Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 19 DE JULIO DErocé. PAG. 4. EDICIÓN tA mundo la idea de organizar un banquete polí- merendado en Logroño, en e! cuartel de Ingetico... ¡Lástima que duerma en ei misterio el nieros y habían pasado por Estdia. Desde este nombre ires veces admirable, de tan profundo último punto no había vuelto á recibirse noticonocedor dd corazón humano... Ese iiustre cia oficial alguna. Una indiscreción periodística me permitió desconocido merece una estatua, no ya en Zalí. ora como el Sr. Requejo, sino en todas las oír á la infanta María Teresa al entrar en capitales del mundo y aun en algunas cabezas Miramar con su esposo, de regreso de paseo, de partido. Porque un banquete, díga- se ¡o que y al recibir un recado de un alto empleado, esse quiera, sirve para Establecer el tacto de co- -tas palabras: ¿Con que á las cuatro cincuenta y cinco? dos indispensable en las agrupaciones políticas- -sobre todo si la mesa es corta y son muchos ¿De modo que á las siete- y msdia pueden eslos comensales- -y sirve también para que á la tar aquí? hora de ios brindis se excite ei entusiasmo coSabía la hora aproxÍTtadamer. je pero no el lectivo y cada correligionario se halle dispues- sitio, y como el periodista tiene obligación de to para e! disfrute de su derecho, y prevenido saberlo todo, según e! vulgo, unqus no sepa contra! os del otro bando. Y esto hace engor- nada, todo el mundo ers á hacernos preguntas, dar! as filas, porque todo hombre prevenido á las cuales no sabíamos con ¿estar. vale por dos, como nadie ignora... Eran las siete; los artilleros del castiuoyios Refiriéndonos a! caso dei momento, ¿puede de los buques de guerra estaban a! pie de los Haber un Ministerio más feliz que este que pre- cañones para hacer las salvas a! ver izar el penside el S r López Domínguez? Desde que aso- dón morado de Castilla en la torre de Miramó la cabeza va de ba- iquete en banquete, ó mar. La inmensa mayoría de la gente, cansada lo que es igual, de triunfo en triunfo, mientras de errar, se decidió por lo mis seguro, por todos los ciudadanos pedimos á los dioses in- situarse delante de ia entrada principa! de Mimortales que esas digestiones sean fáciles y fe- ramar; era lo probable, ¡o más probable, pero cundas, y que ios actos posteriores de Go- nada más, que llegasen por allí S S M M La bierno sean no menos fecundos y fáciles que Real casa tiene otra entrada, la llamada de arriba que es precisamente ¡a preferida por us digestiones. el Rey, sobre todo, cuando anda en automóvil; Es sencillísima Ja explicación de este conspero la presencia del ministro, de! gobernador tsnte banqueteo. Y es verdaderamente digna y demás autoridades decidió á la multitud por de alabanza. E! genera! ha estrenado minisaquel sitio. Además, se sabía que! a Reina matros, subsecretarios y directores generales... dre y los Infantes esperaban en e! vestíbulo de ¿Hay nada más natura! que el banquete al nuePalacio. Cuando se veía aparecer un automóvo ministro, al nuevo subsecretario... organivil por el alto de Bentaberri, se producía un zado por sus amigos! revuelo general, ¡Ya están ahí! decían todos, Y es loque dirán Fornos, Lhardy y demás y la frase se repitió muchas veces, porque erara proveedores: ¡Eso es lo que está haciendo muchos ios automóviles que llegaban condufalta en este país... 3 ¡Gente nueva, gente nue- ciendo viajeros particulares. va! 9. -Gil. El tiempo pasaba; la noche se echaba encima; dieron las ocho; ¡os barcos de guerra arriaron sus banderas; el castillo también plegó la suya al toque de oraciones. Dieron las ocho y media, las nueve, y viendo que el esperado automóvil no llegaba, comenzó e! desfile de curiosos. La familia, entreC A N S E B A S T I Á N E 5 viento Surque tanto, habíase sentado á la mesa, á las ocho y media, mientras el teléfono funcionaba inceDÍA 18, A L A S I Í N s e i n i c i ó a n o c h e c o n t i n u a b a ar- santemente con e! Gobierno civil y la Centra! PALABRAS de Telégrafos. 924 d i e n t e y en 3oi? ue cedor esta mañana. Cómo apretaría, que á un A las nueve y veinte apareció un automóvil tranvía de los que van á Hernani le tiró al río á lo lejos; esta vez era él. Las autoridades y el en el valle de Loyola. Por fortuna, no hubo centenar de espectadores que habíamos quedaque lamentar más desgracia que las heridas, no do en la puerta abrimos paso. Los míqueletes muy graves, dei conductor, que cayó con e! presentaron armas. Ei automóvil, con regular despeñado convoy. marcha llegó, viró casi en redondo y subió A las once se! ei, anto tina apetitosa galerna cuesta arriba ¿i Parq je. que cambió eS yte iío al Norte, y entonces se Por la puerta de Palacio entraban de nuevo disfrutó delicioso fresco que no nos ha aban- la Reina madrey sus hijos. Doña Cristina abrazó donado en iodo el resto del día. Merced á é! efusivamenie á sus hijos, fu ¿un abrazo muy pudieron jugarse ¡as regatas, en las que se re- largo y revelador de una j egrír que desvanegistró un accidente: la rotura del palo mayor ció inquietudes y zozobras ¿etticUs desde hadel í eina Victo ia y el triunfo ds! balandro cía dos horas. El Rey explicó ía avería sufrida Ena, de Santander. Mañana es esperada una en Soria. 1 Panhard había sufrido ia iorcedubalandra alemana que d ¿sde El Havre ha sido ra d ¡eje deiantirc, y eí r sto ie ¡vbje se haílevad. i en vapor á Santander, y que por su re- bía hecho fiiizrr. nt: en d Rtnjulá, regalo de 3 traso no podrá tomar parte ya más que en la marqués de Tovar. última etapa de las regatas. Las dos Reinas se retiraron cuando penetraLa tarde ha sido de fiíbre genera i; sacíase ban en el salón ei ministro, si gobernador y e! que llegaban los Reyes, pero no á qué hora ni alcaide, á quienes recibió zl Rey, y JÍS dijo por qué camino; lo iógico era que vinieran por que había qu dado muy satisfecho dei viaje, 5 a carretera general de Madrid; pero e ¡Rey, así como la Ríii: as cuya salud es excelente. íjue conoce ios camiros de esta provincia como! También se retiró 13. Alfonso, y ¡os personalos salomes de Palacio, podía tomar una bifur- j jes citados trasladáronse á la si- ación á especación, rodear unos cuantos kilómetros y en- rar á Lóp z D o n r n o z qi liego, también trar en la ciudad por e! camino de Hernani ó con algún reiraso, en e! vápióo. por ei de Pasajes. El desconcierto e. a comEsta noche lucir, sus magnificas iluminaciopleto; en todas direcciones salía gente deseosa nes el Gran Casino y ios ciujs NAUÍÍCO y Cande hacer ur recibimiento cariñoso á Sus Ma- í- ábrico. Hn el primero se íae ha fccerc do una jestades. Al ministro de jornada y á las autori- comisión de! Ctub de Bilbao, diciéndades se es vio en ei camino dt Irún, atrave- dome, á propósito de mí crónica del lunes, sar Juego la población y marchar por la carre- llegada hoy, que procurara averiguar á que tera de Pasajes; oescnenrada. la gínte, sin sa- razones atribuís el Aufa su derrota del año ber á qué camino quedarse, pues sólo sabía pasado, pero que estsn prontas a jucrar con eJ q Scgalindñ en el sjusrto q s aquél prefiera son que hsbíun aJuíorzado en S Soria, aficionados ó con profesionales y Ja cantidad alzada que el Jlufa quiera. Ignoro lo que el dueño del fiufa contestó, aunque todavía recuerdo que lo que él quería jugar era barco contra barco. De todos modos me alegraría haber dado motivo para una regata que sería interesantísima y la de más relieve de ía presente temperada náutica. ÁNGEL MARÍA CASTELL LO QUE DJCE EL SR. ALBA 1 as huelgas. Los albañiles y ía po ícía. -No tengo noticias que comunicar a ustedes; no sucede nada ni hay nada que pueda interesar- -nos dijo eí gobernador civil de la provincia, al recibirnos en su antedespacho- ¿Ni de huelgas, rji de! nuevo contrato de trabajo qua proponen los obreros albañiles, ni, en fin, del expediente instruido con motivo de la bomba de la caüe Mayor? Aseguran por ahí que va á habzr bástanles censantes- -le indicamos al Sr. Alba. -De huelgas, que los obreros mecánicos siguen en su actitud, puesto que sólo el JO Ó el s i por a OQ de ¡os huelguistas han vuelto al trabajo. No tengo muy nuenas esperanzas de que llegue á firmarse eí nuevo contrato entre obreros albañiies y patronos, porque aquéllos piden ahora aumento de jornal y otras condicio nes que los patronos juzgan inadmisibles. Y con respecto á los trabajadores del tejar de Pover, sito en ¡a carretera de Hortaliza, que se ha resuelto satisfactoriamente. Nada se ha resuelto aún en lo que respseta al expediente instruido por el atentado en la calle Mayor y, por tanto, no puedo adelantarles lo que sucederá ni lo que resultará de ese expediente; es fácil q ie se deduzcan responsabilidades para varios individuos del Cuerpo, si no por haber faltado á su deber en aquellas circunstancias, a! menos por omisión ó negligencia. Ignoro si habrá cesantías; pero si las hubiese, yo no soy eí llamado á hacerlas, sino el ministro. Yo podré indicarle aquéllos que, á mi juicio, han incurrido en esa omisión ó ne gligencia de que hablábamos antes. Es fácil también que sea conocida la resolución del expediente coincidiendo con la reorganización de la policía, que se va á hacer en breve. Y claro es, que esta reorganización se llevaría á cabo teniendo en cuenta ¡as notas del expediente. Alguno de los interlocutores preguntó si era cierto lo de que desaparecerían ¡os capitanes delegados. Y el Sr. Alba repuso: -Esa es una pregunta que yo, presidente deJ tribunal, relevaría ai testigo de contestar. Eí mismo interlocutor a: jo que para nadie era un secreto cuáles serían las víctimas dei expediente, y el Sf. Alba h l ó temeraria tai afir macíón Respecto al detenido en ¡a cal e de ia Princesa, terminó diciendo eí go oer i ¿dor, conviene hacer constar que o se le detuvo por sospechoso, como equivocadamente se ha afirmado. Dicho sujeto vivía solo en el último piso de la casa, y anteanoche se quedó en Ja escalera escandalizando. Los vecinos, alarmndos, dieron parte á! a Ddeg íciór! y al deter. cri se comprendió que tenía perturbadas sus facultades mentales, y después de curarle en l.i Casi de Socorre las heridas que se produjo ai arrojarse ai suelo, fue trasudado á la sala de observación ád hospital Provir. ciaL Y en cuanto al alemán Henry Georje, detenido realmente corno sospechoso hace unos días, ha sido puesto á dispobicioü del cónsul CRÓNICA TELEFÓNICA