Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S? AÑO CUATRO NUM, 53! CRÓMICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. EXTRAORDINARIO DE A B C MADRID, 29 DB JUNIO DE 1906. SUELNUMERO TO, 5 CÉNTIMOS ción nos hallamos habilitados para seme- orador elocuente, se ha decidido á aceptar el jantes campañas. Acabamos de probarlo mando de Barcelona. ¿Qué norma de conducta va á seguir en en la cuestión de los Aranceles, donde aquel cargo el Sr. Cobián? ¿Qué instrucciones las conveniencias han revestido aspecto le ha transmitido el jefe del Gobierno en las IVT uestro número de mañana tendrá ca- de sordidez. conferencias que en estos días han celebrado rácter de extraordinario; estará esDe su grandeza anterior, ha quedado ambos? meradamente impreso en magnífico papel á nuestro pueblo por nota característica Averiguar algo ae esto era interesante, y satinado, y contendrá, además de amplia el sentimiento de lo grande. Cuestiones para satisfacer tal deseo me decidí á molestar información gráfica y de noticias, el su- de primera magnitud son las que pueden ayer, durante unos minutos, al Sr. Cobián. plemento de modas, mím. 15 t, LaMujer levantarlo bastante, para dejar por debajo La entrada en el despacho del ilustre homf la Casa, con arreglo al siguiente las miserias, á que ha estado últimamente bre público producía á aquellas horas, las cuareducida nuestra política. Los intereses tro de la tarde, una agradable sensación de SUMARIO frescura y bienestar. Las entornadas maderas Crónica de la Moda, escrita en París, expresa- habrán de ir á la sombra de las ideas, de los balcones rechazaban los rayos solares f mente para la Mujer y la Casa, por Ja baronesa G. como la impedimenta de un ejército va sumían la habitación en una grata penumbra. Calzado de verano. Faldones para bautizo, la casa al amparo de la fuerza de éste; no para La estancia es amplía; las paredes se ocultan moderna (con interesantes fotografías) La cocina formar en línea en la batalla. detrás de las estanterías abarrotadas de libros doméstica. Correspondencia particular. FotograApareció el Sr. Cobián, amable y sonriente: La cuestión de las cuestiones, la liberbas. Modelos y figurines. ¡Mire usted! -dijo después de escuchat tad religiosa es por su extensión la sola Este número se venderá en toda Espano puedo darle detamerecedora de llenar misión tan alta. mi pretensión, -todavía que llevaré á Barceloña al precio de ¡les de las instrucciones Como quiera que en otros tiempos se ha na, porque no han terminado las conferencias DIEZ CÉNTIMOS ventilado por la violencia, espanta á las que estoy celebrando con el presidente del personas tímidas. Pero, eso aconteció en Consejo; pero en líneas generales sí le dirc épocas, durante las cuales el carácter vio- cuáles son mis propósitos. lento fue común á todas las materias conYo quiero ser allí- -añadió- -el primer oa trovertidas aquí. Hay ya otras blanduras 1 jarte de la concordia y de la tranquilidad, en cualquier terreno; en algunos hay de- llevando siempre por norma de conducta el Patria y la A NTB EL MOMENTO Para cuantos, masiadas. Cabe la convicción de que la amor á laque estas ádos Monarquía, porque ideas se hallan tan con lucha se mantendrá en el de la legalidad. considero DECISIVO mayor Este campo de combate se ensancharía identificadas en España, que diciendo Patria menor acierse dice Monarquía, y pronunciando Monarro pero con buena voiuntad, nos ocupa- indefinidamente por la derecha y por la quía sí pronuncia Patria. mos en los asuntos públicos, sin rendir- izquierda. La contienda saldría del sitio Yo seré tolerante con iodos, pero que nalos al pesimismo sistemático, ni desahu- estrecho, accidentado y fangoso, donde die se permita atentar contra la integridad naciar del corazón la esperanza, el acto 1 del se halla entablada. Tal sería la primera cional. La unidad de España debe flotar sobre Rey, al confirmar su confianza al partido incalculable ventaja, entrevista ya en el cuantos motivos, siempre secundarios, origiliberal después del atentado, nos había movimiento iniciado. Estaba ahí la clave nen recelos y suspicacias de algunas regiones. que Barceloparecido el suspirado comienzo de un del cambio deseado y bienhechor de na No creo, no puedo creertengo en seguridad encuentre separatistas, y la nuestra vida pública. Ventaja tan ímpor nuevo período en la política de nuestro de que en el fondo de los corazones catalanes pobre país. ¡No altefaban 1 a augusta se- tante reclama especial amplificación. Hay hay mucho españolismo. Haré una invocación sin embargo, empeño tan tenaz en con- á este sentimiento y él nos unirá. renidad del Monarca las bombas, ni las servar la pelea en aquel pobrísimo terreintrigas! Y el Sr. Cobián, al pronunciar estas pala Había, pues, un punto de partida se- no que cualquiera podrá dudar de los bras, se exaltaba, y en su semblante se reflejaba bríos para llevarla á otros espacios y de la fe. guro, una piedra angular sólidamente co- -Hay en Barcelona- -prosiguió mi ilustre locada, una base, firme para el nuevo edi- la fe en la victoria. Se hace lo posible y ficio, donde, por las puertas de la izquier- lo imposible, se intriga, se sugestiona, se interlocutor- -problemas materiales que resolda, como por las de la derecha, pudiera amenaza hasta con el retraimiento, si al ver; pretensiones á que contestar... todo esto discutido solucionado entrar la opinión, respirar ambiente más cabo se abre la campaña por el lugar y la será estudiado, Para ello, y para escucharde cotoda: puro, hallar para su voz más fuertes reso- ocasión en que la trascendental empresa mún acuerdo. las quejas, todas las reclamaciones, estará m) es practicable. nancias, y manifestarse con vida más sana despacho abierto constantemente. y robusta. Aun los menos ilusionistas En esto se consumen las energías de La norma principal de mi gestión, na a e sel veíamos en ello un ideal concreto y rea- los dos factores de la obra, la cual se en- la descentralización, de la cual el Gobierno y lizable. cuentra en el momento decisivo de serlo yo somos partidarios decididos y entusiastas, no sólo para B- rcelona, no únicamente, parí Según éste, por su propia virtualidad, de renovación y mejoramiento ó de toi Cataluña, sino para toda la Nación. e! poder moderador establecía condicio- desastrosa ruina. Creo que he de conseguir limar asperezas, nes de igualdad entre las dos grandes tenMANUEL TROYANO si allí existen; tengo una gran confianza en el dencias únicas capaces de mover hondaéxito; considero que aquél es un puesto de mente el ánimo de nuestra sociedad. honor, y á ocuparlo voy, dispuesto á trabaja! La existencia para los pueblos repre- HABLANDO CON por el bien de todos senta lucha, y para el nuestro, más qui- ¿Y respecto del anarquismo? zás que para cualquiera otro. Reducida- -Esto es un muy EL SR. COB 1 AN fícil de conocer asunto aquí; complejo, muy di desde es preciso esttt á menudencias empequeñece el alma naesde hace bastante tiempo tenía el Sr. M o- diarlo sobre el terreno y poner en seguida er cional. Los asuntos, que vienen dando practica medios que atajen el mal. ret e! propósito de que el Gobierno civil ocasión de contienda entre los partidos de Barcelona fuera ocupado por un exministro. Calló el Sr. Cobián. Yo me levanté. El me son de tan menguadas proporciones, que Este era el las lindes de separación parecen casi co- todos sabemospropósito del Sr. Moret, pero tendió su mano, diciendo: que para ponerlo- -Que. sepa que rridas; los campos se confunden en mu- tropezó, hace algunos meses, con en práctica Barcelona todo el mundo elecciones yo no voy á dificultades á hacer unas ni á hacer chos sitios. Con los negocios de intere- y obstáculos insuperables. política. Voy á hacer patria. ses materiales no es dable contar á tal Tan sólo D Eduardo Cobián, exministro DE MENDARO fin. Ni por temperamento, ni oor educa- de Marina por dos veces, abogado notable y CRÓNICA POLÍTICA D