Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 18 DE JUNIO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN i. do figure uno como político conspicuo, á menos de que los Ministerios tengan más importancia en España que los Gobiernos civiles donde sufren muerte y pasión los Sancho Pansa contemporáneos. EL DOCTOR FAUSTO Después continuó la discusión acerca de los proyectos referidos; pero como se hablara de votos de censura y flotase en el ambiente cierta hostilidad hacia los que por sus cargos estaban obligados á acudir á la Junta extraordinaria, el Sr. Castillejo levantó la sesión. Es posible que en plazo breve vuelva á reunirse el Colegio en Junta extraordinaria; pues en la de ayer, por ausencia del decano, y por las razones que expusieron los letrados que hicieron uso de la palabra para oponerse á la aprobación del acta, no se tomó un solo acuerdo referente á los Estatutos ni á ninguna de las cuestiones que se encuentran pendientes de solución. Así, al menos, aseguraba la mayoría de los colegiales que asistieron á la reunión celebrada en la tarde de ayer y así lo exige también el interés del gremio de abogados. DE AGRICULTURA D u r a n t e Ja semana última se ha cotizado la fanega de trigo á 38,5o reales en Arévalo; 40 en Ríoseco y Medina; 40,5o en Barcelona; 42 en Valladolid y 46 en Madrid. Los mercados productores de la península han seguido reaccionando, habiendo recobrado cerca de una peseta en fanega del precio á que llegaron en los días de mayor descenso de las semanas de Mayo. Todavía en Valladolid las entradas han sido escasas, si bien algo mayores que hasta hace poco, á causa de que el precio pagado ha sido más satisfactorio para los Vibradores. El tiempo continúa muy bueno, no siendo excesivos los calores. Durante las noches y las mañanas la temperatura es fresca, y el desarrollo de los sembrados va por buen camino. La cosecha lleva trazas de asegurarse y de terminar felizmente en Castilla, así como ya lo va haciendo en las regiones más tempranas, donde ha empezado la recolección en muy satisfactorias condiciones. Los precios de las harinas están generalmente sostenidos á causa de la reposición de la primera materia. En Madrid se cotiza el trigo con bastante baja; la cebada con una muy escasa. En Barcelona las operaciones han sido nulas por considerarse alta la cotización que imponen los centros productores. De clases exóticas nada hay que decir fuera de que la plaza está obrada de existencias. Confíase en un resultado bueno y abundante de la actual cosecha, y esta confianza deja sentir sus efectos en la cotización del disponible. Además, el consumo se retrae todo lo que puede con tal perspectiva y estimula con su conducta la competencia de los almacenistas, que van cediendo el artículo en la creencia de que animará el negocio la baratura del mismo. Los mercados europeos cotizan nada más que sostenidos ó con alguna baja, por las buenas perspectivas de la cosecha en la mayor parte de los países continentales; los norteamericanos lo hacen, en cambio, en alza, por recompras del descubierto. ERCADO D E TRIGOS M- al que lo paga, sino al que por su educación promete ser un útil miembro de Ja sociedad, y aun mejor, del Estado. De todos modos, en Prusia, modelo que desde 1870 copian casi todos los Estados del continente, como antes habían copiado á Francia el servicio militar obligatorio, transmitido por el feudalismo, se moderniza á impulsos de ne- 2 cesidades militares, como á impulsos de ellas la resucitó, recién enterrado, la Revolución fran cesa. No hablemos, pues, de democracia par? defender ó combatir el servicio militar obligatorio; y no hablaré yo en el inmediato y última artículo, sino de la necesidad militar de él y del carácter equitativo ó inicuo que en España puede tener. JENARO ALAS Entrevista de Emperadores POK TE 1.I GHAFO EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO ni ü e r l í n P 17, 10 m. El Beríiner Tagebtah anuncia que se celebrará en Julio, en las costas de Finlandia, una entrevista entre el Zar y el Kaiser. C i en la fuente de la Revolución francesa no aparece ni traza de democratismo al investigar cómo ella impuso á la nación el servicio militar obligatorio, natural es que no hemos de encontrar tales trazas en la fuente prusiana. Dicho quedó en el primer artículo que la M o narquía prusiana (que creció amparada por el ejército organizado por Federico Guillermo I, y aprovechado por su hijo) por motivos de economía y facilidades de reclutamiento, tuvo y conservó á través de todo el siglo xvm, soldados forzosos, que lo eran los siervos de las haciendas nobles. Cuando en 1806 se vino abajo el prestigio adquirido por el gran Federico en todos los órdenes del Estado, hubo hombres civiles, como Stein y Hasdemberg, y militares, como Scharuhorst y Gheistchen, que reformaron el Estado en todos sentidos, haciendo que los ciudadanos contribuyeran á su vitalidad y fuerza sin excepciones anacrónicas, tomando parte en los tributos los que estaban de ellos exentos; en la administración local los que á ella eran extraños; en la defensa nacional los que la consideraban misión ajena en su estado social y político. La reforma militar estuvo paralizada de 1806 á i 8 i 3 más que por resistencias internas, por circunstancias exteriores, que eran la prohibición napoleónica de que el ejército prusiano excediera de 46.000 hombres, y ja decidida repugnancia de Federico Guillermo á arriesgar en una guerra contra Napoleón los miserables restos de su corona. Pero en 1813, después del convenio de Taurogen, en que el general York incitó en cierI U N T A G E N E R A L Bajo la presidencia to modo á nuestro marqués de la Romana, el I del diputado quin- rey de Prusia se vio lanzado á la guerra, y to, Sr. Castillejo, reunióse ayer tarde el Colegio como consecuencia á procla. aar como ley de desahogados en Junta general extraordinaria. El salud pública la obligación del servicio militar principal objeto de ésta era el dar lectura á los para todos sus subditos, sin excepción; pero proyectos de reforma de los Estatutos y Mon- en condiciones desiguales para los pobres y ¡os tepío; pero como en la última reunión habíase ricos. Y ya desde esa fecha, en I 8 I 3 1814 y 1815, puede decirse que aquellas campañas ¡cordado que éstos se redactasen y repartiesen rntre los colegiales para que en la de ayer pudie- clásicas abren la era de los ejércitos de alistaran discutirse, y esto no se ha hecho, algunos dos, y cierran la de enganchados, mercenarios letrados, entre ellos el Sr. Alvarez Arranz, y voluntarios, en el continente europeo. opusiéronse á la aprobación del acta de que se Una diferencia se advierte en lo que ocurre dio lectura al comenzar la sesión. Tal actitud en Prusia y Francia desde 181 5 á J 870; en la originó un incidente muy vivo, en el cual in- segunda nación sigue en vigor la substitución tervinieron varios abogados que no estaban sa- y la redención porque Francia es un Estado tisfechos de la conducta de la Junta, y dio lu- burgués, que no tiene inconveniente en legislar gar á que el Sr. Martínez Fresneda, no con- de modo diferente para el rico y para el poforme con la rectificación del acta que acordó bre. En Prusia hay más igualdad, pero no dela mayoría, presentase la dimisión de su carg o. mocrática; hay más igualdad de! subdito ante El Sr. Alvarez y otros colegiales rogaron el poder soberaho, y como á éste le conviene al secretario que retirase su dimisión, y en vis- tener muchos soldados baratos, pero también ta de que insistía en ella, concediéronle, como funcionarios y elementos de progreso material, á los demás individuos de la junta, un voto de instituye el voluntariado de un año, excepción confianza. del servicio militar completo, que se otorga, no LOS CÓMPLICES DEL VJV 1 LL 0 EX Defensor de Granada ha publicado, en so número llegado ayer, una relación completa de las personas que Ja Guardia civil ha detenido como cómplices y encubridores del bandolero Vivilto. Estas personas son las siguientes: Dolores Jiménez, mujer del Vivillo, que era lá que percibía las cantidades exigidas en los anónimos; D Francisco Pozo Martínez, due ño del cortijo en donde fuá capturado el crimí nal Mateo; Francisco Gutiérrez Corcero f Francisco López Luna. D. Antonio González y González, de quien se cree facilitó la jaca que llevó el Tivillo en el robo de los feriantes de Viüarasrtín, en el tér mino del Gastor; José Cruz Fernández, her mano del Chouzo, que prestaba servicio de espía á la partida; José Muñoz Sánchez y Ra fael Reina Vilderrama, arrendatarios de un cortijo en el término de Ecija, en cuya finck albergábase el criminal Pernales; Agustín Montero, casero del cortijo Híguerón, término de Marinaleda. Los propietarios de Herrera D Manuel Jiménez Vázquez, D Pedro Rodríguez Ruil y D Francisco Rodríguez, presuntos encubrí dores de Peínales; Bartolomé Fernández, su mujer Concepción Oria Haro y los hijos de este matrimonio Antonio y Ana, creyéndose que la Concepción era la que escribía los ano nimos que se dirigieron al párroco de La Roda D Manuel Quesada, y sabiéndose. que h Ana sostenía relaciones amorosas con el Soniche. Acusados de encubridores han ingresado en la cárcel de Estepa, José Regadera Ramírez, guarda de la Comunidad de labradores de Osuna, y el peón caminero de la carretera de Osuna á Estepa, Alejandro Ríos. D. Antonio Martínez Borrego, propietario; Concepción Joya Jurado (a) La Macaría, pot suponerse que ocultó en su casa al criminal Soniche, cuando éste se hallaba herido gravemente en una mano; los médicos que le curaron la lesión, D Manuel Jiménez Mendaza y D. Antonio García Almanza, y D José Sán chez Montano, arrendatario de un moüno en el término de Aguadulce. Se cree que desamparados los bandidos de la partida por las personas que los protegían y que ahora están en poder de la justicia, les será más difícil sustraerse á la activa persecución de que son objeto. Colegio de abogados