Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANUNCIOS ANUNCIOS OK PALABRAS, CLASIh s- doís en secciones. Do TUJA k dií z paiiibraf, I pesetat. Pot cada palíibr míis, 10 céntimos. I abreviaturas y cada Cinco cifras se cuentan como un palabra. Al importe do e iA inserción deberá añadirte djeg chotunos de peseta, por el impoooto del Timbre. Los ori i nales se remitirán ¿la Administración da A HG, loompanjtdos de sn importe en taetAhco, sellos de correos, libranzas de 1 Prensa ú otro giro s- Bálog- o, el día untes de la fecha en que deban a x pU- POR PALABRAS -NueT- a soríe d cuadros de la toarnée Patbe. -Los doscarnlj dorea de trenes y la compañía de circo y varietés que dirige William Parish. RflATEIMONlOS KICOS Y IVi ventajosos, los proporciona doña J uaná Gallardo. Barco, 38, Madrid. P COI- OOAOIOXKS OS QUE DESEEN KAPIdamonte colocarse deben apandarse en esta secc én. L mioá; pero alli arrastraré mi m a m a encendiendo 5 en cada Tino da xqnellos paraj la luz de ao reooerdo feliz. -13 Marzo XHSCOS l M PE (Concepción Jerónima, 8) J OVEN 27 AÑOS, ELEC- ENPUENCAKXAL, 26, 1. C OL I S 5 películas KyiTL tricista, desea colocación. vendemos discos para GraInteresantes desSan Pedro Mártir, IZ mófono, de todas las marcas. conocidas en Madrid. 121 notaOVEN DESEA PORTERÍA colocacióa ordenan za, et Informes: Carranza, 14,2. oVRÉCESE SEÑOV IUDAcaballero, buenas re- V ra ó ferencias Cardenal CisneIUDA DESEA COLOCAción 6 niño que cuidar Hernsni, num. 7. BZ. ECT 2 UCX OiVD ENTILADORES DESDE 35 pesetas; debe sted antes de adquirios visitar lacjí v Ureña, Barquillo, 14, y Pnm, 1 ble ventrílocuo Sr. Sanz y la pareja de bailo Castro y Diana y la monísima niña Clotilde. ros, 68. V Preparatoria para carreras 05) litaros. Internos y externos. u. R (iai. ijarft Ar. ifetIgX. KRES A AtABEHUS CADEMIA SüSANNA. S S EÑOEITA DESEA TRAbajo y iocorro para poder atender hermanaenferm EXORA FORMAL DESRA colocación, Bftcerdote 6 caballero. Visitación, 10, portería EÑORA VIUDA DESEA colocación señor sacerdote, callo Sombrerería, 2, portería. EÑOEA DESEA COLOCA. ción para fuera. Costanilla de loa Angeles, 2. TN ESTA SECCIÓN SE PU -ibheftra toda cíase de a nos, siempre qae 8 an admití do s por la censara del periódico, tií- s personas que remita por correo fetos avisos, so servirán indicarnos, de no verlos publicados, por qné eondactoó en ne forma les devolvemos el importe. O- ECIBI CAHTA QUE PTTV. i EÓ cruelmente mi alma. Iré por no n e esperan los LAZADETOROS. -ALAS oaco: Gran corrida de novillos. -Se lidiarán seis toros dosecho de tienta y cerrado, de la acreditada g- anadería de 0 José Palca, que serán e; ALUD DE LA PIEL. E x tinción de tn 8 erioft pico- toq ueíidos por los diestros Templíuto, Chiquito de Bogores, erupciones, salpullidos, ña y Flores, con sus corres (Mundificante Santoyoi, escocid apondientes cuadrillas. ras, erosione grietas, picad a- P ABIENDO UECIBIDO tantas contestaciones 4 mis anuuojos por representantes do la reüOrabrada marca Premier que no he podido contestarles todas, les rnopo esperar sirviendo el catálogo como aviso de recibo También les comumoaráu que ayer he formado con unos señores do ésta ana sociedad repulnr c o l e c t i v a t i t i l a d a H Keroyd, AAetl y CompañtUf para cacia, oomodi Jad y pu Irritad absolüta 3. Pídanse en farmar ias, 6 por correo. Doctor Santoyo. Linares. Prospectos gratis. r ts (DerrnaUígeno Santoyo) Efi- seguir on esta represontacióni a corno la venta y fabricación de otras marcas y aoeesonos de todas cía es. Castellón, 25 J u l i o UOtí. -Ui 4i seíl Ecroyd Stitd. FONÓGRAFOS X FUEXCAERAL, 26, 1. vendemos ios célebres Fonógraios y cilindros Patbó. OS QÜK DESEEN ALQÜIlar Tapidamente sus fincas jr cuantos necesiten un local jp ra sa habitación ó sa neg- Qcio, debon anunciarlo en L E VEVTAS EBAJAS TRKINTA DÍAS por reforma. Muélaos tejidos, tapicerías. JCstadiós 2. S BICUJOGRAFÍA enmenie todos los Libro 3, en. í fipg- nrida. d d e obtener a a resaltado ventroso é mmedisto. CAjKES PL ZA D BIÍISTOL, EnteAelegante E L Callao. 1. StxiblecimiGnto tiene un esmeY ir o do E N ESTA SECCIÓN PÜS (Í 6 Q aütiBCiíireQ ecoiiónii- JES PECTAC UÍAi S POLO. -A LAS OCHO Y inedia, (Ultimas funció nos do la témpora la y dot- podida de la compañía) La venta de la a e rfA. -A 1 H nuove y medía hí iluso Cañizares. -A IHS día y media Lo chorros del oro y Kl noble amigo. -A íat ouce y trea cuartos: Kl p- lio JVjala. A) as cinco: La venta de la alosna. -Ki n u vo servidor. -Ei noble amigo. -Ü. 1 pollo Tejada. A R Í E de Pontojos, t, os ol que IHS A N SE BASTÍAN. SE VEN D 13 chalet vistas E L ALMACÉNSudón, PUiza S desituado preciosas quince nioGou aloa xnar, altura n vedade. s presenta en camisetas, medu- i, c. ilcotines, c; il ao y 1 rd iJos de hilo y s ua. Es cjandad para niños, l rocto í sm competencia. CÍJSA 9IO FOXOS DK A PESARelygran HABETl muerto teoor Taini no, TÍV pueJft oírsele minutos población. Dirigirse: Arrese, Avenida, á 6. I reeio módico. rado servicio p ¿tra dentro y fu era del mismo. Plato del día ARISH. -A 1 AS CINCO de la tarde y nueve y motíia de la noche- Dos grandes funciones; on am JU) 1 ex tr ordmario t ra- tisf ormista Don Q mi. -iWft. mpago. -Via, e de nOrion. -Theatffi P rie A P KNOO Ó ALQTJtLO CA A 6 U pesetas mensuales con sotaao, planta bata, primeipal, jardín, po o, luzeléctr c i, p aca salubridad. bjr ¿7 (U daiera) V cantar todos Jos diae eo ios W CALZARSE SIN ramófonos de laCasa Uieña, nuestros elegantes modeHorquillo, 14, y P n m 1. (íse los y p r 6 c i o b económicos. f n itan catítlogos 2; atis. Fuencarra. 1, 26. N 66 BÍBLtOTECA DE A B C LOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS C 7 inclinado, caían sin interrupción hasta la cala, en donde eran simétricamente colocados. Cuatro horas después la tarea había terminado, el tren estaba vacio, y tres cuartas partes He la cala, llena. Cerráronse las escotillas, las tripulaciones volvieron á u puesto, la locomotora volvió á arrastrar el cesado tren y todo volvió á quedar en silencio. Ocho días después, nueva llegada de otro tren, cuyo contenido estaba reservado. buque núm. i sebre el cual se reunieron, como la otra vez, las cuatro tripulaciones para proceder á la descarga de los vagones y al embarque de las mercancías. La afluencia de desocupados fue esta vez menos mi merosa, pero en cambio los curiosos recibieron un principio de satisfacción. Sat sfacción bien sumaria, pero suficiente. i Los vagones venían atestados de cajas poco voluminosas, pero en cambio numerosísimas. Sobre ellas se leía este rotulo: Producios químicos. ¡Productos químicos! ¡Menos mal! Aquello producía lina primera impresión de dinamita. JVluy lejos ya de la vulgar cal hidráulica, del vulgar ingrediente albañilesco. ¡Productos químicos! Que diablol SJ los hay ¡nofensí- VOS, también Jos hay formidables, y su conocimiento y sus usos están reservados á restringido número de adeptos. Además, las precauciones especiales tomadas por la tripulación para evitar choques y tropezones, indicaba que entre ellos los había de manejo por lo menos peligroso. Los espectadoies estaban contentísimos como si hu faiesen descubierto, alfin, la verdad. Sus previsiones estaban legítimamente confirmadas, porque en aquel momento el pabellón rojo ondeaba en lo aito del palo de Y sabido es que, según el Código internacional oe seriales, ¡a bandera roja significa: substancias explosivas á bordo. Los días siguientes, los comentarios se reprodujeron más animados, al ver llegar en otro tren preciosos cañones de 14 centímetros, de ametralladoras NordtdeufelJt, suficientes para procurar á cada vapor un armamento temible. La impresión de desencanto producida por la carga de cal hidráulica desapareció, y nuevamente el futuro destino de los buques fue objeto de nuevas é incoherentes suposiciones. Después, la llegada de trenes se sucedió sin interrupción, y fueron llegando cajas de dimensiones inmensas y de peso enorme que hacía gemir las grúas. Probablemente aparatos y máquinas, cuyo perfecto embalaje no llevaba ni el nombre de los fabricantes ni ei d. destinatario. Bien pronto el cargamento de los buques estuvo listo, sí como el almacenaje de abundante provisión de víveres y agua dulce. Uno sólo de ellos permanecía sin c rga, a excepción del armamento. Era el mas pequeño, el más elegante de forma y el más lujosamente dispuesto. El que los curiosos designaban familiarmente con e ¡título de buque almirante. El único cuyo nombre, resplandeciente en letras de oro sobre fondo blanco, aparecía en la popa. El Ana, en fin. Los demás hasta entonces sólo llevaban números. Los pañoles de carga del Ana se abrieron, alfin, para recibir en su seno interminable serie de cajas de madera blanca, numeradas y marcadas cada una con un tosco dibujo, representando un aparato de bucear. Había quK mentos, y los curiosos, que sabían aproximadamente ei precio de una escafandra, se extasiaban calculando el enorme valor de aquel pedido sin precedentes.