Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO CUATRO NUM. 555. CRÓNICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. MADRID; 21 DE JULIO DE 906. SUELNUMERO TO, 5 CÉNTIMOS Pero ante de pensar en? suprunk los Consumos es necesario ver el modo de sustituir ese impuesto por otros. Desde luego se trata más que de aumentar los impuestos vigentes, de reorganizarlos con nueva bases para administrarlos mejor. El Gobierno presentará un proyecto de reforma tributaria con ese objeto. La transformación exigir tres años, quizá cinco, pero el plazo no es excesivo si se piensa que Frere Orban necesitó doce años para suprimir en Bélgica tos derechos de puertas y que Holanda tardó siete años en ultimar la reforma. Podríamos con tales antecedentes darnos por contentos si realizásemos 1 obea en tu trienio. Repito qcti habrenso de recursos para: reemplazar los 160 millones producidos por (os Consumos. Y si se piensa que desde 1899 hemos aumentado en 240 millones los ingresos de nuestro presupuesto, sin que nadie se haya enterado Ue ello, será fácil comprender que la tarea, aunque ardua, no es imposible. Todos los partidos están de acuerdo en es cuestión; la obra que vamos i. emprender es simpática a todo el mundo. Contaremos, por lo tanto, con. el inapreciable poyo de la opinión pública; pero es necesario que ésta no se impaciente. Debemos recordar que Francia, en 1897, suprimió los consumos de una plumada, sin estudiar previamente tos medios de sustituir de algún modo lo que daban y que, al poco tiempo t u w que volver á crearlos parque la supresión, en vez de producir (os efectos que de ella se esperaban, agravó la situación de las clases más necesitadas, nuble autorjomí administrativa ert Vizcaya, n Guipúzcoa, en Aragón, en Cataluña, en tocias partes, se donde fuere, á los peticionarios de un nuevo régtmen que Ubre á España entera de las f t les consecuencias de un centralismo caduco, que no desacrediten ellos mismos con su torpeza tas excelencias de la causa que defienden, incurriendo en radicalismos rayanos en el delito de lesa patria, en vez de aunar sus esfuerzos honestos para enaltecer y mejorar I situación de España, que es lo aue todo debemos anhelar. H ¿y que decirles que cuando emprendan! propaganda de sus ideas y de sus propósitos de reformas y mejoras positivas, no conviertan en odiosa una campaña que á todos sería grato verla acometida, con razones y no con denuestos, con templanza y no con acre irritación. Sobrados medios lícito concede la Constitución del Estado y sobrados procedimientos eficaces ofrece la exposición sencilla de los hechos en abono de las peticiones justas. Y hay que aconsejar sabré todas las cosas á los representantes de esia corriente de opinión, que no malgasten fuerza y energías en agraviar neciamente entidades sociales respetables, organismos que jamás les serían hostiles si no fuesen provocados sin causa ni motivo. N o es, además, discreto amenazar cuando se puede pedir en derecho. Los alardes jactanciosos y estériles degeneran fácilmente en ridiculez, y el ridículo no constituye la m jo postura para reclamar la atención del juicio; esto, á parte de que la amenaza y el insulto ofenden, irritan y predisponen justamente contra la más santa y U mas pura de las reivindicaciones, que tomasen como punto de apoyo tan absurde procedimiento de solicitar la enmienda de un error tradicional. DEL MINISTERIO DE HACIENDA Un hecho signicativo que avalora el triunfo q por España al conseguir que los Estados Unidos acepten U segunda co umna de ÉU Arancel, es que Francia, fia- Ha. y Portugal, Dará alcanzar las ventajas que nos otorga la América del Norte, ha- n tenido que hacer concesiones por debajo de su segunda columna, mientras que nuestra tarifa mínima ha sido aceptada sin necesidad de aue hagamos rebajas de ninguna índole. Así lo manifestó ayer el señor minfstro de Hacienda, y agregó que seguían las negociaciones con Alemania, y que a pesar de las grandes dificultades con que es preciso luchar, el Gobierno tiene buenas esperanzas en lo que á las relaciones comerciales con otras naciones se refiere. Existe, sfn embargo, un punto negro, dijo íl Sr. Navarro Reverter: Suiza, que mantiene u actitud intransigente. 1 Hemos apurado todos los medios, procurando evitar la ruptura; pero ya hemos vistió que ha tenido la gallardía de romper con Francia, y en cuanto á nosotros, visto el proceder que observa, temo que nos veamos obligados á entablar la guerra de tarifas. Nosotros, menos obligados i! a circunspecffiíón que el mimstro, cisi podemos asegurar que España romperá definitivamente con Suiza antes del 2 5 del comente. Y esa noticia, de autorizado origen, que damos á nuestros lectores, á nadie puade sorprender si nos fijamos en los antecedentes de ¡a cuestión. España parece que ha hecho cuanto ha dependido de ella para evitar la guerra de tarifas: no ha contestado con represalias á la aplicación de sus tarifas máximas, ha comunicado al Gobierno utzo cifras, ha expuesto razonamientos, ha llegado hasta el e- xtremo de enviar á la Repúb ca helvética un diplomático especu! encargado de suavizar asperezas, y todo ha sido inú, I. Suiza sabe que de Almería, Málaga, el Panades y Barcelona han telegrafiado al Gobierno pidiéndole que apure todos los medios para 1 llegar á un acuerdo, y se ha mostrado exigentísima. Y á su intransigencia ha precisado contestar estudiando la adopción de medidas enérgicas. L OS T R A T A D O S OS OBREROS Y EL 1 M- T mbfer PUESTO DEL TIMBRE i ministro de Hacienda una comisión de las Sociedades obreras, presidida por el compañero Jardiel, para interesar al Sr. Navarro Reverter en un. proyecto de exacción del impuesto del Timbre á las aludidas Sociedades, pues por la índole especial de las mismas, hay recibos que necesitan llevar un sello de tanto valor como la cantidad que aquéllos representan. El ministro prometió estuiiar el asunto y resolverlo en breve, para lo cual volverán í celebrar mañana una reunión el subsecretario del ministerio, Sr. Requejo, el director del Timbre y los referidos comisionados. CRÓNICA POLÍTICA I O P E CONSUMOS Los asuntos de Hacienda tienen sobre los demás una ventaja: siempre son de actualidad. No serán muyamenos, pero nunca dejan de ser interesantes. Ese aparato digestivo del Estado se halla, sean cualesquiera las circunstancias, en actividad perenne. Por los expresados motivos, cafte Tratar de Ja cuestión de Consumos, á todas horas, sin que parezca inoportuna la tarea. Habrá que observar, desde luego, la mudanza de posición, que en la materia ha ocasionado cí úítimo cambio político. El Sr. Navarro Reverter, presidente de la Comisión extraparlamentaria, alma y pensamiento de ella, no debe de sentirse, tocante á la solución del magno problema, en las mismas condiciones, en que se hallaba hace un mes. Entonces, estaba más suelto, más desahogado, más libre para estudiar los datos, buscar anchas salidas, preparar remedios neroicos, combinar sustituciones á los ingresos del odiado tributo, y rodearse del aura popular como consecuencia de todo ello. El proyectaba v proponía, y el ministro al ministro de Hacienda la Comisión exrrsparlamentaria creada para estudiar el medio de suprimir ei impuesto de Consumos. El Sr. Navarro Reverter, qtie ha presidido esa Comisión, dando gran impulso á sus trabajos, manifestó á los comisionados que se halla resuelto á realizar la beneficiosa obra de suprisnir el oneroso arbitrio. f acerca de esto te oímos ayer decir cosas. en extremo interesantes. Trataremos de reproducirlas. Estoy resuelto, manifestó, á buscar el medio de sustituir los 16o millones que producen los derechos de puertas en tod la Península, por algo menos perjudicial á la masa. Es cierto que los Consumos producen 160 millones, pero no lo es menos que cuestan 400 millones al país. Y estas cifras patentizan- urge temar una dxtcrmiuacjón. L OS 1 CONSUMOS Ayer mañana visitó. MALA TÁCTICA en el deH ayjando áreciente mitin de Badalona, exaun lado y de propósito el men de los excesos oratorios de algunos de sus asistentes, la manifestación externa de un síntoma grave del hondo estado morboso que afecta á toda España y cuyo remedio urgente debe preocupar muy en serio al Gobierno actual y á los hombres que se propongan sucederle en el mando. Pero hay también en ese mitin un error fundamental de táctica, cometido por sus iniciadores que pondría, si continuase, en grave riesgo el éxito de sus reivindicaciones, y de sus deseos, el éxito de la campaña que en. pro de la mejora de las condiciones de vida nacional conmueve la conciencia de toda España. Y para evitar la repetición de los errores cometidos en el mitin de Badalona, hay que aconsejar á todos los defensores de uta