Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO s 8 DE JULIO DE too? P G. y. FniClOM SAN SEBASTIAN. SS. MM. AL REGRESO ÜE SU VISITA A LCS BUQUES DE GUERRA ESPAÑOLES LLEGADOS ÚLTIMAMENTE Fot A ¡m, o. los sucesivos, que he de dedicar al estudio de la política militar inglesa en esta etapa de Gobierno liberal, que roe parece muy á propósito para adaptada, en la escala conveniente, al Estado y al pueblo españoles, como trataré de demostrar. JENARO ALA Un caso de longevidad M E J O R A S EN USBOA Sguiendo ei ECOS PORTUGUESES LISBOA, Z JUUO Durante el reciente v i a j e del estadista HíntzeRibeiro, que ha sido valias íeces presidente del Consejo de ministros en Portugal, se han referido varios periódicos á la opinión de este hombre público acerca de la aproximación de España y Portugal á Inglaterra. Parece ser que entiende que las dos naciones peninsulares ganarían bastante con tal alianza, sin que haya pel gro de ningún aspecto para su respectiva autonomía. Ciertamente sería de un efecto político admirable, que una Potencia como Inglaterra fuese intermediaria y mediadora entre Sas dos ilaciones, cuya suerte es común en muchas cosas, y que además están ligadas por indestructibles intereses geográficos. No sé si Hintze Ribeiro habrá presentado nuevos argumentos al hablar en e! extranjero de stas alianzas; M A D R I D LA ANCIANA DE 104 AÑOS EUSEBIA RODRÍGUEZ TARANCON. pero está fuera de duda que la aproximación de España á Inglaterra ha de estrechar los ¡a- RETRATO HECHOAYER ENELHOSP 1 TAL zos qu; la unen á Portugal. GENERAJ, fot. ABC. A LIANZA DE PORTUGAL Y ES PAÑA CON INGLATERRA -ejemp o de las grandes capitales, comienza á pensarse ahora que Lisboa podra llegar á ser una ciudad digna de atraer la atención de los forastero) aunque pava ello han de ser necesarios grandísimos esfuerzos. No basta que su área haya aumentado en propoiciones que la igualan á la de P rís; no basta que se hayan abierto grandes avenidas de comunicación con el centro; no bastan los miles de edificaciones que la embellecen; es necesario que Lisboa tenga un puerto franco, abierto ai comercio fluvial y d i por él comunicación al centro de Europa por medios rápidos. Se piensa mucho en ello; pero ¡qué obstáculos es necesario remuver par. t lograr el fin deseado! La capital tiene ya un sei vicio de tianvías eléctricos, y ahora va á establecerse el automovilismo en substitución de los carruajes de alquiler de tracción animal. Una Compañía inglesa pondrá en circulación en Octubre 200 automóviles, de forma de landauhís, cuyo alquiler se pagará tanto por kilómetro, haciéndose la contabilidad con taquimetros, como en París. ÍLREY EN PEDRAS Como di ¡e en mi última Crónica, SALGADAS el rey D. Carlos está tomando aguas minerales en 1 Nortí del pa. s. Los periódico? publican pormenores de las manifestaciones de simpatía que! c han sido tributadas. E ¡Rey acostumbra á salir solo, y uno ac es