Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO CUATRO NUM. 56o. CRQ NICA UN 1 VER SAL ILUSTRADA Para evitar ese peligro y dar, a mo tiempo, gusto á los amigos se necesita de una sene de tanteos, de permutaciones y coordinacioree qui reclama muchísima paciencia. ¡Toda la que en estos días h ibrá consumido el Sr. Dávila y a guna mas! La combinación diplomática es asunto mis delicado todavía; porque esa ropa se ha de lavar fuera de casa. Las circunstancias realzan ahora la importancia de esos puestos, y las ambiciones están ahora también mas sobreexcítalas que nunca. D. Pío Gallón avalora todo esto. El es persona muy afable, á quien no gusta crearse enemigos. Y aquí, ya se sabe, el que tiene una pretensión y no sale con ella adelante, obsequia con su animadversión á quien según su juici J no la ha querido satisfacer. Los motivos más elevados, que han podido influir en el ánimo del ministro, jamás son admitidos sino como excusas. Asi sc n explicables tantas dudas y tantas vacilaciones en asuntos, en los cuales bien pesadas y medidas las exigencias del cargo y las aptitudes del sujeto, para responder á eflas, todo debería ser, para el encargado de resolver el problema, coser y cantar. Por el camino, por donae en ese terreno vamos, nadie puede decir adonde se llegará. Lo peor para los liberales, ya se puede prever. Lo peor estará en que, al regreso de los conservadores, el sefU r M- tura, que ama los contrastes y dé sobra conoce el erecto de ellos sobre la opinión general, traerá estudiados con relación a su partido y su Gobierno todas esas cuestiones, y las resolveré en pacas horas. Con ello dará testimonio de una discip ina superior y de otra clase de móviles en sus correligionarios, ganando así en fuerza mo- al loque los liberales le ponen desde luego sobre el tapete, par- a que lo tome y se lo guarde. Esta sola consideración debería ser bastante para que, en la actual situación, cada cual enfrenara sus apetitos. Porque, lodo io señalado habrá de equivaler á crédito abierto á los coaservadores, á fin de que prolonguen su Gobierno. Mas ¿quié. i se cuida de eso ahora? Viviendo, cual se vive sólo de lo presente ¿quien será tan sandio que sacrifique á fo pot venir la menor aspiración? No prediquemos pues temperancia. ¡Será sermón perdido! M Ntna TROYANO ¿MADRID, JULIO DE qo 6 SUELNUMERO TO, 5 CÉNTIMOS Et dt i. de Septiembre próximo se verificara el enlace del distinguido abogado O Manuel Gallón, sobrino d I ministro de E ta- to, con la bellísima Sita. Pilar Jturriaga. Ayer salieron para Biarrftz la marquesa v ¡u da del Solar y el Sr. Abarzuza. Para Salas de B; arnt el marqués de Acá pulco. Para Viga, ef marques de Esteva d fas Delicias. Y para Aix- ies- Bjins, D Rafael de I Viesca. Han marchado á Santoái, en automóvil, i pasar tina temporada con su madre la mai quisa de Mauzauedo, los duques de Santón L, a marquesi de JIuadalm ¡na pasará el me de Agosto en los Pirineos. H n marchado á San Sebastian nuestro esti trujo amigo O. Ernesto Pereda y su familia. Por naliarse enferma una de sus hi as pe quenas no celebró ayer su ñesta onomástica el gobernador civil de Madrid, D Santiago Alba. Afortunadamente, anoche habia mejorado. Celebraremos que ese alivio se cu pronto en total restablecimiento EXTRAORDINARIO DE A B C stro número de mañana tendrá carácter de extraordinario; estará esmeradamente impreso en magnífico papel satinado, y contendrá, ademas de amplia información gráfica y de noticias, -el número XXI 1 de! periódico para niños Gente Menuda, con arreglo al srguiente SUMAKIC La muñeca (cuento para niñas, ilustrado por Medirá Vera) -Aventuras del barón de Jiíunehausen, por C (con di uyos de Xaudaro) -L 1! CH NI BS ciuBnOBs: 1 laza de Trafalgar, en Londres (con una fotografía) -L I T T O O- tos MSOI: Vepita Trápala (continuación; -Conclusión de la historieta cómica Eí automóvil de Jua tito. Este número se venderá en toda España al precio de DIEZ CÉNTIMOS CRÓNICA POLÍTICA CERMON P E R D T U U En espera de la combinación diplomática y ia u gobernadores no ha habido estos días asunto político de que tratar. La gestación de ambos engendros no ha podido ser más laboriosa. Si, á lo menos, el resu tado correspondiera al tiempo y los esfuerzos, iríamos menos mal. Ya sabe e! país io que son aquí las Cuestiones de personal, y no pireden chocarle ni las dilaciones, ni los aplazamientos, ni las noticias contradictorias. Solamente pide, si es que ya pide algo, que $i aya algún acierto en la desigmción. La de gobernadores ha hecho suchr ¡con esta temperatura! la gota gorda á D Bernabé Dávila. Porque el hombre tiene los mejores dedeos de evitar que en provincias se acentúen las diferencias entre liberales. Y, como quiera que la clave de la difícil armonía ha de estar ahí, el ministro de la Gobernación se ha visto y se ha deseado para cumplir su buen propósito. Además, no ignora que, en todas estas cuestiones, los regionalistas ponen su vista hoy mas que mjnca para hacer tas más duros cargos al Gobierno central. De ellos inducen fo que progresamos en sentido político y en eí arte de gobernar y administrar. De manera, que la cosa ofrece más trascendencia por ese lado, que la que se supone. Nunca es espectáculo edificante el que presentan los partidos, enviando á los delegados del poder centrat á servir intereses de bandería, aunque se trate de las que militan en distinto y opuesto campo; tratándose de fos grupos y personalidades, que llevan el mismo nombre y aun los mismos colores de la bandera, una tal conducta equivaldría á fomentar desde las alturas la di cordia civil. CRÓNICA TELEFÓNICA CANSElSASliAN. l o no se ios Kilos DÍA J Í A LAS 12 N. d e pólvora oficial Que se habrán que 8 6 PALABRAS L d o l oy e a a a v Sebastian. Par ser u festividad de Santiago, P- tcón de España, hubo las salvas de ordenanza en el castillo y en los barcos de guerra españoles, ración aumentada hoy con la llegada del ¿Marqués de la Victorta. Al amanecer, caño- DE SOCIEDAD Nuestro ilustre y querido colaborador señor Gutiérrez Abascal se hallaba ayer algo aliviado de U grave enfermedad que (e aqueja. Estos días ha recibido numero os testimonios de las legitimas simpatías aue disfruta. Ha marchado i San Sebastián á reunirse con su familia, que allí veranea, nuestro querido director Torcuata LUCH de T tu nazos; a Us nueve, llega el comandante general del Departamento, cañonazos; a las nueve y media, vtstta Cambon el Epieu, cañonazos; í las diez. vi ua el Rey el mismo barco fr n és. Cañonazos. á las doce, cañonazos; al anochecer, más cañonazos, que retumban en estos ruantes como en ninguna parte. E que quiera L dormir tranquilo, que venga á San Sebastián, y el que quiera curarse el hipo, también; esto es un cañoneo continuo. Los forasteros viven en sobresalto irremediable; muchos regresaban st- i tarde de la fiesta de Rentería cuando sonaban las últimas salvas; en la última parada del tranvía, ya a las puertas de la ciudad, grita el conductor: ¡Misericordia! No es el grito arrancado por el efecto de los cañonazos, pero lo parece; es que el sitio de la parada es el de la Casa de Misericordia ó- Beneficencia. Los viajeros entran en h ciudad y su alegría se ve amargada par voces apocalípticas que gritan: atLa Xilhma Hora! No es, afortunadamente, ¡a última hora de un pueblo bombardeado, strto el periódico de ese nombre pregonado por los vendedores, que aquí no saben gritar ¡El Htral daa! y tres ó cuatro diarios más en una espeefe de grupe ta musical, como en Madrid, sinoqu hacen de cada sílaba una redonda coa calderón y todo A otra saiva de cañonazos na equivalida la fiíma de la combinación de gobernadores; sabré lodo, para los que, aquí esperaban reco ger sus credenciales y no las han recogido, aunque esuban colgados del fajín del gen ti al