél, desmintiendo rotundamente cuanto se había asegurado acerca de su encuentro á espada con el Sr. Castelo Mostróse indignado con su amigo el señor Víllaespera, creyendo que él debió ser quien propaló la especie, refiriéndose á otro duelo de tiempo pasado, cuyo lance relató al señor Villaespesa un amigo áe ambos. Añadió que al leer en la Prensa lo del lance, fe fue de Madrid á Vilíalba, donde se encontraba su padre, para que este no se alarmara, dándola casualidad de que se cruzasen en el camino, porque su oadre había ido í Madrid el mismo día. Y por último, dijo que él ni conocía á ningún Sr. Castelo, ni su padre había tenido nunca asuntos con nadie de dicho ape! Iido El Sr. Alba practicó luego otras gestiones que le confirmaron en. la impresión de que el tan traído y llevado lance trágico, sólo ha exis tido en la fantasía de quien le inventó. ¿DUELO FANTÁSTICO? l supuesto lance trágico ocurrido el miérE coles cerca del Guadarrama, continuó ayer siendo el asunto del día. No se hablaba de otra cosa, y los redactores de los periódicos no se dieron punto de reposo, recorriendo todos aquellos sitios en que presumían podríanse adquirir noticias relacionadas con el comenta disimo suceso. En nuestras ediciones de ayer tarde dijimos, por referencias escuchadas en Gobernación, que el notable escritor Francisco Villaespesa había manifestado que el S r Royo San Martín, amigo suyo, faltó el lunes á una entrevista convenida para ese día, y á la oue debieron concurrir ambos. Que el jueves le vio en Madrid, y relacionar. do aquella falta con lo que leyó en la Prensa respecto á un supuesto duelo, le interrogó, obteniendo la más completa, negativa del señor Royo acerca de su intervención en el lance. También dijimos que un pariente dd señor Castelo, oficial de Artillería, había asegurado que creía totalmente inexactos los supuestos orígenes y consecuencias del tan comentado lance. Y. por último, que el fiscal de S. M había mandado instruir diligencias para esclarecer 1 verdad de lo ocurrido. indagaciones. A última hora de la tarde comenzó á despejarse, en parte, la incógnita. lino de nuestros redactores visitó a casa del genera D. José Castelo, el núm. y de la calle de Carranza. El portal se hallaba materialmente lleno de amigos y de curiosos, que acudían á saber noticias del suceso, Que seguidamente reproducimos. El viaje de los Reyes á Santander, la combi- ECOS POLÍTICOS D e g r e s o del Presidente Hoy, 3 las siete menos diez minutos, Habrá llegado á esra corte el general López Do- rnireguez, el cual ha rogado á sus amigos que no bajen á fa estación á recibirle, dado lo intempestivo de la hora. E n cuanto llegue eí Presidir -t fáírá sí s