Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 9 DE JUNIO DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN A cerca del decreto. Continuaron ayer las distintas versiones acerca de la existencia del decreto de la disolución de Cortes. Abundan los que opinan que, aunque el señor Moret cree contar con el decreto, éste no se publicará en la Gaceta. El propio Sr. Maura dijo ayer que cuando fe vea inserto en el periódico oficial, juzgará de la exactitud del hecho, En cambio los amigos del presidente del Consejo dan pelos y señales de la forma en que el decreto le fue ofrecido al Sr. Moret por el Rey. Nosotros oímos á uno de los aludidos amigos del jefe del Gobierno hacer el siguiente telato: Después de haberle manifestado el Rey que no le negará ningún medio de Gobierno, le preguntó: ¿Para cuando quiere usted, señor presidente, convocar las elecciones generales? E 1 Sr. Moret se quedó pensativo durante tm momento, y contestó al fin: -Sinceramente digo á V. M que como no esperaba que me fuera concedida tal prueba de confianza, no puedo, así de momento, señalar la fecha. Después el Sr. Moret consultó con algunos de los ministros y determinó que las elecciones se verifiquen en Agosto, reuniéndose las Cortes á fines de Septiembre, para empezar á discutir los presupuestos del próximo año. ü Esta es una versión, que de ser exacta, y nosotros la oímos de persona bien informada, corrobora la noticia de que el Sr. Moret cuenta con el famoso decreto. G 1 nuevo Gobierno, Anoche circuló entre la gente política la versión de que el Gobierno dimisionario se había reunido en el domicilio del Sr. Moret para celebrar Consejo, adelantándose á lo que se había anunciado. El rumor, sin embargo, no llegó á confirmarse. Los ministros dimisionarios se reunirán hoy, y como es natural, la reunión carecerá de importancia, porque se ha de limitar á un cambio de impresiones. Se cree posible que noy mismo pueda el señor Moret llevar á Palacio la lista del nuevo Gobierno y que éste jure esta misma noche, toda vez que los Reyes saldrán mañana por la mañana para La Granja, en donde permanecerán diez ó doce días. El nuevo Gobierno se formara sobre la base de las tres vacantes que dejan los Sres. García Prieto, duque de Almodóvar y Santamaría de Paredes. Anoche se decía que también es posible que abandone su cartera otro ministro, además de los tres citados. De los nuevos ya citamos ayer ios dos que on considerados como seguros. A Ito personal. Habrá cambio de alto personal comoconsecuencia de la crisis. Varios subsecretarios y directores generales presentarán las dimisiones. La del Sr. Gayarre, subsecretario de la Presidencia, está ya presentada, aunque se supone fundadamente que el Sr. Moret no la aceptará. Jpi futuro ministro de Estado. -i Preguntado ayer el conde Romanones sobre la posibilidad de que él pudiera pasar á a cartera de Estado, contestó: No; eso no es cierto. Lo que pudiera ocurrir, añadió sonriéndose, es que me fuera á mi casa. En cambio se daba como seguro que, JUIDOsibilitado el auque de Almodóvar por su reciente desgracia y por su enfermedad presente para seguir al frente del departamento de Estado, el ministro de España en Bruselas, Sr. Pérez Caballero, pase á ocupar esta cartera, dada su completa identificación de ideas con los señores presidente del Consejo de ministros y duque de Almodóvar del Rio en las cuestiones diplomáticas pendientes. l p l marqués de Tovar. A principios de la semana próxima regresará á Roma nuestro embajador en el Vaticano. j p l mitin de Valencia. Según telegrafió ayer mañana el gobernador de Barcelona al ministro de la Gobernación, no asistirá el Sr. Rusiñol al mitin de Valencia, porque en la convocatoria se dice que será un mitin republicano. Tampoco asistirán á él muchos republicanos unionistas de Barcelona, porque lo ha convocado Rodrigo Soriano. no, y á su izquierda, la alta servidumbre de! díav el Cuarto militar y los jefes de Alabarderos y Escolta Real. En los sitios ac costumbre y formando semicírculo se hallaban el Cuerpo diplomático, las damas de la Reina, que asistieron casi todas por ser la primera ceremonia á que asistía la Reina Victoria, y grandes de España y gentileshombres y mayordomos de semana. Entró la Comisión de la Alta Cámara, presidida por el general López Domínguez y acompañada de crecido número de senadores. Previa la venia de S. M el presidente del Senado leyó un breve discurso de felicitación á los Reyes. D Alfonso se dignó contestar con afectuo sas frases de agradecimiento. Después, el Soberano y su augusta esposa, conversaron afablemente con los senadores. Análoga ceremonia se celebró después con, el Congreso, que acudió presidido por el señot Canalejas. A las tres en punto comenzó la recepción general. Sería tarea prolija describir el desfile de comisiones y personajes que en ella tomaron parte Para realizarlo habríamos de trasiadar á esta: columnas las de la Guia Oficial, y aun as? incurriríamos en lamentables omisiones. Capitanes generales, caballeros del oisón exministros, prelados, diplomáticos, comisiones numerosas del Consejo de Estado, Tribunal Supremo, Academias de la Lengua, Historia y Jurisprudencia, Banco de España, Monte de Piedad, Tribunal de la Rota, Ordenes Militares, Maestranzas, Clero y Ordenes religiosas, Administración, Universidades y Escuelas especiales y Centros consultivos; en resumen, cuantas personas significan algo en la política, diplomacia, milicia, arte y letras, acudieron hoy á Palacio, para rendir un doble homenaje: á la nueva Reina, por su belleza, y á la augusta dama y á D Alfonso, por haber salido ilesos del inicuo atentado de la calle Mayor. Del Rey fue la íaea cte apiazar- ia recepción de su cumpleaños, el día 17 de Mayo, con e 1 propósito de que la que había de ser pronto 1 Reina, pudiera conocer el mundo oficial, y á fe que ha visto D. Alfonso brillantemente realizados sus deseos. Después de las cuatro de ia tarde, se verificó la recepción de señoras, que se prolongó cerca de media hora, y luego desfiló ante los Reyes toda la servidumbre de Palacio: caballerizos, correos de gabinete, palafreneros, ujieres, celadores, jefes de cuarto, etc. etc La recepción terminó después de las cinco S. M la Reina madre y la princesa Beatriz, presenciaron la brillante ceremonia desde un; de las puertas del Salón del Trono. El acto de ayer fue un verdadero testime nio de adhesión y respeto á las instituciones, y palatinos que fueron servidores de doña Isabel II y han visto muchas ceremonias de Corte, no recordaban recepción que hubiera re vestido la importancia de la de ayer tarde, por el número y calidad de las personas que á ella concurrieron. Tj OS DISCURSOS. El presidente del Se 1 nado, general López Domínguez, leyó e discurso siguiente: íSeñor: Con satisfacción inmensa, con viva alegría y halagüeñas esperanzas llega el Senado ante V. M y ante la Reina augusta, su compsñer en el Trono, aclamada en todas partes por un pueblo leal que ve con entusiasmo la felicidad de sus Reyes y que, con el Senado, abriga la esperanza de nuevas venturas para la Patria. Un tristísimo y criminal atentado, al inte rrumpir el regocijo público, ha levantado el espíritu nacional con clamor de enérgica y uni FIRMA DE S. JVL El Rey firmó ayer los siguientes decretos: fomento. Declarando oficialmente constituida la Cámara Agrícola de Menorca (Baleares) Ídem ídem de Falset (1 arragona) Nombrando comisario de Agricultura de la provincia de Málaga á D Antonio Navarro y Trujillo. Modificando las instrucciones reglamentarias para la verificación de los contadores de electricidad y gas. LA RECEPCIÓN EN PALACIO TAesde poco después de la una de la tarde de ayer, una gran masa de curiosos se fue ertacionando en las plazas de Oriente y de la Armería, con objeto de presenciar el desfile de los personajes que habían de asistir á la recepción oficial en Palacio. A la una y media comenzaron á pasar por las calles del Arenal y Mayor centenares de carruajes conduciendo a! elemento oficial y á las personalidades q u e se dirigían al regio alcázar. La tarde, espléndida, realzaba la hermosura del espectáculo que se ofrecía en la plaza de la Armería, donde estaban dispuestas varias bandas militares y la guardia exterior de Palacio, y se iban acumulando comisiones de todas clases, luciendo variados y pintorescos uniformes. A las dos en punto comenzó la recepción oficial, entrando primeramente el Senado, al que se tributaron los honores de Infante por la compañía del regimiento de León, En el Salón del Trono y bajo el regio aos estaban S. M el Rey, que vestía uniforme de gala de capitán general, y llevaba en el pecho el Toisón de Oro, y la Reina Victoria, con magnífico y elegantísimo vestido blanco, manto de corte, de terciopelo rojo, bordado todo él con castillos y leones de oro. En la cabeza lucía, ciñendo sus rubios cabellos, preciosa corona de brillantes, y rodeaba su cuello escultural riquísimo collar de perlas de purísimo Oriente. Con S. M la Reina, a cuya hermosura y gentileza daban extraordinario relieve las galas de Corte, estaba de guardia la duquesa viuda de Frías A la izquierda de las Reales personas, y en sucesivos sillones, se hallaban los Infantes. Detrás de los Reyes se colocaron los jefes superiores de Palacio á su derecha, el Gobier-