Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S? ANO CUATRO: NlíM. 56i. CRÓNICA UNIVERBAL ILUSTRADA. migas. Es lógico que cultos diferentes requieran diferentes oficiantes, y políticas distintas distintos ejecutores. Mas el depojo hecho por políticos de la misma religión que los anteceT e España, ni buen viento, ni buen casamien- dentes y llamados continuadores suyos, deja muy al desnudo la codicia sin los pudores de- to. Este decir, viejo cá en Portugal, j uede renovarse ahora, diciendo: De España, la necesidad. ¿q ¡buen dinero, ni buen noticiero Y ese es ei signincaao mas interesante de Y, en efecto, no viene moneda sana de allen- esta disputa, dejando aparte lo menudo y perde la frontera, porque, al pasarla, nuestra do- sonal de ella. N o es noble el ensañamiento enliente peseta se queda en pesetilia, por lo míse- tre adversarios: iba desapareciendo de los usos ta y menguada. políticos. Pero la saña entre hermanos, hijos v de la misma madre democracia, acusa la incuEl cambio monetario iba descendiendo, y rable gangrena que corroe y disgrega los vuelve á subir tomando la penosa cuesta arriba que acobarda y retrae á gran parte de los es- miembros de un partido glorioso y la perturpañoles que solían veranear en playas lusitanas. bación honda de su moral; una descomposi Ni viene tampoco noticia alegre que perdu- ción definitiva de su sangre y de su alma. Con re. El cambio político prometía buenas espe- semejantes espectáculos llegará á hacerse antiranzas. Y estas esperanzas comienzan á sufrir, pática á la opinión defraudada. Y sucederá algo Como la peseta, quebranto y rebaja considera- peor que esto, y es que los hombres que de bles con los primeros actos del nuevo Gobier- buena fe y con seriedad profesen ó busquen el no español. N o se ve arrepentimiento ni en- sentido democrático de la vida, viéndose faltos mienda en nuestra política. Las periódicos de ese asiento, lo buscarán por otros caminos. Entre los desengañados se reclutan los indifehablan solamente de empleos y personas, y del Conflicto de las muchas personas para los pocos rentes y también los exagerados. Y la opi empleos. Ha sido el tema tratada hasta en los nión púb ica tiene su nivel natural cunto las artículos de fonda, antes dedicados á temas de aguas, que, cuando se retiran de una orilla, van á ocupar la orilla opuesta. Y esa alta polipiayor altura y nobleza. Y desalienta á los más confiados y desenga- tica no es la propia para retenerlas. ña á los más crédulos ti ver al Gobierno ocuEUGENIO SELLES psdo y comprometido en colocar á parientes, allegados y contertulios, antes que en colocar ideas, proyectos y reformas. Es cierto que ios 7 oma, a 3 de Julio 1906. dos Gabinetes anteriores, modelas de abandoL RECUERDO DEL REY HUM- M i e n t r a s no de las ideas y de cuidado de los familiares, dieron funestísimo ejemplo de éste y de otros BERTO EN LOS TRIBUNALES nuestros Soberanos males. Pero precisamente para reformar las reposan e su tranquila vtlUgiatura del alpestre líalas leyes y las malas costumbres se mudan castillo de Racconigi, surge en los Tribunales os Gobiernas. la úitima palabra de la crónica del Quirinal. Y éste las continúa coma en las peores tiem- He aquí, en efecto, que una pretendida con, -sos del nepotismo, de las camarillas y la yer- desa Cesarina Gaddi Hercolani demanda al llorado rey Humberto 1 y, en su nombre, al- jocracsa. La Prensa dice bastante, para entenPatrimonio privado de S. M el rey Víctor der que calla más de lo que dice acerca de la Manuel 311, representado por el teniente geprovisión de cargos públicas. P a r entre sus neral Ponzio Yaglia, ministro de la Real Casa. columnas se entrevé la lucha á brazo partido Afirma la Sra. Gaddi que de sus relaciones de los pretendientes y se oye el clamor de los con el difunto rey Humberto nació en Roma el io de Marzo de 1882 un niño, inscripto priexpoliados y el griterío de la rebatiña. mero como hijo de padres desconocidos y de Se percibe el visiteo y e! talonear de los inclarado en Febrero de 1884 hijo natural de trigantes, huéspedes eternos de las antesalas; la los padres de la demandante, que entonces no adulación de los que se humillan para entrar tenia más que dieciséis años. por la gatera de la recomendación ajena; la súLa Sra. Hercolani, con este pleito, busca plica del débil, la exigencia del audaz, la ame- dinero y ha metido al Tribunal en un lío que naza del poderoso que defiende á su protegido. se extiende de Roma á Genova y de Milán á Túnez. Oídos los abogados, el Tribunal ha sido Y por postre de esa repugnante voracidad, rellamado á resolver las cuestiones jurídicas de sultán satisfechas y hartas las medianías ó nuli- indagación de la paternidad, indagación prohih dades ayunas de servicios, y ayunos de favor y bida por el Código civil italiano, de prescrip hambrientos de justicia les hombres hartos de ción y de competencia. La curia trabaja de firme, pero es de temer que la 1 Sra. Hercolani inéritos y de historia. A los españoles que estamos fuera de Espa- haya perdido el tiempo completamente. rta nos avergüenza oír lo que oímos ahora de c J BAR NI BORBON Continuemos en labios extranjeros, sin poder contestar sino con los Tribunales; tímida defensa, dictada antes por el patriotisesta vez en el de apelación de Ñapóles, ante el jno que por la razón. Porque ni la razón polícual ha sido demandado el S r Gabriel Ricar tica, razón de muchas sinrazones, abona este do Enrique de Marconny, á quien hace tres formidable asalto á posiciones que no son ene- años, el z 3 de Marzo de 1903 la Audiencia MADRID, 27 PE 1 JULIO PE J 906. NÚMERO EXTRA. 10 C É N T I M O S de Rouen prohibió que se! e atribuyera la condición de hijo natural de S. A el príncipe de Borbón, conde de Barí. La sentencia de referencia no fue ejecutada, aun cuando era bien categórica. Pero como ahora, en vísperas de contraer matrimonio, el Sr. Marconny ha solicitado de la Alcaldía de Ñipóles que haga las proclamaciones de rigor designándole con el nombre de Enrique de Borbón, conde de Barí, ha tenido que intervenir el conde de Casería para el cumplimiento de la sentencia, y el Sr. Marconny habrá de resignarse á no usat títulos que en modo alguno le pertenecen. DEDUCCIONES TRISTES D ESPUES DEL DIVORCIO La prince- Beatriz de Borbón, hija del pretendiente don Carlos, después de enviar á sus cuatro hijas á una villa de Viareggio, espera sólo la mudanza de los muebles, que desde el palacio de su marido, el príncipe Fabricio Massimo, han de sef trasladados al almacén de una empreSr) de mudanzas, y luego, una vez arreglados sus. asunto patrimoniales en Roma, irá á reunirse) con sus hijas, en compañía de las cuales irá en otoño á residir en Schwarzau, en el palacio del duque de Parma. Antes de partir distribuirá cuantío sas limosnas entre los pobres de Roma DR. F. FRANCHI CRÓNICA POLÍTICA Q B R A DE RAZÓN Una de las ven tajas, que puede ptuporcionar el nermoso libro de Olívet Entre dos Españas, es, según se ha dicho ya en estas columnas, el estudio del problema cata án, sobre bases de razón, sin declamaciones, sin intolerancias, sin violencias, sin exageraciones de pasión y de lenguaje, que á nada de bueno han de conducir. La mesura, el reposo de ánimo, que el autor pone en el examen de los términos del problema fisiológico y biológico de nuestra nacionalidad, atraen juntamente con la belleza del estilo, la atención del lector, y le hacen meditar sobre el asunto. Tratándose de cuestiones españolas, donde 1 pasión fácilmente interviene, esto es casa un milagro. Aquí está la mejor prueba de que los catalanistas tendrían ganado mucho mayor espacio en la opinión nacional, si no usaran y abusaran tanto de los juicios despectivos, censuras acerbas, inculpaciones sañudas, apostrofes deprimentes, crudas amenazas, dicterios, insultos, agrávios y abominaciones. Porque el fondo de su teoría es muy firme. Ya se expuso en nuestro número d d martes. H a y por dondequiera, en nuestro país elementos para la composición de una España moderna, vigorosa, progresiva, al lado de otros que son elemento de la España vieja, del antiguo organismo, los cuales forman cuerpo inerte. paralizan los movimientos y entorpecen la DESDE kOMA N