Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
c. Fuera de esto, absotbe todo su ínteres su Clientela, que es nuinetosísima, porque Bejarano, aparte de los éxitos que lo que vulgarmente se llama ojo clínico le proporciona, es hombre de trato afable y. amenísimo, que le lleva con facilidad á cautivar, á sugestionar al enfermo, que somete á tratamiento. La recepción académica de Bejarano, verificada en la tarde de ayer, fue una verdadera solemnidad, que le permitió, una vez más, dar gallardas muestras de su erudición científica y de! conocimiento práctico que del ejercicio da su profesión posee. Su discurso, un extenso trabajo de! que no es posible hscer extracto alguno en el poco espacio de que disponemos, trata de puntos tan interesantes como la higiene socia! el concepto sanitario de la caridad, del divorcio que se advierte entre la Medicina y la Cirugía, las enfermedades del proletariado, crisisis social de la Medicina, el charlatanismo médico, del compañerismo y las luchas de clases, y de otros asuntos que importa conocer, no ya á los profesionales, sino á cuantos se preocupen de lo que con la salud pública tiene relación. Por esto, al terminar la lectura de la Memoria, en la cual ha condensad e! Dr. Bejarano sus consejos, sus observaciones personajes, hijas de larga experiencia, y los conocimientos extraordinarios que posee en algunas Enfermedades á que se dedica especialmente, un prolongado y entusiasta aplauso premió labor tan meritoria. Contestó al recipiendario en un breve discurso, dedicado en su mayor parte á encomiar ai nuevo académico, el ilustre Dr. Cortezo, y á ¡as cinco de la tarde dióse por terminado el aero que presidió el ministro de Instrucción pública, Sr. San Martín, con los doctores Calleja y Carretero. El nuevo académico, D. Eloy Bejarano, que vestía de uniforme con ¡a banda del Mérito naval, recibió muchas felicitaciones del numeroso Y distinguido público que asistió á la recepción. r ZZ 11 JM 3O D SCC 6, PAG. Moyano, con lio. Dos pinchazos sin ¡legar, y medía delantera, quedándose en! a cara. Coge otra espada, y al preparar al cornupeto para descabellarle, se arranca el de Olea, estando al quite Machaco muy oportuno. Un descabello y muchas palmas á I- uentes Segundo. Faisán, del mismo pelo que el anterior, más cinco y con lo suyo en ¡a cabeza. Machaco da dos lances, rompiéndole el toro el capote en ei último, y teniendo necesidad el cordobés de trasponer la frontera para evitarse una caricia del amigo. Bravo y codicioso, recibe el de Olea cincb puyazos, por una voltereta y un penquicidio. B ¡presidente cambia de suerte, y e! público ie obsequia con epítetos malsonantes. ¡Vaya con Senra! ¿Le asesorará Roldan? ¡Ahora me io explico todo! como dicen en las comedias. Patatero y Cama! 4 colocan los pares de ordenanza, y entra en funciones el espada cordobés. Machaquito tores con algunos apuros, ayu dándole bien Patalerillo, y en cuanto iguala el bicho, suelta un sartenazo en el pescuezo, alargando el brazo y desviándose. Hay quien le aplaude. Yo no, pues el bicho no merecía aquella muerte, y el cordobés se afligió, lo cual que no puede tolerarse en un torero que no hace, ni sabe hacer, más que matar ¡Vaya... vaya con Machaco! Tercero. Descolorido fauasorcazo) neo- ro. mulato, chico y bien colocado d ¿pitones. Todo e ¡primer tercio se deja pasar sin enterarse uno, pues resulta sosito y flojito de suyo. ¿Dónde está la gracia y la sal de que alardean uetzdes, Sres. Fuentes y Machaco? Total del primer tercio: seis varas, una caida y cero caballos. ¡Oh, el poder de los toros de Olea: Segundo tercio, á cargo de Moyano y Jlmericano. ¡Los indispensables! Tres pares de gua gua. ¡Ay, qué niños! Fuentes, este piudenle Fuentes está desconfiado; Fuentes, ¡por qué no decirlo! está agebiado de pánico; pero quiere demostrarnos lo contrarío con esas cosas de cómicos, no de toreros, y consigue convencer á unos cuantos incautos. ¡Aún hay Isidros; Desde muy lejos alegra al bicho, para darle una convidada algo caída. ¿Era el bicho ciego? Primo, tan buena amis tad que ííene usted con Bonilla, ¿por qué no le ílevó para que! e saneara la vista? Un intento tocando algo, y uno efectivo y dobla el marmolillo para siempre. ¡No hay aplausos! ¡Caramba, si empezaremos á regenerarnos ya! Cuarto, Espantalobo, cárdeno, obscuro, chorreao y con dos velas de las macizas. De Pino, Zurito y Gordo, admite seis picotazos por dos tumbos y una defunción. Dignos de mención sólo hubo dos puyazos de Zurito. En quites, ni esto, y señalen ustedes lo que quieran. Paíaterilio deja dos pares superiores y uno ídem Cámara. Palmas á ambos. Machaquito torea con algunas ayudas, siempre decidido y con algunos adornitos. Un pinchazo bueno, de primeras, y una coita atravesada, escupiéndose de la recta. Por esta vez no me ha convencido. ¡Qu conste! Dos intentos con la puntilla, 01 ro ídem con el estoque, y el toro se echa. ¡Aburrido, aburrido, aburridísimo va todo esto! Quinto, Terrible ¿si será Pérez? muvchic bastóte y sacudido de carnes. Gracias á que es descaradillo de pitones, la protesta no es tan grande como debía serlo. Luego, al ver que además de chico, et manso, se arma la gorda y la ¡flaca! ¡Qué empresario, qué presidente, qué ganadero de mis pecados, y qué lástima que el público sea tan bonachón! EL MITIN DE DURANGO POÜ TELEFONO, urango, 17, 7 t. Esta mañana, á las once, llegó el tren especial en que venía de Bilbao el diputado republicano Sr. Soriano, para asistir al anunciado mitin. Con él venían muchos de sus correHgionarios. Han llegado aquí con igual objeto republicanos de Álava y Guipúzcoa. En la fonda deí Olmedal se celebró un banquete en obsequiosa Soriano. Las muchachas duranouesas se negaron á servirlo, habiendo tenido que substituirlas muchachas de Eibar. Hubo al jñnal brindis, y el de Soriano fuá de tonos radicalísimos. A las cuatro de la tarde dio comienzo e! mitin, en el cual tomaron parte varios oradores. Luego habló Soriano, que empezó haciendo protestas de adhesión á la Unión republicana y encareciendo la necesidad de hacer la revolución. Censuró la fiesta con que han sido celebradas las bodas Reales. Defendió el regionalismo y la separación de la Iglesia y e ¡Estado. Prometió realizar en el Congreso una labor constante á favor del concierto económico en las provincias vascongadas, y fue muy aplaudido. Se habían adoptado grandes precauciones, que fueron innecesarias, pues en el mitin hubo orden completo. -Terán. ASESINO SUICIDA POR TELEFONO El general Heredero A caba de repetirse el caso del general Alien desaiazar, que a! ser nombrado para e! mando de la segunda brigada de Caballería, 1 solicitó el retiro para ajustarse en un todo á la circular del ministro de la Guerra, sobre las condiciones que deben reunir los militares en servicio activo. En la vacante de! mencionado general y para el mismo desuno, ha sido nombrado el de igual graduación Sr. Heredero, que también ha pedido el retiro, fundándose en idénticas razones que su compañero. El general Luque ha elogiado mucho el rasgo de ambos, y sus elogios han encontrado ico sincero en la opinión. a s t e l l ó n 17, 5 t. En la playa de! Pinat en el Grao, ha sido encontrado el cadáver de Benjamín Serra, autor del espantoso crimen cometido días pasados y del cual fue víctima el marinero Vicente Miguel Soriano, que habiendo llevado á pasear por el mar en su embarcación á Benjamín y su amante, fue muerto por él de diecisiete puñaladas. El asesino intentó huir, pero como se lo impedía una dolencia que casi le imposibilitaba para andar, se suicidó arrojándose a! mar. Cayó entre unas peñas, donde ha permanecido sujeto por sus ropas durante diez días. -ñrtnengoí. TOROS 1 A NOVENA D E ABONO E n t r a d a un lleno á la sombra; las localidades del sol en el más completo vacío. La tarde, nublada, pero buena. Primer bicho, de Olea. Atiende por Milagroso; es negro, bragao, buen mozo, con buenos alfileres y cosas, al parecer, de manso. Fuentes torea por verónicas, parando y estirando los brazos; termina con un recorte ceñidísimo, ganando algunas palmas. El bicho es manso, aguantando cinco picotazos á fuerza de ser acosado por los señores del castoreño; ocasiona una caída y mata un penco. Cambiado el tercio, salen con las banderillas los rehileteros de Fuentes, y con decir esto ya saben ustedes quiénes son: Americano y Moyano, que están pagando el pato, para que Antonio pueda mantener en la cuadriíia á su hermano. En tanto que yo hago estas reflexiones, los chicos, jehicos, y les falta un minuto para tener un siglo! cumplen con los tres pares de ordenanza, pasando las de Caín el Sr. Hernández, pues el buey, además de buey, tiene peores intenciones que un Morra! Fuentes hace una faena inteligente y valiente, embarullándose un tanto al final. Viéndose una vez apuradillo, acuden ai alivio Machaco y Incendio en un teatro POH TELÉGRAFO Jurcia, 17, 12 m. Anoche, al terminar la función del cinematógrafo que se exhibe en el Teatro- Circo, prendióse fuego al aparato, que inmediatamente se vio envuelto en grandes llamas. El aparato hallábase instalado en la primera galería. El público, si advertir e! incendio, se agolpo á las puertas, tratando de salir apresuradamente. Algunos se arrojaron al patio de butacas, otros salieron por las ventanas, al tejado. A pesar de todo, no hubo desgracias, pues la concurrencia era poco numerosa; pero la confusión fue enorme. El maquinista de! aparato, dando pruebas de üerciiíd d y arrojo grandes, apagó e! fuego, r. o sin produoxsc quemaduras en las manes y en Ja cura. -Zamora.