Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 6 DE JULIO DE soo 6. PAíi. EDICIÓN i con quintillas á los postres que son muy nocivos siempre y que han causado más víctimas si mis informes no mienten, que el amor, el automóvil, lai política y la peste. ¿Que voy a comer entonces? -Pues huevos crudos y leche Haga usted lo que le digo y no sea usted rebelde á los consejos del médico que esto es lo que le conviene, y vivirá usted más años que el señor conde de Cheste. Ante tan graves anuncios, que amilanan al mas terne, comencé desde aquel día á hacer vida de trapense. Me acostaba anochecido, me levantaba á las siete, me sorbía cuatro huevos j y itro y medio de leche, un paseíto muy corto y á escape á casa... ¡que llueve! Asi pasaron los días y transcurrieron los meses, y yo cada vez más lacio y cada vez más end ble. ¿Dormir? ¡Inútil empeñol ¿Digerir bien? ¡Que si quieresl Pero, un día decidido a quebrantar aquel régimen que me dejó en poco tiempo poco menos que m exiremis, me comí de una sentada medio kilo de escabeche con pimientos y tomates, n 1 v J. n M -SPS H- L- MADRID. PRIMERA SESIÓN DE LOS AMIGOS DE LA HIG 1 ENB CELEBRADA ANTEAYER EN EL AYUNTAMIENTO Fot. A B C cabalgando sobre brioso potro primorosamente enjaezado. Cantaba como un ángel; el maestro Verger había cultivado su preciosa voz y era una verdadera notabilidad. S. M la Reina se complacía mucho oyéndola cantar, y algunas tardes se organizaban en Palacio conciertos íntimos en que la señorita de Alonso Martínez cantaba el repertorio clásico, y una encantadora malagueña, hija de los marqueses de Valdecañas, canciones andaluzas. Por entonces fue cuando el conde de Romanones tuvo el buen gusto de enamorarse de la señorita de Alonso Martínez y la suerte de ser correspondido. 1 Jna figura muy simpática en La Granja era la de la duquesa de Ahumada, la buena, la virtuosa Isabel Tamames, casada con el primogénito del ilustre fundador de la Guardia civil. Tenía casa propia en el Real Sitio, y allí pasaba los veranos, recibiendo todas las noches y dando de cuando en cuando bailes muy animados, 1 a casa, de los señores de Baüer (don Ignacio) constituía una pequeña corte. Había adquirido el opulento banquero, que era un gran señor en toda la extensión de la palabra, la que fue casa de Pajes, y la había hecho restaurar artísticamente por Arturo Mélida, que hizo de ía construcción del tiempo de Felipe V una casa completamente nueva. A. 11 Í se instalaba á principio de verano aquel prodigio de ingenio y de elegancia, que se llamó Mad. Ignacio Baüer; y familiarmente Ida. Solían á acompañarla su prima Mad. Weilt, una italiana de cultivado espíritu, y su amiga íntima la encantadora Elena Prendergast Robert, eminentemente simpática y de gran talento. Los invitados del sexo feo eran casi siempre D. Alejandro Llórente, D. Juan Val era José Luis Albareda. D. Gasear Muro, el pintor Esquive! Ramón Correa y otros por el estilo. Se puede suponer lo que serían con tan preclaros ingenios las veladas en la antigua casa de Pajes. Y basta, por ahora, de recuerdos de La Granja. UN MADRILEÑO GACET 1 LLA RIMADA. EL RÉGIMEN Air V E! médico me- lo dijo con voz pausada y solemne, que es la que emplean los médicos cuando el caso lo requiere: -Lhté está malo, muy malo, y hay que someterlo á un régimen severo; pues de otro modo va usté camino del Este. ¿De veras? -No le hablo en broma. -La noticia me sorprende, porque yo no siento nada, estoy bien, nada me duele, hago bien las digestiones, duermo, por lo menos, nueve horas cada día, y como con apetito excelente. ¡Conque, si esto es estar malo... -No importa; ese color verde que tiene usté algunos días me preocupa y me entristece, porque demuestra que el hígado no funciona como debe. ¿De modo... -Que hay que cuidarse; á menos que usté se empeñe en morirse cualquier día. y en tal caso que le entierren! -Hombre ¡eso nol- -Pues, entonces, tiene usté que obedecerme. -Mándeme usted cuanto guste, que yo haré lo que me ordene, toda vez que usted me encuentra tan grave. -Pues ahí va el recipe. Acostarse muy temprano, nada de comidas fuertes, no beber licor alguno, ni asistir á esos banquetes í 4 fe 14 j f J V VALENCiA. CARTEL DE LAS PRÓXIMAS FIESTAS Fot. Fastor