Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M I É R C O L E S 20 D E J H N J O D E 1906. P A G 8. E D I C I Ó N i. Morral era anarquista autorizada. O piniónraíz del atentado de la calle Mayor A e dijo por algún ministro de la corona, y en descargo de las autoridades á quienes se acusaba de falta de previsión, que Morral no era anarquista ni como tal se había significado en Barcelona. Pero los hechos nan demostrado que esos informes eran erróneos. Morral era anarquista, y de ello había noticias bien concretas en el Gobierno civil de Barcelona. Si el Gobierno de aquella provincia no previno al Gobierno y á las autoridades de Madrid ó no incluyó, cuando menos, el nombre de Morral en la lista de anarquistas peligrosos, no es justo hacer cargar al gobernador de Madrid y á la policía de la corte con responsabilidades que no pueden alcanzarles. Cada palo que aguante su vela. Es de suponer que si Morral hubiera aparecido en la lista de anarquistas de Barcelona, la policía madrileña habría dado con él, porque no ocultaba su nombre en los alojamientos ii en parte alguna. Y en prueba de lo que decimos afirmando la filiación anarquista de Morral, he aquí lo que de labios tan autorizados como los del señor González Rohtwos, último gobernador civil de Barcelona, oímos ayer: -No puedo citar muchos detalles referenees á Morral- -decía la distinguida persona que nombramos, -porque sólo recuerdo un hecho en que éste intervino indirectamente. Cuando estalló la bomba de la calle de Fernando, en Barcelona la policía supo que uno de los presuntos cómplices en el hecho criminal había huido á Mahón. A esta isla fue un inspector, y capturó á Picoret, que así se llamaba el fugado. Conducido éste á Barcelona, declaró, entre otras cosas, que en Sabadell se fabricaban bombas, interviniendo en su elaboración Mateo Morral, el cual socorría con dinero á los anarquistas que se encontraban en situación lamentable. En vista de tal acusación, marchó á Sabadell un individuo de la policía barcelonesa, con orden de detener á Morral; pero éste Había desaparecido. Esto fue lo que el Sr. González Rohtwos nos manifestó. La condesa de Pardo Bazán, su hij? a pre un individuo de no muy buenos anteceden- I tes, llamado Eugenio Salgado Gil, carretero, sidenta de la sección de Literatura del Ateneo y otro cuyo nombre no hace al caso y que de Madrid, doña Emilia, y bellas hijas de ésganaba más de lo que Salgado hubiera que- tas, han salido para su hermosa finca de Meirido. Este, por último, trató de hacer trampas, rás, donde se les incorporará en breve el disy advirtiéndolo su compañero, tuvo que oír tinguido literato D. Jaime Quiroga. justos reproches, á los que contestó agrediénLos jóvenes condes de la Puebla de Mondole y naciendo ademán de sacar un arma del talbán, recientemente casados, han ganado un bolsillo. Un primo del agredido, Emilio García, ce- importantísimo pleito, en el que se disputaba rrajero establecido en la calle de la Berenje- el mejor derecho para llevar en lo sucesivo eJ na, núm. 1, se interpuso para evitar que la ducado de Medina de Ríoseco. agresión se repitiera, y recibió una navajada en una ingle. Conducido á la Casa de Socorro, se le atendió con la mayor urgencia; pero fueron inútiles los esfuerzos de los médicos, y MARTES, l p 9 N. POR TELÉFONO murió desangrado p l gobernador interino. El agresor fue detenido, y á las once de fa En vista de la insistencia con que se vienoche pasaba á disposición del Juzgado de ne diciendo por algunos periódicos de Maguardia con el atestado. drid, que el actual gobernador interino de esta capital será nombrado con carácter definitivo, el Sr. Sostres ha manifestado hoy, ante corresponsales y periodistas, que tal rumor no tiene fundamento alguno y que desde luego declaraba que nunca aceptaría tal cargo. DE BARCELONA CONCURSOS DE A B C ¿Van á ser di sueltas las actuales Cortes? APUBSTAN QUE N O Un conservador Enrique Ruiz Un maurista Tres amigos Un romanonista que está en el secreto Un paisano de Maura Pedro Hernández Luis de la Serna Suma 25 Pías. i5 10 7 5 1 a broma de las bombas. Un oficial del Parque de Artillería ha examinado el objeto que se encontró últimamente, creyéndose que era una bomba y que; ha resultado ser una bola de yeso. Sigue ignorándose quiénes sean los autores de bromas de esta índole que tienen alarmad á la opinión p f j descanso dominical. Con objeto de evitar la repetición de disturbios como los del domingo pasado, el gobernador ha llamado á su despacho á una Comisión de la Unión gremial. Los comisionados manifestaron que los industriales que representaban, cerrarán si los demás observan la ley del Descanso dominical. Mañana se reunirán patronos y dependientes y se cree que se llegará á un acuerdo. Beneh 1O 9 15 20 195 APUESTAN QUE SI D. N Rivas Un sagastino D. E. Arroyo Luis Aguilera Enrique L. Mazo Un ministro Un ex gobernador TOTAL 25 Ptas. 25 20 10 25 25 i5 145 EL ESCÁNDALO DE ANOCHE p n plena calle de Alcalá, delante de Fornos y á primera hora de la noche, es decir, cuando mayor es la concurrencia en aquella vía, ocurrió ayer un incidente que degeneró en espectáculo ruidoso y comentadísimo. Llegó á la puerta del citado café un automóvil conduciendo al juez de instrucción decano de los de Madrid, Sr. Valle, y al escribano de actuaciones, Sr. Aguilar, que venían de dar un paseo por el Pardo El automóvil tenía apagado uno de los faroles reglamentarios. Los guardias municipales montados, nurae- ros 38 y 44, se acercaron y preguntaron al chauffeur que por qué no encendía el farol. Contestó el interpelado que porque estaba descompuesto y no podía reparar la avería más que en el taller. Los celosos Romanones mas satisfechos, sin duda, de haber copado un automóvil sin una luz que á otro cualquiera de los que atropellan á las gentes, ó que haber cacheado á algún criminal de los que llevan navaja y matan, como el homicida de ayer en la calle de San Juan, no permitieron que el automóvil fuese á reparar la avería del farol. El Sr. Aguilar dio su nombre; pero no les bastaba á los guardias. Querían ellos una tarjeta. El escribano llevaba la cartera sin una cartulina; pero ofreció su cédula personal. Qué cédula ni que oeno cuartos! Para los guardias, principalmente para el núm. 38, lo que valen son las tarjetas. Las cédulas son papeles mojados. CRIMINAL AGRESOR POR TELÉGRAFO DE SOCIEDAD El ilustre poeta Antonio Grilo, académico electo de la Española, se encuentra en grave estado por haberse recrudecido su dolencia. Ayer le fue recibida la confesión por el señor obispo de Sión, y esta mañana, á las nueve y media, le fue administrado el Viático, que Grilo recibió con gran fervor. Al religioso acto asistieron algunos amigos y admiradores del paciente. La familia Real, interesándose por la salud del insigne vate, ha mandado á preguntar por su estado. De todas veras deseamos rápida mejoría al popular poeta Mañana, festividad de San Luis Gonzaga, celebran sus días varias distinguidas señoras. Entre ellas figuran la señora de Sánchez Guerra, esposa del ex ministro de la Gobernación; marquesa de Acapulco, marquesa viuda de Trives, señoras de Fernández de Henestrosa y Toro, y señora viuda de Gómez Hermas. También los celebran los marqueses de Pidal y de Peraleja y los Sres. Bahía, Gil Delgado y Diez de Ulzurrun. Anoche, en el sudexpreso, salieron para París los señores marqueses del Muni, que han sido despedidos en la estación por gran número de personas de ¡a alta sociedad madrileña. Cevilla, 19, 9 n. La Guardia civil ha de tenido á un obrero llamado Antonio Zamora, por suponerle autor del robo de prendas cometido en una casa del barrio de la Macarena. Conducido á la presencia del sargento Manuel Sirgo, y apenas éste había empezado á interrogarle, Antonio blandió un cuchillo y asestó dos puñaladas al sargento, una en el costado derecho y otra en el vientre. El herido, cuyo estado es grave, pudo arrebatar el arma al criminal, el cual fue sujeto por un cabo de la benemérita. El agresor, que tiene cuarenta años, es natural de Ocaña, y hace poco fue condenado por herir á un sereno, logrando fugarse de la cárcel sin sufrir condena. -Mir. EL CRIMEN DE ANOCHE 1 a navaja, ¡siempre la navaja! ha añadido una víctima más á la interminable lista de las que lleva ocasionadas en esta corte, por salvajes motivos de matonismo. Ello fue ayer, á las siete y media de la tarde, en la taberna establecida en el núm. 46 de la calle de San Juan. Estaban jugando al tute