Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I? AÑO CUATRO NUM. 5 z 5. CRÓNICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. SÉMADR 1 D, 21 DE DE 19064 NUMERO EXTRA. 1 10 C É N T I M O S tilidad seria contra él, y se le conocerá como fuente de nuevas energías en la vida nacional. Así, pues, descontado se halla que á las primeras Cortes, que se elijan, vendrá un formidable contingente de esa tendencia regional. El partido liberal no puede ser por ello sorprendido. JVtás capacitado que la derecha monárquica para todo lo que sea novedad y expansión, habrá de mostrar sobre ese punto concreto su buen espíritu. Esto deberá significarlo con la conveniente antelación. No es asunto liviano, ni puede quedar sujeto á improvisaciones, el estudio de la fórmula, dentro de la cual un partido de Gobierno habrá de encerrar la satisfacción de aspiraciones tan hondamente sentidas como bizarramente expresadas. Habrá que hacerlo de manera tal, que no aparezca la obra, ni como efecto de una imposición, que sublevaría el ánimo de las demás provincias, ni como reconocimiento pusilánime de un depresivo privilegio. jY con fórmulas semejantes no se da en algunas horas de trabajo ó en algún rato de inspiración! Necesario es, por tanto, labrar la piedra antes de comenzar el edificio. El método experimental, casi nuevo en nuestra vida pública, ha de ser aplicado aquí. Sobre todo cuanto sale á la superficie- -ya bastante significativo por sí solo- -hay que observar y medir corrientesr que van más por lo hondo y pueden dar á conocer la fuerza verdadera que llevan las aguas. Porque, no se debe tomar como dinamómetro, en estos casos, las exageraciones de pensamiento de los unos, ni la de los gritos de los otros, ni las de las exigencias presentadas por éstos, ni las de actitudes y gestos de los de más allá. Es preciso buscar el nivel medio, encargando de esta tarea á los más peritos y más honrados, como hace un buen empresario de importantísima obra, en la cual arriesga su capital y su crédito. Después vendrá el no menos trascendental estudio del modo y forma, en que otros territorios de la península habrán de entrar en el amplio marco de esa obra descentralizadora, por reunir condiciones adecuadas. También será indispensable señalar por qué medios y á medida que llenen las condiciones requeridas, irán entrando los demás. Tamaña labor no es factible por el viejo arte de la política española, por la abstracción arbitraria, por la frase deslumbradora, por la promesa tan solemne como huera. Ha de ser un trabajo serio, consistente, duradero. ¡El que reclama ya el cambio de hábitos políticos, si es que éste ha de empezar alguna vez! MANUEL TROYANO DE NUESTRA COSECHA 1 os interesantes artículos del insigne Jj colaborador de A B C, D. Maíiuel Troyano, son traídos y llevados estos días por los diarios que con más calor discuten la cuestión política de actualidad. Ciertamente que la opinión de escritor tan popular, cuyo concurso es una honra para este periódico, merece los honores que nuestros colegas le hacen, y de ello nos congratulamos, porque es grande el cariño, la admiración y el respeto que por Troyano sentimos. Nos halaga también sobremanera que sus juicios, por unos comentados y por Otros discutidos, tengan por tribuna las columnas de A B C Esto demuestra la independencia de nuesta pubíicación, que respeta la opinión de sus colaboradores cuando se expone con la autoridad de su firma, aunque en ocasiones defienda cada cual criterio distinto, como acaso se deduzca leyendo los trabajos del ilustre Troyano y los de nuestro querido y también ilustre compañero Azorín sobre el tema político de palpitante actualidad. Huelga decir que el criterio de A B C, reflejado en los escritos sin firma que á veces encabezan sus números, es de absoluta independencia. No pertenece este periódico á bandería política alguna, no tiene jefes, no busca inspiración más que en las necesidades del país. Su labor crítica, cuando la considere oportuna, será fruto de un estrecho espíritu de justicia para todos los Gobiernos, llámense como se llamen, alentando y aplaudiendo toda obra que sea un bien nacional y combatiendo resueltamente todo lo que sea labor infecunda para España. MADRID AL DÍA p l calor aprieta, volviendo por su repu tación, puesta en entredicho pot algunos descontentos... En la casa del pueblo no hubo más que una larga deliberación de la Comisión de Cementerios que quiere á todo trance brindar una Necrópolis al vecindario de Madrid. Los momentos no son los más oportunos para hablar de nuestra cremación cuando el sol de Junio empieza á calcinarnos los huesos. Vale Dios que ha de llover antes de que el proyecto deje de serlo. El Gobierno civil dio ordenes para impedir que los niños jueguen á las bombas por esas- calles de Dios; juego que anteayer produjo alguna víctima como si se tratase de un juego de grandes La Lotería Naciojial, mostrándose pro diga con Madrid, brindó ayer unos cuantos miles de pesetas á la corte para alivio del verano á los favorecidos por la suerte. La huelga de panaderos, sin solucionar, por mutua intransigencia. Hay quienes creen que llegarán á un acuerdo en beneficio propio y del público. Esta última parte es la que menos crédito inspira; pero, en fin, ¡no hay quien cree en las luchas romanas de moda! De política, poco nuevo. El jefe del Gobierno marchó á La Granja, y hubo quienes creyeron que se traería, el famoso decreto; pero volvió por la noche sin novedad y sin lo otro. En el ministerio de la Gobernación, lo de siempre, nada, ó á lo sumo, como ayer, un telegrama anunciando que en Barcelona se ha descubierto una fábrica clandestina de duros sevillanos. Puede que hoy reciba otro despacho anunciando que en Sevilla se fabrican duros barceloneses. El proceso del atentado no ofreció otra novedad que una nueva y sabrosa plancha de la policía, deteniendo á un mendigo que no tenía de Morral más que el que llevaba á la espalda para recoger los mendrugos de pan. Por la noche hubo un espectáculo previsto, pero no anunciado: escándalo gordo en el Central, con eso de los luchadores. El público se llamó á engaño, se percató de que lo que se buscaba era alargar la lucha... la lucha por el vile metale, y se sulfuró, pretendiendo asaltat la escena y poco menos que lynchar á uno de los campeones. La cosa no pasó á mayores, gracias á la intervención de la autoridad, y los infinitos se resignaron á considerarse tales. AEMECE CRÓNICA POLÍTICA I N COMPLEMENTO Hace pocos días, se indicó en estas columnas la conveniencia de que el Gobierno liberal estudie y prepare la manera de dar cabida en su programa al espíritu de descentralización, que por momentos crece y se manifiesta en las provincias de más pujante vida y de superior actividad. Es un hecho de evidencia inmediata: el regionalismo catalán, no sólo aumenta en viveza y robustez, dentro del Principado, sino que irradia con vigor hacia todas las partes del reino. Su ejemplo es de poderosa y efusiva enseñanza. La vitalidad, que revela, es reanimadora para un pueblo desmayado. Y la mejor prueba de la valía, en que ya se tiene ese movimiento, esta en que ha cesado toda hos- 1 J l ABLANDO CON EL SEÑOR CELLERUELO Declaró el Sr. Moret, al reorganizar el Gobierno, que el prograjna He que se iba á for-