Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO DE JULIO DE 1006. PAG. 4. EDIClOMi palabra sobre materias como la que era tema 4 e u conversación. Y si el aludido personaje no sabe lo que pasa en el Vaticano, nadie lo sabrá en España. -Desengáñese usted- -decía este persona c; -vaya quien vaya, y sea diplomático ó político, no podrá hacer nada. Al secretarlo de Estado se le conoce muy poco; en España, ns ia. Se sabe de é) por todo saber que es español, que es joven, que es eminente. Estas líneas de una figura no determinan siquiera su silueta. Lo que conviene saber para los efectos de lo que pretende el Gobierno, es que se trata de un espíritu- ultramontano, de lo más ultramontano que pisa las cámaras pontificias. Lo que nadie puede ignorar es que por razones fácilmente comprensibles y hasta lógicas, puesto que un allegado de ese eminente funcionario de las cámaras vaticanas ejerce un cargo de ios de más confianza en las cámaras regias españolas, se sabe allí con toda precisión lo que en política puede suceder aquí, y puede darse el caso de que cuando el embajador comunique una nota, se la tengan sabida ya de memoria en el Vaticano. nosotros lo mi mo importa el año ige 5, que el 1906, que ei 1907... En cualquiera de eso C i el Sr. Castelo, supuesta victima del mis- años pudo verificarse el duelo, que no vacila, terioso lance, telegrafía desde Ecija di- inos en llamar inactual... ciendo que goza de buena salud, y el señor La sorprendente aparición en este asunto Royo, por su parte, manifiesta que nada tiene de un poeta como Vülaespesa, cuya ardiente qtie ver en este asunto ¿podremos asegurar imaginación conocemos todos sus amigos y que el duelo en que intervinieron dichos seña- admiradores, nos hace sospechar si el relato res se ha verificado en la región de la fantasía? de autos será una de. sus más bellas poesías. A ello nos invitan, no ya esos dos argumen- Ya esta misma sospecha aletea en las manifestatos de bastante fuerza, sino también algunos ciones que el gobernador civil hizo ante los pequeños detalles muy dignos de ser tomados periodistas que acuden á su despacho... Pero en consideración. No nos atrevemos, sin em- el poeta ¿h bló por cuenta propia... ¿O se ha bargo, á exponer un juicio definitivo, temero- limitado á reproducir las declaraciones partisos de perder el nuestro, algo exaltado á con- culares de su amigo el S e Royo... Del señor secuencia de los calores veraniegos. Y porque Royo se dice que es un ¡oven inteligente, que se sabemos, además, que hay muchos creyentes, ha iedicado á Icctuí as literarias y al empleo de s morfina, convencido de que la vida es triste. si no en las circunstancias, en lo fundamental del suceso; esto es, en que el duelo se ha veri- Tales espíritus suelen tener la fantasía muy ficado... Unos vecinos del pueblo A vieron exaltada, por lo cual se atribuyen la realización pasar á tal hora de tal día los automóviles por- de los hechos que se imaginan... Y del otro tadores de los combatientes; otros vecinos del a mgo dei Sr. Royo, de ese D. Ángel García pueblo B vieron también pasar, á la misma que le acompañó estos días y que fue testigo hora del mismo día, los mismos automóviles presencial del suceso que luego relatara minucon las mismas personas... ¡Ya son dos, que ciosamente, se sabe que ha vivido en un munno tino, los lances verificados... En San Se- do artístico, pues fue coempresario de un bastián de los Reyes se cree que el suceso acae- teatro, y que se reúne á diario con autores y- -Convencidos de la inestabilidad de nues- ció en San Sebastián de Guipúzcoa, y vicever- comediantes. Se s ¿be también que ha desapa tros Gobiernos liberales; viendo que desde la sa... ¡Ya son cuatro... Y no es difícil suponer. recido de pronto. Su desaparición nos hací constitución del primer Gabinete de esta situa- si s gue la progresión creciente, que en breve suponer que oyó el relato que aseguró haber ción no sólo no se ha hecho ninguna gestión para plazo todos los pueblos de la Sierra y todos visto. Esta confusión de tas sensaciones percitumplir el programa liberal, sino que ni siquiera se sus tocayos de otras regiones, crean firmemenbidas por los sentidos, es precisamente lo más 6 a anunciado oficialmente el propósito de entablar- te que fueron escenario del trágico acontecifundamental del modernismo. Se lo advertimos las; encariñados con el sistema de las dilatorias miento... de pasada á los que hablan de esta escuela lite que es el medio de no resolver los asuntos que raria sin conocerla. Es un fenómeno natural, ya estudiado por B se quiere resolver; seguros de que antes de O ¡Y ahora ¿no se podrá con estos detalles decir, que llegue á ponerse la cuestión sobre el tape- los psicólogos. Cualquier detalle anormal en te, si á tanto se llega, Maura ha de volver al nuestra vida corriente nos hace suponer que. en definitiva, lo que hay de cierto en el asunto Poder y ha de mantener el statu quo. cuanto el misterio nos rozó con sus sutiles alas. Y la que ha preocupado á Madtid entero durante algunas horas? aquí se dice y hasta se grita no pasa de las inocente vanidad, ó la excesiva candidez, llegan Volvemos á decir que nosotros no nos atrepuertas de San Pedro y á lo sumo inspira una á hacernos vivir lo que soñamos, porque, quien mas quien menos, todos tenemos algo del mon- vemos á dar un juicio concluiente. Pero nos conrisa de desdén. sieur Joyeusse, de Daudet... La noche del inclinamos á creer que éste es un triunfo de la- J... 1 atentado de la calle Mayor fueron muchas las literatura. El duelo no ha debido celebrarse en- -El Papa es la bondad, es la virtud, es la personas que vieron á Morral, aunque estaba el Alto del León, sino en el Alto del P ¿to (Crttantidad mismas. Creo firmísimamente que ha- oculto, como se sabe. A ios pocos días de la nard en francés como n- idie ignora) Y ha susbría salido temporalmente de su prisión bus- sublevación de Yillacampa más de cuatro ciuda- tituido con ventaja) en nuestras columnas, á la cando alivio á sus achaques; pero las razones danos declaraban misteriosamente en casinos y aparición de la fañosa serpiente de mar que se que se invocan en contra de sus propósitos cafés: ¡Yo le tuve las riendas del caballo. 1 realizaba todos los veranos invariablemente pueden lo bastante para que renuncie á éstas. No; no nos atrevemos á exponer un juicio en los tiempos candidos del periodismo. Los altos hombres que le rodean son, ante todo definitivo sobre este extraño suceso que ha hecho ANTONIO PALOMERO f sobre todo, hombres de la causa que reprederramar mares de tinta y destrozar varios pasentan. Nadie es allí español, ni francés, ni in- res de zapatos de verano... ¡Y sin embargo! glés; se es de la casa, y si acaso se es algo, es No sólo dudamos del misterioso duelo; dudaitaliano... mos, ¡ayl, hasta del día en que se verificó... ¡Triste cosa es no estar seguros de la veraci- J... J POR TELÉGRAFO- Rampolla vive retraído, entregado á lo dad del asunto del día... Pero es más triste T 5 o. 29. 1 m. Dos frailes escorpios det cuyo. Su gran talento, su perspicacia le impo- no conocer ni aun el dia del asunto. Colegio de Algorta que se estaban bañan Creíamos que el duelo habíase celebrado el nen esa actitud, que algún día ha de rendir sus frutos. Es el sacristán mayor de San Pedro, miércoles; mas he aquí que el poeta Vilbespe- do esta tarde en la playn de la citada villa, fue vive en su palacete, del que apenas sale; ha sido sa ha declarado ante la autoridad competente ron arrastrados por la resaca. A los gritos que daban pidiendo auxilio y ha dicho también á nuestro estimado colega papabiley volverá á serlo, sin el veto de Austria, que ya casi no le tiene por efecto de su medi- España Nueva, que el Sr. Royo, su amigo, acudió un bañero, que fue también arrollada atuvo un duelo et año pasado con un capitán de por la fuerza de la corriente. tada actitud. En socorro de los tres se echaron al m as Artillería en las inmediaciones de Guadarrama y otros bañeros, que consiguieron salvar á su en la misma forma relatada por España Nuevas. -Sí; Merry del Val. Ese es el hombre de allí; ese es el prelado eminente, enterado á toda En esa ocasión la espada del Sr. T (oyo atravesó compañero y á uno de los frailes. Ambos S (hora de las interioridades de la política espa- á su adversario el capitán, y al caer éste al suelo hallan en gravísimo estado. El otro escolapio pereció ahogado. -Teráft ñola, conocedor de lo que pasa y de lo que se dobló la punta del arma. Pero eso fue el año pasará, refractario á toda innovación en el pre- pasado... ¡El año pasado! sente estado de cosas, y ante el cual ningún El simpático diario de la noche añade á esa embajador ha presentado todavía una nota referente al asunto, ni- -créame usted, porque lo declaración poética: POR TH 1 EGBAFO La exirañeza que nos ha producido este resé á ciencia cierta- -la presentara el que vaya con nuevos poderes del actual Gobierno, sea lato, conociendo al Sr. Viliaespesa y admiránCanlúcar de Barrameda, 28, 6 t. Ha sido el enviado un diplomático, interesado, natural- dole como le admiramos, no es para contada. transportado desde el campo, en estado S ¡este duelo del miércoles, que ha descrito grave, el labriego Manuel García, que había mente, en adquirir categoría en su carrera, ó sea un político de talla animado de buenos toda la Prensa, y principalmente nosotros, hu- sufrido la picadura de una tarántula. biera ocurrido el año anterior, cono dice el deseos. Padecía dolores horribles, que se le calma Sr. Vülaespesa, el escándalo que ahora se ha ron cuando se le sometió á la cura por medio producido habría estallado entonces. del baile de la tarántula. Por nuestra parte, declaramos solemnemenHasta aquí lo interesante de la conversación Pero como tiene el veneno inoculado, se le que yo sin comentarios, pero asegurando su te- -con más orgullo que tristeza- -que hemos ha hinchado el cuerpo y se teme que le sobre llegado á la región serena del Tiempo, donde venga ¡a muerte. autenticidad transcribo. la Eternidad borra los limites en que los nvrÁNGEL MARÍA CASTELL tales encierran la corriente de la Vida... flira EL DÍA DEL ASUNTO Un fraile ahogado Picado por Ja tarántula