Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANUNCIOS I JI ATRTMONTO JOVKN EX iVIsituHf iAij il ose pe- mía d OK l A LAfSltA CT ASTsea pioiüociou. Madera, ¿7, iirsiioK en secniones. I baj o. ona k dn st palubras, 1 peKetii J oi raria palahra mas, 10 e nATUTMONIÜJUVKXSI NT iimos. I a- í abreviaturas y ca la hijo ídes a colocación O nno cifras se corro O na pahibra. A i importe d Santa Mari 21. Í. C ta inseroi Sn deberá añadirRXulíA FORMAL t KS- K. Bt tiíoz céntimos de peseta por cuidar iiiñn. niña. Margael nnpn to lel Timbre. ritas, 5. Bellas Vi tas. Loa ori finales se r mttir o é la A ¿mi narración rio A BC, jkcomf. ia. tiatlos de su importeeo p N KVI A SÍÍCCID. X- SK l U tn t. Hlico 9 sigilos de correos, li -hhoará toda lase do aviso branzas de la Prensa ú otro Mompr que soan ad miridiv? gir análogo, el día Antes de por la censura dol poriAdiou. la f nha en uO debaa sor pa I. J- B pnr onus uo remitan por POR PALABRAS GUAHOFOXOS N PUEXCARRAL. 26, 1. vend nios discos p a r a G r a luófouo, tltí todas las marca- í, AMAGXO, C A HUSO, l tí Tjucía. h a t t i t t m I Calvé, la Roiiinstí rm y todos los m e jores artistas df mando cantan en los Gramófonos ti la Casa Urea Itirqnilio, II, y l rim. 1. (so fací I i t a n catálogos gratis. P S l OLO. -A LAS OCHO Y nirtdia: La renta le la alopria. A liKmifve y inedia: K! nuevo servidor y El noldo flm- tro. -A las di y modín: Kl iluso Cañíz ro -A las once y trua cuartos: til polio Tejada. ARTSH. -A I, AS XL EVR y nu iiia: Oían l il -KF ostmnrdvnario T ransformi t: LMÍIIUIÜ. evo seicfto artísti o roí c- t rio. -Xuevos cuadros por ia Tonruóo ciuoRiai ráft -a t atlie v la eompañLi de Pirco y varíotósqu dtriífo Witiiam l ari. sh. -TKATIIO DE LA CIUDAD I Lini- a) A las ocho y media: 1. a piimeía postura. idrÚD tnu: iICÍpa! (dus uctos j -Tociuo del ciclo A E tns. Novedades iocona iarables. 50 muestras, 3 pesetas; liM, 5 pesetas, en sellos, coa carjilon- o. Central Office, eallie Cervant s. Madrid. T P ÉHDTDA. EN LA nn del lunes 28 de un medallón do ro eou dos retra los. Kn Zurear n, 2. 2. nitincaráü al ijtie lo pre- ento. P OSwliK I KSKKN j Iftr ríi pidanionte sus fincas y cuantos uocpsit n uu ioeal para u hahitiiciAa ó su no p nn. Í VHÍU anunciarlo oc L corr i 1 o PSTOS avisos, e servirán indicarnos, le no verlos p bl icadits, por o, uó cond n t o A e íjné forma les dovolvemus el ímpot t e IDITA. I OS OTAS V cen siglos, deseando 1 M RKv rr man IÁ nd t e mnch a? Jlorc 1 Adirts, adora la. Sosito. d n 4i.i t nn ciarse oconónu C m nto tudos los Libros, eci la í- t ail e oljtenor na Í res u! uido ve uta. oso é iniue d. a ft. E X ESTA. SECCIÓN l UE- DK KO TKNH AS día Mi- i. Vo invariable queriéndote y tr: tn qmti ado. Volveré pronto. Kn ii- tía repi tuia ó ¡tima palabra Ib orden consonas tes, IMPE C OLISEOp- di -ulasRyI A T Í Int ruante dos (í ii. í fjpcióti J t í r ó n i u i a h) o N ORSKQüIO DK AQUR llaá persona que necesitando iina c. i) ooar: i n no puudan sari Iarer el importe W i mi u nciit, pu biicii. ro i nos H IÍ. ATL lTAMKXTKol quoiios romitau, siumpre qae no exceda de diez palabras. Ks condición necesaria que el interesaiio Heve personattnente el anuncio nuestras oficinas. E AT 1 TÍSTTCAS 6.i s. Teruátí, ¿0, fotografía. platino inalterables, H pe TRASPASOS TRASI ASASS VENTAJOI sítinftnt la aeroditatia joyoría, Vtuüa José Taro g ea Z conocidas en Madrid. Kl notable voiti ritocuo Sr. Sanx y la pareja de bailo Castro y iJiana y la m i5i ma niña Clotilde MAQUUAK 1.1 L ASCA. TAUATAS. NORTAS CAFES RISTOL, P I. AZ. V B E L Calla 1. K- ite MO ÍHUO establecimiento rieno un esraoiw io servicio para luittr y juera d jl IMato del din B Jo pesetas: debe usted antes ile adquirios visitar la oasn. Ur ña, lí. irnüilio, Hf y l rtmjl V KLMTUKIUAI vondtfinos los celebres Kouógrafos y ciliudro s i atHÓ. E N PÜEXOAÜRAL, 26, 1. do cuatro volaisíes alternativos. Tareutü o.0il! Kstns uoria clovun l. tX) litros do agua pt r minuto á diez metros dü altura por rada -itb. iUo do vapor lo fuerza ei plfitda. 41 i i ti u tí. 1 Uallato. Atiríütio, áH. Sovill por reforma. Muebas tejidos, ía pic n: ¿s. E taditt SEBASTIÁN. SK VEN S AN c íilel preciosas vistaa do mur, Ritual jiltuca q i ea miau tus fKíblarióu. Dirigí rsso: A n e i e A tutu a, Vi. i R EBAJAS TREINTA T) IAS Ot. Ot f KNTOKILO t X K A XTT L OstjUK ÍTK KKX HAPTdamente colocarse deben uinrM rw n st, a st c i Sn. L- S A N T U Y O K loe tos ailmi- CIIfniKXTK 1 HÁCTICO untabilHíi l, buena letr; i t t rAcese. 1 üUtyo, tí, principa! derecha. rat l ís, -Hiti mnirun poíigro. t u niños martirizados por doutición. Doscansan y dejau desc a n r inmetin tJImento. 1 ío pesetus frasco í arriiartfl. s. Va por correo, l roj pet to gratis B líoctior Santoyo. Liuares. uio ííun ález riuduri, 1 la. ca de l iiite os, y s el IJUO mus Dovevliides proseuta eu catm netas, median, calceTintjs, calados y bordados de lulo y suda. K ipeoialnJ i 3 pura niños. 1 Jrecios siu compüLtíUcia. E L ALMACÉX DR EUGK- tamaao Í; runde, vari! Laiu todo hueso y tuuy bi n rusrí iimados, 2 pesetas. i a -l oi do palma Tonkíu que hacen mucho airo, ii óo céütimoa, Cowt A BANICOS JAPOKKSKS Thomiis, Sevilla. 7. uuestruíi ele uute moiJelo y p r e e i o s ecainjüiiOo o N O CALZARSE SIN VER S l J 4 BIBLIOTECA DE A B C tOS SECRETOS DEL DOCTOS SÍNTESIS 55 dor de todos los asuntos, un Pico de la Mírarxíma, rapaz de razonar de omm re scibili... el de qmbusdam a lo cual ac bo de exasperarle, transformando, al cabo de pocos días, la animadversión de) primer momento en odio irreconciliable. Así como acabamos de ver, una simple discusión cien tífica produjo la explosión de aquel odio, traducido pi irnero en un diálogo animado, pintoresco luego, y próximo, al final, á una verdadera lucha corporal. En ei momento en que A ejo Pharmaque, fuera de sí, se oía llamar ¡dinamitetoí y se lanzaba sobre su enemigo dispuesto á anudar sus dedos de esque eto alrededor de su garganta, la gran puerta del laboratorio se abrió, como va dicho, sin ruido, y el O r Síntesis apareció en el dintel. ¿Qué pasa? -dijo con su voz reposada de notas graves y r oderosas. A estí quos ego que no hubiera desdeñado el viejo Neptuno, los dos antagonistas, como otra vez los vientos desencadenados, aplacaron su furor y permanecieron fijos, inmóviles. ¿Qué pasa, señores? ¿Qué significan esos gritos? -Pasa, maestro- -respondió el químico con la voz focada por la indignación, -que este erudito de salón oretende negar eí encadenamiento que desde la materia amorfa hasta la substancia orgánica... -Pasa también que yo prohibo á usted personalizar, eñor sabio- -interrumpió el zoólogo. -No es u ted nadie para prohibir nada delante d e roí, que soy el único que manda aquí, ¿me entiende Usted? -replicó el Dr, Síntesis sin alz r la voz. -Pero, Caballero... -Aquí se me llama m a e s t r o ¿Lo ha olvidado usted ya? -Perc... Silencio! Tiene usted tendencia i hablar demasiado. Será preciso corregirse. A Jemas, me parece que está Usted ilusionado sobre la importancia de s i persona y de las funciones que aquí ha de de empeñ. r. V voy á aprovechar la ocasión p ra demostrarle el caso que hago de usted; para colocarle en su puesto é indicarle sus atribuciones. Y esto dicho una vez para siempre, no sólo por inteics de usted, sino para e! funcionamiento regular de mi empresa, Y como, por discreción, el químico hiciera ademán de retirarse, el Dr. Síntesis le detuvo con un gesto. -Alejo, liiio mío- -dijo con tono cariñoso. -quédese Usted aquí. No está usted demás, sino al contrario. Y Usted, joven, escúcheme unas cuántas verdades dichas era provecho suyo. Es usted hijo de un Virdadere sabio, que fue mi amigo, y cuyo méiito l tlevó entre los más eminentes. Ser muy inteligentemente, muy hábilmente, el hijo de su padre consiiiuye el mayor talento de usted. Desconocido, sin nombre, reducido á sus escasos recursos, únicamente sería usted un suplente en uo Facultad de provincias, gastando muchas suelas de zapatos 11 correr detiás de una cátedra. Mientras que poseedi r de un nombre ilustre, desde el principio de su carrera pudo Usted ponerse en evidencia para que le tomaran en consideración sin usar y abusar, como ha liecho usted, de los reclamos más violentos. No me parece mal que haya Usted trepado sin miramientos sobre el pedestal paterno y que hayan á usted permittdo subir. P ro lo que no estoy dispuesto á cons; ntir es que pretenda usted ce gamos con el mismo polvo que á nunos llenas arroja usted ai público, y que trute usted de oficiar de pontifical delante de nosotros. ¡Ol joven! no b sta ser hijo de su p iré para ser alguien. Y apenas lo es usted con tantas Cualidades negativas. Hjbre de pandilla, ambicioso, envidioso de tocia ttcuuciou lucKnie, enemigo de los ta-