Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 3 DE JULIO DE 3906. PAG. 4. EDICIÓN 1. nosotros llenes í? e una íntima pesadumbre. Y nos marchamos. Comprendemos que no podemos ver a nuestro querido amigo Natalio. Peto sonaos filósofos y aceptamos con calma esta contrariedad de la vida. La filosofía es la resignación y ¡a ovíaHdad; no seamos hoscos, ni intratables, ni tristes; no esparzamos ¡a melancolía, la duda y! a desesperanza entre nuestros semejantes. ¿Qirén me ha tapujado á la filosofía con esa máscara dura y odiosa? -preguntaba Montaigne. -Nada hay más alegre, más ligero, y más entusiasta y aun diré que más loco que 5 a filosofía. Es ¡a no predica sino fiesta y buen tiempo; una cara triste y transida indica que jla no tiene allí su morada AZOR 1 N Núñez y e! marqués de Aicañices que, apadrinando ¡a boda, hacía ios honores á la casa de Alba; firmaron Jas actas matrimoniales los duques de Alba y Lécera, el marqués de Ja Mina, los condes de Torre Arias y dei Montíjo y don Justo San Migue! El enlace, que ce efectuó en! a capüla de! palacio, fue hsndecido por el obispo de M í drid- Alcaiá, La novia lucia una elegantísima toiietíe, con la que hacía resaltar más su esbelta figura. Asistieron al acto los príncipes de Metterních y Pío de Ssboya, duques de Alba, Monteliano, Ahumada, Tsmames y Lécera; marqueses de ¡a Alina, de Santa Cruz y de Campoilano; condes de! Montijo, del Puerto, Unión, Torrearías, Crescente y Caza) y señores Atoret, Maura, Láncara y Lopeteaui v San Miguel. Los novios, una vez terminado el acto, fueron á Palacio á presentar sus respetos á Su Majestad la Reina doña María Cristina, des 1 A GUITARRA Mientras los noticieros po- pués de lo cual y cambiadas Jas toilettes de ce líticos husmean por el minis- remonia por Jas de camino, emprendieron en terio de Instrucción pública sin encontrar el rastro de las anheladas reformas de ia enteñenza, el automóvil el viaje á la finca La Ventosílla, donpropio Sr. San Martín ha enseñado la punta de su de pasarán ios próximos días de la luna de pensamiento, si bien amistosa, confidencialmente... miel, trasladándose más tarde al extranjero. de su idea de ¡legar á Madrid sn él, a causa de! violento temporal de lluvias que reinaba. Ayer salieron con dirección á San Sebastián el conde de Vilana y e! de Crescente, eí señor Franco y su bella esposa, Jos señores de Mo lina y sus hijas, el D r Jólo y ¡os hijos del Sr. Herrero; para Santander, la bella marquesita de Torrelavega, el ilustre D BSAÍÍO Pérez Galdósy el notable bibliófilo D Marcelino Menéndezy Pelayo; para su casa de la pro vincia de León, e! conocido hacendado de aque lia provincia D Francisco Romero y su dís tinguída esposa; para Asturias, el Sr. Alvarez Rodríguez Viilamil, y para Bilbao, los señorea de- Zubiria. También han salido de Madrid los señores Nocedal y Bustillo. Entre los viajes proyectados en automóvi! figuran ios que harán el día 5, á San Sebastián, el Sr. Torrijos; el 14, D Rafael Sancho Con treras, con D Melchor Almagro, á Biarritz y á este mismo punto, el día i 5 el conde di Asmir, con el Sr. López Monis. La marquesa de Vistabella, con sus encantadoras hijas, se encuentra en París. De allí se trasladarán á Suiza. Los condes de Casa- Valen cía, sus bellas hí jas y su hijo el vizconde del Pontón, saldrá en breve para París. POLÍTICA RECREATIVA Fue ayer, en el banquete al arquitecto Repulías, entre plato y plato, cuando el señor ministro tuvo Es el Recreo de Salamanca lugar de cita de e) ligero desahogo que nosotros queremos propa- la buena sociedad madrileña. gar para darle i. publicidad v el aire corresponAnoche, para dar más variedad, organizóse diente... un cotillón que resultó muy animado, bailán El Sr. San Martín- -dice La Época, de donde dolo muchísimas parejas y repartiéndose boni ornamos la noticia, -disertando con el Sr. Bretón cerca de la enseñanza de la Música, indicó la tos regalos. Fue dirigido por la encantadora conveniencia de crear en e 3 Conservatorio una cá- Amaüta Bernaido de Quirós, hija de los martedra de guitarra, instrumento nacional por exce- queses de Arguelles, y por D Pedro Sagastizábal. El skating, sitio donde se bailó, estaba lencia. 3 No nos atreveremos nosotros a deejarar, como precioso con tanta muchacha bonita como allí el Sr. San Martín, que la guitarra sea ei instrumen- había. to nacional por excelencia, por miedo á que se Entre las personas conocidas que pudimos enojen e) tamboril, la dulzaina, ¡as castañuelas, la pandereta y tantos otros agradables chirimbolos ver en los pjlcos estaban la duquesa de Nogtie acompañan dulcemente las alegrías de nuestro blejss; las marquesas de Portago, Álava, Uihapueblo... Pero sí diremos que ia guitarra es, efec- gares, Reinosa, Valmediano, Santa Genoveva, Conquista, viuda ds este título, Camarasa y tivamente, el Instrumento popular que más nos Solace, hasta cuando lo rasguean ias manos paupé- Vista- Alegrj; condesa á ¿Tilíy, vizcondesa de rrimas que imploran 3 a caridad del transeúnte... Casa- Figuera? y de Rumaya, y señoras y seMas, por mucho que sea nuestro cariño por Ja ñoritas de Gü Silgado, Casan! Camarasa, guitarra, no roenor que el respeto que nos inspira Martínez Jrujo, Oitiz, Rodrigáñez, Torrijos, E! señor ministro de Instrucción pública, no creemos en la conveniencia de esa cátedra noví- Orcllana, Basdga, Murga, Javat, Montenesima, úhimo grito de la extensión universitaria... gro Zjlueta, Carvíja! y Quesada, Gabaidá, jUna cátedra de guitarra con todo e! aparato liria, De Federico, Vaimedhno, Bosch y Laquz demanda la ensefunzal He aquí una duice pa- brús, Árenzana, Malvan, Msnglano, Castañeradoja... ¡Un profesor de guitarra... ¿Por cifra, da, Ca? z? do, Suárez dz Tejada, Figueras. Copor música ó por principios... He aquí Knz duda rradi, Togorcs Dicenia, Mesa Méndez ií nosotros no tenemos intención de resolver -Vigo, OWLIIS, Cárdenas, Manera y muchísiíSólo haremos notar que para responder á su ver- mas raás que de momento no recordamos. dadero sentido nacional por excelencias, el proCerca de ¡as dos ds Ja rrcsí. arca terminaba fesor de git tarra del Conservatorio deberá ser más á! o Paco el de Z. uc? na que a io Tárrega... tan brillante ñ ¿sta, que agradó mucho á Ja conjQue al fin, los clásicos- -Aiozart, Beethoven, SJiu currencia. hzrt... -pueden interpretarse en cualquier ir. srruEl notable caricaturista D Francisco Sanes- ente, mientras que las maiaguzñas, soleares, eientos, etc. etc. sólo en 3 a guitarra halían expre- cha, ha contraído matrimonio con ¡a bella sesión digna y decorosa... I ñorita doña Matiide Pádrós. risi- timos en no creer conveniente esa cátedra. Sin cuedrarjeo oficial han aprendido á rocar la Mañana se celebrará en Carabsnchel una guit. irra todos los mozos que rendía i sus novias, novütada, estaqueanao dos Veraguas e! duque todos íes cji- uianos m- enores Ge tiempo de ía fábu- de Arión y otros dos D Leopoldo de U la y todos ios ciegos que alegran y amenizan las Maza. caiícs, callejuelas, plazas y plazuelas y as afueras T e viaje. í ue tiene Madrid... Y existe también un ún! y sabroso Jíríe de tocar la guitarra sí necesidad dg Duesíro querido conip? ñero el redactormassirc, cuya lecrura rscemendamos desde luego jefe da este periódico, D Áfige! María Casstí intrépido Sr. San Alarti. i. íe i, salió ayer tsrde en el expreso para San Señor nsii. istro... La guitarra hay que estudiar- Sebasiiáp, acompañado de su distinguida fala. ¡por enseñanza libre... A Y á esa enseñanza mí; ia. dicen que S. B. -ía tiene mucho mudo... -GiJ. GACETILLA RIMADA. DOS ACTUALIDADES 1 PARODIA (Lector, en esta ligera composición verás tú cómo hago yo la salutación á la lavandera. ¡Salve, Ruperta Ja de Pinto, salvay en bajo siempre desafía al viento tal como, á gatas, por la tierra sucia corrías en tu aldea entre los cerdos. Tú eres, Ruperta, en las coladas grande, y en ti resuenan sin querer los ecos del lenguaje inmoral de los soldados que á la sombra se van del lavadero. Cubres la ropa que á mí madre abriga con agua de jabón del mis moreno, las cuerdas con camisas y refajos, la tierra con enaguas y pañuelos. Por eso se te paga. El cargo tuyo, á través de catorce ó c ¡u! ice perros, es lavarme la ropa, que al ¡levarla, ni retumba ni vib r a en el taíeao. o ¡Salve. Ruperta la d- c Pinto, salve! y en bajo siempre desafía al viento, manchada de sudor en el estío y tostada de abajo en tojo tiempo... n Al arquitecto D. Enrique T epulUe con motivo de su homenaje. Dñ SOCIEDAD Ayer, á las nueve de la mañana, como se había anunciado, se efectuó en el palacio de Liru! a boda de la bellísima señorita doña Sol Stuart con el duque de Santoña. AJ ¡teto únicamente concurrieron algunas personas, pertenecientes á las familias de ios novios, á más de Jos padrinos y testigos. Como taje- -actuaron la duquesa de Fernán- Desde la espita! donostiarra nos remitirá diariamente crÓTícss telefónicas, por las cuales íos lectores de A B C estarán enterados a! detaüe de cuanto de interés ocurra durante el verano en ia perla del Cantábrico. La marquesa de Arguelles hz regresado de París, donde recogió los dos automóviles Charrán, que allí tenía encargados. El viaje lo ha hecho desde la capital de Francia en no de los coches, el de 5o caballos, hasta Ja frontera, donde tavo ae ¿esisísr Permitid que lo publique; un día e! Omnipotente miró detenidamente las obras de D Enrique, y al ver el arte que ha puesto en el as el festejado, exclamó todo asombrado: ¡Repuliés! ¡Qué hermoso es estolfc Y añadió bajo después: ajHíce la gran tontería! ¡Si hago otro mundo algún día, se lo encargo á Repullés... JUAN PÉREZ ZÚÑIGA Sarásate en Parnp 3o na POR TELÉFONO pjsrapiona, 2, J! n. En este momento acá- ba de llegar el eminente artista Sarasate Numeroso público le ha acompañado desde la estación hasta el hotei donde se hospeda. Momentos antes de nt I K J I J descaí i ó uní violenta torm -nu.