Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El adorno ouede variar entre lazos y nudos de cinta, ó rosas, orquídeas, miosotis, margaritas o cualquier otra novedad de flor. Aparte de esos detalles, los modelos de sombreros que ofrecemos á nuestras lectoras sirven igualmente para niños que para personas mayores, y son tan sencillos que pueden confeccionarse en casa. La forma se hace de tela gruesa cubierta de tul y luego de muselina, en la cual se forman jaretas por las que se pasan cordones que ajustan y aflojan el sombrero; basta sacar los cordones para que la tela quede extendida, á fin de lavarla y plancharla con comodidad. Nuestro modelo núm. i se adorna con un lazo- mariposa, y Modas dignas de imitación jprancia, nuestra vecina República, encierra para las señoras grandes atractivos. ¿Qué mujer, por modesta que sea, no ha soñado alguna vez con ir á París, recrearse en sus lujos y bellezas y adquirir algunas de las muchas maravillas que posee en el vaporoso y sugestivo mundo de trapos y moños? jTrajes de París! ¡Espumosa lencería! ¡Coquetonas creaciones, capaces de hacer bellas á todas las mujeres! ¿Qué corazón femenino no habrá acelerado su marcha ante vuestra sola evocación? Existe, sin embargo, en Francia otro aspecto interesante 1 -Tí SOMBRERO DE LENCERÍA EN BORDADO! NGI Ei CON LAZO DE SEDA ROSA PÁLIDO SOMBRERO DE LINÓN BORDADO AMO DE A LA INGLESA; CAMPESTRES NUDO DE SEDA FLEXIBLE FLORES en la parte inferior del ala (figura 3. lleva volantes bordeados para el sexo femenino y que no de Valenciennes y un grupo de debe dejar de apreciarse por las rosas pompón. jóvenes. La facilidad que se El modelo 2.0 se adorna con concede allí para que las carreras dos nudos de seda azul pálido y lucrativas puedan ser estudiadas sin gran grupo de flores campesy ejercidas por mujeres. tres. Para cada volante de estos ¡Un país donde comprenden modelos se necesitan dos metros que no es humanitario cerrar el de bordado de 15 a 18 centímepaso á la mujer para ejercer hontios de ancho. rosas profesiones, mientras se la Para el modelo núm. 1 se nedeja morir lentamente en el descesitan j 5 centímetros de bordaempeño de rudos y mal retrido para la copa, la cual se conbuidos oficios! 1 fecciona como puede apreciarse, ¡Una tierra en la que ya no se partiendo el bordado por la discute, ó se discute poco, el mitad y colocando ambos bordes peso del cerebro femenino, y en el centro de la copa, con cuyo prefieren juzgarle con igtia dad detalle resulta adornada y se de condiciones en el campo del ARTE INFERIOR DEL SOMBRERO NUM. I rompe la monotomía. estudio! Estos sombreros suelen ser blancos. Algunos se hacen en ¡Mujeres que estudian y son existencias útiles para sí linón ó muselina bordada rosa pálido, azul celeste ó malva; mismas! pero es un lujo, pues no pueden llevarse más que con trajes ¡Hombres que no ridiculizan ni ríen el noble atan de insiguales; además sufren más los efectos del sol y resisten truirse para tomar parte en la lucha de la vida con probabilimenos los frecuentes lavados. dades de éxito! Las señoras mayores usan en ía presente estación sombreros ¡Hombres y mujeres que saben que el matrimonio debe análogos, sino que les quitan su aspecto infantil, haciéndoles neser una aspiración y no un recurso; un sentimiento elevado y gros totalmente ó alegrados con alguna rosa de té simplemente. no una solución á la miseria femenina! Con moda tan práctica y sencilla, las jóvenes resultan fresModas son esas muy dignas de copiarse. Modas que pueden cas y graciosas, y las señoras de cierta edad ganan mucho en resolver el deseo de tener galas, añadiendo la satisfacción de aspecto juvenil, detalle muy de tener en cuenta por las damas. que tales primores puedan ser adquiridos con el fruto de un