Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. 11 RRNES 22 DE JUNIO DE 1900. PAG. 4. EDICIÓN donado, interrumpiendo la circulación? ¿Han de ¡r custodiados ala Delegación entre un coro La Época se hace eco de nuestras protestas de insultos y amenazas? de independencia y nos pregunta si creemos ¿Una autoridad constituida no ofrece ga que responde á las necesidades del pais la rantía bastante de responder de cualquier sucampaña á favor de la libertad de cultos, cam- puesta infracción reglamentaria, sin que se propaña que con tan íntimo regocijo contemplan ceda al ruidoso aseguramiento de su persona? carlistas y republicanos; es decir, todos los Convíene saber esto y advertir el peligro enemigos del orden y de las instituciones de que se tome á las personas cuyo talento, Ante todo, estimable colega, ¿qué campaña cargo ó condición sea más visible, como vícti s esa? A B C no ha hecho ninguna en tal sen- mas adecuadas para un atropello, beneficioso? tido. Si alguno de sus ilustres colaboradores al agente municipal ó gubernativo que lo reala ha hecho en virtud de la independencia que liza. De cundir esto habría que hacer en Maen estas columnas disfrutan los que con su fir- drid lo que los oficiales en campaña: ocultar ma las honran, como cuadra á todo periódico los galones para no ser blanco preferido. moderno despojado de prevenciones, conven De la certeza de los hechos respondemos. cionalismos y ñoñeces, no quiere decir, pen- Ahora que quien lo crea justo ó conveniente, sando con lógica, que la haya hecho A B C. pida el ascenso del guardia. La Época ha publicado artículos de ilustres colaboradores literarios suyos ponderando las obras de Zola, de Blasco Ibáñez y de otros autores de la misma escuela. ¿Podemos suponer por eso que esa escuela literaria es la de La Época? Hemos de manifestar también que aunque A B C no haya hecho la campaña de que habla el querido colega, tampoco quiere decir que deje de hacerla algún día si la considera justa APUESTAN QUE N O y oportuna. Y agregaremos, para concluir, una afirmaSuma anterior 462 Pts. ción honrada y terminante: Creemos síncera 2 mente- que se puede ser partidario de la liber- D Juan Hernández. José Francia 5 tad de cultos y no ser enemigo del orden ni José Otermin 2 de las instituciones. Varios jurisconsultos, s 320 Puesto que á La Época nos dirigimos, va- El pollo Tejada 5o j an cuatro palabras de contestación al veterano D Juan Ruiz de Apodaca 100 que dirige al colega una carta para denunciar N. N y N. (no, no y no. 25o al Gobierno nuestro Concurso de apuestas muD. Federico H. de Villa i5 tuas, á pretexto de que no se puede provocar Higinio Pérez 10 un plebiscito sobre el uso que el Rey ha de haVarios de la Peña 5o cer de la facultad que le compete por el art. 32 de la Constitución. TOTAL. 1.266 La firma explica Ja presunción de este regicidio, ó peco menos, que se nos imputa. ¡Co- APUESTAN QUE SI sas de veteranos! Suma anterior 859 Pts. D. Juan Hernández JO Antonio Núñez. 7 José Méndez 5 Pedro Gómez j T on Antonio Muntadas y su hermano políJ tico, Sr. Aguilar, que ocupaban con el Una ex gobernadora 100 juez Sr. Valle, el automóvil cuya detención se El M de E Uno de los del morrión 5o ha comentado estos días, nos ruegan la inserD. Virgilio Sánchez Ruiz 35 ción de lo siguiente: Varios fosforitos 780 Los hechos concretos fueron así: 10 j. El guardia detiene el automóvil y exi- Un amante del régimen. X. X 2 ge que se encienda el farol de la derecha. Uno que vio á Morral 4 El coche para, y se explica al guardia, mosi 5 trándole el farol, la causa imprevista y momen- D. L. Iglesias Izquierdo tánea de no poder hacerlo. El farol izquierdo TOTAL 879 lleva la franja verde reglamentaria. 2. El guardia, toma número y garaje, y pide una tarjeta. Se le ofrece la cédula persona) que él re- CUATRO PALABRAS de Montellano; pero como pasara tiempo sin. saberse de ellos, hubo gran inquietud, temién- dose que les hubiera ocurrido algo desagradable en el camino, pues hacían el viaje en automóvil. Uno de los carruajes del Rey salió en subusca á las tres de la tarde, y poco después llegaron. Habían tenido algunos accidentes, que consistieron en el recalentamiento del motor, que originó un incendio, por apagar e! cual sufrió el chauffeur varias quemaduras. Además se les pincharon dos neumáticos. A los aristocráticos excursionistas no les pasó nada. 1 a infraoctava del Corpus. A las cinco de la tarde y bajo Ja presí pencia de los Reyes, celebróse la procesión de la infraoctava del Corpus que salió de la Colegiata. Vestía D. Alfonso uniforme de capi tan general de Infantería, el núm. j distintivp del regimiento inmemorial del Rey, y la venera de las Ordenes militares. La reina Victoria lucía traje blanco, mantilla de encajes de igual color y llevaba sombrilla blanca también. Fuerzas del batallón de Las Navas cubrían, la carrera. Inmediatamente después cte llegar los Reyes á la CoiegiJta, salió ¡a procesión, llevando el palio los alabarderos. Detrás de Sus Majestades iban la duquesa de San Carlos, de negro, con mantilla blanca; el duque de Santo Mauro, el ayudante del Rey, Sr. Elorriaga; el gobernador militar, los jefes dz alabarderos, el marqués de la Mina, el conde del Grove, el administrador del Real Patrimonio, Sr. Palomino; representantes del Cuerpo de Telégrafos, los de los periódicos madrileños y otras personalidades. La procesión recorrió el jardín, pasó por la planta baja de Palacio parando antes en los altares portátiles que había en los jardinas y en la fachada del edificio. Entonces se cantó un Te Deum qui oyó de rodillas toda la comitiva. Los Reyes se arrodillaron también ante la preciosa y valiosísima custodia. Cuando se detuvo la procesión en ei altar situado en el jardín, en la bajada á la fuente de la Selva, corrió la fuente denominada L carrera de caballos, tjue está inmediata. El espectáculo era magnifico. Continuó la procesión por el Parterre y la cascada nueva, frente á Palacio. La fachada principal de la regia mansión estaba adornada con ricos tapices. Allí había otro altar. Las fuentes de la Cascada, de los Vientos v de la Fama corrían á la vez. Por fin, la comitiva volvió por el patio de Herradura, donde se había levantado otro altar, á la Colegiata. La procesión ha resultado Brillantísima; fue un hermoso cuadro de luz. Se ha permitido al público la libre entrada en los jardines, donde se calcula que ha habido hoy más de i5.00o personas. Aarias noticias. Esta noche asisten SS. M M a la representación de Los chicos de la escueta, que pone en escena la compañía de Valentín García. El R ¿y ha invitado á la oficialidad del batallón de las Navas para que asista al teatro esta noche. Dícese que muchas señoras de la aristocracia madrileña se disponen á venir el domingo, haciendo el viaje en automóviles para visitar á los Reyes y pasar aquí el día. SS. M M preparan una excursión al lugaf denominado Siete Picos, para lo cual convidarán al elemento militar. Créese que los Reyes permanecerán aquí hasta el i. de Julio. El tiempo delicioso que aquí se disfruta, justificaría esta determinación. -García, CONCURSOS DE A B C ¿Van á ser disueltas las actuales Cortes? LO DEL AUTOMÓVIL DEL JUZGADO chaza por no ser documento que te sirva. 3. El guardia exige que todos vayan á la delegación. Se le dice que precisamente van al Juzgado de guardia. Se da á conocer el Sr. Valle y dice que se le deje ir directamente y con la necesaria precaución á su despacho, sin perjuicio de la denuncia que el guardia entienda procedente con arreglo á las Ordenanzas. 4- El guardia decide marchar detrás del automóvil, promoviendo con ello el escándalo, y ve impasible las agresiones de palabra y aun de obra de que son objeto los del automóvil por creérseles reos de algún atropello. 5. Cruzan varios automóviles con un solo farol, modelo que se va generalizando contra las Ordenanzas. ¿Qué han de hacer los ocupantes de un automóvil si al anochecerles en sitio concurrido no pueden encender uno de los faroles? ¿Deben dejar el coche en medio de la calle aban- LOS REYES EN LA GRANJA POR TELÉGRAFO SAN ILDEFONSO, 21, N. T) H la mañana. Los paseos matutinos son, decididamente, muy del agrado de SS. M M que hoy también, y más temprano que otros días, salieron á dar un paseo por el pueblo á pie, estuvieron luego en caballerizas y más tarde montaron en un coche con tiro de cuatro mulas, en el cual fueron á visitar los alrededores, la casa de vacas, la casa de la Mala y ¡a fábrica de cristal, regresando á Palacio por la carretera de Valsaín á medio día. lajeros distinguidos. Han venido en automóvil el príncipe Pío de Saboya con su hija v la duquesa de Sotomayor. Eran esperados también la duquesa de Santo Mauro, la marquesa de la Mina y los duques