Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A P C. J U E V E S n 8 D E JUNIO D E too 6. PA. G. 6. EDICIÓN i. 1 A BECERRADA Mañana jueves, a l a s -cinco de la tarde, se celebrará en el patio de la Casa de Canónigos la becerrada que ha organizado en obsequio de los Reyes 1 oficialidad del batallón de Las Navas. Presidirán D Alfonso y doña Victoria. El patio donde ha de verificarse la fiesta está muy adornado con banderas, escudos y follaje. V I A J E R O S M I L I T A R E S Invitados por TM sus compañeíos de las Navas para asistir á la becerrada, han venido varios jefes y oficiales del batallón Cazadores de Madrid con su jefe el teniente coronel, Sr. Páez Jaramillo, muy conocido aquí desde la excursión que hizo recientemente al Puerto del Reventón, cuando éste se encontraba totalmente cubierto de nieve. Llegaron también el comandante Burguete, D Amelio Matilla y otros. Entre los militares que han de tomar parte activa en la becerrada reina gran entusiasmo. NOTA TRÁGICA INTERNACIONAL ERMANENC 1 A Asegúrase que ya no regresará la corte á DE LA CORTE Madrid el día 3o, como se había dicho. S S M M que se encuentran aquí muy satisfechos, aplazan su viaje hasta el 8 ó el 10 del mes próximo. Antes se proponen realizar una excursión al Pinar, á Siete Picos, á Peña- Lara, al Paular y otros sitios pintorescos de estas cercanías. SAN ILDEFONSO, 2 7 11 N NUEVO ESPECTÁCULO DEL NORTE. ¡VEREMOS QUJÉN ENCE A QUJEN 1 mos dado en llamar fuerza ó energía; pero ten en cuenta que este espíritu es inmanente, es una cosa misma- con el mundo, mientras que en el espiritualismo lo que mueve al mundo, lo que le anima y rige es trascendente. Y ¿qué más da? Ese es un último escrúpulo. ¿Qué importan la inmanencia ó la trascendencia? En definitiva lo que existe es un algo, un espíritu, llamémosle como queramos, que obra en todas las cosas y que está cercado impenetrablemente á nuestras miradas. Caían sobre nosotros, desde las frondas verdes de los árboles- unas gratas y frescas sombras. El jardín se hallaba desierto, callado; se oía cerca, en torno dx una paulonia florida, con sus millares de cálices azules, el ronroneo sonoro de los insectos, que revolaban ebrios de voluptuosidad. Una alameda de plátanos se perdía en lontananza; y á lo lejos sonaban claras, argentinas, las herrerías de la vieja ciudad. Los dos hablábamos tranquilamente, sin apresuramientos, dejando grandes claros en el diálogo; acaso los dos pensábamos mientras charlábamos en los sabios filósofos helenos que debatían también entre frondosos plátanos, en las riberas del lisos. Existe indudablemente un profundo, un impenetrable misterio que los ojos humanos no descubrirán jamás. Conocemos sólo los fenómenos, no la esencia, no la cosa tal como ella debe de ser. Todos estos árboles, todas estas abejas que revuelan sobre las flores, todas esas montañas lejanas, este sol que nos alumbra, nosotros mismos, todo, en resolución, ¿qué es sino manifestaciones de una voluntad universal, eterna? Una voluntad que es ella misma y nada más que ella, que ha ido desenvolviéndose, extendiéndose y que, en último término, ha llegado á crear la inteligencia la inteligencia es cosa distinta de la voluntad; pero nuestra educación intelectual, las tradiciones, el viejo sentido de las palabras hace que no podamos concebir una voluntad opuesta, separada, de la inteligencia. Y sin embargo, esa voluntad universal existe. -Estas mismas flores que á través de millares y millares de años han ido modificándose, transformándose, para que los insectos cojan mejor su néctar y que gracias á los insectos han logrado una más espléndida vitalidad; unos más brillantes colores. Unos más delicados perfumes, ¿qué son sino la prueba de esta vida inconsciente, de esta fuerza poderosa y desconocida? ¿Y et sueño de ciertas flores, cuando á la hora en que ios insectos no han de venir á ellas, se repliegan y cierran, para tornar á abrirse cuando las diminutas bestezuelas vuelven? ¿Y la fuerza digestiva de ciertas plantas, que aprisionan á los insectos que se posan en sus hojas y los digieren como nosotros digerimos un rosbif? Todo esto es admirable, y démosle el nombre que queramos, espíritu, fuerza ó voluntad, y hagámoslo inmanente ó trascendente, el caso es que existe un profundo misterio que no aclararemos jamás. Sí, existe un impenetrable misterio. El jardín callaba en el reposo del mediodía; se veía el cielo azul entre el ramaje verde y á lo lejos continuaban cantando los martillos y e! yunque. ¿Quién no ha dialogado en esta forma, con un viejo amigo, sobre los arcanos profundos de la vida y del mundo, en un ameno jar din de una ciudad vetusta? Una reciente traducción italiana del libro Bruno, de Federicc Guillermo José de Schelling nos ha traído á la memoria estas pasadas charlas; en este libre unos amigos- Alejandro, Anselmo, Luciano y Bruno- -departen sobre el divino y el naluraí principio de las cosas. p L PASEO DE LA TARDE A las seis y media sa- lieron los Reyes á dar un paseo en automóvil cerrado, pues el tiempo amenazaba lluvia, que descargó á intervalos durante la excursión de Sus Majestades. Llegaron hasta Torrecaballos, distante doce kilómetros de aquí, y regresaron á las siete y inedia. A U D I E N C I A S Esta mañana recibió el Rey en audiencia al capitán de Artillería de la Comandancia de Tenerife, D. Rosendo Abauriz, que entregó á D. Alfonso el botón y diploma de presidente honorario del Real Club de Regatas del Archipiélago Canario. También fue recibida la señora doña Julia Verdugo, presidenta de la comisión de Damas de la Cruz Roja de Canarias, que ofreció sus respetos á los Reyes en nombre de aquella comarca, y les felicitó por haber salido ilesos del atentado. Su homenaje fue sinceramente agradecido. A las nueve y media fueron Sus Majestades al teatro, ie donde regresaron en el momento en que telegrafío. -García L TEATRO A AZOR 1 N SCHELL 1 NG BOLSAS DEL DÍA 27 MADRID. Cierre. Interior contado, 81,35 f fin de mes, 81,35; fin próximo, 81,75; Amortizable, 99,80; Banco, 440; Tabaeos AO 6; Francos, 10,60; Libras. 17,79. El mercado está muy firme; es abundante el di. ñero en los corros del coi. tado. Se abre, por fin, la contratación del Interior al próximo con 40 céntimos de doble. Sigue la baja de Jas Azucareras; ¡as acciones preferentes valen 62. Bajan los francos por el mejor aspecto que tiene hoy la cu st ¡ón arancelaria. PARÍS. Cierre. Exterior, 96,85; Renta fraiv cesa, 96,90; Turco, 96,55; Nortes, a 34; Zar gozas, 394; Riotinto, 1.660 Mercado firme. La renta francesa reacciona en alza v arrastra á los demás valores. Pero, en ei fondo, siy reflexionas, verás que el materialismo el esplritualismo son una misma cosa, vienen á ser la misma idea. t N o no lo comprendo; eso es llevar la paradoja muy adelante. No se trata de ninguna paradoja; es algo muy lógico, muy natural. El materialismo dice lo siguiente: en el Universo sólo hay fuerza y materia. Está bien; la materia es lo que se toca, es lo que se pondera y mide; pero, ¿y la fuerza? ¿No es algo distinto, opuesto á la materia, como nos lo indica la misma disyuntiva: fuerza y materia? ¿No es como un espíritu, como un soplo vital, como algo, en fin, que lo anima todo y que desconocen- os? A. sí es en efecto: desconocemos esto que he-