Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B AÑO CUATROS E NUM, N CA 549. CRQUNIVERJULIO NÚMERO DE DE 1906. SUEL- SAL ILUSTRADA. danza y con una precisión que Kuroki hubiera querido para sus soldados en la Manchuria. Fue en este concurso lo más saliente el juego de hacha; en poco más de veinte minutos partió cada jugador en ocho pedazos dos troncos de roble del grueso del cuerpo de un hombre. Los luchadores se santiguaban antes de empuñar el hacha; pero claro es que jal que perdió le ocurrió lo que al pastor de la estampita de San Crispinito de la canción del ciego de Cádiz. A media tárete una turbonada vino á interrumpir tanta fiesta, pero pasó pronto y volvió á lucir el sol, animando los paseos, y especialmente el bulevar, cuyos cafés se ven invadidos por multitud de franceses que, aprovechando la circunstancia de ser hoy fiesta nacional para ellos y mañana fiesta dominical, han llegado á esta ciudad para celebrar el 14 de Julio, y muchos de ellos el triunfo de la inocencia de Dreyfus. En Novelty nabia esta noche dos damas de nacionalidad norteamericana, según se averiguó después; pidieron chocolate, y se les sirvió con la correspondiente copa de agua y en cada una de ellas el obligado azucarillo, envuelto en la diminuta servilleta. Grande fue el asombro que les produjo el clásico aditamento que se sirve para el agua en toda tierra de garbanzos; no habían visto en su vida un azucarillo. Después de examinarlo con curiosidad iban á usarlo á guisa de bizcocho para tomar el chocolate, cuando el atildado camarero les advirtió en correcto francés que aquel pedazo de espuma sólida era para endulzar el agua. Así lo hicieron, y tan satisfechas quedaron las yanquis de la prueba, que ordenaron al camarero que inmediatamente acondicionara un centenar de azucarillos en una caja de madera á fin de facturarlos para el H a vre y Nueva York. No faltó un bromista que aconsejara á las americanas que para que el encargo llegase en buenas condiciones á su destino, ordenaran que durante la travesía hicieran refrescar el contenido de la caja echando en ella un poco de agua... De todos modos, sirva la noticia de aviso á los explotadores de negocios en América. TO, 5 CÉNTIMOS otro mérito que su parentesco ó la protección alcanzada á veces por mera simpatía personal, y enredados en fiera disputa á los dispensadores de cargos y mercedes, con un ansia, con una tenacidad inapreciables si se pusieran al servicio de un interés patriótico, no es práctico, no es útil, no es legítimo confiar al compadrazgo lo que debe ser función de) Estado, función de Gobierno. ¿Qué pensaríamos de un industria! de un gestor de cualquier negocio que con fiara la dirección de sus departamentos fabriles ó financieros á manos inexpertas, atendiendo sólo á la recomendación y a? influjo? ¿Habría nadie capaz de arruinarse á sabiendas entregando la administración de sus bienes á quien no tuviera probads su pericia, su honestidad y sus hábitos de trabajo? No, seguramente. ¿Pues si esto que en la vida ordinaria sería absurdo imaginarlo siquiera, en la organización política entra de lleno en lo establecido por nues tras costumbres y por nuestra tolerancia, y sigue verificándose, adonde iremos á parar? La administración pública no puede sancionar lo que en la administración privada se condena por ruinoso y fatal, y causa pena, verdadera sensación penosa, continuar así un día y otro día, un año y otro año, siempre viendo que en cada cambio de siUiación política, cuando deberían levantarse los corazones á la esperanza, ante el propósito de la enmienda, continúa prevaleciendo este grave error, fuente de trascendentales perjuicios. Hay que evitar la prolongación de este espectáculo funesto para la educación de nuestra juventud que, acostumbrándose al triunfo fácil de la protección y del favoritismo, desdeñará el estudio, despreÁNGEL MARÍA CASTELt, ciará la ciencia y el arte, y encogiéndose de hombros, escéptica ante la noble emulación del trabajador que todo lo espera de su esfuerzo, segura, en cambio, de que la holgazana ignorancia podrá conducirle hasta los más altos puestos si va fsS es nuevo ej espectáculo de esta guiada por la mano poderosa de alcurée, de este reparto encarni- gún procer que quiere protegerle á toda zado de altos cargos, que á raíz de todo costa. cambio ministerial se verifica ante las atónitas miradas de los que apartados de Jl IENSAJE DE LAS DAMAS la vida política contemplan desde lejos Jyv FRANCESAS A LOS REYES sus extravíos malsanos- DE ESPAÑA No es por nuevo, repetimos, por lo que debe censurarse este sistema de re- E 1 telégrafo nos anticipó la noticia de qut parto de prebendas entre ahijados y pro- por iniciativa de L Echo de París, distinguidos tegidos, sin tener para nada en cuenta ni miembros de la Academia francesa habían re las aptitudes de quien ha de desempeñar dactado un Mensaje, que suscribirían millares de damas país, felicitando á los altos destinos que se les otorgan, ni tros Reyesdel vecino resultado ilesos delnuespor haber aten ¡as necesidades de la gestión que se les tado de la calle Mayor. confiere. El notable Mensaje dice asi: Debe censurarse el procedimiento, Por medio de L Echo de París miles y miporque aparte del mal efecto que causa les de francesas nos piden que redactemos 1 ver enaltecidos á, quienes no tuvieron Mensaje que, unidas en un mismo sentimien- CRÓNICA TELEFÓNICA CAN Los asiduos y devotísimosfielesde la playa nos re 856 PALABRAS. creamos hoy viendo la prueba de las regatas de balandros que comenzarán mañana. N o todo ha de ser, admirar al sexo bello, que luciendo lujosas toilettes de vaporoso crespón blanco, puebla el hermoso arenal, ni criticar al sexo feo, cuyos jóvenes Petronios, arbitros de la moda, visten á la derniére el traje de kaki y el aún triunfante panamá, degenerado en mísera esportilla de esparto, de las que usa el Banco de España para pesar dinero en calderilla; no todo ha de ser renegar de esta barraca llamada por triste aberración perla, sin ser más que un lobanillo que le ha salido en la frente á esta hermosa playa. La colonia francesa, que aquí es numerosa, ha celebrado su fiesta nacional del 14 de Julio; E Essieux se engalanó con banderas c hizo salvas de Artillería. El castillo contestó porque hoy no tuvo que consultar, como ayer, al gobernador de la plaza y al capitán general. El Club Náutico, cuya terraza semeja la cubierta de un vapor, también izó sus banderas, asociándose á la fiesta de la nación vecina. Por la tarde entraron los balandros franceses de la gran regata internacional que, como prueba de consideración á San Sebastián y de simpatía á España, habían elegido este puerto para término del recorrido, cuyo comienzo era Biarritz. El primero en llegar fue el Maitena, que hizo una virada admirable y que había empleado en el recorrido de veintidós millas veintiséis minutos, tiempo excesivo con buena mar, pero escaso cuando al Cantábrico se le hinchan las narices, y hoy las tenía de jolél Momentos después fueron llegando otras embarcaciones que formaban un bonito conjunto y que mañana inaugurarán las regatas de este Club. Hoy llegó la copa de plata de la Reina Victoria, que es el premio de honor de la primera jornada, en la cual tomarán parte 40 yates, si llegan todos, porque de algunos se sabe que han tenido que buscar refugio en puertos del camino. A las seis entró en el puerto el Mac- Mahon, viejo cañonero que hace de espantapájaros para los pescadores del Bidasoa. A la misma hora en que estas atracciones se desarrollaban en la Concha, se celebraba en la Plaza de Toros otra fiesta eúskara. Ya por la mañana había habido un concurso de gaiteros y tamborileros en la plaza de la Constitución, con premios abundantes menos para los pacientes vecinos del barrio, cuyos oídos tanto han debido sufrir. La nota interesante de este concurso fue que el primer premio lo obtuvieron cuatro soldados músicos del regimiento de Sicilia, que vestidos de uniforme se presentaron en la plaza, ejecutando con ta nbores y pitos preciosos aires de este país. El otro concurso, el del circo taurino, era de danzas antiguas, de saltarines y de jugadores de hacha. Las danzas gustaron mucho á la gente forastera, admirada sobre todo de ver la gravedad vasca reflejada en la cara del saltarín, y la agitación desenfrenada, el problema del movimiento continuo resuelto en las piernas del propio danzarín. Ocheríta muchachones recios y simpáticos evolucionaron en epiléptica SEBASTIAN, 14, A L A S E N TRISTE ESPECTÁCULO