Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A R C. MART S JO PE JULIO DE 19- 6. PAG. n EDICIÓN mo traje gris perla y mantilla negra. Tanto á tu llegada como al retnse fue saludada con los acordes de la Marcha Real. Sor Rita, la bondadosa y popuiar superior de) Asilo de Lavanderas, hizo los honoics vou tu acostumbrada amabilidad. que lo misma pueien perjudicar al procesado, digno siempre de piedad, que a ia causa de la justicia, respetable siempre. Y dicho esto a modo de necesario preámbulo, puesto que, según hemos tenido ocasión de advertir, al solo anuncio de la celebración del JUICIO nuevamente se divide la opinión para explicar y disculpar la conducta del agresor Ó censurarla con dureza, exaltándose en los comentarios hasta limite inconcebibles, vamos á copiar el escrito del represen tan te de la ley. Dice así: EL DÍA DE HOY CULTOS. Santos de hoy: Los siete hermanos, hijo de Sanca Felicitas: sanios Jenaro, Felix, Felipe, Silviano, Alejandro Vidal y Marcial, 1. Resulta del sumario que el procesado en Koma; Jenaro, Marino, Nabor y Félix, en Federico García Diez, que estaba enemistado África; Leoncio, Mauricio, Daniel, Bianor, Silvano y Apolonio, mártires; Santas Ruhna y Segun- con el D José Bechade Castro por haber tenido éste relaciones con una hermana de aquél, da, hermanas, vírgenes y mártires, y Amelberga, que comenzaron en 1 verano de 1903, y de virgen, en Gante. La Misa y Ohcio Divino son de los Siete Her- las que resultó ésta embarazada, dando a luz un niño en 12 de Agosto de 1904; los dos, en manos y compañeros mártires, con rito semidoble y color rojo, o negro de difuntos. unión de otros compañeros de Correos, se re- Se gana el jubileo de las Cuarenta Horas en unieron á merendar el día 2 de Febrero últita parroquia de San José. mo en ia taberna La Central, sita en la calle Visita de la Corte de María: Nuestra Señora de la Paz, núm. y, y sin que ocurriera nada del Sagrario, en San Ginés; de la Vida, en ¡Sananormal entre los allí reunidos ni hecho alguno tiago, o de Lorero en el Buen Suceso. que indicara mortificación para nadie, y sin TIEMPO. Probable: Despeado. La temporarura en Madrid en las ultima vein- que mediasen frases que no indicasen la mayor cordialidad entre los dos referidos compañeticuatro horas, ha sido: Máxima, 33,i grados, ros, cuando terminaron de comer el procesado Mínima, 14,3. Verano hasta el día i 3 de Septiembre, que em- fue al retrete y al volver a reunirse a los depieza el Otoño. mas, de una manera inopinada y sin que nadie Duración del día: 14 h. 53 m. se apercibiera de ello, y mucho menos el agreENTJERRQS. El de doña Polonia Labrador dido, disparó sobre el Bechade, á una distané I ni esta de Vega, á las die- de la mañana, desde cia de 20 centímetros, seis tiros de revolver, Ja Carrera de San Jerónimo, num. S i a la Sacradejándole muerto en el acto, en la misma pomental de San Lorenzo. sición en que se encontraba en la mesa. Una joven quemada viva POR TELEFONO Cri Ferrol, 9, 12 t. A una campesina, lla mada Matilde López, joven agraciada de veintidós años, se le ocurrió quemar unos tofos en un monte próximo a su casa; el fuego le prendió en la falda y entonces, asustada la joven, echo a correr pidiendo auxilio. El viento avivó las llamas y a los pocos momentos la infeliz Matilde estaba completamente abrasada. Los vecinos que acudieron á auxiliarla resultaron con quemaduras en las manos. TRIBUNALES DOR LA HONRA DB SU HERMANA. Fue un crimen que 2. Estos hechos constituyen un delito de asesinato, cualificado por 1 a alevosía, previsto y penado en el art. 418 del Código penal. 3. Es autor de este delito el procesado Federico García 4. N o concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal. 5. Procede imponer al procesado la pena de cadena perpetua, accesorias correspondientes, indemnización de 000 pesetas a la familia de la victima y el pago de todas las costas La defensa, por su parte, mega que los hechos ocurrieran en la forma que el fiscal supone, y basándose en la declaración del procesado alega la eximente de fuerza irresistible. Solicita, por tanto, la absolución de su patrocinado. lter ío V L JUICIO A PUERTA CERRADA La vista de esta causa ce- vamente a la opinión, pues tanto las circunstancias en que se realizo, como la condición de las personas que en él intervinieron, lo apartaban del suceso vulgar que reclama diariamente un espacio en la crónica judicial. Por si esto era poco, contribuyó á aumentar el ínteres que este drama despertaba, la figura de una mujer joven y bella, a quien la mayoría de los que en el asunto te ocupaban, supuso causa inconsciente det hecho criminoso. La Prensa, por su parte, relató con pormenores y detalles, que el público comento a su sabor, lo sucedido en la taberna La Central ertre el empleado de Correos Federico García, y su compañero José Bechade; pero como aquellos relatos hubo no pocas equivocaciones y errores, hijos de la precipitación con que se informa en tales c sos, no hemos de tenernos, al referir el crimen, mas que a las conclusiones del fiscal, sin que esto suponga, claro está, que nos merece menor crédito la versión que dio el propio procesado al declarar ante el juez instructor de este proceso, y que, como se verá, puesto que hemos de publlicaria, dista bastante de la que sostiene el ministerio público. De este modo conseguiremos mantenernos en el fiel de la balanza, refl ¡ando exactamente la verdad de io que ocurra, si 1 caer en apasio- lebrase en la Sección primera. Preside el Tribunal de derecho D Fedeuco Enjuto; sostiene la acusación publica el fiscal Sr. Moreno, y defiende al procesado el nouble abogado D Gerardo Doval, que se encargó de este asunto al fallecimiento del ilustre criminalista D Mariano Muñoz Rivero. La Sala, que es espaciosa, apenas se comienza el acto llenase de publico, un público mas distinguido del que ordinariamente vemos en el palacio de Justicia, pero todos tenemos que abandonar el puesto, porque terminada la lectura de los escritos de conclusiones provisionales, solicita el Sr. Doval que la sesión se celebre a puerta cerrada, y aunque el representante de la ley no es de la misma opinión, el tribunal accede a lo que el letrado solicita. Nos quedamos, pues, sin escuchar la declaración del procesado, pero éste, según nuestras noticias, ha confirmado en todos sus extremos a que presto ante el juez instructor. compañía como auxiliar am u nte de correos entablo relaciones amorosas con una hermana del procesado, relaciones que llegaron á tener carácter intimo y que en secreto sostuvieron durante larga, temporada, gracias á las facilidades con que Bechade, á quien suponía un caballero la familia de García, entraba en el domicilio de éste. Q ie se enteró de la deshonra de su hermana, cuando ésta se lo confesó á su madre; pero como le pidieron de rodillas que no tomara medidas violentas contra el seductor, no hizo, en efecto, ninguna gestión. -Pocos días después- -dice el procesadotuve una conferencia con Bechade en el Lion d Or, y en aquella entrevista reproche al amante de mi hermana su conducta, su falta de compañerismo, el abuso que de nuestra amistad había hecho, terminando por rogarle que solicitase su traslado para fuera de Madrid, con el fin de que no chocara entre tos compañeros de carrera el enfriamiento de relaciones entre ambos. Dice después García que su hermana dio í luz en el mes de Agosto un niño, que vivió unos días, y refiere varias entrevistas entre aquélla y Bechade, entrevistas en las cuales el seductor mofábase de las lagrimas de la infeliz muchacha, porque, á su juicio, no eran sinceras, añadiendo el escarnio á su delito. Así las cosas, enteróse en la tarde de autos de que le habían designado, por causa de Bechade, que así lo pidió en la Inspección general, para que saliera á prestar servicie en el expreso de Irún; pero como este trabajo er mas incómodo y tenía además que hacer unos encargos de importancia en Gijón, pidió il administrador de Correos le concediese esta ruta, á lo que accedió el jefe. Al salir del despacho de éste se encontró al José Bechade con los compañeros Jaime Sánchez, Alvaro Vázquez, Ramón Azcarate y Félix Bustillo, con los cuales bajó á La Central, sita en la calle de la Paz, porque Bechade, con gran extrañeza de García, le invitó á tomar una copa y á sentarse con ellos para comer unos langostinos y un poco de butifarra y beberse una botella de Montilla. Afirmó que mientras comían lo pedido, el Bechade le ofrecía langostinos y copas de Montilla; lo que le mortificaba, pues suponía era en son de burla. Dice que habiendo sido obsequiado por el dueño del establecimiento a tomar una copa de cognac, antes de beberlo sintió necesidad de hacer aguas menores, dirigiéndose al retrete, y al volver de dicho sitio y ver al Bechade de broma con aque los y en una armonía que tanto le exacerbaba, recordó la acción infame cometida con su hermana, y como al meter la mano en el bolsillo del pantalón tropezase con el revólver que allí llevaba, sin darse cuenta de sus actos lo sacó, disparando sobre el Bechade hasta gastar las cápsulas que le servían de car 1 ga, ignorando si lo habla muerto, si bien recuerda que al disparar pronució las palabras de canalla bandido he vengado la deshonra de mi hermana que después se quedó parado, entregando el revólver, no sabe á quien, aunque cree fue al camarero; que el revolver lo adquirió el 10 ú 11 de Enero con motivo de una cuestión que tuvo con un pariente suyo y para defenderse, y, por último, que sabe que tanto su madre como su hermana reiteradamente rogaron al Bechade se casase, á fin de subsanar la falta cometida, excusándose éste con evasivas y terminando por negarse en absoluto al matrimonio porque tenia tres hijos con otra mujer. I A CAU A DEL CRÍMFN D Federico Gar- cía manifestó en el Juzgado, y ayer, como decimos, repitió en el acto del juicio, que don jóse Bechade, a quien conoció en el año 1901 con motivo de haber prestado servicio en su LA PRUEBA PERICIAL- ¡co que hizo El perito- mé- í la autopsia al cadáver de D José Bechade, informo ante el Jurado mamtest ndo, según nos dicen, que la victima (Hcsciiuja cuíco heridas: