Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 4 P E JUNIO DE rgoé. PAG 5. EDICIÓN i. lir Boibolla lia terminado de echar un vistazo rápido, instantáneo, sobre la pttmer carta, coge e sobre, lo rompe en dos pedazos y lo arroja al fuego. ¿Qué hay, Azorín? -no pregunta mientras se inclina ante el hogar. -Nada, querido Borbolla, -contestamos nosotros- -aquí estamos esperando á ver lo que ocurre esta tarde. Pero el Sr. Borbolla no nos oye; ya está enfrascado de nuevo revisando otra carta. Después arroja otro sobre á las llamas y torna á preguntarnos: ¿Ha visto usted, las cartas qae me escriben? No tengo ni aun tiempo de leerlas... Y antes de que nosotros digamos: Sí, sí; son muchas cartas ya. está nuestro amigo leyendo otro papel. Y euando rápidamente han pasado todas las cartas y han ¡do todos los sobres al- fuego, nuestro amigo se guarda los papeles, se llega al diván, se sienta á nuestro lado, nos da una palmada en la rodilla, nos pregunta alegremente: Conque, ¿qué hay, Azorín? Nosotros nos disponemos á contestar algo; pero antes de que salga de nuestros labios cualquier palabra, ha pasado á lo lejos un amigo de nuestro amiga, éste lo ve, grita: ¡Eh, D Angelo, D Angelo! se levanta y se marcha tan rápidamente, tan súbitamente como ha venido. URA B O R O N A T A la subsecretaría de Gracia y Justicia ha ¡do nuestro querido amigo el Sr. Borbolk: á la de Gobernación nuestro otro amigo no menos querido el Sr. Aura Boroñat. Figuraos á un hombre limpio, correcto, qsie tiene una calvita rosada, que Iteva un bigote caído, sedoso, que habla dulcemente, bajito, y cuyos ademanes son afables, suaves. Este es el señor Aura Boronat. ¿Cómo lo hemos conocido nosotros? ¿Cómo antaño hemos podido decir nosotros que no le conocíamos, que sólo teníamos una vaga idea de este señor y que, confusamente, como en sueños, únicamente recordábamos que había escrito dos ó tres artículos en un periódico? Nosotros dijimos esto en alguna de nuestras revistas parlamentarias; pero esto era sencillamente absurdo, monstruoso. Y una tarde, mientras estábamos sentados en un diván del salón de Conferencias, absortos, entregados á mil quimeras, una voz dulce llegaba á nuestros oídos que decía: Sr. Azorin Nosotros volvimos la cabeza, como quien despierta de un sueño; vimos entonces la cara afable, buena, de un señor que sonreía Heno de indulgencia y que repetía en un tono de súplica medio amable y medio irónica: Sr. Azorín, ¿por qué dice usted que no me conoce y que yo sólo he escrito nada más que dos ó tres artículos? Nos quedamos absortos, estupefactos; no recordábamos ya lo que habíamos esevito; no sabíamos por lo tanto á qué se refería este señor desconocido que nos hablaba con tanta cortesía. No, no; perdone usted dijimos al cabo de un momento por decir algo, en tanto que mirábamos sorprendidos á nuestro interlocutor. Y nuestro interlocutor comenzaba á hablar suavemente, con una gran sencillez, con una gran modestia. Y poco á poco pudimos colegir por sus palabras que se trataba de) señor Aura Boronat... al público tos miércoles y sábados, de once a doce; á los diputados y senadores y á los catedráticos de Universidad, de doce á una, y después de esta hoia a los representantes de la Prensa. EL NUEVO ALCALDE DE MADRID A Desde aquella tarde el nuevo subsecretario de Gobernación es uno de nuestros mejores amigos; á menudo nos encontrábamos y charlábamos largamente; él es un antiguo periodista; él pasa largas temporadas en Inglaterra; él es un hombre discreto, afable, silencioso... AZORIN De Instrucción pública l as horas de audiencia. i El ministro de Instrucción; Pública, señor San Martín, recibirá en su despacho oficial f o obstante ser alcalde de Real orden ó de Real decreto D. Alberto Aguilera, pu de llamársele alcalde popular. as peticiones de los estudiantes. En efecto, popularísimo es el Sr. Aguilera, Interrogado ayer et S r San y de él dice unánimemente Madrid que es astt Martín acerca de strs propósitos ew lo que á hombre las pretensiones de los estudiantes de enseñanza Por la Alcaldía de la Villa han desfilado libre se refiere, manifestó á los periodistas que hombres ricos y dignos. De Aguilera dice el no se halla dispuesto á conceder ninguna délas pueblo coa cierta fruición; ¡Es pobre! y al reformas que contiene ía carta publicada estos decir que es pobre, quiere decir que- es honradfas en la Prensa por fos alumnos, pues yo, do, recto, desinteresado. dijo, me propongo ser la menor cantidad de Además de su significación política, con ministro y la mayor posible de representante que ha llegado á ministro, tiene otros títulos de ¡a Ley. que confirman lo justo de su popularidad. sHaré to que ésta ordene, si separarme un panto de lo en ella establecido, y eomo nada es Es presidente del Círculo de Bellas Artes; alma y vida Instructivo del ha de hacerme variar de conducta, puede us- Obrero; es ida y del Centro Asilos de Santa alma, de tedes afirmarlo así, para que no pierdan el tiem- Cristina; es un conocedor los como pocos de las po los que- por ignorarlo pretendan otra cosa. necesidades de Madrid; es un carácter. es ua Además, terminó el Sr. San Martín, cuan- simpático tas reclamaciones, quejas y protestas se me diLo que él no haga por iniciativas, por ener rijan, deben formularse en primer término ante el rectorado de las respectivas Universidades, gía y por amor á Madrid no to hace ningún paes de no hacerse así, no llegarán á mí poder. otro alcalde. Su nombramiento, pues, ha sido acogida con aplauso; y con entusiasmo. ecretario particular. Se ha hecho cargo de fa secretaria particular det ministerio de Instrucción Pública el Sr. Soto. LEGITIMA La vista de la causa sed c n r a J s é dd? la DEFENSA Rio termino en tarde Ro de ayer. El presidente, Sr. Marquína, hizo ua elocuente resumen de los debates, y el Jurado A S P E C T O L E G A L n u e v 0 A ró n c e l emitió veredicto, declarando culpable al proceApliqúese a noel Ju DE LA sado, pero reconociendo que en la agresión de Ho, el Gobierno tiene que pensar en firmar que fue víctima Aniceto Plaza ecíicurrían dos tratados de comercio definitivos con las demás de los requisitos que integran la legítima denaciones. Conviene examinar el estado legal de fensa. La Sala, en vista desello, apreció también la la cuestión desde el doble punto de vista internecesidad racional del medio empleado para nacional y nacional. Los tratados alemán y suizo terminan el i defenderse, pues Aniceto amenazaba á José de Julio; si España impone su nuevo Arancel con una navaja igual ó parecida á la que éste desde esa fecha, es indudable que Alemania y empleó para repeler la acometida, y dictó senSuiza aplicarán ipso fado- su tarifa máxima á los tencia absolviendo al procesado, como solicité el Sr. Doval en el informe de derecho productos españoles. Las otras naciones están ligadas á nosotros por convenios cuyos plazos son también corUEGOS DE También terminó ayer tartos; Francia, por ejemplo, puede encontrarse it i Mno de: la causa que con este tídesligada dentro de tres meses. Se puede, por- -tulo referimos en nuestro lo tanto, asegurar que si aplicamos ahora el número anterior; pero el resultado es diferente Arancel- nuevo, todas las naciones tíos habrán al del juicio que precede, pues en aquél recoaplicado, antes de un año, sus tarifas máximas. noció el Jurado cuantas circunstancias favore ¿Puede el Gobierno dejar de implantar la cían al autor del delito y en éste las negó. reforma el i de Julio evitando así las conseAl abrirse el debate, conocido el veredicto cuencias de una medida tomada prematura- el fiscal, Sr. Moreno, pidió á la Sala que immente? Creemos que sí. El examen del estado pusiera á Amadeo Encina catorce años de relegal de la cuestión en España nos lo de- clusión; pero el defensor, Sr. Díaz Valero, esmuestra. timando que concurrían dos atenuantes, soliciLa ley de 11 de Enero de 1906 concede al tó para su patrocinado ocho años y un día de Gobierno la facultad de prorrogar el Arancel prisión mayor. vigente y de seguir aplicando la tarifa B del La sentencia del Tribunal de derecho conconvenio con Suiza hasta que crea llegado el dena al procesado á catorce años, ocho meses momento oportuno de aplicar el nuevo Aran- y un día de reclusión temporal y 2.000 pesecel. Esta tarifa B es la que aplicamos también tas de indemnización á la familia de la víctima á tas naciones que tienen con nosotros el trato UN PASANTE de las naciones más favorecidas. (Ley del 4. de Julio de ioo5. Ninguna disposición legal posterior ha venido á destruir los efectos de esa ley de 11 de Enero del año actuaL Dos decretos posterio- p l Internado María Teresa. res, ambos del i- de Febrero, conceden, el El alcalde saliente ha manifestado ayet uno á Suiza y el otro á las demás naciones, que si había decidido poner al frente del Interhasta i. de Julio, la prórroga de lo pactado. nado á hermanas de San Vicente de Paúl, como Puede, por lo tanto, el Gobierno, por medio hay en San Bernardino, en el Hospital y en de otros decretos, prolongar la situación el otros establecimientos, es por que entendía que tiempo que juzgue necesario para tratar con le daba mayor carácter de seriedad al asilo, y los demás países, con la base de los nuevos no por otra causa, lamentando al mismo tiemAranceles. Así se evitaría que nos aplicasen la po llevar á cabo tal medida, puesto que con ella tarifa máxima. Por eso no creemos que los dejaba cesante el personal de profesoras por él Aranceles nuevos sean aplicados desde 1, de nombrado, y del cual no estaba quejoso. julio. Pero en vista de las obse vaciones hechas por L S TRIBUNALES LOS TRATADOS DE COMERCIO J NOTAS MUNICIPALES