Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO CU -U NUM. n O. SEMADRID, 17 JULIO DE 1906, SUEL ¿NÚMERO 551. CRO- N 1 CA U N I V E R SAL ILUSTRADA TO, 5 CÉNTIMOS senal mejor repuesto para catalanistas y bizcaitarras? De todos los defectos reconocidos, abusos inveterados, vicios atávicos, torcimientos irreformables y corruptelas insufribles, que se echan en cara al poder central, se ha verificado ahora la más numerosa y completa de las exposiciones. ¡Y aún se ofrece ampliarla en breve plazo! Para la conducta política no nos cuidamos délos críticos y censores, que tenemos fuera de casa, ni de los que tenemos dentro y que por estar más cerca, nos ven mejor y levantan actas, que serán de acusación en los tiempos difíciles, que se acercan con mayor velocidad cada vez. La inconsciencia, con que esto se verifica, es lo que más aterra. En todo ello hay grandes responsabilidades, que la opinión pública irá dept randa rjoro á coco. TROYANO CRÓNICA POLÍTICA IL PEOR DE LOS En la fatal pen ESPECTÁCULOS diente de nuestra lastimosa decadencia, encontramos á veces una meseta, un rellano, donde podemos fijar la planta, rehacemos un poco, y formar propósitos de nueva y honrosa ascensión. Lo intentamos con buena voluntad y, hasta dejándonos pedazos de nuestra piel en las rocas y los matorrales de la áspera cuesta, subimos algunos metros de ella. La esperanza penetra en nuestros corazones. Algunos esfuerzos más, y habremos llegado si no al nivel á que se hallan, Jos pueblos que van en la vanguardia de la civilización, por lo menos á aquel otro, que alcanzan los que, débfles también, no quieren quedar como rezagados. De repente, en el conato de ascensión llegamos á un sitio, donde el terreno parece deshacerse bajo nuestros pasos; el suelo nos falta; resbalamos y con desesperación descendemos más allá del punto, de donde habíamos arrancado. Tal nos sucede ahora. Y Jo peor es, que en casos semejantes no perdemos sólo el tiempo, el terreno y los esfuerzos, que nos había costado ganarlo; sino también ia confianza en la eficacia de nuestra voluntad. ¿A qué agitarse, ni sufrir molestias ó mortificaciones ni exponerse á multitud de contrariedades de la vida, para tocar tan mísero resultado? El optimismo más tenaz y recalcitrante se extingue. Siéntense pesimistas aun los más refractarios á ello. La indiferencia invade hasta á los ánimos mejor templadas. Él bien público aparece como la más caprichosa de las fantasías, y el fatalismo musulmán, que está en el fondo de nuestra alma, parece el más seguro de los asilos para los fatigados espíritus. Antropólogos hay que aseguran ser semita el cuarenta por ciento de la sangre, que llevamos los españoles en ¡as venas. La proporción acabará por ser mayor, dado el régimen de vida social que tenemos. Los resignados serán los únicos que podrán existir. La selección se hará, pues, por ese lado. El sesenta por ciento de sangre aria, de la que nos es común con los pueblos más progresivos y cultos de. la tierra, no es, por lo visto, suficiente para vencer las fatalidades históricas á que estamos sometidos. La percepción, de este hecho, que cada día se empeñan con mayor ahinco en demostrar nuestros hombres públicos, es el veneno más fuerte, que ataca la salud y pone en peligro la vida de la nacionalidad. ¿De qué rehabilitación ó regeneración se nos ha de creer capaces- -en presencia del espectáculo de estos días? ¿Cabe ar- CRÓNICA TELEFÓNICA La festividad de! AN SEBASTIAN, C a r m e n P 16. A LAS! a N. el Giralda dispa 76o PALABRAS. ras sus La gente veraniega se dedica á visitar e! TSpieu, torpedero francés modelo de embarcaciones de su género, con un andar de 32 millas, que es todo un señor andar (aunque no ABLANDO CON Uno de nuestros re 77 T 77 T 7 eT dactores visitó ayer tanto como lo que una errata de imprenta me MALMUS 1 en el hotel de Parí, hizo atribuir en mi crónica del sábado al balandro Maitena, que ha hecho el recorrido al Sr. Malrausí, ministro plenipotenciario ita de Biarriíz á San Sebastián en tres horas y liano, encargado por las doce Potencias reuni das en Algeciras de obtener de! Sultán de veintiséis minutos. Se comió el tipógrafo las tres horas y resultó el Maitena navegando casi Marruecos la ratificación del acta de la Con á la velocidad del rayo) La tripulación de! ferencia. Epieu es la bondad personificada y enseña al- -El Sultán- -manifestó el Sr. Malmusi í visitante todos los rincones del barco, empenuestro compañero- -me dio el encargo de en tregar al Gobierno español su aceptación der zando por mostrarle ¡a famosa frase de Hornero, esculpida en bronce y que es Ja que da ñora acta de la Conferencia. bre al buque. Pedí á mi Gobierno que me autorizase para Como apéndice al día musical de ayer tuvi- cumplir esa misión y con su anuencia vine á M a drid y esta mañana cumplí el encargo del Sul- mos hoy concierto en el Bulevar por la bandatán en la visita que hice al ministro de Estado, de Eíbar, banda excelente, excelentísima, que se hizo aplaudir con justicia y entusiasmo. Sr. Gullón. A propósito de música, he de consignar la Pronto volveré á Tánger y entregaré á Mahomed Torres el documento firmado por presencia aquí da LasalJe, el joven compatriota el ministro de Estado español, declarando ha- nuestro, hijo de Madrid, licenciado- en Cienber recibido la ratificación del acta, y España, cias, que ha cambiado los libros por el pentapor su parte, notificará oficialmente á las Po- grama y es hoy uno de los primeros directores tencias que los acuerdos adoptados en Alge- de orquesta en Alemania, la tierra de los Nikisch, de los Strauss, d los Weingartner. N o ciras han sido ya. suscriptos por el Emoerado es el único músico que veranea por aquí; Chamarroquí. ¿Y ha sido difícil conseguir esa aceota- pi y Serrano están en Fuenterrabía con lo hermanos Quintero y García Alvarez. ¿Qué anción? -No. El Sultán se ha mostrado muy razo- darán? como dicen por esta tierra. Aquí he visto también á los maestros Nieto nable; las dificultades fueron pocas y desaparecieron apenas habían surgido La misión que y Saco del VaJle; nuestro formidable Ftoridor ahora me ha dado, y que está fuera de los usos es igualmente entre nosotros des Je ayer; esta y costumbres de la diplomacia, demuestra sus mañana llegó Arana, el popular D José, empresario de! Real. Le interpelé acerca de la buenas intenciones. próxima temporada; el hombre está muy con- ¿Surgirán dificultades más tarde? -No lo creo. Mi opinión es que las refor- tento de las adquisiciones que ha hecho, pera la proyectada tetralogía de Wagner tal vez no mas se implantarán normalmente. El Sr. Malmusí, que permanecerá algunos se cante, pues es posible que por ahora no días en esta corte para conocerla algo y visitar haya artistas paira un ciclo; los Estados Unido sus principales monumentos y Museos, mués- nos lo llevan todo; Borgati, el Stgfredo de esti trase agradecido á las atenciones que le ha dis- invierno, que era nuestra ¿speranza, tiene conpensado nuestro Gobierno y á la cortesía del trato cerrado con la Seal de Milán; Arana Sr. Gullón, que se quedó ayer en Madrid cuenta con Sanmarco, pero á fuerza de conceúnicamente por conferenciar con él, mientras siones y equilibrios; Tratan é Isolda estaba en que sus compañeros iban á La Granja á cele- cartera para el invierno próximo y también hay que renunciar al drama wagneriano DOi brar Consejo, presidida por el Rey. Üpííogo de Ja Conferencia de Algeciras y que los barcas de guerra y mercantes fondeados en el puerto y en la bahía se engalanaran con sus telégrafos. Las regatas de balandros, tan bonitas como las de ayer, tuvieron mucho púbüco. El resul 1 tado, (ya lo conoce el lector; e) Tierna Victoria, triunfante, es de esta matrícula y además de construcción del país. La gente aficionada á este sport lamenta que no tome parte en la lucha el Rufa, un balandro vencedor dos años seguidos y vencido el año pasado por circunstancias que no es del caso resucitar. A su dueño le oí decir anteayer: El Aufa no regateará este año, á no ser fuera de concurso, en competencia con el que resulte vencedor y jugándose de cada parte el propio barco. Estas cosas también apasionan y enardecen los ánimos. No todo ha de ser discutir las cartas da Maura.