Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i. DE JULIO DE 1 06. PAG. 11. EDICIÓN éste negó su participación en el delito cuando RoEl presidente suspende la sesión por media Este manifiesta que conoce á Conde, porque íales le interrogó. hora, y al reanudarse el acto llaman los ujieres al ambos extinguieron condena en el penal de Burgos. Refiere que en el Juzgado le manifestaron que Respecto á los otros procesados, asegura lo que testigo Ramón Carbonell, pero éste no ha compano se concedería la libertad de su hijo Lorenzo supo por Borroell: que habían tenido intervención recido. como cómplices, Eugenio Fernández, Iborra y El fiscal renuncia á su declaración para no inte- mientras no se detuviera á Eugenio Fernández Engracia, porque ésta vivía con María Reina y te- rrumpir las sesiones del juicio; pero uno de los Detalla su entrevista con éste y da algunos pornía amistad íntima con ella. letrados pide que se le cite nuevamente, pues con- menores que no afectan al hecho de autos. Terminada su declaración, el presidente sus- ¿Oyó usted, pregunia el fiscal, si el inspector sidera de importancia extraordinaria su declaración. pende el juicio hasta el lunes. Luna tomó alguna cantidad de la estafada? Se acuerda así. -Sí, señor; dijeron que le habían entregado UN PASANTE 4.000 pesetas. pfduardo Portales. ¿Qué participación les dieron á Ibáñez y á Estuvo al servicio de! Sr. García Gutiérrez Borroell? como escribiente. -A Borroell, creo que le dieron 5oo pesetas; Afirma que el Cantinero e recomendó, al marí Jbáñez, me parece que no le dieron nada, pues, charse de Madrid, que entregara á Terán las canpor esta razón, estaba muy disgustado cuando yo tidades que cobrara por los alquileres de las hablé con él. fincas. P O E S Í A PREM 3 ADA A las cinco de la- ¿Ha oído usted decir que María Reina se proRefiere que se recibió en la casa un telegrama tarde de ayer se ponía dar un tute al Cantinero? anunciando á Terán el envío de la carta, y, poste- reunió el Jurado para dar lectura de la poesía- -Sí, señor; se lo oí á Borroell. riormente una en la que se hablaba de un libro premiada en el certamen convocado por el mi- ¿Tenía usted más confianza con Borroell eme talonario. con Ibáñez? Recuerda que los empleados del Cantinero so- nisterio de la Guerra. -No, señor; es que aquél estaba más enterado lían salif juntos de la oficina y se encontraban alLa composición laureada, y que leyó don del asunto. guna veces con Luciano González, que había pres- Jacinto Octavio Picón, es original de nuestro El Sr. J aso. ¿Sabe usted algo del inspector tado sus servicios en la casa. querido amigo é ilustre colaborador D SineLuna? ¿Y dónde lo encontraban ustedes? sio Delgado. Tenía el núm. 546 y el Jema V -No sé más que lo expuesto; es decir, que re- -En la Puerta del Sol. riato cibió 4.000 pesetas de los autores de la estafa, y- ¿Oyó usted lo que hablaban Luciano y Terán? Los versos del antiguo director de Madria que de esas 4.000 pesetas regaló 100 á la Engracia. -No, señor. Porque se conocían de antiguo y Agregó, contestando á las preguntas de un le- tenían confianza para hablar á solas, adelantándose Cómico son los siguientes: trado, que Robles, al rzclamar su auxilio, le ofre- á nosotros. ¡Salve, bandera de mi Patria, salve! ció 20.000 pesetas, que era el premio que preten- ¿Les llamó á ustedes la atención que pidiera y en alto siempre desafía al viento, día cobrar. el Cantinero tal cantidad? tal como en triunfo de la tierra toda ¿Y cómo le ofreció á usted esa cantidad? -Si, señor, nos chocó, pero como D. Manuel te llevaron indómitos guerreros. -Porque dijo que como individuo de la Guar- hacía entonces una vida distinta á la que había heTú eres, España, en las desdichas grande, dia civil no podía tomar dinero oficialmente; pero cho hasta aquella fecha... y en ti palpita con latido eterno jue después de apartar 5.000 pesetas, que se pro- ¿Y Terán les dijo á ustedes algo relativo al el aliento inmortal de los soldados ponía entregar al teniente coronel, Sr. Laforteza, viaje que iba á emprender para entregar el dinero? que á tu sombra, adorándote, murieron. que era quien le había designado para intervenir- -Sí, nos dijo que pensaba llevar el dinero en Cubres el templo en que mi madre reza, en el asunto, nos repartiríamos el resto. tina bolsa que le haría su mujer. las chozas de los míseros labriegos, ¿Y Carbonell les auxilió á ustedes? -Y al regresar de Avila, ¿preguntaron ustedes las cunas donde duermen mis hermanos, -No, señor; Carbonell no auería, según di! o algo que se refiriese al que cobró el dinero? la tierra en que descansan mis abuelos. ni oír hablar de este as. unto. -No; pero el mismo Terán nos dijo que le haPor eso eres sagrada. En torno tuyo, E defensor Ae Engracia. ¿Qué participación bía extrañado la facha del Manuel Vázquez y que á través del espacio y de los tiempos, tuvo en la causa Engracia Sánchez? le parecía que aquél se había emocionado al coger el eco de las glorias españolas Nuestro criterio, es decir, el de los que nos las 254.000 pesetas. vibra y retumba con marcial estruendo. dedicamos á practicar trabajos en esta causa, era- ¿No manifestó sospechas Terán ante ustedes? ¡Salve, bandera de mi Patria, Salve! favorable á Engracia Sánchez, pues creíamos cue- -No, porque le dio gran tranquilidad la carta y en alto siempre desafía al viento u intervención era muy indirecta. del Cantinero, y el hecho de que la media tarjeta nanchada con el polvo de las tumbas, El Sr. García Goyanes pregunta dos ó tres co- que él había recibido correspondiese con la que le teñida con la sangre de los muertos. sas que no interesan á nadie. Solicita un careo en- presentó en Avila Manuel Vázquez. El Jurado que ha concedido e! prenvo á esta tre Borroell y Blanco, y la Sala no lo acuerda, osé Fuenfría. pues entiende que no tiene finalidad. Empleado también del Sr. García Gutiérrez. composición, lo formaban D José Echegaray, La defensa de Borroell solicita también un caCoincide en parte con lo expuesto por el ante- D Eugenio Selles, D Jacinto Octavio Picón, reo, que tampoco se concede, pues á juicio d l rior, añadiendo que Terán le dijo que tenía toma- D Leopoldo Cano y D Federico Madariaga. presidente no existe la contradicción crue aauella das sus medidas para hacer el viaje, pues pensaba Felicitamos á nuestro buen amigo D Sinecree advertir. ir con la Guardia civil. sio Delgado. El Sr. Doval dirige otras preguntas, encamina- ¿Le enseñó á usted el recibo de Manuel Y con esto queda complacido nuestro coladas á averiguar si Robles adquirió noticias direc- Vázquez? borador D Enrique de la Vega, que, en vertas de este asunto ó las tuvo por mediación de- -Sí, señor. sos que en otro lugar de este número insertaBlanco. ¿Conoce usted á Luciano González? ¿Les acompañó á ustedes Carbonell en algu- -Sí, señor; lo conocía, pues había sido em- mos, pedía que se publicase pronto el resultado del concurso. nos trabajos? pleado de la casa. -No, señor. ¿Les salió á ustedes al encuentro alguna vez? ¿Hizo Carbonell algún viaje á Alicante? -Sí, señor; nos salió, no una, sino varias veces- -No. señor. y luego he comprendido que lo que deseaba era- ¿De suerte que Carbonell no tuvo interven- indagar cosas que á él le interesaban. ción en este asunto? I mposición de medallas. ¿Preguntó Luciano á ustedes dónde se encon- -Ya lo he dicho antes. traba el Cantinero A las siete de la tarde de ayer se celebró El Sr. Cortinas hace varias preguntas insignin- -Sí, señor, lo preguntó varias veces. en la explanada de Caballerizas que da al cantes que se refieren á hechos va aclarados v dis- ¿Estuvo usted detenido por esta causa? Campo del Moro el solemne acto de entrecutidos repetidas veces. -Sí, señor; estuve varias horas: por, cierto que garse las cruces con que han sido recompensaLos defensores de Engracia y María solicitan al ponerme en libertad fui á ver al Cantinero, y me dijo que quedaba en suspenso de empleo y dos los servidores de la citada dependencia otra vez un careo entre Robles y Blanco. regia que resultaron heridos con motivo de) La Sala acuerda que no ha lugar al careo, y se sueldo. atentado del día 3 1 de Mayo. consignan las protestas de ambos en el acto. pernando Cadiñanos. La ceremonia, de corta duración, fue honra El fiscal interroga nuevamente al testigo para Declara que en el periódico 1 Tdeaí, que di clarar algunos extremos de Ja declaración de éste. rigía, habló del hecho de autos, pero no recuerda da con la presencia de S. M la Reina madre Blanco insiste en que lo presentó Robles al te- los detalles, por el tiempo transcurrido; esto no y de la infanta María Teresa, y dentro del caniente coronel Sr. Laforteza; que después de esto obstante, mantiene cuanto en sus escritos afirmara. rácter íntimo y privado que tenía resultó inte fue autorizado para investigaren esta causa á las El fiscal insiste en preguntarle algunos porme- resante y solemne. órdenes de Robles, que comunicaba las noticias nores; pero como nada recuerda, el representante El marqués de Vían a, caballerizo mayor de adquiridas al teniente y que éste le daba también de la ley renuncia á su declaración. SS. M M que vestía uniforme de grande de cuenta al testigo de lo que iba descubriendo. El testigo sale de la Sección, pero antes pide- ¿Puede usted afirmar- -pregunta el Sr. Mar- que se le abonen los gastos del viaje, porque se España, pronunció breves y sentidas frases felicitando á los servidores de la Real Casa que tínez Enríquez- -si el Sr. Robles no ha hecho más halla domiciliado actualmente en Barcelona. rabajos que los que usted conocía? habían sido heridos, dando patente testimonio A lejandro Carrafa. -No; esto no puedo asegurarlo; me lo comunide su valor y disciplina, y les excitó á que siemSu declaración carece de interés, pues sólo caba todo, pero es posible auz aleo hava hecho manifiesta que Ventura Sáez prestaba dinero an- pre observen igual conducta en la defensa y oue yo desconozca. custodia de las personas Reales que confían ev El Sr. Cortinas vuelve á hacer algunas preguntas tes de que se cometiera la estafa de que fue víctisu lealtad. k ma D. Manuel García Gutiérrez. que el Sr. Vidal declara impertinentes. Acto seguido hizo entrega de las recompenLos demás letrados interrogan también al señor llraulio Díaz. sas concedidas en la forma siguiente: Blanco, y á fuerza de preguntar consiguen que no Después de llamar á otros testigos que no A D Rodrigo Alvarez de Toledo, primer entendamos lo que el testigo manifiesta. comparecen, declara Braulio Díaz. V SALUTACIÓN A LA BANDERA J DE PALACIO