Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. SABIDO 14 DE JtTUO DE IQO 6. PAG. 5. EDICIÓN 1. de un desquiciamiento celestial. Así resultó esta tarde, que primeramente lucharon San Pedro, San Juan y el Nacimiento de Jesús, triunfando el Nacimiento sobre aquellos Santos, y después el Pairan Sun José venció á Sania María y al Glorioso San Pedro que, por cierto, luchaba con bandera roja; otro sacrilegio, suponer á tan bondadoso santo empuñando la anárquica enseña. La regata más interesante fuá, sin duda, la de las famosas bateleras de Pasajes, popularizadas por Bretón de los Herreros en su conocida comedia. Lucharon dos bateles tripulados cada uno por cuatro gallardas y bonitas jóvenes y un patrón. Vestían aquéllas falda de color rosa, blusa blanca y boina iroja, y al fin del regateo, en el que demostraron puños, agilidad y hasta si se quiere pose, oyeron aplausos y aclamaciones, justo premio al trabajo varonil, atlético de las jóvenes bazaitarras, ante quienes puede repetirse la sabida frase de va no hay más hombres que las mujeres La ñesta se vio interrumpida con la entrada en la bahía del contratorpedero francés EsSieux, un precioso barco moderno, de airoso corte, que maniobró maravillosamente y saludó á la plaza con veintiún cañonazos, saludo al cual tardó más de media hora en contestar el vetusto castillo, tal vez porque nuestras baterías no estaban prevenidas de la visita. Esta mañana entró este buque, pero no traía la documentación sanitaria en regla y marchó á Socoa, de donde regresó esta tarde. El Essieux fondeó al abrigo de la isla de Santa Clara, desembarcó el comandante para presentarse á las autoridades, y las embarcaciones que asistían á las regatas rodearon al navio forastero, saludando en su bandera al pueblo vecino y hermano. Cuando la fiesta terminaba con Jas cucañas náuticas, que hacen las delicias de la gente de tierra adentro, el paseo de la Concha estaba en su apogeo. Era el momento en que todo el mundo lee La Ultima Tíora, eí batallador diario de Ruiz Grijaiba, y en que se ve á todo el que ha llegado á San Sebastián, porque en el Bulevar, á mediodía y por la tarde, podrá faltar el que hace vida de playa ó practica el turismo pero á la Concha no falta nadie. Allí supe que los catalanistas se habían marchado por fin á Barcelona, y, por supuesto, de riguroso incógnito; vi al embajador de Inglaterra, que ha llegado hoy; oí hablar de cartas, según las cuales los Reyes vendrán antes Úc lo que se cree y se dice en Madrid y aun en La Granja, y vi á la Imperio seguida de ingleses... Inglaterra, que por la noche la contempla y la aplaude, y por el día la requiebra y la escolta. ¡Como que ha eclipsado á todas las étoiles extranjeras que este año, como ningún tro, pululan por estos teatros, estos bar y estas playas de Dios! Un detalle que pinta los progresos de esta Ciudad: al arquitecto municÍDa) Sr. Goicoa, le pregunto á boca de jarro: ¿Cuántas casas nuevas hay desde el verano pasado? -Desde Septiembre del año último hasta el día de hoy- -rae contestó- -se han terminado setenta casas; hoy se hallan en construcción y están más ó menos avanzadas, ochenta, que estarán terminadas antes de fin de año, y va á empezar en seguida la construcción de un magnífico edificio para Escuela de Artes y Oficios y Museo. Hay que tener en cuenta, agrego yo, que tas Casas que se construyen aquí son todas ellas grandes, monumentales y de sillería. jCómo no ha de haber estrellas é Imperios en esta ciudad! ÁNGEL MARÍA CASTELL EN EL ASILO DE SANTA CRISTINA A yer tarde visitó el Asilo de Santa Cristina S. M la Reina madre, acompañada de SS. AA. los infantes doña María Teresa y don Fernando, y revistó el batallón infantil recientemente formado e instruido de modo brillante por el teniente coronel del batallón de Cazadores de Madrid. Sr. Páez Jaramillo. A las seis y media llegaron S. M y Altezas con la duquesa de la Conquista y marquesa de Mirasol y los marqueses de Aguilar de Campóo y de San Felices. La Reina, los Infantes, las personas de su séquito, el gobernador, el alcalde y concejales se dirigieron á una tribuna dispuesta en la plazoleta de la cascada, y desde al! i presenciaron el desfile del batallón infantil. La marcialidad y perfección con que marchaban los muchachos hizo estallar una tempestad de aplausos. Después de maniobrar el batallón, pusieron los soldaditos sus fusiles en tierra y formaron de modo maravilloso los nombres de Victoria, Alfonso y Cristina, y por último, una corona. ¡Ay que bien, decía la Reina dirigiéndose al Sr. Aguilera; si no cabe mejorl Y aplaudía á los pequeños soldados. S. M y AA. visitaron la granja del establecimiento. Al regreso, doña Cristina conversó afablemente con nuestro distinguido amigo el ilustre escritor Sr. Kasabal, que había concurrido á la fiesta. Fueron obsequiados S. M y AA. con delicados refrescos, y regresaron á Palacio en medio de grandes aclamaciones. partido conservador. No podrá sustentar esa afirmaciones. Porque tras largas y tranquilas reflexiones, creo conocer cuál habría sido mi obligación. Disueltas ahora las Cortes, tenía adoptada h determinación de mi conducta personal. Era ella firmísima, tan firme como meditada. Ni la divulgué, ni habría sido leal esconderla ante quienes tuvieron título muy legítimo nava interrogarme acerca de ella. Pero de la conducta del partido conservador á la hora siguiente á la publicación del decreto, t el Sr. Moret ni nadie me oyó nunca palabra. Jamás supe de ello ni admití convzrsació sobre el tema hipotético. Entre muchos, es usted de esto buen testigo. Ruégo! e, pues, que en nombre mío hagí pública esta rectificación, y quedo todo lo demás para mejor oportunidad. Aunque tengamos muchos motivos para desear que pronto se discuta todo en verdadera controversia, también la realidad es eficacísima para hacernos llevadero el aplazamiento. Siempre suyoafectísimoamigo. A, Mawa. DE SOCIEDAD Ayer tarde salió pava Avila la bella consorte, del Sr. Navarrorreverter y Gomis ÍD. luán) con sus encantadoras hijas. Esta noche, a las doce, emprenderá su ex cursión en automóvil, por Santander, Bilbao, San Sebastián, Biarritz y San Juan de Luz, e! Sr. Rodríguez Avial. Le acompañarán los Sres. Rugama, Jordán y el vizconde de los Asilos. D Jesús Fernández Duro saldrá esta nochí para Fuenterrabía. UNA CARTA DEL SR. MAURA 1 N uestro estimado colega La Época publicó anoche la siguiente carta dirigida al dis- NOTAS DE SPORT A EROSTAC 1O N Ayer tarde, á las cinco y media, subió á los aires el globo María Teresa. Pilotábalo don Juan Montojo, acompañándole en la barquilla D Esteban G. de Salamanca. Como la ascensión no tenía más objeto que el hacer el viaje de prueba que el reglamento del Club prescribe para los que pretenden obtener tal título, á la hora escasa de haber subido descendieron en los alrededores de Madrid, con toda felicidad A las diez de la mañana se elevará hoy á los aires el Alfonso XJJl, que irá pilotado por el teniente de ingenieros, Sr. Fernández Melero, y le acompañarán otros oficiales del Parque de Guadalajara. Nuestro corresponsal en Guadañara nos telegrafía dándonos cuenta del accidente ocurrido al globo- sonda, con el que la Escuela práctica de Aerostación está haciendo pruebas estos días. Al llevarlo al Polígono, una vez hechas las experiencias, rompióse el cable que lo sujetaba á tierra, quedando el globo en libertad. En la barquilla iba el distinguido oficial de Ingenieros Sr. Herrera, y gracias á su pericia y serenidad el percance no tuvo funestas consecuencias. A poco trecno del Polígono, descendió el globo, sin que el Sr. Herrera sufriera daño alguno de importancia tinguido ex ministro conservador D Eduardo Dato por el jefe del partido. Valldemosa, 10 de Julio de 1906. Amigo Dato: En los periódicos recién llegados aquí, veo el discurso que el Sr. Moret pronunció ante sus compañeros, reunidos en Consejo de ministros, en forma que parece abonar su autenticidad. Bien considero todas las circunstancias que le apasionaron y ofuscaron; pero es lamentable que no advirtiese de qué modo sobre lo que dijo, y aun sobre la omisión de algunas cosas que calló, se desploman las realidades más pa tentes y más abrumadoras. Aunque la sincera estimación personal que le guardo haga desagradable la injusticia con que á mí me trató, estoy muy acostumbrado á conllevarla mientras el tiempo trae los desagravios, y fío mucho en la privilegiada claridad de su entendimiento y en su rectitud de intención. Este aspecto personal, pues, se me reduce á nada. Muchos otros asuntos, intrínsecamente graves, suscita el discurso, y seguro es que no una vez sola habremos de discutirlos. Ya veo que esta democracia, recién nacida, trae variados los caracteres típicos de su raza; pero todavía espero que no se acabe de perpetuar la clausura de las Cortes, donde el anterior Ministerio tenía en la mano remedio contra el silencio de que me moteja; ¡como si fuese demasía elegir nosotros la ocasión y la medida de las manifestaciones políticas que importen á la causa que seguimos. Una cosa hallo en el discurso, que viniendo de quien viene y revestida de tal solemnidad, exige rectificación inmediata, Sólo confundiendo el Sr. Moret lo imaginado con lo positivo, ha podido decir que yo haya amenazado, y agrava todavía el aserto, añadiendo que la supuesta amenaza consistía en el retraimiento del legrafian de Gibraltar que la Sociedad de carreras de caballos de Andalucía organiza unas para los días 21 al 29 del actual. S. A. la infanta Isabel ha regalado un premio, consistente en una hermosa caja de plata para cigarrillos, que llama la atención por el buen gusto. RUBRYK, JARRERAS DE CABALLOS N o s te