Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 8 C. S Á B A D O 21 D E JULIO D E ÍOO 6. PAG. 4 E D I C I Ó N i. le Hacienda sena, á la postre, quien tuviera que ejecutar. Mas, ahora se encuentra el Sr. Navarro Reverter con que las conclusiones de la Comisión vendrán á pesar, como fardo abrumador, sobre sus propias espaldas. Las consecuencias, que para la Hacienda del Estado y para la municipal, habrá de originar la supresión del im puesto, se traducirán en responsabilidades directas. Y, aun cuando muy bien sabe D Juan lo que son, al cabo, esas responsabilidades, y su animoso corazón no se espanta de elias, todavía queda algo de presión de fuera, que influye sobre su ánimo Por eso, en el de algunos se ha despettado el recelo de que, en la cuestión de Consumos, las cosas no marchen con la velocidad, que antes nos prometíamos. El ministro de Hacienda ha de conocer esos temores, y aun encontrarlos muy naturales. Para conjurarlos, el recurso estriba en la rapidez. Aquel conocimiento, que de la obra magna de la Comisión se ofreció al público, debe, en el más breve plazo posible, convertirse en hecho consumado. Porque ahora esos volúmenes prometidos representarán superior importancia y despertarán mayor interés. Serán promesa solemne de más fácil realización. Cuando el Sr. Navarro Reverter no era ministro, y por tanto no había de tener á su cargo el cumplimiento de tales promesas, era probable una elasticidad de propósito muy explicable en quien no contrae la obligación de cumplir. Pero, miembro principal é influyentísimo de un Gobierno, al cual asignan sus desinteresados sostenedores y sus protectores y amigos de la derecha una existencia mínima de dos años, durante los que el acreditado hacendista será irreemplazable, ya se sabe á quién competerá la alta dirección y ejecución de la popular empresa. Para que la malicia no suponga que se intenta echar agua al vino; para que toda sombra se desvanezca, nada como la pronta publicación consabida. Con ella se medirá la magnitud del compromiso que ahora es casi oficial; se discutirá ampliamente sobre las condiciones de la obra, y con tiempo se formará opinión; que es lo más necesario en este orden de asuntos. Precisamente, la relativa calma, que ofrece hoy la vida pública contribuirá de modo poderoso á que el estudio de la cuestión y de las soluciones propuestas sea más detenido, más hondo, más general y más fecundo, supliendo así las circunstancias y la escasez de materia discutible las deficiencias de nuestros malos hábitos de dejar para última hora el examen de los negocios del Estado y juzgarlos someramente, bajo el influjo de la fugaz impresión. MANUEL TROYANO contrato vigente ó se rescinda éste antes dei 1 de Agosto. Si el Gobierno desatendiese una vez más la petición que se formula, los diputados provinciales dimitirán en vista de que sería imposible la vida económica de la corporación. Los diputados han visitado al gobernador para inform ile de los acuerdos adoptados. Hicatda. aeses, que fraternizan con el pueblo. Es de ver á estos marineros hercúleos en la; sidrerías departiendo amigablemente con nuestros aldeanos; éstos hablan en vascuence, aquéllos en holandés, y se entienden, no sé cómo, pero se entienden. Ante una jarra de vino ó de zumo de manzanas no hay fronteias ni diferencia de idiomas. Entre la gente nueva que hoy ríe visto pot aquí, figuran Labori, el famoso abogado francés defensor de Dreyfus y de Zola; los marqueses de Tovar y de Santíllana, y los señores de Laiglesia, García Gómez y otros, La terraza del Palais estaba esta noche animadísima con las tertulias de embajadoras, embajadores y diplomáticos; el marqués de Prat, ministro de España en Méjico, me hizo el honor de presentarme al embajador de Inglaterra, constante lector de A B C, para el cual tuvo amables frates de elogio que agradecí. Supe en esta reunión que el marqués de Tovar acababa de conferenciar con el ministro de Estado; que Malmusi, el ministro italiano que ha recogido la firma del sultán de Marruecos en el protocolo de Algeciras, llegará mañana á San Sebastián, sin otro objeto que saludar al Rey, pues el documento de que ha sido portador fue entregado ya en Madrid; supe también una noticia que caerá como un jarro de agua fría sobre ciertos prematuros entusiasmos producidos en Madrid: esta mañana á las diez se ha celebrado en el hotel Continental la primera entrevista del representante de los Estados Unidos con nuestro ministro de Estado, para preparar un Tratado de comercio entre ambas naciones. Esto es todo lo que hay acerca de ese convenio que se daba por terminado y i punto de cambiarse las notas aquí. Gnüón recibió muchas enhorabuenas por e triunfo de su balandro Lirañet en la regata de hoy. Por cierto que el dueño del Aufa no acepta lo que quieren los bilbaínos; mantiene sus proposiciones de jugar barco contra barco, y el que resulte vencido, que entre, como prisionero de guerra, amarrado á la popa del vencedor. Esto resultaría más gallardo v origi- ial. La regata de mañana tiene el atractivo de tomar parte en ella los balandros vencedores. El Rey hará público reparto de premios en el Club Cantábrico, y el banquete se celebrará el miércoles por la tarde. Y nada más por hoy, ANSPL MARÍA CASTELL CRÓNICA TELEFÓNICA C A N S E B A S T I A N El acontecimienDIA 20, A L A S i s N t o del día ha s i d o- -el paseo matinal de 8 9 4 PALABRAS. o í R e y e s Verdader tm ntc fue una prueba de confianza y de estima la que los jóvenes Soberanos dieron á esta ciudad, y á fe que el pueblo, que se ha percatado de la significación de ese acto, ha correspondido gallardamente. D Alfonso y doña Victoria salieron de Mire nar á pie, solos, absolutamente solos, sin un ayudante, sin un guardia, sin un inspector, sin un lacayo; vestida la Reina con falda de piqué blanco, blusa de crespón rosa, con gracioso sombrero de paja de forma redonda, con plumas blancas, de esa forma especia! que, según las señoras, ha sido puesta en moda por ella, y sujeto el cabello por detrás con prendido de brillantes; el Rey vestía de almirante; caminaban lentamente y sostenían animado diálogo, intercalado con frecuentes risas. Hasta llegar al centro de la Concha y rampa de La Perla, no había advertido mucha gen te el paseo regio, porque la parte de allá de la Concha es la menos frecuentada durante las primeras horas de la mañana; las bañeras fueron las que dieron, por fin, la noticia en la playa á la gente que estaba acampada en e) arenal bajo los toldos y delante de las casetas; la desbandada fue momentánea y general; -por escaleras y rampas trepaban centenares de personas, los que leyendo periódicos ó contemplando el desñle de los balandros que en aquel momento surcaban la bahía, estaban cobijados bajo la sombra de los tamarindos del paseo alto, echaron también á correr hacia los Reyes. En un momento encontráronse Sus Majestades rodeados y seguido de un numerosísimo y compacto grupo que les aclamaba con verdadero entusiasmo, con el entusiasmo efusivo del pueblo que ve por primera vez después del horrible día del 3i de Mayo á la augusta pareja, tranquila, sonriente, confiada á su honradez, á su hidalguía, ásuhistoria. Noes este pueblo, por temperamento muy dado á manifestaciones exageradas de lo que siente, pero hoy se manifestó como nunca expansivo y entusiasmado. Los Reyes entraron en la Real caseta de baños; ésta descendió lentamente por los railes; la marea estaba baja y el trayecto de arenal que la caseta había de recorrer hasta llegar al agua, donde esperaba un bote del Giralda, era relativamente largo. La gente avanzó también, rodeando el kiosco, sin hacer alto en el punto en que el convoy se estacionó, donde ya las olas se extendían por la piaya, y vitoreando á los Reyes penetró en el agua, rompiendo casi el cordón de bañistas que se arremolinaron sin salir del mar para ver á los Monarcas. Cuando, más tarde, los Reyes desembarcaron se repitió la escena de antes, y así este pueblo demostró que se daba exacta cuenta de las circunstancias y que apreciaba la atención de que era objeto por parte de los Reyes, y ha logrado dar expresión de sus sentimientos, realizando una de las más nobles y expontar. eas manifestaciones de cariño y lealtad. El día, por ¡o demás, ha sido para los marinos extranjeros, y sabré todo para los hoian- A NUESTROS LECTORES Tenemos noticia de que en algunas localidades hay vendedores de periódicos que se niegan á vender números de A B C, pretextando que reciben los indispensables para servir á su clientela, y que cuando se les dice que por qué no piden más, contestan que porque esta Administración no se los envía. Esto es inexacto, y rogamos á aquellos de nuestros lectores á quienes les ocurra algo de lo consignado, que nos escriban manifestándonos el vendedor ó el puesto donde se dé ese caso. Nos harán un señalado favor y evitaremos que se repitan esos abusos que redundan en perjuicio de nuestros favorecedores y de nuestros intereses Las clínicas de Yalladolid POR TELÉGRAFO VIERNES, 20, N. Convocados por el presidente de la Diputa ción, se han reunido todos Jos diputados que aquí se hallan para tratar del grave asunto de las clínicas y recabar del ministro de Instrucción pública que el Gobierno cumpla el