Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C DOMINGO 29 DE JULIO DE ioc 6 PAG. 9 EDICTO 1. contemplar el soberbio panorama que se exrf 0? tea 1 rs crinstitircionales demácr- íí con. fian en aprcsuur Ja coitvocoioiu de la Oa. ua tiende ante sus ojos, lin cielo espléndido completa el cuadro. Entran los Reyes en la ciudad Con su actitud. Los diputados de! partido obrero no han y las ovaciones se repiten. Santander está ya satisfecha. Ha visto á la resuello nada todavía. Reina bonita, y agradece la prueba de afecto y aría Spiridowna. de confianza que SS. M M le han dado. Moscou, 28, 1 m. Ha llegado Ae SiAi mediodía ia ciudad recobra su aspecto bcria la famosa revolucionaria María Spiri- ordinario, que es extraordinario en estos días, downa. Aunque se procuraba ocultarla, la mu- porque Santander está en plenas fiestas y mechedumbre supo que venia y afluyó á su en- dia provincia está aquí, aumentando el Contincuentro. gente de la colonia veraniega. Las precauciones adoptadas por la policía El cronista se vena y se desearía para hallar para evitar que se comunicara con el pueblo un rincón donde descansar y comer, si no fuefueron inútiles. María pudo arrojar por las ra por los excelentes compañeros santanderiVentanillas del vagón algunas cartas, que han nos, que primero le llevan al Uiión Club, simsido publicadas por los periódicos. pática Sociedad de cincuenta socios que saben A la llegada del tren que la conducía, 7.000 hacer arte y divertirse, sobre todo, divertirse, obreros y ciudadanos de todas clases a altaron por lo cual el vulgo les llama la escuadra de la estación, desengancharon el vagón donde gastadores gastadores, por lo que gastan, y estaba María Spindowna y, empujándolo, lo les cuadra, porque de lo que fue una cochera llevaron al andén central, entre aplausos y cán- han hecho un club lujoso y modelo. ticos revolucionarios. En un piso alto (i- I café Suizo hallamos t Se ofreció á María los medios de evadirse apetecido almuerzo. El local no es ciertamente de Sibera, pero ella rehusó diciendo que de un club; pero personajes de más alto lina ningún modo abandonaría á sus compañeros han hallado allí refugio y almuerzo, como qui. desterrados. á nuestro lado almuerzan la duquesita de Alba Para dominar et tumulto que la llegada de y su marido el duque de Santoña. María Spiridowna produjo, las autoridades Visitamos después el suntuoso Club Náutienviaron tropas, que al saber de lo que se tra- co, cuyo monumental edificio es gala de Santaba, se negaron á disparar sobre los manifes- tander. tantes. A las cuatro embarcamos en el Carmela, vaMaría es una mujer de complexión débil por que conduce al gobernador, á las autoripero de indomable carácter. dades, al Jurado y á la Prensa. El Rey, gobernando un bote del Giralda, ren asaltado. Varsovia, 20, un. Cerca de la fron- atraca ál muelle, entrega un pliego, recoge tera ha sido asaltado un tren por una cuadrilla otro, y de paso recoge también una ovación. Viste ya traje de faena para patronear un ie malhechores, resultando muertos dos generales, dos altos funcionarios y cuatro soldados; balandro, pantalón blanco, maillot blanco y gorra también blanca sobre el maillot; tiene puesos ladrones robaron 16.000 rublos. ta aún la chaqueta azul de clubman. omplot descubierto. Momentos después, cuando nuesto barco San Petersburgo, a 8, 11 En la re- ocupa ya su puesto para dar la salida, pasa dedacción del JHysl han sido descubiertos por la lante el balandro Queen X, que patronea el Rey. policía cartas, planos y listas de nombres, entre Son las cuatro y media. Hecha la señai, pasa los cuales figuraban los de importantes perso- el primero entre las dos valizas de salida el banalidades, reveladores de un plan completo de landro alemán Paul: el segundo, el Sogatinda; insurrección general. el tercero, el Mana; el cuarto, el Equis; el quinto, el Alfena En este momento vemos algo inesperado y terrible que nos arranca un grito de espanto; el Marta y el Sogalinda van á embestirse de costado por la fuerza irresistible del virnto. El María, que lleva ya el trapo en el foque, QANTANDER, DÍA 8 A Santander LAS 11 DE LA NOCHE esperó ayer hace una virada violenta, que no resiste la vela, todo el día y dobla el barco del lado de estribor hasta tocar la vela en el aguí. o 5 PALABRAS R e y e s Los tripulantes Barriere, comandante del y los Reyes no llegaron. Santander vio llegar Giralda, que llevaba el timón, el teniente Jacoesta mañana el Giralda y mostró su júbilo echándose á la calle, saliendo al muelle, colgan- me y el marinero que manejaba las cuerdas, se do los balcones, improvisando un decorado hunden en el mar; pero aparecen en seguida de las calles con percalinas formando bande- nadando por el otro lado del barco. El tenienras. Tan espontáneas fueron estas manifesta- te Perrer gana la borda de babor y gatea sociones, que en un comercio de la calle de Ata- bre la vela hasta que el casco pone la quilla al razanas había sobre una colgadura un letrero sol, gana también la quilla y se mantiene sobre cuyas letras eran cintas de colores prendidas ella de pie, apoyando una mano en la orza mocon alfileres y decían: El cielo á Sus Majes- vible que ha quedado, naturalmente, erguida. tades pero en Santander se adivinaba un Entretanto, grita i sus compañeros: a ¡Calma, gesto de duda, casi de disgusto: decíase que calma, que ya viene el auxilióla En efecto, el capitán de nuestro barco halos Reyes no desembarcarían. Eran las diez y media, el pendón morado bía gritado al maquinista por la bocina del tiizado en el Giralda, indicaba que los Reyes se- monel: Todo avante Estábamos á unos cien metros de la catásguían á bordo. De pronto óyese la Marcha Real en el muelle de viajeros; la gente corre trofe, avanzó nuestro barco lo suficiente para atrepellándose loca de entusiasmo. Los Reyes echar un calabrote á Ferrer, que seguía de pie desembarcan, proporcionando la mayor satis- sobre la quilla de la popa del Carmela, se echó á los otros tres náufragos un salvavidas, al cual facción, la mayor alegría á este pueble Montados en un coche particular, escolta- se agarraron Jácome y el marinero, que ayudos por un piquete de la Guardia civil y se- daban á Barriere á sostenerse i flote, no sin guidos de una focena de carruajes entran por trabajo, porque Barriere es hombre grueso, y el muelle, siguen por la calle de Atarazanas y aunque el salvamento fue rápido, los minutos las Alamedas, y son objeto de una formidable cuando se nada son muy largos. Al fin, los náufragos entraron en nuestro Ovación de cariño y de entusiasmo. Dan la Vuelta por la parte alta, llegan al sardinero, barco, pero poco después trasladáronse un donde la Reina hace detener el carruaje para bote del Giralda. La escena fue emocionante y turbó por un momento la brillante fiesta. Acudieron también en auxilio del María otros balandros y vapores, pero ya estaba conjurado el peligro. El María, ese desgraciado balandro del Rey que ya el año pasado sufrió también averias, quedó largo rato con la quilla mirando al cielo. Cuando volví de alta mar le vi en el centro de la bahía con los palos en alto Y continuó la regata animada y bonita, seguido el Queen X, que gobernaba el Rey, y que, á la altura de la Magdalena, largó valientemente la escandalosa produciendo la admiración de los marineros por la Reina, que embarcó en el vaporcito Explorador, del Princesa de Jltlurias, un barquito que anda 13 milias por hora. Pero ya á nueve millas mar adentro, el vaporcito volvió al puerto. La verdad es que el mar fuera estaba movido como para marear, y sólo nuestro barco tuvo 14 bajas. El viento cayó bastante, y esto hizo que al final, una regata que empezó tan bonita, se hiciese pesada. Triunfó el Sogalinda. Hicieron bonita regata el Sidora y el Ole, entre otref. El Queen X no triunfó; pero el Rey se acreditó de notabilísimo marino, y Santander dice á estas horas lleno de orgullo: Conste que la primera regata que ha corrido el Rey gober M nando un balandro, ha sido en Santander. CASTELL T NOTAS MUNICIPALES I a sesión de ayer. Comenzó á las once menos diez minutos, bajo la presidencia del Sr. Aguilera, Se dio cuenta, entre los asuntos de oficio, de la Real orden de Gobernación autorizando al Ayuntamiento para emitir obligaciones por Resultas, hasta la cantidad de 6.400.000 pesetas; de la concesión á la Sociedad del tranvía del Este de una nueva línea de tranvía eléctrico, que pase por la calle de Perraz, desde la del marqués de Urquijo, á las de Moret, Rosales y Benito Gutiérrez, y otra á la Sociedad de tranvías de Estaciones y Mercados, para estab ecer un servicio á la plaza de los Mostenses. CRÓNICA TELEGRÁFICA 1 a calle de Martín Soler El dictamen de la comisión de Ensan- -che proponiendo que fuera aprobado el emitido por el Sr. Diez respecto de las obras hechas en la calle particular de Martín Soler, fue impugnado por el Sr. Iglesias, á quien contestó el Sr. Diez, el cual, con datos del ingeniero de vías públicas, demostró que el coste de esas obras sólo ascendió á unas 3oo pesetas. Intervino el Sr. Santillán para rechazar cargos que el Sr. Iglesias hizo al Sr. Casanueva; le contestó el concejal socialista, insistiendo en sus inculpaciones, que hizo extensivas al alcalde saliente, y luego repitió los fundamentos de su denuncia el Sr. Caballero, agregando que las obras habían costado unas 2.000 pesetas. También intervino el vocal de la comisión de Ensanche Sr. España, el cual fijó el criterio de la Comisión, y anunció las conclusiones que la misma tiene preparadas respecto de las calles particulares, que serán las de exigir á los propietarios de las casas que hagan la urbani zación á que están obligados, y en caso con trario, incautarse de dichas calles. El alcalde manifestó que procurará que todas las calles particulares queden urbanizadas. El Sr. Pro excitó et celo de) alcalde para que se lleve á cabo el plano del Ensanche de Madrid, prometiendo activar tan importante trabajo el Sr. Aguilera, y quedó aprobado, por fin, el dictamen.