Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 8 DE JULIO DEI 906. PAG. 9. EDICIÓN 1. rígidas al gobernador del B nco, al Sr. Blanco y á Tcrán, exceptóla del folio i.o, que es legitima, para perjudicar á un tercero? -NO. 1 14. Caso de contestar negativamente á ias preguntas 5. y i i referentes á Buenaventura Sáenz, jes éste culpable solamente de haber ido á Avila á recoger las 154.000 pesetas de manos de Eugenio Fernández, entregándoselas á Mariano Conde? -NO, El público que se encontraba en la Sala, acogió el anterior veredicto con muestras de alegría. INCULPABLES Como se desprende de las- -contestaciones del veredicto, todos los procesados han sido declarados inculpables excepción hecha de Eugenio Fernández, á quien no puede considerársele más que como autor de una estafa La sesión quedó suspendida con objeto de reanudarse por la tarde para discutir este punto en el luicio de derecho y dictar la sentencia. DE ÜERECHO reanudarse- -sión, á las la 1 UIC 1O Sr. Vidal concede laAlpalabra alcincoladesetarde, el representante de la ley, el cual comienza por pedir que pase la causa á revisión de nuevo Jurado. El Tribunal no accede á tal pretensión. El Sr. Martínez Enríquez informa entonces en derecho y solicita que se imponga á Eugenio Fernández, único procesado que aparece responsable de un delito de estafa, la pena de dos años, once meses de presidio correccional, las costas procesales y una indemnización de 254.000 pesetas, eme deberá abonar al Sr. García Gutiérrez. El acusador privado se adhiere á la petición del fiscal, y el defensor de Eugenio, después de lamentarse de que haya sido su patrocinado el único á quien se ha considerado culpable, pide que se imponga á Fernández tres meses y once días de arresto. 1 A SENTENCIA E Tribunal de Derecho dictó sentencia condenando á Eugenio Fernández á la pena de dos años y once meses de presidio y absolviendo á los restantes procesados Estos, incluso el condenado, que ha cumplido ya en prisión provisional la pena que se le impuso, fueron puestos en libertad anoehe mismo A Conde, único que quedó en la prisión, le faltan tres años para cumplir su última condena. Y que ustedes descansen ¡que ya ha terminado ta Causa del Cantinero! iX DELACIONES COMERCIALES CON FRANCIA IMPRESIONES 1 referir más arriba la impresión que el vere dicto produjo en el público que presenciaba ia vista de esta famosa causa, decimos, reflejando exactamente la verdad. de los hechos, que el auditorio dio muestras de alegría, y así ocurrió, en efecto, pero como aquellos que tal satisfacción manifestaban eran amigos, parientes ó paniaguados de los que ocupaban el banquillo, hubimos de buscar fuera de las Salesas opiniones menos apasionadas, más sinceras V justo es consignarlo; en la calle, en el teatro, en el café, en las tertulias, en todas partes donde la gente comentaba los acontecimientos y sucesos del día, advertíase el mismo estupor, escuchábase idéntica censura Porque nadie acierta á expncarse satisfactoriamente la culpabilidad de Eugenio Fernández, ni puede convencerse el que haya seguido con atención los debates ó el curso de este juicio, de la intervención en el delito, de un procesado que se concierte con personas que no aparecen por ninguna parte: que toma 254.000 pesetas que tampoco se sabe dónde están, que resulta, en fin, el único responsable de un hecho punible que en modo alguno ha podido reali. arsin la cooperación de otro individuos, que no son, claro está, los que ayer fueron absueltos Por nuestra parte no discutimos el fallo del Jurado, que merece todos nuestros respetos, pero sí hacemos constar que ha producido general sensación, quizá por no responder á lo que la práctica de las pruebas permitía esperar, ó por otras razones que no exponemos porque en modo alguno se atreve nadie á suponer que la figura de la víctima haya podido influir en el resultado definitivo de este asunto. Porque el Código no pena el contrato de préstamo. UN PASANTE Uno de los problemas más graves que na dejado planteado el anterior Gobierno es, sin disputa, el de los tratados de comercio. Estamos en plena guerra de tarifas con Italia y con Suiza; sucederá lo mismo con Francia, si antes de 1. de Octubre no nos ponemos de acuerdo con ella. Nos parece oportuno estudiar lo que han sido, desde hace veinticinco años, nuestras relaciones comerciales con la vecina República, fijándonos en los resultados alcanzados con el tratado de 1 882 y con el modits vivendi de 1 Sí) 2, vigente hasta ahora. Las cifras que vamos á citar pueden servir de enseñanza para lo futuro. En 1881, nuestro comercio con Francia se traducía por 367 millones de exportaciones y 221 millones de importaciones. Con el tratado de esa fecha y las tarifas reducidas aplicadas por ambas naciones, llegamos á vender en Francia, en 1891, mercancías por valor de 412 millones, á cambio de 181 millones que importábamos. Fueron prósperos esos diez años, período feliz, durante el cual los francos estaban á la par y se enriquecía el país con sus exportaciones. Vino el año 1892, y, desde entonces, con la ele ación de las tarifas, nuestras exportaciones alcanzan á lo sumo 200 millones. Y se ha ido agravando poco á poco la situación hasta el punto de vender en Francia, durante los dos últimos años, tan sólo 160 millones de mercancías. La culpa de 10 sucedido no la tenemos nosotros: la tiene Francia que, para protejer á sus vinicultores, elevó en 1892 sus derechos de entrada sobre los vinos, y nosotros luego seguimos su ejemplo, elevando también los derechos del Arancel; pero es el caso que de continuar marchando por la senda de las represalias, llegaríamos á perder las relaciones comerciales que aún tenemos con nuestros vecinos. A tiempo estamos de evitar mayores maies. Piense en ello el Gobierno, dispóngase á actuar las negociaciones con Francia; muéstrese transigente en lo posible, á pedir y á otorgar las concesiones razonables, y prestará de ese modo un gran servicio al país y, singularmente, á las clases más necesitadas, que sufren con el encarecimiento de los artículos de primera necesidad, producido, no solamente por la enfermedad endémica de la peseta, sino también, á veces, por la exagerada elevación de nuestros derechos aduaneros. Esta tarde, á las cinco, se verificará una corrida de novillos, lidiándose seis toros, desecho de tienta y cerrado, de D. Eduardo Olea, que serán estoqueados por J e! ampaguiío, Asiego y Posadas. MONEDEROS FALSOS ü n el mes de Abril último fue descubierta por la policía, en Barcelona, lina fabrica de moneda falsa francesa y belga. Cuatro individuos de los que explotaban la fábrica fueron detenidos, pero el resto de los falsificadores pudo huir. Ahora acaban de ser capturados en París algunos de ellos. Según refiere Le Petil Journa. ei martes último se presentó una señora de aspecto respetable en un almacén del bulevar Barbes, donde hizo una compra de 3o céntimos, pagando con una moneda de dos francos. Apenas había salido la señora, el comerciante advirtió que la moneda que le había dado era falsa. Se asomó á la puerta de la tienda, alcanzó á ver á la compradora y siguió tras ella, viéndola entrar en otra tienda de Ja misma calle, donde repitió la compra y el pase de dos francos falsos. Ya entonces llamó en su auxilio á los agentes de la autoridad y la hizo detener. Ante ei comisario de policía declaró la detenida que las monedas le habían sido entregadas por su hijo, que fue detenido á su vez y manifestó que por hallarse enfermo y en la miseria había sucumbido á la tentación que se le ofreció en un café donde dos individuos de nacionalidad española le propusieron el negocio de la expcndicíón de moneda falsa. Todo ello era cierto. A la noche siguiente fueron detenidos los individuos de referencia, en cuyo poder se encontró una gran cantidad de moneda falsa. Uno recibía de Barcelona las monedas de dos francos y se las vendía á un franco diez céntimos al otro, el cual á su vez se las vendía á un franco veinte céntimos al joven primeramente detenido. LAS FIESTAS DE PAMPLONA POR TELÉFONO SÁBADO, y, y T INFORMES TAURINOS 1 a cuestión de las puyas. A estas fechas deben haber recibido los gobernadores de provincias un oficio del ministerio de la Gobernación, comunicándoles instrucciones para que pongan término de una vez á las desavenencias que por mor de las puyas hubo siempre entre autoridades y toreros. Las puyas que deberán usar los picadores en todas las plazas de España serán de acero, cortantes y punzantes, afiladas en piedra de agua, atornilladas en las varillas ó con espigón remachado. Sus filos han de ser rectos, de las dimensiones hasta el tope, como las de la puya y se ajustarán á las siguientes reglas: En los meses de Abril á Septiemore, 29 milímetros de largo por 20 de base, 7 de ángulo y 9 en el punto central de cada triángulo. De Octubre á Marzo, 27 m i metros de largo por 17 de ancho, y las mismas dimensiones en el tope que la puya anterior. En las corridas de novillos se rebajarán tres milímetros de largo las dimensiones determinadas para las corridas de toros. I a corrida. Con un neno completó se ha celebrado esta tarde Ja primera corrida de feria, lidiando seis de Espoz y Mina las cuadrillas de Bombita y Machaquiio. En el palco num. 24 presencia la corrida el eminente Sarasate. Primer toro. Ballestero, coiorao, ojo de perdiz y bien armado; cumple en varas, recibiendo cinco puyazos y proporcionando una caída. Barquero y Morenito cumplen con los palos de ordenanza, y Bombita, después de una inteligente faena, termina con una estocada atravesada. Segundo. Batanan, retinto y con 10 suyo en la cabeza, toma siete varas por tres caídas y una defunción. Cbatín y Mojino, mai en banderillas. Brinda Machaquito y ejecuta una pesadísima faena de muleta y larga un bajonazo. (Pitos. Tercero. Ramillete, castaño y con leña. Admite cinco pinchazos y los espadas se lucen en quites. Antolín y Barquero se ganan abundantes palmas al banderillear. Bombita da fin d 7 (amitlete con media estocada torcida y una entera buena. (Palmitas. Cuarto. Tornero, castaño. Al hacer un quite Machaquito, tropieza con un picado? hiriéndose en un pie con una puya. Salta al callejón y le vendan la herida, que fue declarada de pronóstico reservado El bicho toma cinco lanzazos por dos caídat