Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V I Ü R N b S i5 D E JUNIO D E 1906. PAG. JO. EDICIÓN i. como ustedes han visto, puesto que la han fotografiado, y pensé ¡Bah! ¡Una baladronada más de gente desocupada! E 1 día de la boda Real, mi niño estaba delicado de salud y me quedé cuidándole mientras raí familia salió á ver el desfile de la comitiva regia. A primera hora de la tarde llegó á casa la noticia del bárbaro atentado. Se rae vino á las mientes la inscripción del árbol; pero, la verdad, sin creer que podía tener relación con el crimen anarquista. ¡También es coincidencia! -pensé, y no volví á acordarme del dichoso árbol. Pero el día 4 de este mes veo en ElPaís el Vetrato del anarquista suicida, y en seguida reíonocí en él la cara del joven del sombrero iFrégoli, el que, a! acercarme yo al árbol, se v olvió, haciendo frente á mi curiosidad. Busqué otros retratos de los publicados en A B C y confirmé sm la menor vacilación que era Morra! el que en compañía de otro joven vi al pie del árbol del Retiro. Fuíme al consabido paseo, busqué al guarda, le interrogué, y como ignoraba lo del letrero le conduje al árbol. Al verla inscripción no se ie ocurrió al hombre otra cosa que sacar na navaja y raspar ¡o escrito. ¡No! -le dije conteniéndole- -lo primero que tiene usted que hacer es dar parte á sus jefes. Eso que usted quiere destruir acaso pueda ser un indicio para el esclarecimiento del crimen en detalles que pueden estar ignorados. Lo demás ya lo saben ustedes, puesto que han visto al guarda. Se dio parte á sus jefes. Lo que éstos hicieron después lo ignoro por completo. ¿Y del compañero de Morral- -preguntamos al Sr. Ruipérez- -que señas puede usted darnos? -No muchas, porque, como he dicho, llegaba puesta gorra japonesa y como la visera cae tanto sobre la frente, apenas pude darme cuenta exacta de su fisonomía. -Sin embargo, si viese usted á ese hompre, ¿le reconocería? -Creo que sí. Era un hombre de menor estatura que Morral, de igual corpulencia, de más edad y de bigote negro... Casi con seguridad le reconocería. ¿Y no han requerido su testimonio de usted ninguna autoridad ni ninguna otra persona? -Este interrogatorio es el primero que se me hace. Nadie me ha preguntado nada sobre el asunto hasta este momento. Yo creo haber cumplido mi deber previniendo al guarda la existencia de la inscripción, evitando que éste! a destruyera en un momento de justificado temor y haciendo que diese cuenta de todo á sus superiores. Sin embargo, si la justicia creyere que podía mi concurso serla útil, dispuesto estoy á darla cuenta de cuantos datos recuerdo y pueda recordar. Entiendo que así debe proceder todo buen ciudadano. i) ¡Es bien extraño que á Morra! se le ocurriess pregonar de este modo su crimen cuatro días frites de cometerle! -Tan extraño es- -terminó diciendo el señor Ruipérez- -que muchas veces al recordar lo de la inscripción en el árbol y al ver que Morral no sólo no ocultaba su nombre, sino que le prodigaba cambiando de casas y exhibiendo en todas su cédula personal y sus tarjetas, he pensado si o perseguiría el fin de que le prendiese la policía antes de cometer el ¡tentado para librarse así del compromiso adquirido en algún complot. ¿No pudo sentir vacilaciones, miedo á perder la vida (y esto ya Jo demostró después huyendo y tratando de poner tierra por medio) ó miedo á la venganza de sus compañeros, y para librarse de todo procurar que se detuviera antes del momento decisivo? p í L JUZGADO ESPECIAL Según informes que reC O g Í m O S anoch e! jUez f que instruye el proceso ignoraba los hechos que dejamos relatados. Nadie le había notificado el descubrimiento de la inscripción del árbol ni de las observaciones hechas por el Sr. Ruipérez, ni de la confirmación que de éstas hicieron los guardas. El Sr. Valle se propone utilizar estos medios que la casualidad ofrece para completar las diligencias en lo que se refiere á la complicidad. 1 A COMPLICIDAD Varios colegas DE FERRER c o n f TM I o que dijimos hace cuatro días respecto á la probable complicidad de Ferrer en el atentado anarquista de la calle Mayor. El digno juez Sr. Valle, que en este punto del proceso ha trabajado con tanto acierto, continúa realizando diligencias para precisar la parte que el director de la Escuela Moderna de Barcelona haya podido tener en la preparación del atentado. Y como pudieran aparecer más personas en relación con Morral y Ferrer, ayer se han dirigido exhortos telegráficos al Juzgado del distrito de Atarazanas, de Barcelona, que es el destinado especialmente para los trabajos judiciales que se realizan en esta capital, cuyo cumplimiento ha de motivar varias detenciones é importantes diligencias. Dentro de pocos días, tal vez haya en el proceso novedades de sensación y se puedan precisar hechos, anteriores al atentado, que concretan complicidades, hoy sólo en período de presunción. 1 OS PAÑUELOS Ante el Juzgado de DE MORRAL P de Huete han declarado dos quinquilleros, que el día 2 del actual, en Torrejón, vendieron á Morral los dos pañuelos de hierbas que se encontraron cerca de su cadáver. i 1 A DEFENSA Se han personado en la de Ferrer, el procurador Sr. Iglesias y el letrado Sr. Pi y Arsuaga. Aún no ha nombrado abogado defensor el Sr. Nakens ni ninguno délos demás procesados. UEVOS TRABAJOS Secundando los trabajos del JuzINQUISITIVOS gado especial estan e relación estos días, para el cumplimiento de importantes diligencias, dos departamentos ministeriales, pues será muy probable que la preparación del atentado de Madrid se hubiera hecho en el mismo sitio y por las mismas personas que otros recientes atentados anarquistas, uno de ellos el último de París. DE FERRER ó LA FIESTA DEL CORPUS EN MADRID J o era muy apacible la tarde, pero á pesar de ello estaban ocupadas las calles déla ca rrera por multitud inmensa. Los balcones de las casas también estaban llenos de gente. La procesión se celebró en la forma de eos tumbre. Presidían el acto el gobernador militar, general Echagüe, y en representación del Ayuntamiento el teniente de alcalde D. Venancio Vázquez y los concejales Sres. Garamendi y Encío. Detrás de la custodia iba el obispo de la diócesis con el cabildo catedral. La comitiva pasó por la calle de la Colegiata, á pesar de la contraorden y esto fue porque no llegó á conocimiento de las tropas que formaban. en la carrera. Por el estado de intranquilidad de los ánimos, tres incidentes sin importancia produjeron terrible alarma, sustos, carreras y desmayos entre el público que presenciaba el paso de la procesión. El primero fue originado por haberse prendido fuego un farol en la calle de Carretas; el segundo, el resbalón dado por el caballo de un soldado del regimiento del Príncipe, y el último, el que mayor alarma produjo, fue verdaderamente cómico: á un espectador se le cayó el sombrero desde un balcón de la casa que hace esquina á las calles Mayor y de Ciudad Rodrigo. Al chocar en el pavimento de la calle, la gente corrió desatentada, huyendo de lo que al pronto creyó una bomba. Cuando se averiguó la causa, el terror se trocó en risas y en comentarios burlescos. A consecuencia del tumulto fueron asistidos en la Casa de Socorro del distrito del Centro Fernanda Moral, que tenía contusiones en la cara y síntomas de conmoción cerebral, y Juana Uñarte, que resultó con la clavícula ¡zquier da fracturada. La policía recogió al niño Manuel Carrasco Ortiz, de cuatro años, que se había extraviado y fue conducido á la Delegación del distrito del Congreso, donde quedó hasta que se averiguara el domicilio de sus padres. La procesión regresó á la catedral á las siete de la tarde. N. EN PROVINCIAS POR TELÉFONO Y TELEGRAPO pNTIERRO DE El miércoles, y no el UNA VICTIMA m a r í e s c o m P r- -error consignábamos, se verificó el entierro de la joven Juana Díaz, otra de las víctimas del atentado de Mo- Oevilla, 14, 9 m. La lluvia que anoche cayó rral. A rendir el último tributo á la finada acuk- deslució la iluminación y amenazó quitar dieron numerosísimas personas. brillantez á la festividad de hoy. POR TELÉFONO El día amaneció sin llover, y se ha sostenido? A narquistas detenidos. La procesión se ha verificado cubriendo lay Barcelona, 14, 6 i. Esta tarde han sido tropas la carrera y desfilando después ante la detenidos y conducidos á la cárcel celular los Custodia, colocada ante la puerta principal de anarquistas que firmaron la carta dirigida á la Catedral. Nakens. Ha habido menos concurrencia de foraste Ha sido denunciado y recogida la tirada del ros que otros años. -Mir. periódico que la publicó. T aragoza, 14, 12 n. Durante la procesión se ha producido enorme alarma. La causa del pánico fue que una señora que sufrió un accidente se cayó sobre un velador del café Moderno. La gente, sobrecogida, huyó en todas direcciones, y hubo desmayos, sustos y pérdidas. Tranquilizados los ánimos, pudo rehacerse la precesión que continuó su camino. -Gay 1 A SAI lIFi DF R 1 ROT POR TELÉGRAFO Oarís, 14, 9 m. Los médicos han ordenado á M r Ribot, jefe del grupo republicano progresista, que dedique una larga temporada al descanso, alejándose de las luchas políticas y parlamentarias. ádiz, 14, 8 n. La procesión celebrada en esta capital ha sido solemnísima. Las ca lies estaban artísticamente adornadas. La concurrencia de forasteros no es eos? extraordinaria, lo cual se atribuye al hecho de, haber trascendido la noticia de que el alcalde? había recibido anónimos anunciándole un atentado anarquista durante la procesión.