Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lg AÑO CUATRO NUM, 5 i 9 CRÓNICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. EXTRAORDINARIO DBABC T T uestro número de mañana tendrá caV rácter de extraordinario, estará esmeradamente impreso en magnífico papel satinado, y además de amplia información gráíka y de noticias contendrá el suplemento de modas La Mufer y let Casa con arreglo al siguiente SUMARIO: Crónica de taJí Ma, escrita n París, expresamente para La Mujer y la Casa, por la Baronesa de G... Del confort y Ja elegancia en una casa. Para el veraneo. Cocina doméstica. Pensamientos escogidos. Correspondencia particular. Magníficas fotografías. Figurines y modelos. ÜMADRID, J 5 DÉ 1 UN 1O DE 1906. NUMERO SUE 1 TO, 5 CÉNTIMOS Otras polvaredas se levantarán por otros lados. La labor emprendida á tal fin y relativa al principal numero del programa era soslayadámente encaminada hacia Roma, donde no necesitan de muchos avisos, para penetrarse bien del partido que es dable sacar de un tal estado de cosas. Convencidos allá de que, aun en el propio campo liberal, habrán de contar con auxiliares, no es preciso decir con qué espíritu tan suave y flexible entrarán en toda negociación. Dispongámonos á observar y comentar la faena y su resultado, porque encerrarán muy instructivas enseñanzas. Una cuestión muy compleja, sembrada de inconvenientes, se complicará más y más, á la vez que se afirmará ser obra llanísima que no se resuelve de una vez porque no se quiere. En otras ocurrirá lo mismo. De modo que de ser cierto lo que se habla de conjura, ya debe el Gobierno ir tentándose Ja ropa. Porque aquí, para perturbar, para embarullar, para entorpecer, para obstruir cualquiera sirve, y los dispuestos á la tarea son muchos y muy ejercitados. Contra eso no se descubre más que un remedio? mover la opinión y atraérsela con brío. Esa fuerza espiritual y expansiva es la única bastante á contener y aun deshacer la conjura y sus efectos. No sólo el Gobierno, sino también cuantos sienten interés porque una política progresiva moderna verdaderamente europea, se verifique, encuéntranse en la obligación de no olvidarlo. El espíritu liberal habrá de- estar muy alerta en la campaña iniciada, porque en ella abundarán Jas sorpresas. A la ver, tendrá que ser muy severo con los que, desde el propio campamento, trabajen por el enemigo. Y la cautela, para que sea eficaz, hay que usarla desde el principio. MANUEL TROYANO Este número se venderá en toda- España a! precio de DIEZ CÉNTIMOS CRÓNICA POLÍTICA ¿PAÚTELA La posibilidad de que el Sr. Moret obtenga d decreto de disolución de Cortes, va siendo admitida hasta por los más refiados en aceptar ese hecho. El ataque emprendido por esa parte empieza á ser abandonado. Es visible el movimiento de conversión, que se opera á fin de preparar el golpe por otro lado. Siquiera, tocante al pensamiento del Gobierno haya solamente referencias no oficiales, sobre ese plano se basan los trabajos de expugnación. En éstos, parece que han de predominar los subterráneos. Ya se habla de conjuras, cuyo objeto piincipal será precipitar la marcha de los acontecimientos. Es decir, que se procurará ocasionar el aborto. Tal propósito- no es de realización difícil. El coacepto, que tenemos de la política, nos hace creer fácilmente que se puede sembrar en cualquier tiempo, acelerar las labores de cualquier modo, y recoger á gusto la cosecha en cualquiera estación. Así, el toque estriba en pedir que- esté ya el grano en Jas trojes. El abandono de los Gobiernos y la persuasión de que los hombres que los forman consideran tener necesidad solamente de defender el puesto, disfrutar de la satisfacción de Jiaber llegado, y premiar á los amigos, crean ambiente favorabilísimo á la crítica negativa. Esta la ejercen por los que. no tienen otra forma de mentalidad ó por los que procuran halagar el gusto de esos otros, que son muchedumbre. Se aprovechará mejor la indicada circunstancia á medida que el tiempo pase, y se sacará partido de ella asmo utilizó Mario para v- encer á los cimbrias ef viento que les daba de cara y les llenaba de arena los ojos. MADRID AL DÍA l e los tres jueves que hay en el año que relumbran más que el sol el del Corpus relumbró por la festividad; no porque el sol le prestase el brillo de su fuego. La procesión desfiló por las calles con el ceremonial de siempre, tal vez con menos concurrencia de espectadores, porque el pánico de recientes y luctuosos sucesos no ha acabado de desvanecerse. Un caballo que resbaló en la carrera, y un sombrero que se cayó de un balcón, bastaron para producir alarma, sustos y carreras. Y es que Ja nerviosidad subsiste excitada y los dedos se le antojan huéspedes á cada quisque. La gente vieja, firme en su creencia de que cualquier tiempo pasado fue mejor echaba de menos las mantillas de nuestras abuelas, el paseo en la Carrera de San Jerónimo, los tapices de los vie jos palacios, los corrillos de clientes er, i casa de Pombo, etc. menos anciana e! i la que recordaba los famosos espárragos de la Puerta del Sol, el toldo de la calle de Carretas y el desfile de la procesión en pleno mediodía y bajo un sol abrasa dor. Todo pierde carácter con el tiempo. La moda femenina modifica las costumbres, los tranvías eléctricos hacen imposible el empleo de espárragos y toldos para combatir el sol, y el perfeccionamiento en la construcción de bombas resta público devoto ó curioso á las solemnidades. Comentáronse ayer dos nuevos accidentes de automóviles, en uno de los cuales el autor respondió noblemente, sin rehuir responsabilidades, y en el otro los autores huyeron con toda valentía buscando la impunidad. Otra ocasión que se les ofrece á las nuevas autoridades de Madrid para lucirse: ó meter en cintura, pero de verdad, á los automovilistas que se complacen en faltar á todas las disposiciones vigentes y en descrimar al prójimo, ó autorizar el uso de armas de fuego á todo hijo de vecino para defenderse contra ¡os automóviles y hacerse justicia, ya que ni amparo ni justicia encuentra de otro modo. El proceso del atentado adquirió ayer un nuevo é interesante aspecto, merced al relato espontáneo de un ciudadano que, casualmente, vio á Morral antes de su crimen, y sin saber de qué se trataba, hacer en un árbol una inscripción anunciadora del atentado. Las autoridades nada sabían, ó si lo sabían se lo callaban, no dando importancia á un dato que es, por lo menos, revelador de una complicidad evidente en el crimen del 3 J de Mayo. Y vean ustedes por dónde un humilde árbol del Retiro, que ya ayer fue objeto de la curiosidad del público, va á ser más visitado y contemplado que el famoso simbólico árbol de Guernica. Los panaderos que elaboran los panecillos llamados largos se declararon en huelga, y la genfé que consume esta elaboración se tuvo que contentar con pan de Viena, hecho de prisa, de mala manera y en condiciones á propósito para hacer reflexionar sobre quiénes son aquí los largos si los panecillos ó si los que los fabrican y los venden como buenos, 1 siendo pequeños y malos. La gente taurina no se divirtió con la novillada, y eso que tuvo la novedad de presentarse en calidad de diestro un adepto de la doctrina del Espartero más comas da el hambre al que Ja autoridad, con muy buen juicio, hizo re- tirar del ruedo, no sin la protesta de parte del respetable público, que sin duda quería recrearse cultamente, humanitariamente, viendo á un hombre partido de una cornada.