Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 24 DE J U L I O D E i c r 6 P A G x E D I C I Ó N i. a CRÓNICA TELEFÓNICA C A N SEBASTIÁN, La salida DI A i3, A LAS 1 a N. TromP á l a s 679- -PALABRAS dado del cinco de la tarde, salup o r ¿cas. tillo con las salvas de Ordenanza, ha sido la última palabra de estas fiestas del mar que han constituido la semana náutica, á la aue precedió la semana eúskara. La gente forastera marchó esta tarde preferentemente á Rentería, donde han continuado las fiestas de la Magdalena; pero ya no son las tradicionales, aquellas que tenían por uno de sus más fieles devotos á Romero Robledo con su corte de amigos políticos y veraneantes, primer espectador siempre de aquellos grandes partidos de pelota de hace quince años, entre los cuales tenían renombre los de Rentería en estas fiestas, por tomar parte en ellos pelotaris renterianos tan admirables como Samperio, Elícegui, Gamborena... Precisamente hoy me encontré á una de las celebridades de los frontones de entonces, al famosísimo Portal. M e costó reconocerle: grueso, aburguesado; vive de su fortuna que no es escasa; cuida su hacienda, tiene caseríos y hasta habla casi correctamente el castellano. De los tres renterianos citados, Elícegui murió, Samperio se enriquece en América comerciando con alcoholes, y Gamborena vegeta en su p eblo y juega alguna vez modestos partidos, recordando la fábula de La cigarra y la hormiga, en la que su E? amor en solfa, de los Quintero, Chapí y Serrano. Yáñez ha venido de Fuenterrabía para preparar la temporada del Principal. Arniches, que veranea aquí, y García Alvarez se disponen á recibir el consabido baño de ola en la escena con pollo Tejada, cuyo estreno se anuncia para mañana. El concierto que ha terminado ahora mismo en el Gran Casino, ha sido una fiesta brillante, á la que ha prestado el deslumbrador concurso de su presencia todo lo bello, todo lo elegante, todo lo distinguido de la colonia veraniega. María Gay ha alcanzado un hermoso triunfo interpretando canciones clásicas, de las cuales la que más ha gustado ha sido la Berceuse de Mozart, que fue repetida; la soberana voz y también el soberano arte de la inspirada cantante catalana ha entusiasmado al auditorio que llenaba la suntuosa sala. Mañana cantará María G y en Palacio, acompañándola al piano Guervós; pasado mañana vendrá de Biarritz Sarasate, que dará un concierto en Miramar para la Real familia. Y nada más por hoy. Mañana será otro día. ÁNGEL MARÍA CASTELL A pesar de los esfuerzos realizados, fue imposible extinguir el incendio en los primeros momentos. Sólo se consiguió localizarle en el pabellón, que por fortuna estaba aislado, y cuando las llamas destruyeron el maderamen de las paredes, cayó la techumbre con gran estrépito sobre los combustibles aue ardían en el centro. Entre los escombros quedaron dos hornos de fundición, gran cantidad de hierro y las herramientas dtl taller de reparaciones. T mbién se quemaron las ropas que allí tenían depositadas los obreros para vestirse después de terminadas sus faenas. Las bombas y el material de incendios llegaron con rara oportunidad, pues haría unos veinte minutas que se había iniciado el siniestro, cuando ya los bomberos, auxiliados por el personal de la estación y por soldados del regimiento del Rey y fuerzas de la Guardia civil, trabajaban con su habitual pericia y actividad. 1 as auto i lades. La primera autoridad que llegó á la estación fue el alcalde, Sr. Aguilera, y después lo hicieron el delegado de incendios, Sr. Corti ñas, el teniente de la Guardia civil Sr. Roldan, y varias autoridades gubernativas. El inspector jefe de la Sección de vigilanci de la estación estuvo desde que comenzó e. fuego dictando acertadas disposiciones y trabajando con verdadero ahinco; tros informes. El siniestro, de no haoer sido localizado á tiempo, hubiera alcanzado importancia grandísima, pues á muy poca distancia del pabellón incendiado estaba el destinado á lampistería, lleno, como es de suponer, de materias inflamables. La circulación de los trenes no se interrumpió Las pérdidas se calculan en 200.000 pe setas. A las ocho de la noche el pabellón era uf montón de ruinas en cuyo centro humeaban los restos de las paredes y de la techumbre. Afortunadamente no hubo que lamentar desgracias personales, pues sólo uno de los obreros que realizaron los trabajos de extinción, resultó con algunas contusiones de escasa importancia. Incendio en Ja estación del Norte I as primeras noticias. A las cinco y media de ayer tarde se recibió aviso telefónico en los centros oficiales comunicando que en la estación del Norte se había declarado un incendio, el cual amenazaba revestir grandes proporciones. Cuando momentos después acudíamos nosotros al lugar indicado, distinguimos antes de llegar á la estación una densa humareda que envolvía un grupo de pabellones situado á mano derecha de las vías. ómo se inició el fuego. El fuego se declaró en uno de los mencionados pabellones, destinado á almacén de materiales y á depósito de máquinas y en el que también se hallaban las oficinas del referido depósito, el cual era un cobertizo de 5o metros de largo por 5 de ancho, Construido de madera y recubierto de lona embreada. En él se encontraban trabajando varios operarios, y uno de ellos, que se dedicaba á trasegar petróleo de una latd á otra, tiró la cerilla con que había encendido un cigarro y aquélla fue á caer en una de las latas, cuyo contenido se inflamó en el acto, iniciándose el fuego que se propagó á los dos departamentos inmediatos. Además de la versión indicada, hay otra, según la cual, de una de las locomotoras encendidas y dispuestas para salir que había en el almacén, saltó una chispa y prendió en el maderamen de un tabique, iniciándose el fuego en la oficina ó despacho del jefe del depósito, notándolo los escribientes por la gran cantidad de humo que rápidamente llenó la habitación. El siniestro adquirió en pocos minutos grandes proporciones á causa de la considerable cantidad de materiales, grasas y substancias inflamables allí acumulados. I rabajos de salvamento. En aquel lugar trabajaban más de 5o obreros, que en los primeros momentos y al oir la explosión del petróleo, salieron corriendo de los talleres; pero una vez repuestos de la primera impresión, penetraron en las oficinas y salvaron la documentación y los muebles, Las máquinas que había en la vía pitaron dando señales de alarma. Abierto el depósito, fueron extraídas las locomotoras, utilizando para ello las que ya tenían encendidas las calderas; también fueron sacados otros enseres y muchos de los materiales acumulados en el depósito. papel no es por cierto el de la hormiga. La gente hoy fue á Rentería por ir á alguna parte, por comprar galletas en la La Ibérica, por comer patatas soufflées en Oarso lbay, que sigue siendo el restaurant de moda; por pasear, en fin, y llegar á Lezo, cuyo milagroso Cristo no deja de visitar ningún veraneante, aun cuando no sea más que una sola vez en toda la temporada, y para enterarse de los prodigiosos rendimientos que ha dado el cepillo, una de las más saneadas rentas del obispado. De noticias políticas ha sido el día completamente nulo; los estimables compañeros se han vuelto locos para dar con una noticia tekgrafiable. El Presidente y el ministro de Estado han paseado tranquilamente, confiadamente, convencidos de que no pasa nada. Memento, que anda por aquí ejerciendo sus funciones de policía, pasea también su cara de aburrido. Entre la gente que he visto hoy por aquí, debo citar á Cristino Martos, Vicente Sanchis, al presidente del Tribunal Supremo, á los marqueses de Camarines y de Perijaa, etc. Canalejas acaba de llegar en el rápido. El embajador de Austria pasó sin detenerse hacia la frontera. Los yacbtmen comienzan á desfilar con sus embarcaciones para Santander. El Rey, que mostraba interés por el match del Rufa y el Scgalinda, preguntó á los bilbaínos en el Club Náutico por el estado del asunto, y se despidió con un ¡hasta la vistal de los santanderinos. Los clubmen han comenzado á ir á los Juncales, donde ya se tira al pichón, y esta tarde ha sido una de las que más concurrido ha estado aquel sitio. Buena parte de la juventud dorada tiene también sus partidos de lawn- tennis y golfo en el camino de Pasajes, y la plateada y hasta la bronceada acude por las tardes á los ensayos generales y por la noche á las sesiones del Bar internacional, que, además de sus salones de fiestas y recreos, conserva el aspecto y las habitaciones como las dejó el difunto Fornos al adosar al frontón Beti- Jai su hotel de efímera vida, poco antes de convertir Arana el frontón en Teatro- Circo, donde, por cierto, se ha estrenado esta noche con buen éxito A NUESTROS LECTORES Tenemos noticia de que en algunas localidades hay vendedores de periódicos que se niegan á vendei números de A B C, pretextando que reciben los indispensables para servir á su clientela, y que cuando se les dice que por qué no piden más, contestan que porque esta Administración no se los envía. Esto es inexacto, y rogamos á aquellos de nuestros lectores á quienes les ocurra algo de lo consignado, que nos escriban manifestándonos el vendedor ó el puesto donde se dé ese caso. Nos harán un señalado favor y evitaremos que se repitan esos abusos que redundan en perjuicio de nuestros favorecedores y de nuestros intereses.