Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 23 P E JUNIO DE 1906. PAG. 7. EDICIÓN 1. cuando pasen por la calle las alegres comparsas al son de las guitarras, se llorará amargamente en la casa del poeta, que agpniza entre las imágenes de la Virgen de la Fuensanta y de la Virgen de la Almudena, entre los recuerdos de su augusta protectora la Reina doña Isabel 11 y asistido cariñosamente por su querida hija. V is. Ú V V UN MADRILEÑO EL ORFEÓN DE SAN SEBASTIAN p m r. Sr. V. Ángel María Castell. Mi querido amigo: El inimitable Mariano de Cá vía, que comparte con Alfredo Calderón la gloría de ser uno de los maestros de nuestra riquísima lengua castellana, ha publicado en El Tmparcial, correspo. idiente al día i5 del actual, una amenísima Chachara, encaminada á demostrar que el paladión del j Orfeón Donostiarra es una vulgar y sencilla escoba. Cavia le denomina emblema, símbolo, insignia, divisa, amuleto, talismán, fetiche y hasta lábaro sacrosanto, y, en efecto, todo esto es para nuestra b a l a n t e masa coral el humilde utensilio; él aparece del estuche en que se le conserva era cuanto se proclama ei triunfo de nuestro orfeón. Así ha sucedido en Zaragoza, en Bilbao y en París. Como complemento del notable trabajo del maestro Cavia, falta hacer una sucinta historia. de la escoba, y á ello voy, si usted, amigo Castell, me lo permite. Terminado el concurso celebrado en Zaragoza en Octubre de 1904, en el que el laureado Orfeón Donostiarra adquirió un ruidoso triunfólos jóvenes orfeonistas se trasladaron al lugar de la feria, y allí, á la vista délos silbatos y tambores que colgaban de las barracas, surgió la idea de organizar una tamborrada, fiesta clásica que se celebra en la capital donostiarra desde in illo tempore. Provistos de chilibitos y tambores se formó la masa coral, pero se echó de menos el bastón de tambor mayor que hacía falta para el director, para el entonces modesto Esnaola, reconocido hoy como un verdadero mtfestrazo, y un orfeonista, Elorza adquirió en una tienda la famosa escoba, la puso en manos de Esnaola y la tamborrada reco- i it ÚLTIMA FOTOGRAFÍA DE LOS REYES DE NORUEGA V DEL PRINCIPE HEREDERO. CLICHÉ HECHO ANTES DE 6 AL 1 R PARA TRONDHJEN, DONDE AYER SE VERIFICÓ LA CORONACIÓN Fot. Chausseau Flaviens. ANTONIO GR 1 LO p l inspirado cantor de las Ermitas de Córdoba, el poeta de la Chimenea cam- Y yo recordaba aquellos versos del poeta enfermo: Noches de raí Andalucía que ya nunca volverán, al fondo del alma mía cuántas cosas le decía la velada de San Juan. pesina, el que ha arrancado de su lira de oro tantas notas dulcísimas ensalzando á Dios, adorando á la Virgen, rindiendo culto á la patria, al hogar, á la familia, á lo más sublime y más santo de la tierra, está gravísimo. Desde que al volver una tarde á su casa, resbaló y cayó al suelo, no ha vuelto á levantar, como vulgarmente se dice, cabeza, y en su dichosa morada, donde se estaban preparando las galas nupciales de su encantadora hija, la angelical Magdalena, es hoy todo desolación y tristeza. Ya se ha confesado, ya le han administrado el Santo Viático, ya le ha preparado para su último viaje, su amigo cariñoso el respetable obispo de Sión. ¿Cómo está? -pregunté con ansiedad esta mañana, al que me trae todos los días noticias suyas. -Continúa la gravedad. Porque estamos en vísperas de San Juan, y esta noche habrá hogueras en la montaña del Norte, se correrá la pólvora en las poblaciones de Levante y se vestirán de gala los patios de Andalucía para celebrar la clásica fiesta que describió el poeta que agoniza: ¿Quién al volver la mirada hacia la niña bendita no ve una noche adorada? ¿Quién no tiene su velada, su velada favorita? Y la velada favorita de los mozos es la de San Juan, la que esta noche se celebra con cantos, bailes, jaleo y música en todos los pueblos de España. Y cuando en muchas partes se ría y LA BELLA ROSINA LA BAILARINA DEL GENERO ÍNFIMO CUYA MADRE HA PRESENTADO TRES DENUNCIAS POR RAPTO DE SU HJJA CONTRA EL JOVEN D. M. A. QUE SE CASÓ POR SORPRESA CON ROSINA Fot. Madrid Postal.